Date: 2018-09-07

Convención anual de Alemania 2018

Hazrat Mirza Masrur Ahmad

Hazrat Mirza Masrur Ahmad

Jalifatul Masih V

Su Santidad, Hazrat Mirza Masrur Ahmad (Mir‐za Mas‐ rur Ah‐mad), es el quinto Jalifa (Califa) de la Comunidad Musulmana Ahmadía. Elegido para esta posición vitalicia el 22 de abril de 2003, desempeña su cargo como jefe espiritual y administrativo mundial de una organización religiosa internacional con decenas de millones de miembros repartidos en 200 países.

Ver más sobre el autor

Después de recitar el Tashahhud, Ta’wwuz y Surah Al-Fatihah, Hazrat Jalifat-ul-Masih V (aba) declaró:

Alhamdulil’lah, todas las alabanzas pertenecen a Al-lah, hoy comienza el Yalsa de Alemania y Dios el Todopoderoso nos ha permitido participar en otro Yalsa más. ¿Qué es el Yalsa Salana? Hemos estado escuchando durante muchos años; de hecho, hemos estado oyendo sobre esto desde su inicio, que fue hace más de ciento veinticinco años, que la esencia del Yalsa, como lo explica el Mesías Prometido (as), es que esto no es una feria mundana, ni es una reunión para un propósito mundano ni tampoco es para mostrar los números de la comunidad. Tampoco es ejercer influencia mundana sobre los demás; más bien, los que se reúnen aquí deben reunirse puramente por la gracia Dios el Todopoderoso, y no solo para saciar su sed intelectual y espiritual, y para sobresalir en conocimiento y espiritualidad, sino también para obtener conocimiento de los derechos de la creación de Dios el Todopoderoso y tratar de cumplir esos derechos.

Sin embargo, con gran pesar debo decir que, aunque algunas personas sí asisten al Yalsa, no logran nada más que socializar con sus amigos y mantener conversaciones ociosas. Tales personas luego crean problemas. Algunos de ellos también se convierten en un medio para que los jóvenes y los niños pequeños descarrilen y se desvíen del camino correcto. Algunos llevan a cabo actos extremadamente desagradables y piensan que nadie puede verlos. Siempre debemos recordar que Dios el Todopoderoso siempre nos está mirando. Por lo tanto, lo primero que me gustaría decir hoy es que todas y cada una de las personas deben entender firmemente que este Yalsa es una reunión espiritual. Se lleva a cabo puramente para nosotros para progresar en la rectitud y para establecer una conexión con Dios el Todopoderoso y para sobresalir en ello. Sin embargo, frente a los invitados externos, tales fallos y defectos se mantienen ocultos, ya que uno se comporta con más cautela ante ellos y también Dios el Todopoderoso cubre tales fallos y defectos para que la reputación de la Yama’at no se arruine por la mala conducta de unos pocos. Y como resultado tal comportamiento no sale a la luz. Pero, como he dicho, lo primero que quiero comentar es sobre el propósito del Yalsa. El propósito como lo explica el Mesías Prometido (as) es para que se desarrolle la virtud. En relación con el propósito del Yalsa, el Mesías Prometido dirigiéndose a los que asistieron al Yalsa afirmó que deberían desarrollar el temor de Dios Todopoderoso y deberían convertirse en un ejemplo para los demás en rectitud, piedad, virtud, bondad, amor mutuo y hermandad. La humildad y la honestidad deberían establecerse dentro de ellos. Además, aconsejando a su comunidad, el Mesías Prometido (as) declara, “Adoptad la justicia ya que esta es la raíz de todo”. El significado de la rectitud es salvaguardarse incluso de los pecados menores. Él afirma que la justicia es que incluso si hay una ligera duda de que algo es pecado, uno debe abstenerse de hacerlo. Si todos se evaluaran a sí mismos, podrán determinar si están haciendo un esfuerzo por abstenerse de lo que remotamente podría considerarse un pecado.

Si al reflexionar y después de evaluar la propia condición, uno cree que están actuando en consecuencia, entonces se puede decir que han alcanzado el verdadero propósito del Yalsa o están haciendo un esfuerzo para alcanzarlo. De lo contrario, simplemente escuchar discursos, mostrar una pasión temporal y alzar consignas no tiene sentido. Algunas personas a pesar de alzar consignas, sus expresiones faciales y la forma en que sonríen ilustran que no tienen una verdadera pasión en el corazón y que simplemente están alzando consignas sin motivo alguno. Antes, tales expresiones y acciones estaban ocultas, pero sepan que la lente de la cámara revela su verdadero estado sin su conocimiento y luego esto se guarda para siempre. Antes, estos programas solo se emitían en MTA, pero ahora también están en las redes sociales y sus caras son visibles, y su expresión es visible.

Luego, estableciendo otro criterio para el estado interno y la rectitud, el Mesías Prometido (as) declara,

“Los efectos de la justicia se vuelven visibles para la persona justa en este mundo. Es un efecto inmediato. Así como el veneno y el antídoto tienen un efecto inmediato en el cuerpo.”

Cuando una persona consume un veneno o toma una medicina, los efectos comienzan a aparecer y, a veces, son inmediatos, de la misma manera que es el efecto de la rectitud. Este es el criterio que el Mesías Prometido (as) ha establecido. Por lo tanto, no es posible que los efectos de la justicia no sean exhibidos por una persona que pisa el camino de la rectitud. Una persona que pisa el camino de la justicia nunca puede acercarse a cometer un mal y sus pensamientos comienzan a purificarse.

Por lo tanto, todos deben analizarse a sí mismos. En una ocasión, el Mesías Prometido (as) declara,

“La razón por la que repetidamente digo esto porque el propósito por el cual Dios el Todopoderoso ha establecido esta comunidad es para establecer una vez más la verdadera cognición de lo Divino que ha desaparecido del mundo y la verdadera rectitud y pureza que no se encuentra en este día y época.”

El verdadero conocimiento de lo Divino se ha reducido en este mundo y los objetivos mundanos han tomado prioridad. La atención hacia Dios el Todopoderoso ha disminuido. El lema o la promesa es dar prioridad a la fe sobre todas las cosas mundanas; sin embargo, hay muchas ocasiones en que las búsquedas mundanas tienen prioridad y la religión queda atrás. ¿Cuál es el propósito de la Yama’at? Es restablecer la rectitud y la pureza que ya no se encuentran en ningún lugar de este mundo.

Así, aquel que, de acuerdo con la voluntad de Dios el Todopoderoso, se esfuerce por restablecer la rectitud y la pureza, tendrá éxito y a la vista del Mesías Prometido (as) es un verdadero áhmadi y él es el que cumple el verdadero propósito del Yalsa. Los otros dos asuntos sobre los que deseo llamar la atención solo se pueden aplicar si los corazones están llenos del temor de Dios y la justicia, y existe el deseo de cumplir el propósito del Yalsa según el propósito señalado por el Mesías Prometido (as) mediante el cual establece las cualidades que deben ser adoptadas por los asistentes. Es decir que después de alcanzar la verdadera cognición de Dios el Todopoderoso, uno debe adoptar la compasión, y desarrollar ternura y afecto en sus corazones para los demás. Debe haber amor mutuo, fraternidad, humildad, y se deben establecer los más altos estándares de veracidad. Hay dos tipos de asistentes al Yalsa o grupos de personas. De hecho, uno de ellos no debería llamarse asistentes, sino que un grupo forma parte de la administración del Yalsa y el otro grupo es de los asistentes. En cualquier caso, estos son los dos grupos de personas y ambos necesitan desarrollar estas cualidades. No pueden estar exentos de ellas. Aquellos que están desempeñando sus trabajos, los trabajadores y aquellos que asisten, ambos deben evaluarse de acuerdo con estos estándares, los anfitriones y los invitados. Si ambos adoptan la rectitud, entonces estas cualidades pueden desarrollarse.

Por lo tanto, con respecto a esto, me gustaría llamar la atención de ambos hacia sus responsabilidades y obligaciones. Si ambos grupos pueden desarrollar estas distinciones, la atmósfera del Yalsa se hará agradable y también se cumplirá el propósito de asistir al Yalsa. Las personas de servicio podrán pensar que, como se ofrecieron para sus trabajos y son voluntarios, por lo tanto, han logrado un gran propósito o han complacido a Dios el Todopoderoso. Pero únicamente habrán complacido a Dios Todopoderoso si también han actuado siguiendo estos consejos. Los participantes tampoco podrán decir que, como han viajado desde grandes distancias, han complacido a Dios Todopoderoso. Ciertamente, solo conseguirán Su agrado si desarrollan una verdadera comprensión de Dios el Todopoderoso y prestan atención hacia el cumplimiento de los derechos de la humanidad.

En primer lugar, me gustaría llamar la atención de los trabajadores y los anfitriones sobre el hecho de que deben esforzarse especialmente para desarrollar estas distinciones. Deben controlar sus sentimientos, cuidar a los invitados bajo todas las circunstancias y ser suaves como lo ha mencionado el Mesías Prometido (as). Las responsabilidades principales de los que tienen asignado algún cargo y los trabajadores es ser suaves en su discurso. [En relación a la] modestia, la principal responsabilidad de los que tienen un cargo y los trabajadores, es ser modestos. Los huéspedes deben ser atendidos bajo todas las circunstancias y los que ostentan cargos, así como los trabajadores deben ser amables y gentiles.

Luego, están las relaciones mutuas entre los trabajadores. Incluso estos deben basarse en el amor, la sinceridad y la fraternidad. Esto también se aplica en la manera en que tratan con los invitados, entre ellos y también entre los responsables y sus subordinados. Si se enfadan con los comentarios de otra persona mientras trabajan, tendrá un impacto negativo en los invitados, en particular en los invitados no-áhmadis, a quienes les dicen que, durante el Yalsa de los áhmadis, todos viven juntos con amor y afecto y que no hay ninguna expresión de ninguna forma de ira. Si ellos [invitados no-áhmadis] ven tales cosas, o cualquier tipo de desorden o incluso dos personas alzando sus voces, dejarán una impresión equivocada. Los trabajadores siempre deben recordar que tan pronto como se presenten para servir en estos pocos días, deben servir con el estándar más elevado, es decir, en servicio a los invitados del Mesías Prometido (as), y deben transformar sus actitudes de una manera que no cause ninguna dificultad a los invitados, y tampoco a sus compañeros de turno. Esta cualidad de controlar las propias emociones es un aspecto del entrenamiento que el Yalsa brinda tanto a los supervisores como a sus subordinados. Existe el departamento de estacionamiento, el departamento de control de tráfico, así como los departamentos de cocina y limpieza, todos los departamentos deben demostrar una moralidad excelente durante estos días. Dios el Todopoderoso declara en el Sagrado Corán قولوا للناس حسنا (Al-Baqarah: 84). Es decir, “y habla amablemente con los hombres”. Dios el Todopoderoso ha mencionado este aspecto para establecer y mantener los [altos] estándares de la moralidad. Esta es una guía general. Un creyente debe demostrar las más elevadas cualidades morales en todo momento. Sin embargo, en estas circunstancias particulares, como os habéis ofrecido como voluntarios para servir a los invitados del Yalsa, los invitados del Mesías Prometido (as), que han venido para mejorar sus condiciones intelectuales, prácticas y espirituales, [debéis demostrar las más elevadas cualidades morales]. Los trabajadores y los que están de servicio podrán conseguir su reforma prácticamente a través de su propio ejemplo práctico. Por lo tanto, de acuerdo con esto, vosotros, los trabajadores, recibiréis una recompensa doble. En primer lugar, por ofreceros a vosotros mismos para servir en el Yalsa y, en segundo lugar, por reformar a otros a través de la demostración de la buena conducta; haciendo que los demás se den cuenta de que cada participante del Yalsa debe demostrar las más elevadas cualidades morales.

Si alguien habla en tono severo o dice algo malo, pero nota que el voluntario de turno está respondiendo cortésmente y mostrando una las más elevadas cualidades morales, entonces este modelo práctico hará que esa persona se dé cuenta instantáneamente de su error y esto se convertirá en una fuente de reforma para ellos. El Santo Profeta (sa) declaró: “No hay nada más pesado en una balanza que las más elevadas cualidades morales”. Es decir, si pesáis las mejores cualidades morales en una balanza, acabará siendo lo más pesado porque estas cualidades son las que finalmente pueden poner fin al desorden en el mundo. Las más elevadas cualidades morales también conducen [a la gente] a cumplir con las obligaciones de Dios el Todopoderoso. De hecho, el Mesías Prometido (as) escribió que en algunas circunstancias las obligaciones con la humanidad son más importantes que las obligaciones con Al-lah. El Profeta de Al-lah (sa) declaró que uno es capaz de mostrar un control sobre sus emociones y ejercer la paciencia debido a las más elevadas cualidades morales. Tendrán el coraje de responder cortésmente a las malas acciones de alguien. El hombre comete muchos pecados y las cualidades morales se convierte en una fuente de perdón por otros pecados.

Por lo tanto, lo primero que cada voluntario debe tener en mente es ejercer las más elevadas cualidades morales. Considerad [el hecho de] lo fácil que es esto. Y cómo Al-lah Todopoderoso bendice en particular a aquellos que permanecen en silencio solo por Su causa y sonríen continuamente. Si alguien dice que también me enojé por el estrés de mi trabajo o por la conducta inapropiada de alguien, entonces siempre debemos considerar el ejemplo de nuestro maestro y guía, el Santo Profeta (sa) acerca de quien Al-lah el Todopoderoso dijo que él es el modelo perfecto a seguir. ¿Hay algún sufrimiento que no se le haya infligido? ¿Hay algún problema que no experimentó o que otros no le causaron? Las preocupaciones y los sufrimientos soportados por el Santo Profeta (sa) fueron mucho peores que las circunstancias y sufrimientos más difíciles que un humano pueda imaginar. Sin embargo, a pesar de todo esto, los Compañeros (ra) declararon que nunca habíamos visto a nadie sonreír más que el Santo Profeta (sa). Siempre había una sonrisa en su rostro. Este es el modelo de nuestro maestro y guía, el Santo Profeta (sa).

El Santo Profeta (sa) también afirmó, más bien nos amonestó, diciendo: “Una persona que carece de compasión ha sido privada del bien.” Si uno no muestra bondad, entonces también se verán privados de alcanzar cualquier virtud. Esto es aplicable para los voluntarios y para todos los demás. Hay muchas personas que discuten entre sí. También deben recordar esto porque, como resultado, quedan privados de cualquier bondad. Dios el Todopoderoso os está concediendo esta oportunidad después de un año entero, por lo tanto, todos, particularmente los voluntarios, deben mostrar estándares más elevados de moralidad y compasión que antes y también deben sonreír más. Cada voluntario debe tener en cuenta la orientación proporcionada por el Mesías Prometido (as) en cuanto a tratar al huésped de una manera excelente. El Mesías Prometido (as) declara:

“El corazón de un invitado es similar a un espejo que se rompe al menor golpe”.

Mientras aconsejaba en general respecto a servir a los invitados, dijo:

“¡Atención! Hay muchos invitados aquí. Conocéis a algunos de ellos y a otros no los conocéis personalmente. Por lo tanto, debéis considerar a todos como personas honorables y tratarlos como se merecen.”

Por lo tanto, no debe haber ningún tipo de diferenciación en la hospitalidad de los huéspedes. No debe darse el caso de que los invitados conocidos reciban un trato mejor que aquellos con los que los anfitriones no están familiarizados o que sean bienvenidos de una manera indiferente. Este año, muchos invitados de África y otros países están presentes. En el pasado, han venido personas de Europa del Este y otras áreas de Europa. Cada persona que viene aquí debe regresar con recuerdos inolvidables del Yalsa Salana de Alemania y la hospitalidad que se muestra aquí y esto depende de la gente que trabaja aquí. Por lo tanto, debéis comprender vuestra responsabilidad a este respecto. Además, cada voluntario y cada áhmadi que asiste al Yalsa debe convertirse en una fuente de difusión del mensaje del islam y del Ahmadíat mostrando un modelo práctico de las bellas enseñanzas del islam para los invitados no musulmanes que asisten al Yalsa.

Por lo tanto, todos vosotros estáis participando en forma silenciosa Tabligh [difundiendo el mensaje del islam y del Ahmadíat]. Esto incluye a todos los miembros de la Yama’at que asisten y a todos los que están de servicio. Cada voluntario de cada departamento debe tener en cuenta que su responsabilidad es absolutamente vital ya que, como he mencionado, por ejemplo, hay departamentos tales como control de tráfico, estacionamiento, registro, escaneo, cocina, comedor, limpieza y mantenimiento de la disciplina, etc. Cada departamento no solo sirve a los invitados, sino que además está propagando el mensaje en silencio. Por lo tanto, comprended la importancia de vuestro trabajo. En cuanto a la disciplina, tened en cuenta que no es necesario mostrar una expresión severa para ser eficaz, especialmente entre las mujeres. Las niñas mantienen la disciplina en los Yalsas de Reino Unido con una sonrisa en sus caras. Alguien me informó: “Una niña se convirtió en miembro del equipo de disciplina. Nos avergonzaba cada vez que hablábamos entre nosotras porque mostraba la tarjeta ‘Observe silencio’ con una sonrisa en la cara sin pronunciar ni una sola palabra.” Si las personas son razonables, entonces ciertamente guardarán silencio cuando se les recuerde que deben hacerlo. Si son ignorantes y mal educados y no observan el silencio, o algunos de ellos son tan descorteses que silencian a los que están de servicio diciendo: “Sabemos cuándo observar el silencio”, en tales circunstancias, las jóvenes de turno no deben decir nada a estas mujeres. Simplemente deben informar a sus responsables acerca de esto, quién les hablará directamente. No es responsabilidad de las niñas confrontar a las mujeres mayores en ningún caso. Similarmente, tened especial consideración con aquellos que lleguen al comedor después del horario establecido debido a algún percance, como por ejemplo una enfermedad o un niño que esté llorando y necesite comer. Estas personas deben ser atendidas de la mejor manera posible. Si hay limitaciones, entonces debéis informarles con extrema amabilidad. Si alguien utiliza palabras duras debéis permanecer en silencio. Además, debéis prestar atención a la limpieza de los baños de hombres y mujeres. Ayer cuando me dirigí a los voluntarios, enfaticé este punto. Es vital que, para que vuestros corazones sean humildes y modestos y desarrollen un afecto por los demás, realicéis vuestras responsabilidades de la mejor manera posible y de acuerdo con los estándares establecidos por el Mesías Prometido (as). Si lo hacéis así, entonces, ciertamente, estáis trabajando por la causa de Dios el Todopoderoso.

Asimismo, como he mencionado al principio, los invitados deben prestar atención al objetivo de su visita, es decir, establecer un vínculo con Al-lah el Todopoderoso, para obtener un alto estándar en ello y, además, cumplir con los derechos correspondientes a Sus siervos. Los invitados que vengan siempre deben recordar que están participando en el Yalsa para, como he mencionado antes, desarrollar humildad en sus corazones y mejorar su condición académica, práctica y espiritual. Si tenemos en mente este objetivo, entonces no tendrá lugar ningún tipo de enemistad ni quejas de otras personas, especialmente con los trabajadores y voluntarios. La mayor parte de aquellos que están trabajando son jóvenes que están estudiando en colegios, institutos y universidades. Otros tienen buenos trabajos. Únicamente están trabajando aquí porque han venido los invitados del Mesías Prometido (as). Aquellos que vienen como invitados deben merecer el honor de ser considerados como invitados del Mesías Prometido (as). No debéis pensar que sois los invitados [Mesías Prometido (as)] únicamente por participar en el Yalsa. Si no seguís las enseñanzas del Mesías Prometido (as), si no actuáis conforme a sus instrucciones, no estáis cumpliendo el objetivo del Yalsa. Podéis declarar mil veces que “estoy participando en el Yalsa como invitado del Mesías Prometido (as)” pero, en realidad, no sois sus invitados si vuestra conducta no es la correcta. Por lo tanto, los participantes del Yalsa evitar estas cosas. También debéis reformar vuestra conducta y cooperar con los trabajadores. Sin duda, ellos han sido elegidos para serviros, pero vosotros también debéis mostrar elevadas cualidades morales. Los jóvenes vienen con una gran ilusión para servir, por lo tanto, los invitados deben tratarles con amabilidad, para que su ilusión por servir y trabajar continúe aumentando y reforzándose. No debe darse el caso de que estos jóvenes quieran huir de este trabajo el año que viene debido al trato que recibieron por los invitados.

Además, aquellos invitados que viven en Alemania deben tener en cuenta que, a pesar de que son invitados, también son anfitriones. Por lo tanto, deben estar dispuestos a sacrificarse por aquellos invitados que han viajado desde fuera de Alemania, porque todos aquellos que han llegado desde fuera de Alemania son, en realidad, los invitados y aquellos que viven en Alemania son, por tanto, los anfitriones. Así pues, debéis estar dispuestos a sacrificaros por ellos; ya sea ofreciendo vuestro asiento o, en el caso de que haya escasez de comida, ofrecer vuestro sitio, o si necesitan cualquier tipo de ayuda, es vuestra responsabilidad ayudarles. En ocasiones, debido al desconocimiento del idioma, los invitados requieren ayuda. Cuandoquiera que necesiten ayuda, debéis ofrecérsela. Esta responsabilidad no solo recae sobre los trabajadores, sino que es responsabilidad de cada áhmadi ayudar a los demás. Esta es la forma de expresar amor y hermandad según las enseñanzas del Mesías Prometido (as).

Además, hay invitados no áhmadis que participan en el Yalsa y, por ello, cada áhmadi debe mostrar una conducta ejemplar. El mundo exterior podrá percibir una bella sociedad islámica únicamente a través de vuestros ejemplos; es decir, solo si los áhmadis muestran ejemplos de amor, compasión y hermandad. Por lo tanto, los hombres y mujeres deben ser conscientes de esto. Si hay escasez de comida, debéis mostrar paciencia y perseverancia. El verdadero sustento por el que habéis venido hasta aquí es el alimento espiritual e intelectual, por lo tanto, es vital tratar de obtenerlo.

Asimismo, solo debéis ir al bazar a su debido tiempo. Creo que el departamento de Tarbiyyat normalmente solo abre el bazar cuando ha finalizado los procedimientos del Yalsa. No obstante, a veces la gente les presiona diciendo que tienen hambre y, por lo tanto, les dejen entrar [en el bazar]. He dicho en varias ocasiones que el departamento de Mehmaan Nawaazi [hospitalidad] debe buscar soluciones para estas personas. Además, en relación al bazar de los hombres o de las mujeres, siempre debe mantenerse la santidad y el decoro del ambiente del Yalsa. No debe darse el caso de que solo se respete la santidad del Yalsa cuando nos encontremos sentados en el Yalsa Gah [sala principal]. Todo el complejo y las zonas circundantes donde haya carpas, marquesinas u otros salones, son parte del Yalsa, y la gente debe recordad la pureza del Yalsa incluso en esas zonas. Como he mencionado anteriormente: [árabe] esta instrucción que aparece en el Sagrado Corán, no solo se aplica a los trabajadores, sino que es aplicable a cualquier musulmán, y en concreto, todos los áhmadis deben prestarle atención.

Ayer me dirigí a los trabajadores y me gustaría recordarles de nuevo que deben mostrar las más elevadas cualidades morales y evitar cualquier tipo de descortesía. Ahora bien, esto no significa que debéis poner a prueba su paciencia o crear una situación que perturbe el decoro. Si un trabajador de un departamento os pide que hagáis algo, debéis mostrar las más elevadas cualidades morales, obedecerles y cooperar con ellos. Por lo tanto, cualquier persona que participe en el Yalsa debe mostrar una conducta ejemplar siguiendo las enseñanzas del Sagrado Corán. Durante las sesiones del Yalsa debéis permanecer sentados y escuchar los discursos. Solo podéis salir si es necesario. En cada discurso aprenderéis algo que podrá mejorar vuestras vidas como áhmadis. Asimismo, cuandoquiera que estéis paseando durante los días del Yalsa, debéis recordar a Dios, recitar el Darud [enviar saludos al Santo Profeta (sa)] y el Istighfar [arrepentirse ante Dios]. Este recuerdo de Dios y la recitación del Darud demostrara ser beneficioso para todos, así como para toda la Yama’at. También debéis orar para que mejore la situación de la Ummah musulmana, especialmente debido a las circunstancias actuales.

Actualmente, el Santo Profeta (sa) recibe la mayor cantidad de Darud en todo el mundo. Solo durante las oraciones, quizás millones de musulmanes envían saludos sobre el Santo Profeta (sa). Sin embargo, actualmente en el mundo, la condición religiosa, espiritual y secular de los musulmanes es pésima. Esto es debido a que el Darud se recita de forma ceremoniosa y sus oraciones se realizan de tal manera que los lleva a su destrucción. Tal y como ha afirmado Dios el Todopoderoso, sus oraciones se realizan de tal manera que son descartadas por completo. Por lo tanto, en esta situación, los áhmadis tenemos la gran responsabilidad de invocar saludos sobre el Santo Profeta (sa) y rezar por el progreso del islam, no solo mostrando sinceridad y lealtad, sino también reformando nuestra propia condición e inculcando el temor de Dios en nuestros corazones. Si habéis migrado a estos países, no debéis prestar atención únicamente a vuestras aspiraciones materiales, sino que debéis esforzaros por reformar vuestra propia condición. Además del Darud, debéis recordar a Dios activamente.

Orad para que Dios el Todopoderoso nos permita cumplir con los objetivos del Yalsa Salana y recibir sus bendiciones. Que continuemos recibiendo las bendiciones de este viaje que hemos realizado por un noble propósito y que se desarrolle el Taqwa en nuestra progenie. Que nosotros, nuestros hijos y nuestra descendencia estén protegidos de todo aquello que Dios el Todopoderoso detesta. Que nuestra riqueza sea bendecida y que nuestra descendencia nunca utilice medios para adquirir riqueza que sean erróneos y que Dios el Todopoderoso deteste, o caiga dentro de la categoría de Haram [ilegal]. Rezad por vuestras mujeres, hijos y maridos, para que Dios el Todopoderoso les otorgue una fe firme. Que Dios el Todopoderoso nos salve de cada tribulación que ponga a prueba nuestra fe.

Que siempre permanezcamos en el camino recto. Debemos rezar por esto durante el Zikr-e-ilahi [recuerdo de Dios] e incluso generalmente en nuestras oraciones. Durante estos días, incluso después de ello [Yalsa], debemos realizar las cinco oraciones diarias con regularidad -y particularmente aquellos que se queden aquí deben participar en la oración de Fallr, y de hecho también se realiza la oración de Tahayyud, así que también deben levantarse para realizarla. Asimismo, aquellos que están trabajando, si no pueden realizar sus oraciones en congregación, deben realizarlas en congregación inmediatamente después de que acabe su turno, o bien antes de que comience, en sus zonas de trabajo respectivamente. Que Dios el Todopoderoso permita a todos dirigir sus vidas buscando el placer de Dios y les permita comprender el verdadero espíritu de ser parte de la Yama’at del Mesías Prometido (as) y cumplir con sus derechos. ¿Cuál es este espíritu? Me gustaría describir esto en las palabras del Mesías Prometido (as). El Mesías Prometido (as) dice:

“Hasta que nuestra Yama’at no adopte del Taqwa [rectitud], no podrá obtener la salvación ni Dios el Todopoderoso podrá ofrecerles Su protección.”

El Mesías Prometido (as) además dice:

“Llenad vuestras casas con el recuerdo de Dios el Todopoderoso y dad limosna y caridad y salvaros del pecado, para que Dios el Todopoderoso os conceda Su misericordia.”

Que podamos dirigir nuestras vidas de acuerdo a lo que el Mesías Prometido (as) desea y que podamos recibir las bendiciones del Yalsa Salana. Que podamos ser partícipes de las oraciones que el Mesías Prometido (as) ha establecido para los invitados del Yalsa Salana y que podamos recibirlas en este Yalsa y que podamos continuar recibiéndolas en el futuro también. Que Dios el Todopoderoso nos permita continuar realizando actos virtuosos.

Hay una cosa que no he mencionado en relación a la administración que me gustaría comentar ahora, y es que todos deben vigilar su entorno. Aquellos que han viajado para participar en el Yalsa así como aquellos que están trabajando. Debéis cooperar con ellos en los temas de seguridad y si encontráis algo sospechoso debéis informarles. Que Dios el Todopoderoso nos conceda paz y seguridad y que ningún incidente tenga lugar que pueda causar algún tipo de pérdida.

Send this to a friend