En el nombre de Al-lah, el Clemente, el Misericordioso
There is none worthy of worship except Allah, Muhammad is the Messenger of Allah
Musulmanes que creen en el Mesías,
Hazrat Mirza Ghulam Ahmad Qadiani (as)
Date: 2018-11-09

Tehrike Yadid 2018

Hazrat Mirza Masrur Ahmad

Hazrat Mirza Masrur Ahmad

Jalifatul Masih V

Su Santidad, Hazrat Mirza Masrur Ahmad (Mir‐za Mas‐ rur Ah‐mad), es el quinto Jalifa (Califa) de la Comunidad Musulmana Ahmadía. Elegido para esta posición vitalicia el 22 de abril de 2003, desempeña su cargo como jefe espiritual y administrativo mundial de una organización religiosa internacional con decenas de millones de miembros repartidos en 200 países.

Ver más sobre el autor

Después de recitar el Tashahhud, Ta’awwuz y Surah Al-Fatihah, Hazrat Jalifat-ul-Masih V (aba) recitó varios versículos del Surah al-Baqarah y luego declaró:

 

Lo que acabo de recitar son los versículos de Surah al-Baqarah, en los que se menciona el tema de los sacrificios financieros. Al-lah el Todopoderoso ha mencionado casi continuamente el tema de los sacrificios financieros en estos versículos. La traducción de estos versículos es la siguiente:

 

“Los que emplean sus bienes en la causa de Al-lah son semejantes a un grano de trigo que da siete espigas, y en cada espiga hay cien granos. Y Al-lah lo multiplica aún más para quien Le place; y Al-lah es Magnánimo, Omnisciente.” (Sagrado Corán 2:262)

 

En el siguiente versículo, Al-lah el Todopoderoso dice:

 

“Quienes emplean sus bienes en la causa de Al-lah, y a continuación no hacen que lo empleado vaya seguido de burlas o agravios, son los que tendrán la recompensa con su Señor, y no tendrán temor ni se afligirán.” (Sagrado Corán 2:263)

 

Al-lah el Todopoderoso entonces declara:

 

“Y los que emplean sus riquezas para buscar el placer de Al-lah y fortalecer sus almas son semejantes a un jardín sobre un terreno elevado. Basta que la lluvia abundante caiga sobre él para que se dupliquen sus frutos. Y si no cae sobre él un fuerte aguacero, le basta con una lluvia ligera. Y Al-lah ve lo que hacéis.” (Sagrado Corán 2:266)

 

En el siguiente versículo, Él dice:

 

“Satanás os amenaza con la pobreza y os ordena lo que es inmundo, mientras que Al-lah os promete el perdón de Sí mismo y la magnanimidad. Y Al-lah es Bondadoso, Omnisciente.” (Sagrado Corán 2:269)

 

Entonces, Al-lah el Todopoderoso declara:

 

“No es responsabilidad tuya hacer que sigan el camino recto; pero Al-lah guía a quien Le place. Y cualquier riqueza que empleéis es para vosotros mismos; mientras gastéis, únicamente, para conseguir la Gracia de Al-lah. Y cualquier riqueza que empleéis se os devolverá íntegra y no sufriréis perjuicio alguno.” (Sagrado Corán 2:273)

 

Al-lah el Todopoderoso entonces declara:

 

“Los que emplean caritativamente sus bienes de noche y de día, secreta y abiertamente, tienen su recompensa junto a su Señor; no caerá el temor sobre ellos, ni serán afligidos.” (Sagrado Corán 2:275)

 

El Mesías Prometido (as), al referirse a los sacrificios financieros, dijo en una ocasión:

 

“Es por mandato de Al-lah el Todopoderoso que regularmente hago hincapié en el gasto en el camino de Al-lah el Todopoderoso. El islam está siendo presa de otras religiones opuestas que desean aniquilarla completamente. Cuando este es el estado actual del islam, ¿acaso no deberíamos hacer un esfuerzo por su progreso? Es por ello que Al-lah el Todopoderoso ha establecido esta Comunidad. Por lo tanto, luchar por su progreso está en consonancia con el mandato y el deseo de Al-lah el Todopoderoso. Estas promesas son de Al-lah el Todopoderoso, de tal manera que si uno gasta en el camino de Al-lah el Todopoderoso, a cambio, Al-lah le otorgará múltiples bendiciones. Al-lah el Todopoderoso recompensará abundantemente a una persona así en este mundo, y después de su fallecimiento, también experimentará la recompensa en el Más Allá en términos de abundancia de comodidades”.

 

Al-lah el Todopoderoso ha otorgado al Mesías Prometido (as) una comunidad de personas sinceras que escucharon su llamada, le obedecieron y también ofrecieron sus sacrificios.

 

Por esa razón, en relación a estos sacrificios, el Mesías Prometido (as) declara:

 

“Una gran parte de nuestra comunidad está formada por personas pobres. Sin embargo, a pesar de ser una comunidad de pobres, gracias a Al-lah el Todopoderoso, veo que todos muestran sinceridad y compasión. Entienden las necesidades del islam y no evitan gastar por su causa de acuerdo con sus medios”.

 

Al-lah el Todopoderoso no solamente permitió a los miembros de la Yama’at durante el tiempo del Mesías Prometido (as) sobresalir en términos de sacrificios, sinceridad y lealtad, sino que, según Su promesa, Al-lah el Todopoderoso continuamente ha otorgado, e incluso hoy otorga a esta Yama’at, establecida hace aproximadamente ciento treinta años, personas tan sinceras que se sacrifican por el bien de su religión de acuerdo con sus medios y, a veces, incluso más allá de su capacidad. Además, cumplen también con los estándares y participan en las promesas que Al-lah el Todopoderoso ha descrito en el Sagrado Corán. Por la Gracia de Al-lah el Todopoderoso, este nivel  sólo puede observarse en la Yama’at de Al-lah el Todopoderoso, establecida a través del Mesías Prometido (as), y narraré aquí algunos ejemplos de esta era actual. Estos relatos están relacionados con personas diseminadas por varios países del mundo, que siempre están dispuestas a sacrificar su riqueza, cumpliendo así su promesa de dar prioridad a la fe sobre los asuntos mundanos.

 

Por lo tanto, la primera reseña es de Camerún. El Mual-lim [Imam local] escribe: “Fuimos a una de las Yama’ats en Martap, en la región occidental, con el propósito de Tehrik-e-Yadid. El jefe de la zona, Saham Usman Sahib, reunió a la gente de la aldea y dijo que el Mual-lim de la Yama’at había venido para la reunión de Tehrik-e-Yadid, y que todos debían participar en este sacrificio financiero. El jefe entonces dijo que la razón de ello era que dos años antes rezaba en la mezquita solo, y a veces, en compañía de dos o tres personas. Sin embargo, desde que se había establecido la Yama’at Ahmadía en el pueblo y hemos aceptado el Ahmadíat, su mezquita se comenzó a llenar de tantos fieles, que a veces, debido a la falta de espacio en la mezquita, la gente tenía que rezar fuera. Dijo que estas transformaciones prominentes eran simplemente el resultado de la llegada de la Yama’at Ahmadía. Por lo tanto, ellos debían participar en todos los proyectos de la Yama’at.”

 

Este cambio que se produce dentro de ellos a través del Ahmadíat, en términos de esfuerzo en la adoración y los sacrificios financieros, es una transformación asombrosa. Además, esto también debería llamar la atención de aquellos que nacen áhmadis, o quienes han vivido el Ahmadíat en sus familias por generaciones, pero prestan poca atención a la adoración y los sacrificios financieros, a pesar de vivir en circunstancias favorables

 

Luego, un Mual-lim en Camerún, Abu Bakr, relata que fue a la Yama’at en Madibu, lugar situado en la parte más al norte de Camerún, para la colecta del Chanda para el Tehrik-e-Yadid. Fue de puerta en puerta para alentar a los nuevos conversos a contribuir a este sacrificio financiero. Ante esto, un áhmadi que se llamaba Usman Sahib dijo que la última vez que fue para llamar la atención sobre este sacrificio financiero, había tenido la intención de contribuir con diez mil francos CFA y también algo de maíz. Unos días después, su hijo le dijo que deseaba ir a una entrevista para un trabajo en el departamento de aduanas. Sin embargo, él necesitaba una gran suma de dinero para este asunto. Al igual que ocurre en otros países del tercer mundo, hay que dar algo de dinero a los funcionarios para poder recibir un empleo. Así que le dijo a su hijo que él era un hombre pobre y que no podía permitirse una cantidad tan grande. Dijo que tenía diez mil francos CFA pero había prometido contribuir con esa cantidad al Tehrik-e-Yadid. Por lo tanto, debía ir y hacer la entrevista para el trabajo y Al-lah el Todopoderoso le ayudaría. Usman Sahib relata que entonces él contribuyó con esa cantidad al Chanda. Unos días después, su hijo le llamó desde la ciudad y le dijo que había pasado la entrevista y que pronto le contratarían. Al-lah el Todopoderoso influyó en los corazones de los funcionarios de tal manera que, aquellos que dieron enormes cantidades, no fueron contratados, y sin embargo, Al-lah el Todopoderoso hizo los arreglos para que su hijo fuera contratado como resultado de sus oraciones, sus puras intenciones y su sacrificio.

 

Luego, el Amir Sahib, de Gambia, escribe que se organizó un programa relacionado con Tehrik-e-Yadid en una aldea del distrito de Niani. Durante el transcurso del cual se les dijo que Jalifa de la época ha dicho que todos los nuevos conversos deberían participar en este plan. Por lo tanto, todos contribuyeron a esta iniciativa. Una señora llamada Kowajawae Sahiba dijo que durante la reunión, contribuyó con veinte dalasis al Chanda. En ese momento, solo tenía veinte dalasis, que de hecho había guardado para tiempos difíciles. Cuenta que cuando llegó a casa, una invitada le dio quinientos dalasis como regalo. Por lo tanto, a la mañana siguiente, regresó a la mezquita y contribuyó con otros cincuenta dalasis para su Chanda y dijo que recibió esta cantidad simplemente debido a las bendiciones del Chanda. La promesa de Al-lah el Todopoderoso de pagar a quien hace sacrificios también se convierte en un medio para aumentar su fe y convicción. Aunque no ofreció este sacrificio con la intención de recibir inmediatamente algo a cambio de Al-lah el Todopoderoso, sin embargo, Al-lah el Todopoderoso la recompensó de inmediato.

 

Luego, el misionero en la región de Bohico en Benin escribe que el secretario de finanzas de la ciudad se ganaba la vida con una motocicleta de tres ruedas, un rickshaw. Un día, le robaron su motocicleta, y una vez que algo es robado en África, generalmente es imposible encontrarlo nuevamente. Cuando sus amigos solían visitarlo y expresar sus condolencias por el robo, él decía, (debemos observar el nivel de su confianza en Al-lah), que “tengo fe completa en Al-lah el Todopoderoso. La razón de esto es que soy un hombre pobre, doy de comer a mis hijos y pago mi Chanda a tiempo gracias al dinero que recibo a través de esta motocicleta. Quizás alguien más tiene mayor necesidad que yo. Por lo tanto, Al-lah el Todopoderoso ha hecho arreglos temporales para él para que pueda satisfacer sus necesidades y luego devolvérmela”. Al escuchar esto, la gente pensaba que tal vez se vio muy afectado por este robo, tanto que había afectado su mente. Sin embargo, para cumplir con la ley mundana, también presentó un informe a la policía y se quedó pacientemente en casa. Dice que habían pasado dos semanas, cuando su vecino, que también trabajaba con un taxi o una motocicleta rickshaw, llamó a Baniu Sahib y dijo que había visto su rickshaw. Sin embargo, su color había sido modificado. Ante esto, la policía fue informada. Luego, la policía les dijo a ambos dueños que fueran a la estación de policía con los documentos originales de la motocicleta. Tras una investigación, los documentos de la otra persona resultaron ser falsos. Luego, la policía le dijo a la persona que reparara la motocicleta, cambiara el color a su color original y se la devolviera al propietario dentro de dos días. Por tanto, la moto le fue devuelta. Tomó la motocicleta, se dirigió inmediatamente a la casa de la misión y narró todo el incidente. A pesar de esto, dijo que todavía tenía que completar su contribución a Tehrik-e-Yadid y, por lo tanto, se iba en busca de trabajo. Dijo que contribuiría con todo el beneficio de la semana a su Chanda, ya que la motocicleta le fue devuelta como resultado de las bendiciones de Chanda. Por lo tanto, ganó doce mil francos CFA durante la semana y lo aportó a Tehrik-e-Yadid. Este es también un ejemplo sorprendente de la confianza y la fe en Al-lah el Todopoderoso.

 

Shahab Sahib, el inspector de Tehrik-e-Yadid en India, escribe que una señora llamada Sophia Begum, de Chinta Gunta, nos envió un mensaje a través de su hermano diciendo:

 

“Cuando era muy joven, asistía a reuniones y escuchaba diferentes discursos pronunciados por eruditos. Muchas mujeres presentaron sus joyas cuando Hazrat Musleh-e-Mao’ud (ra) estableció Tehrik-e-Yadid e instó a los miembros a ofrecer sacrificios financieros. Cada vez que escuchaba este emotivo incidente, sentía el fuerte deseo de que si solo tuviera algunas joyas, las ofreciera de la misma manera hacia Tehrik-e-Yadid, pero esto no era posible ya que era pobre. Sin embargo, después del fallecimiento de mi madre, he heredado 24 gramos de oro y se los presento porque no estoy segura de que estas joyas queden en mi poder”. Dice que tanto él [su hermano] como los lugareños trataron de convencerla de que ella iba a casarse pronto y, por lo tanto, iba a necesitar las joyas. Sin embargo, ella se mantuvo firme y pagó la cantidad total de 24 gramos de oro hacia Tehrik-e-Yadid.

 

Mencioné esto durante el sermón del viernes de la semana pasada en Estados Unidos y a menudo recuerdo que los pobres están ofreciendo sacrificios financieros, sin embargo, aquellos que son ricos y acomodados también deben examinar su condición y ver si su nivel de sacrificio está de acuerdo con los estándares establecidos por Al-lah el Todopoderoso y que luego Él concede Su aceptación.

 

El inspector de Tehrik-e-Yadid en Karnataka, India, escribe:

 

“Uno de los miembros tenía una promesa de 2.500 rupias hacia Tehrik-e-Yadid. Cuando se solicitó a esta persona que realizara el pago, ya que el año fiscal para Tehrik-e-Yadid terminaba en unos pocos días, dijo: ‘Mi trabajo se detuvo por completo durante los últimos tres meses debido a la lluvia y no tengo esperanza de recibir ningún ingreso en este momento’. Le dije que debía tener la intención de hacerlo y orar a Al-lah el Todopoderoso. Después de decir esto me fui a otro lugar. En la noche cuando regresé después de mis otras visitas, la misma persona vino a la casa de la misión y le ofreció el pago completo de Chanda. Pregunté cómo sucedió esto tan rápidamente y dijo: ‘Esta es la bendición de tener la intención de ofrecer el Chanda y la Gracia de Al-lah Todopoderoso y también la oración. Una persona tenía que pagarme desde hace un tiempo y se lo recordé durante varios meses, pero no lo hizo. Sin embargo, hoy visitó mi casa y me devolvió todo mi dinero”.

 

Musa Sahib, un Mual-lim de Tanzania, escribe:

 

“Hay un amigo ahmadi muy sincero en la Yama’at de Dar us Salaam y actualmente está sirviendo como trabajador de la Yama’at allí. Cada año, su objetivo es pagar su promesa de Tehrik-e-Yadid y Waqf-e-Yadid y la de su familia antes de Ramadán, pero este año no pudo hacerlo debido a circunstancias personales. Estaba muy preocupado por esto. En cualquier caso, oró para que Al-lah el Todopoderoso creara los medios para ello. Decidió que podría usar el dinero que recibiría como regalo de Eid por parte de la Yama’at (esto se otorga a todos los empleados de la Yama’at). Así que decidió usar esta cantidad para realizar su pago de Chanda en lugar de satisfacer sus necesidades de Eid, pero en cálculos adicionales se dio cuenta de que incluso pagando su Chanda con el regalo de Eid habitual, aún quedaría una cantidad pendiente de su promesa. Así que oró nuevamente a Al-lah el Todopoderoso y Le rogó que Le proporcionara los medios para pagar la cantidad total que había prometido. Por lo tanto, dice que la cantidad recibida en esta ocasión como el regalo de Eid fue más de lo que generalmente se otorgaba y cumplió todas sus promesas y realizó el pago”.

 

Rizwi Sahib, un misionero en Moscú, escribe:

 

“Dadam Sahib, un nuevo converso, pertenece a una ciudad distante y subdesarrollada de Buryatiya. Tuvo la oportunidad de aceptar el Ahmadíat en 2017. Este año visitó Moscú durante una semana para reunirse con los hermanos áhmadis aquí y obtener beneficios educativos y capacitación moral. Es de un hogar pobre y, a veces, sufre condiciones severas debido a restricciones financieras. Durante su estancia en Moscú, una noche después de ofrecer las oraciones de Isha, le informaron con gran detalle sobre el sistema financiero de la Yama’at y las bendiciones de participar en él, y le alentaron a ofrecer algo de Chanda. Teniendo en cuenta sus recursos limitados y su pobreza, se esperaba que incluso si hacía una contribución de 50 Rublos, sería un gran sacrificio de su parte. Al día siguiente, después de ofrecer oraciones del Fallar, hizo un pago de 2000 Rublos a Tehrik-e-Yadid y Waqf-e-Yadid. Les pidió que aceptaran este Chanda y luego continuó expresando su remordimiento por no haber ofrecido una contribución antes, ya que había aceptado el Ahmadíat hacía más de un año”.

 

El misionero escribe:

 

“Teniendo en cuenta su situación, fue un gran sacrificio”.

 

Tales son los estándares de sacrificio y estas son las personas sobre las que el Mesías Prometido (as) ha declarado:

 

“Es sorprendente ver su sinceridad y lealtad”.

 

Otro misionero de Moscú escribe:

 

“Hay un miembro de la Yama’at de Moscú que ha estado trabajando en distintos empleos en la ciudad. Hablando sobre su empleo actual, dijo: ‘Durante mi entrevista, los propietarios me informaron que el salario aquí no aumenta e incluso en el futuro se mantendrá la misma cantidad. Por lo tanto, si estaba contento con esta oferta, entonces debería aceptarla, de lo contrario, rechazarla’. Dice: ‘Acepté la oferta y después de haber pasado algún tiempo los miembros de la Yama’at fueron alentados a ofrecer contribuciones para Tehrik-e-Yadid y Waqf-e-Yadid y comencé a participar en ello regularmente. Pasado algún tiempo, la administración de mi empresa me llamó y sin ninguna razón aparente, aumentaron mi salario de 5.000 rublos añadiéndole otros 5000 rublos. Luego, pasado más tiempo me llamaron de nuevo y aumentaron mi salario otros 2000 rublos.’ Dice: ‘En ese momento, estaba convencido de que ese tenía que ser el resultado de ofrecer un sacrificio financiero en el camino de Al-lah el Todopoderoso y no había otra razón mundana para que esto sucediera.’”

 

Cuando este miembro intenta explicar esto a un no-áhmadi, no lo entiende en absoluto, pero el que ha aceptado al Imam Mahdi (as) puede comprender verdaderamente cómo por la Gracia de Al-lah el Todopoderoso, Él bendice sin ningún medio mundano.

 

El misionero de la región de Alada en Benin escribe:

 

“En la comunidad Fanyi dentro de la región, donde por la Gracia de Al-lah el Todopoderoso también se ha construido una mezquita, el presidente local, un herrero, fue urgido a contribuir de todo corazón en Tahrik-e-Yadid. Por lo tanto, hizo una promesa de aumentar su contribución, pero dijo que por no tener trabajo en ese momento, le faltaba dinero. Después de eso, el presidente llamó diciendo que deseaba donar 10,000 francos CFA y que le dieran el recibo. Habiendo hecho esa promesa, Al-lah el Todopoderoso lo bendijo inmensamente. Dice: ‘Después de haber hecho mi promesa, Al-lah el Todopoderoso me bendijo y encontré un trabajo y ahora he venido a dar 10,000 francos CFA en Chanda’. Después de hacer esa contribución, llamó de nuevo por teléfono después de 15 días diciendo que Al-lah el Todopoderoso le había bendecido inmensamente, tanto que él no sabía si incluso podría cumplir con el trabajo que se le había ofrecido. Encontró un excelente trabajo y esto fue simplemente como resultado de contribuir económicamente en el camino de Al-lah el Todopoderoso”.

 

Aquí Al-lah el Todopoderoso le concedió mucho más, según Su promesa, y lo hizo de inmediato.

 

Un misionero de la región de Segou en Mali escribe que un día una mujer ciega le envió su donación y junto con esta había un mensaje de que en el futuro ella enviaría su Chanda a la casa de la misión mensualmente. Cuando se le preguntó la razón de esto (a veces, Al-lah el Todopoderoso mismo llama la atención de algunas personas para hacer sacrificios, para que les conceda más bendiciones), dijo:

 

“Hace dos días vi en un sueño que estaba durmiendo y que el Mesías Prometido (as) me despertó para instarme a hacer una contribución. Por lo tanto, en el sueño me levanté y fui a la casa de la misión, donde hice una contribución de 5,000 francos CFA y después de eso desperté”.

 

Mubarak Munir Sahib, un misionero en Burkina Faso escribe que Al-Hall Ibrahim, un áhmadi sincero, que pertenece a la Yama’at en Pegou, tiene dos niños están enfermos desde hace bastante tiempo y que les ha hecho todo tipo de tratamiento. Sin embargo, no hubo mejoría en su salud. Un día, un Mual-lim nuestro le aconsejó que hiciera un sacrificio financiero y él hizo una aportación según sus medios. También oró:

 

“¡Oh Al-lah, acepta mis sacrificios y concede a mis hijos una pronta recuperación!”.

 

Dice que después de unos días, por la Gracia de Al-lah el Todopoderoso la salud de sus hijos mejoró significativamente. Un niño se recuperó completamente mientras que el otro tuvo una mejora considerable en su salud. Así, estaba convencido de que Al-lah el Todopoderoso los bendijo, habiendo aceptado su sacrificio.

 

El secretario de Wassiat de la ciudad de Bobo, en Burkina Faso, dice que contribuía hacia el plan de Wassiat todos los meses, pero a veces había retrasos en sus pagos de Tahrik-e-Yadid y Waqf-e-Yadid. Una vez, cuando había escuchado mi sermón, se dijo a sí mismo “¿por qué no hago un pago completo de mis donaciones antes de que finalice el año?” Por lo tanto, después de haber hecho la contribución, una noche vio en un sueño que un hombre vestido de blanco le entregaba una llave. No entendió el sueño en ese momento, pero unos días más tarde recibió un mensaje de su hermano que le decía que hiciera preparativos para ir y realizar el Hall y que él le cubrirá todos los costos. De esta manera, como resultado de su sacrificio financiero, Al-lah el Todopoderoso le otorgó la oportunidad de realizar el Hall.

 

El secretario de Tahrik-e-Yadid en Alemania escribe que un miembro de la Yama’at de Bochum incrementó su contribución 900 euros en el plan de Tahrik-e-Yadid. El miembro dice:

 

“El día después de que hice la promesa, fui a mi lugar de trabajo y el propietario dijo que había aumentado mis ingresos en 100 euros. Cuando calculé entre febrero y octubre sumaban en total unos 900 euros. Dice que estaba seguro de que Al-lah el Todopoderoso iba a crear las circunstancias para efectuar el pago, pero no pensé que Al-lah el Todopoderoso no dejaría siquiera pasar 24 horas antes de que Él me proveyera”.

 

El mismo secretario de Tahrik-e-Yadid de Alemania afirma que uno de los miembros estaba muy preocupado debido a su caso de asilo. Se le aconsejó hacer un sacrificio económico y contribuir en el plan de Tahrik-e-Yadid. Unos días después me encontré con él y me dijo:

 

“Usted llamo mi atención a contribuir al plan de Tahrik-e-Yadid y prometí pagar 100 euros, pero en ese momento solo tenía 20 euros. Así que di allí los 20 euros y luego me fui. Llegué a casa y recibí una llamada telefónica del lugar donde solía trabajar diciendo que me debían algo de dinero, así que debería ir a recogerlo. Tenía la impresión de que serían trescientos o cuatrocientos euros, por lo que fui y recogí el dinero y, sin contarlo, lo guardé en mi bolsillo. Lo primero que hice fue pagar los 80 euros restantes a Tahrik-e-Yadid y tomar algo de dinero para algunas otras cosas necesarias. Después de eso, sobró algo de dinero. Cuando lo conté me di cuenta de que había recibido 1000 euros. Yo había prometido 100 euros y Al-lah el Todopoderoso a cambio me otorgó diez veces más. Solía solo escuchar acerca de tales incidentes pensando que ¿acaso Al-lah el Todopoderoso realmente trata a Sus siervos de esa manera? Ahora lo he experimentado por mí mismo”.

 

Un misionero en Costa de Marfil escribe que fue a un lugar para recolectar el Tahrik-e-Yadid, donde había una comunidad de nuevos conversos. Hace solo un año habían aceptado el Bai’at y se convirtieron parte de la Yama’at. Dice que pronuncié un discurso dirigido a estas personas con respecto a la importancia de Tahrik-e-Yadid y su propósito. Además expliqué que Hazrat Jalifatul Masih dijo que todos los miembros deben participar y tomar parte de esta bendición. Al día siguiente, después de la oración matutina, algunos miembros de la comunidad comenzaron a donar de acuerdo a sus propios medios y el Imam de la mezquita también participó, pagando además en nombre de su familia para el Tehrik-e-Yadid. Más tarde, su hijo de 6 años trajo 100 francos CFA de su padre diciendo que esta era su contribución.

 

Dice además:

 

“Estábamos encantados por el grado de deseo de este niño pequeño de hacer sacrificios”.

 

¡Que Al-lah el Todopoderoso acepte los sacrificios de estos nuevos conversos y les otorgue el bien en este mundo y el venidero!

 

El Mesías Prometido (as) mencionó en un lugar que una vez un Maulwi [clérigo] hizo una apelación en una mezquita para hacer sacrificios financieros, y su esposa también se encontraba sentada allí. Ella estaba muy conmovida tras escuchar esto y cuando llegó a casa sacó sus joyas con la intención de donarlas para la mezquita. El Maulwi dijo que esto era para los demás, pero no para ella, y por lo tanto, no era necesario que hiciera ningún sacrificio. Por otro lado, en relación a aquellos que entran en la comunidad del Mesías Prometido (as), podemos ver como el mismo Maulwi de la mezquita, junto con sus hijos realizan contribuciones felizmente.

 

Hay otro relato de Indonesia. Una mujer llamada Sofia Sahiba escribe:

 

“Era cristiana y me uní a la Comunidad tras realizar el Bai’at en 2014. Después de hacerlo me encontré con la oposición de mi familia, me lanzaron abusos y fui deshonrada. Los miembros de mi familia no me consideraban parte de ella, pero recibí mucho amor y atención por parte de la Comunidad. También me casé con un áhmadi. Algún tiempo después mi esposo tuvo un accidente de coche y se rompió los huesos en el brazo y la pierna derecha. Dice que en ese momento yo también llevaba cuatro meses de embarazo y el nuevo año financiero para Tahrik-e-Yadid estaba a punto de comenzar. Le pregunté a mi esposo cuál era nuestra promesa. Respondió con gran convicción, “escribe 500,000 rupias indonesias (el valor de las rupias indonesias es muy bajo, sin embargo, para los que viven allí, esto era mucho dinero) porque el próximo año seguramente encontraré un trabajo”.

 

Ella dice:

 

“Me sorprendió mucho porque en ese momento caminaba con muletas, entonces ¿cómo podría encontrar un trabajo? Sin embargo, escribí nuestra promesa según lo que dijo. El tiempo voló rápidamente y antes de que nos diéramos cuenta el año llegaba a su fin. Estaba muy preocupada ya que mi esposo todavía estaba sin empleo y ¿cómo podríamos cumplir nuestra promesa? En este estado de ansiedad recé y Al-lah el Todopoderoso manifestó Su poder otorgando a mi esposo un buen trabajo en una empresa privada y pagamos el monto total que habíamos prometido.

Una señora de Indonesia llamada Waridi Sahiba escribe:

 

“El último Ramadán nuestra familia tuvo dificultades. Mi suegro enfermó y pasó un mes recibiendo tratamiento en el hospital. Su salud se deterioró en la medida en que fue trasladado a la unidad de cuidados intensivos, la UCI, y había pocas posibilidades de su supervivencia”.

 

Luego recordó un sermón mío y dijo:

 

“En ese momento recordamos un sermón sobre las bendiciones de dar dinero hacia Tahrik-e-Yadid. Todos los miembros de mi familia tomaron la decisión de pagar la cantidad total de Tahrik-e-Yadid que habíamos prometido en ese mismo mes de Ramadán “

Pagaron la cantidad total en ese mismo mes y también me escribió para rezar. Ella entonces escribe:

 

“A través de la Gracia de Al-lah el Todopoderoso, el resultado de las oraciones y el sacrificio [financiero] fue que la salud de mi suegro comenzó a mejorar, en la medida en que después de unos pocos días los doctores le dieron de alta y le dieron permiso para volver a casa. Cuando nosotros llegamos a casa y los vecinos vieron que había recuperado la salud, estaban sorprendidos y preguntaron que ¿cómo una persona que estaba en una condición tan crítica – hasta el punto de que la muerte parecía inminente – lograra sobrevivir?

Aquí en el Reino Unido, el presidente de la Yama’at de Birmingham Central escribe:

 

“Con horas para cerrar el plazo final de Tahrik-e-Yadid, todavía nos faltaban £ 1,500 para llegar a nuestro objetivo. Me acerqué a varios miembros de la Yama’at. Un miembro, que ya tenía dadas £ 2400, dijo que pagaría las £ 1500 restantes. Como él estaba fuera del país, pagó la cantidad por internet”.

 

Luego escribe:

 

“El día después de haber pagado las £ 1500, él recibió £ 6000 del departamento de impuestos”.

 

Al-lah el Todopoderoso instantáneamente le devolvió cuatro veces la cantidad que había pagado.

Con respecto a los tipos de sacrificios ofrecidos por aquellos que están empobrecidos y la manera asombrosa en que Al-lah el Todopoderoso les trata, un Mual-lim de Burundi escribe:

“El año pasado visitamos una Yama’at de reciente creación en Gahaanga. Informamos a un nuevo converso, Masudi Sahib, sobre la importancia de dar Chanda. Masudi Sahib dijo que no tenía nada que dar en ese momento, sin embargo, en casa tenía un árbol frutal y el dinero que recibiría de la fruta, lo daría como su Chanda“.

 

Incluso hoy, uno puede encontrar ejemplos de los tipos de sacrificios ofrecidos por las personas del pasado. Él además escribe:

 

“Dentro de uno o dos días, vendió toda la fruta de su árbol por 1000 Francos burundés y dio toda la cantidad como Chanda“.

 

Más tarde dijo que, cuando vendió su fruta, el dinero que dio como Chanda trajo muchas bendiciones, dado que la siguiente vez que el árbol dio fruta, la cosecha fue muchas veces la cantidad de la vez anterior y la fruta vendida tenía un valor de aproximadamente 40.000 a 45.000 francos burundés.

Un Mual-lim de Congo Brazzaville escribe:

 

“El hijo de un miembro de la comunidad, Muavili Sahib estuvo enfermo durante un cierto período de tiempo. Durante su enfermedad fuimos a Muavili Sahib para pedir el Chanda. Él pagó la promesa y también pidió oraciones para que su hijo se curara de su enfermedad a través de las bendiciones de Chanda. Este señor dijo que después de unos días más tarde, su hijo recuperó la salud y le sorprendió cómo Al-lah el Todopoderoso aceptó las oraciones y también su humilde sacrificio.

La secretaria de Canadá de Lallna de Tahrik-e-Yadid escribe:

 

“Una hermana en la fe mencionó que su esposo había prometido dar $ 1000 dólares [canadienses] en Tahrik-e-Yadid, sin embargo, había estado desempleado por un tiempo y como resultado de esto no pudo pagar la cantidad. Cuando faltaba una semana para que terminara el año de [Tahrik-e-Yadid], el secretario financiero visitó su casa para recoger el dinero. El marido le dijo que no tenía nada que dar, ¿qué podían hacer? La señora respondió diciendo que no podían dejar que la secretaria regresara con las manos vacías. Ella tenía algunos ahorros y dieron los $ 1000 dólares como prometieron”.

 

Luego dice:

 

“Debido a las bendiciones del Chanda, su esposo encontró un trabajo en esa misma semana con una paga de $ 7000 por mes “.

Un misionero en Costa de Marfil escribe:

 

“Hay un niño en la ciudad de San Pedro que tenía 14 años. El padre del niño dice que le pidió que realizara un recado para la casa un domingo, a lo que su hijo respondió que era secretario de finanzas en el Amla de Atfal y que recogía el Chanda de otras personas, sin embargo, no había podido pagar su propio Chanda ya que tenía que ir a la escuela los otros días. Ese día tenía la intención de ir a trabajar en una granja y, a través de este trabajo, podría ganar algo de dinero y pagar su Chanda. Su padre dijo que pagaría el dinero en su nombre; sin embargo, el hijo respondió que el misionero había dicho que los niños debían pagar el Chanda con su dinero de bolsillo. Como no pudo entregarle ningún Chanda de su dinero de bolsillo, insistió en que iría y ganaría algo de dinero para pagar el Chanda. Completó su trabajo y le dio el dinero que ganó como parte de Chanda“.

Este es el pensamiento de los niños que viven en lugares distantes y de aquellos que se han unido recientemente a la comunidad: esto es algo que solo Al-lah el Todopoderoso puede inculcar en una persona.

El secretario de Alemania de Tahrik-e-Yadid escribe:

 

“Una señora de la Yama’at de Kiel narra:

 

“Mi madre era de Kalsian Bhattian en Pakistán. Era maestra de una escuela y siempre ofrecía sacrificios financieros. Durante las celebraciones de Eid, cuando a la mayoría de los niños se les daba ropa nueva, mi madre intentaba dar toda la promesa de Tahrik-e-Yadid dentro del mes de Ramadán, para que la incluyeran en la lista de oraciones.

A menudo ella tomaba un préstamo para pagar su promesa, y luego trabajaba para pagarlo. Cuando se lanzó el plan para la construcción de la Mezquita Basharat en España, ella sacrificó sus pendientes, que era el único oro que poseía, y sus suegros la regañaron por hacerlo”.

 

La mujer dice, además:

 

“En ese momento, yo era joven y pensé que ofrecer sacrificios financieros poniéndome a mi misma en dificultades no era correcto. Esta idea y percepción mía estaba imbuida en mí. El año pasado, cuando se anunciaron los proyectos de Tahrik-e-Yadid, pensé que no actuaría como mi madre dando todo lo que poseía. Por lo tanto, solo prometí dar 40 o 45 euros en mi estimación y, pensé que esta fue una decisión acertada”.

Luego escribe:

 

“Fue un plan de Dios que poco después de esto desarrollé dos tumores en mi cuello. Debido a esto, me quedé petrificada y los médicos también sugirieron una operación quirúrgica. En ese momento, no me gustaba la ropa [nueva] ni ningún tipo de joya”.

Uno de esos días, escuchó un sermón mío en el que me dirigí a las mujeres y les aconsejé que ofrecieran sacrificios financieros. Dice:

 

“Al escuchar las palabras del Jalifa, mi corazón decía que tenía que dar todas mis joyas para Tahrik-e-Yadid. Tenía una estimación del precio de la joyería. Y di esa cantidad. Después, visité al doctor otra vez y me informaron que el tumor era benigno.”

 

Luego escribe:

 

“Al-lah el Todopoderoso curó mi enfermedad y eliminó mis temores. Entendí el hecho que Al-lah el Todopoderoso me castigó debido a mi comportamiento arrogante. Por lo tanto, ahora no tengo malos sentimientos. Hay ciertas restricciones que mi marido tiene por trabajar en un hotel. Oré a Al-lah el Todopoderoso para que le dé un mejor trabajo, y a cambio donaría 500 euros en Tahrik-e-Yadid. Así, Al-lah el Todopoderoso milagrosamente concedió a mi marido un trabajo mejor. “

 

Ahora, tanto el marido como la mujer ofrecen sus Chandas.

 

La secretaria de Lallna para Tehrik-e-Yadid en Lahore escribe:

“Una mujer de la localidad de Wapda Town sufría de un grave problema respiratorio desde hacía año y medio. Durante la gira de los representantes de la sede, decidió incrementar su promesa de Tehrik-e-Yadid en 50,000 rupias. Al-lah el Todopoderoso la bendijo inmensamente en su salud, y se recuperó por completo de su condición previa, en que la dolencia reaparecía continuamente a pesar de distintos tratamientos, desde el momento en que finalizó el periodo de Tehrik-e-Yadid“.

El Amir Sahib de Gambia escribe:

“Un miembro de la aldea de Gira contribuía regularmente con su chanda de Tehrik-e-Yadid. Recientemente, se propagó un brote de enfermedad en el ganado de su aldea, y los animales comenzaron a morir uno tras otro. Prácticamente todos los animales murieron, pero no murió ni un solo animal del ganado de Samya Sahib. Los aldeanos le preguntaron cómo era posible que no hubiera muerto un solo animal de su ganado. Les dijo que cada año vendía uno de los animales de su ganado y entregaba la cantidad de la venta como chanda para Tehrik-e-Yadid, y que, debido a sus bendiciones, Al-lah el Todopoderoso había protegido a sus animales de la epidemia. Al oír esto, siete aldeanos que también eran áhmadis, pagaron su Chanda de Tehrik-e-Yadid, y la salud de sus animales comenzó a mejorar, a pesar de que el veterinario había afirmado que ningún animal sobreviviría a la epidemia. Tras unos días, cuando el veterinario volvió y examinó a los animales, preguntó qué tratamiento habían empleado para curar a los animales. Una señora mayor trajo un recibo de su donación de Chanda, y le dijo que ese era su tratamiento. Al escuchar esto, el médico se sorprendió y dijo que estudiaría el mensaje de la Yama’at Ahmadía y, en consecuencia, le entregaron varios libros referentes a la Yama’at.

Puede observarse cómo está progresando la fe y la sinceridad de las personas que viven en tierras lejanas. Esta sinceridad y su completa confianza en Al-lah el Todopoderoso y en Sus promesas es lo que hace que los demás no tengan otra opción que reflexionar sobre la veracidad del islam. ¡Que Al-lah el Todopoderoso continúe fortaleciendo su fe y su creencia, y les otorgue Su amor y afecto!

Después de relatar los relatos de las bendiciones de Al-lah el Todopoderoso, como es costumbre, anuncio el comienzo del nuevo año de Tehrik-e-Yadid en noviembre, y también les presento algunos datos del año anterior.

Este año que está comenzando es el 85º año de Tehrik-e-Yadid. En realidad, ya comenzó el 1 de noviembre. El informe de las bendiciones en el ingreso con respecto al año 84 de la fundación es el siguiente:

De acuerdo con los informes de las donaciones, Al-lah el Todopoderoso ha permitido a los miembros sinceros de la Yama’at contribuir con más de 12.79 millones de libras. Con la Gracia de Al-lah el Todopoderoso, hay un incremento de 212,000 libras respecto al año anterior, y Al-lah el Todopoderoso lo ha hecho posible a pesar de las circunstancias difíciles experimentadas en todo el mundo, y del hecho de que la moneda de muchos países se ha devaluado.

En términos de contribución total, Pakistán siempre está en la cabeza; y le siguen:

  1. Alemania
  2. Reino Unido
  3. EE.UU
  4. Canadá
  5. India
  6. Australia
  7. Una Yama´at de Oriente Medio.
  8. Indonesia
  9. Ghana
  10. Una Yama´at de Oriente Medio.

 

En cuanto a aportaciones por persona, tenemos:

  1. Suiza
  2. EEUU
  3. Reino Unido
  4. Australia
  5. Singapur
  6. Suecia
  7. Bélgica
  8. Alemania
  9. Canadá
  10. Finlandia

 

Las Yama´ats de África que destacan por sus contribuciones totales son:

 

  1. Ghana
  2. Nigeria
  3. Gambia
  4. Tanzania

 

Se está haciendo mucho hincapié en incrementar el número de personas que participan en Tehrik-e-Yadid, y gracias a Al-lah el Todopoderoso este año participaron 1.717,000 miembros; y han aumentado 117,000. La mayoría de estos miembros procede de los países africanos en los que Níger, Gambia, Benin, Burkina Faso, Ghana, Nigeria, Camerún, Congo-Kinshasa, Liberia, Mauricio y Costa de Marfil han hecho un esfuerzo notable.

 

Entre las Yama´ats grandes, las que más han aumentado el número de contribuyentes totales:

 

  1. Indonesia
  2. Alemania
  3. India
  4. Pakistán
  5. Canadá
  6. EEUU
  7. Noruega
  8. Malasia

 

Con la Gracia de Al-lah el Todopoderoso, todos los informes pertenecientes a Daftar Awwal están aún operativos y llegan a un total de 5.927. De acuerdo con los informes de los distritos en Pakistán, los sacrificios financieros de los grandes distritos corresponden a:

 

  1. Lahore
  2. Rabwah
  3. Karachi

 

A pesar de que Rabwah no es un distrito sino una ciudad, se cuenta entre los distritos. La contribución total de entre los distritos de Pakistán es:

 

  1. Sialkot
  2. Sargoda
  3. Gujrat
  4. Gujranwala
  5. Umerkot
  6. Hyderabad
  7. Narowal
  8. Mirpur Jaas
  9. Toba Tek Singh
  10. Mirpur Azad Kashmir

 

Las Yama´ats destacadas por sus contribuciones totales son:

 

  1. Islamabad
  2. Amarat Defence Lahore
  3. Amarat Township Lahore
  4. Amarat Azizabad Karachi
  5. Peshawar
  6. Amarat Gulshan Iqabal Karachi
  7. Amarat Karim Nagar Faisalabad
  8. Quetta
  9. Nawabshah
  10. Bahawlpur
  11. Okara

 

Las diez primeras Yama´ats en Alemania son:

 

  1. Neuss
  2. Rödermark
  3. Pinneberg
  4. Mahdi Abad
  5. Kiel
  6. Flörsheim
  7. Koblenz
  8. Weingarten
  9. Cologne
  10. Colmberg

 

En relación con las regiones de Alemania, las primeras diez regiones de Alemania son las siguientes:

 

  1. Hamburgo
  2. Frankfurt
  3. Morfelden
  4. Gross-Gerau
  5. Dietzenbach
  6. Wiesbaden
  7. Mannheim
  8. Riedstadt
  9. Offenbach
  10. Darmstadt

 

Las primeras cinco regiones de Gran Bretaña en relación a sus aportaciones son:

 

  1. London B
  2. London A
  3. Midlands
  4. North East
  5. South

 

Las primeras diez grandes Yama´ats de Gran Bretaña son:

 

  1. Masyid Fazl
  2. Worcester Park
  3. Birmingham South
  4. New Malden
  5. Bradford North
  6. Islamabad
  7. Birmingham West
  8. Glasgow
  9. Gillingham
  10. Scunthorpe

 

En cuanto a la contribución de las Yama´ats pequeñas en Gran Bretaña tenemos:

 

  1. Spen Valley
  2. Swansea
  3. El norte de Gales
  4. Southfields
  5. Edinburgo

 

Las cinco primeras regiones en cuanto a contribuciones son:

 

  1. South West
  2. Midlands
  3. Islamabad
  4. North East
  5. Scotland

 

En relación a la total contribución en las Yama´ats de EEUU tenemos:

 

  1. Oshkosh
  2. Silicon Valley
  3. Seattle
  4. Detroit
  5. Silver Spring
  6. York
  7. Central Virginia
  8. Georgia
  9. Atlanta
  10. Los Ángeles Este
  11. Central Virginia
  12. Florida

 

En relación a la contribución total de las regiones de Canadá tenemos:

 

  1. Brampton
  2. Vaughan
  3. Peace Village
  4. Calgary
  5. Vancouver
  6. Western
  7. Mississauga

 

Las 5 más destacadas Yama´ats en Canadá por sus aportaciones totales:

 

  1. Edmonton West
  2. Durham
  3. Hamilton South
  4. Bradford
  5. Saskatun North

 

Las diez grandes Yama´ats en India por sus aportaciones totales son:

 

  1. Qadian, Punjab
  2. Hyderabad, Telangana
  3. Patah Perium, Kerala
  4. Chennai, Tamil Nadu
  5. Calicut, Kerala
  6. Bangalore, Carnatic
  7. Calcutta, Bengal
  8. Pengari, Kerala
  9. Noor Town, Kerala
  10. Yad Gir, Carnatic

 

En cuanto a las provincias de la India, la primera es

 

  1. Kerala
  2. Carnatic
  3. Tamil Nadu
  4. Telangana
  5. Jammu Kashmir
  6. Odissa
  7. Punjab
  8. Bengal
  9. Dehli
  10. Maharashtra T

 

Las diez primeras Yama´ats en Australia por contribuciones totales son:

 

  1. Castle Hill
  2. Melbourne
  3. Berwick
  4. Canberra
  5. Perth
  6. Melbourne Long Warren
  7. Marsden Park
  8. Adelaide Sur
  9. Brisbane
  10. Logan
  11. Otra Yama´at de Brisbane.

 

Lo siguiente es la lista de las Yama´ats en cuanto a aportaciones por persona:

 

  1. Tasmania
  2. Canberra
  3. Castle Hill
  4. Darwin
  5. Marsden Park
  6. Melbourne
  7. Berwick
  8. Sydney City
  9. Perth
  10. Campbelltown
  11. Parramatta

 

¡Que Al-lah el Todopoderoso bendiga a aquellos que han ofrecido sacrificios financieros y también sus riquezas!

 

La gente también espera que comparta relatos sobre mis giras, pero eso, insha-al-lah, lo haré en otro próximo sermón.

Send this to a friend