En el nombre de Al-lah, el Clemente, el Misericordioso
No hay digno de ser adorado excepto Al-lah, Muhammad es el Mensajero de Al-lah
Musulmanes que creen en el Mesías,
Hazrat Mirza Ghulam Ahmad Qadiani (as)

En el nombre de Al-lah, el Clemente y el Misericordioso.

Nunca debemos dar prioridad a los objetivos mundanos sobre nuestra fe”.

Hazrat Mirza Masrur Ahmad (aba)

El 44º Yalsa Salana (Convención Anual) de la Comunidad Musulmana Ahmadía de Alemania comenzó este viernes con el sermón del viernes pronunciado por el Jefe Supremo de la Comunidad Musulmana, el quinto Jalifa, Su Santidad, Hazrat Mirza Masrur Ahmad.

Antes del sermón, Su Santidad alzó la bandera de la Comunidad Musulmana Ahmadía (Liwa-e-Ahmadiyat) para inaugurar el evento de manera oficial, a la vez que se alzaba al mismo tiempo la bandera alemana.

Siguiendo el sermón del viernes, Su Santidad inauguró la nueva página web en alemán de la revista Review of Religions, y respondió a preguntas de los medios de comunicación europeos durante una conferencia de prensa.

Más tarde, Su Santidad se reunió con varias delegaciones de invitados y conversos áhmadis de diferentes países, incluyendo Senegal, las Islas Comores, Mayotte y Lituania. Más reuniones con delegaciones de otros países continuarán a lo largo del Yalsa Salana de Alemania.

Durante el sermón del viernes, Su Santidad habló sobre los altos valores morales y los valores espirituales que un musulmán áhmadi debe intentar alcanzar, y cómo el Yalsa Salana ofrece una perfecta oportunidad para intentar mejorar a uno mismo siguiendo las enseñanzas del islam.

Su Santidad dijo que los musulmanes áhmadis esperan durante todo el año con paciencia la llegada del Yalsa Salana. Sin embargo, dicha espera debería ser con la intención de cumplir con el objetivo del Yalsa Salana, que es el mejorar la moralidad y espiritualidad de uno.

Hazrat Mirza Masrur Ahmad (aba) dijo:

“La anticipación de participar en el Yalsa Salana debería tener como razón el cumplir con el objetivo del Yalsa Salana. Aquel que no tiene dicha intención, su ansia y espera por el Yalsa Salana y su asistencia al Yalsa Salana se vuelven insignificantes. Todo el mundo debe atender con el objetivo de intentar y obtener el agrado y cercanía de Dios Todopoderoso. Deberían intentar crecer en rectitud y adoptar altos valores morales”.

Su Santidad dijo que el objetivo del Yalsa no es el de mostrar una gran reunión de gente para impresionar al resto del mundo debido a su magnitud; sino que su objetivo ha sido mencionado por el fundador de la Comunidad Musulmana Ahmadía, Hazrat Mirza Ghulam Ahmad, el Mesías Prometido (la paz sea con él) como un acto para intentar y traer una mejora piadosa entre los asistentes.

Hazrat Mirza Masrur Ahmad (aba) dijo que el Yalsa Salana llega en un momento muy oportuno, cuando acaba de pasar el mes de Ramadán.

Hazrat Mirza Masrur Ahmad (aba) dijo:

“El mes de Ramadán terminó hace poco, el que era un mes de espiritualidad y mejora durante el cual los creyentes tuvieron la oportunidad de rezar con fervor y ayunar y ganar la cercanía de Dios Todopoderoso. Ahora nos embarcamos en otro “campamento” de tres días de mejora moral, durante el cual debemos intentar aumentar nuestro conocimiento religioso y vivir en un ambiente donde se enfatice y practique el recuerdo de Dios”.

Su Santidad señaló algunos de los requisitos de un verdadero creyente según el Mesías Prometido (la paz sea con él), y animó a los musulmanes áhmadis a intentar vivir sus vidas acorde a las inmaculadas enseñanzas del islam.

Hazrat Mirza Masrur Ahmad (aba) dijo:

“Sin duda es un gran logro el priorizar el amor hacia Dios Todopoderoso y el amor hacia el Santo Profeta Muhammad (la paz y bendiciones de Dios sean con él) ante el amor de este mundo. Este es el hecho que hace de una persona un verdadero creyente. Tras estos tres días de Yalsa Salana, la gente volverá a sus trabajos y objetivos. Sin embargo, el verdadero objetivo del Yalsa Salana se obtendrá únicamente si uno es capaz de priorizar su fe sobre cualquier deseo mundano”.

Hazrat Mirza Masrur Ahmad (aba) habló sobre las responsabilidades asociadas al ser parte de la Comunidad Musulmana Ahmadía y citó al Mesías Prometido (la paz sea con él) en este aspecto.

Hazrat Mirza Ghulam Ahmad, el Mesías Prometido (la paz sea con él) dijo:

“En los cielos, seréis considerados parte de mi comunidad, únicamente si en verdad seguid un camino de rectitud”.

En relación a esto, Hazrat Mirza Masrur Ahmad (aba) dijo:

“Muchos de vosotros vinisteis a Alemania por haber sufrido persecución en Pakistán, y no se os permitía practicar vuestra fe con libertad. A pesar de todas las dificultades sufridas en Pakistán u otros países, sería extremadamente desafortunado si aún no son capaces de ser incluidos entre los miembros de la comunidad del Mesías Prometido (la paz sea con él) debido a vuestra propia negligencia en practicar las enseñanzas del Mesías Prometido (la paz sea con él)”.

Su Santidad enfatizó la necesidad de que los asistentes dejaran a un lado cualquier malentendidos o rencor que tengan en contra de otros e intentar inculcar en sí mismos un espíritu de hermandad y solventar cualquier disputa que exista.

Hazrat Mirza Masrur Ahmad (aba) dijo:

“En vez de quemarse en celos y maldad, hay que inculcar paz y reconciliación. Debemos tener siempre en mente la enseñanza del Santo Profeta Muhammad (la paz y bendiciones de Dios sean con él) que “Un verdadero musulmán es aquel en cuyas manos lengua están a salvo otros musulmanes”. Debemos analizarnos a nosotros mismos si hemos alcanzado el nivel esperado. ¿Son nuestras acciones acorde a esto?”

Hazrat Mirza Masrur Ahmad (aba) dijo además:

“Toda persona que atiende el Yalsa Salana, es un invitado y los encargados deben dejar a un lado cualquier sentimiento de rencor y mostrar compasión hacia el resto”.

Explicando la imagen que deben mostrar los encargados en el Yalsa Salana, Hazrat Mirza Masrur Ahmad (aba) dijo:

 “Los encargados en particular tienen la responsabilidad de tener un alto nivel de paciencia y tolerancia. Por tanto, los encargados deben considerarse a sí mismos como servidores de los invitados en cualquier circunstancia. Por otro lado, los invitados que asisten al Yalsa Salana deben considerar a los encargados como los representantes de la Comunidad Musulmana Ahmadía. Únicamente entonces se puede establecer un ambiente real de amor mutuo y paz”.

Volviendo al tema de priorizar la fe sobre asuntos mundanos, Hazrat Mirza Masrur Ahmad (aba) dijo:

Al-lah el Todopoderoso nunca frena a uno de alcanzar objetivos mundanos. De hecho, Al-lah el Todopoderoso nos prohíbe el aislarnos y romper lazos por completo con el mundo. Sin embargo, nunca debemos dar prioridad a los objetivos mundanos sobre nuestra fe. La fe siempre debe tener prioridad. Todo musulmán áhmadi debe recordar que tras la imagen de todo musulmán áhmadi está la imagen de la Comunidad Musulmana Ahmadía y el Mesías Prometido (la paz sea con él) y la imagen del islam”.

Durante la conferencia de prensa que siguió a las oraciones del viernes, Su Santidad fue preguntado sobre el aumento de la islamofobia, su mensaje para el mundo, la inmigración y los derechos de la mujer en el islam.

En relación con los derechos de las mujeres, Hazrat Mirza Masrur Ahmad (aba) explicó que el islam fue la primera religión en otorgarle derechos básicos a las mujeres, como el derecho al divorcio y el derecho a la herencia.

Al finalizar su respuesta, Hazrat Mirza Masrur Ahmad (aba) dijo:

“Mi filosofía es que si las mujeres trabajan sin estar a la sombra de los hombres, florecen”.

Su Santidad dijo que la inmigración no debería considerarse como una amenaza hacia los valores occidentales.