Date: 2018-08-03

Yalsa Salana 2018

Hazrat Mirza Masrur Ahmad

Hazrat Mirza Masrur Ahmad

Jalifatul Masih V

Su Santidad, Hazrat Mirza Masrur Ahmad (Mir‐za Mas‐ rur Ah‐mad), es el quinto Jalifa (Califa) de la Comunidad Musulmana Ahmadía. Elegido para esta posición vitalicia el 22 de abril de 2003, desempeña su cargo como jefe espiritual y administrativo mundial de una organización religiosa internacional con decenas de millones de miembros repartidos en 200 países.

Ver más sobre el autor

Después de recitar el Tashahhud, Ta’wwuz y Surah Al-Fatihah, Hazrat Jalifatul Masih V (aba) dijo:

Alhamdulillah. Por la Gracia de Dios Todopoderoso, hoy podemos participar de nuevo en el Yalsa Salana [convención anual]. Algunas personas están participando en el Yalsa por primera vez. Muchos que tienen los medios y los documentos necesarios para viajar han asistido al Yalsa durante muchos años. También hay algunos del Reino Unido, que asisten al Yalsa por primera vez; acaban de llegar aquí y se han establecido desde hace poco tiempo. También habrá algunos niños, que se beneficiarán del ambiente del Yalsa por primera vez gracias a su mayor madurez. Por lo tanto, todos deberían tratar de beneficiarse de la atmósfera espiritual del Yalsa durante los tres días. Deben escuchar los procedimientos del Yalsa en silencio y atentamente. Solo entonces la participación en el Yalsa será beneficiosa. Solo entonces estarán cumpliendo el objetivo de realizar el Yalsa, como lo establece el Mesías Prometido (as).

Como todos saben, la organización de Yalsa, especialmente durante los días del Yalsa, son total o al menos hasta el 90 por ciento efectuados por miembros de la Comunidad de forma voluntaria. Es por eso que parte de la organización es propensa a deficiencias o debilidades. Sin embargo, todos los participantes debemos rectificar y eliminar esas debilidades y deficiencias. Mientras los trabajadores analizan y buscan mejorar su trabajo, los invitados deben ignorar esas debilidades y deficiencias. Dondequiera que los trabajadores necesiten ayuda, deben acercarse para ayudarlos. Solo podemos unirnos si cargamos con la carga del otro y nos ayudamos mutuamente siempre que sea necesario. Por lo tanto, este tema fundamental debe ser recordado tanto por los invitados como por los anfitriones.

Por lo general, les recuerdo a los trabajadores y a los anfitriones sus responsabilidades y obligaciones en mi sermón una semana antes del Yalsa y les digo unas palabras a los invitados sobre sus obligaciones durante el sermón en el [primer] día del Yalsa. La belleza de nuestros Yalsas o más bien el sistema de nuestra Jama’at… o [debo decir que] solo podemos vivir unos junto a otros con armonía mutua si todos cumplen con sus obligaciones de la manera más adecuada y entienden su importancia. De todos modos, hoy diré algunas palabras a ambos y atraeré su atención hacia esos asuntos.

No dije nada a los trabajadores en mi último sermón. Sin embargo, les recordé cómo debe ser su actitud y cómo deben trabajar durante mi discurso en la inspección el domingo pasado. Por la gracia del Todopoderoso, uno puede decir que la mayoría de estos trabajadores han estado realizando este trabajo desde hace mucho tiempo. Por lo tanto, en lo que se refiere a comprender la naturaleza del trabajo o realizarlo de la mejor manera, los trabajadores aquí han sido entrenados hasta cierto punto. Mientras se benefician de su experiencia, los trabajadores y aquellos que ostentan cargos brindan capacitación a los trabajadores, niños y jóvenes recién unidos todos los años. Sin embargo, se deben dar recordatorios sobre algunos asuntos que requieren más atención. Por lo tanto, como dije, ahora llamaré la atención tanto de los invitados como de los anfitriones sobre algunos asuntos.

El primer asunto relacionado con los trabajadores es que se han presentado para servir a las personas que han venido a participar en el Yalsa iniciado por el Mesías Prometido (as) bajo el mandato de Dios el Todopoderoso. No han venido a asistir a ninguna feria mundana. Más bien se han reunido para elevar sus estándares de espiritualidad, conocimiento y moralidad. Espero que cada participante de Yalsa comparta este pensamiento. Así es como debe ser. De lo contrario, su participación en el Yalsa sería en vano. De todos modos, los trabajadores siempre deben recordar que no importa qué actitud tengan los invitados, aquellos que están sirviendo deben preocuparse por sus sentimientos y exhibir la moral más elevada. Incluso si un invitado o un participante adopta una actitud equivocada, sigue siendo deber del trabajador mantener sus pasiones bajo control y no contestar con la misma actitud. Una vez que los trabajadores se hayan presentado para servir a los invitados por el bien de Dios el Todopoderoso, entonces, si se llega a ese punto, también tendrán que tolerar las actitudes equivocadas de algunos de los invitados por el bien de Dios el Todopoderoso. Solo entonces pueden convertirse en los recipientes del placer y la felicidad de Dios el Todopoderoso. ¿Cuál fue el modelo más excelente del Profeta al que seguimos, con respecto a los invitados? Esos invitados no eran tales, que solo venían de vez en cuando o una vez al año a Yalsa. Más bien esa gente, que solía vivir en la misma ciudad, solía reunirse con él todos los días. Tanto si solía invitarlos a comer debido a sus circunstancias difíciles o si solía invitarlos de otra manera y querían hablar por mucho tiempo y se entrometían en su descanso o su trabajo, nunca los detuvo. Nunca solía decirles: “No vengan antes del tiempo acordado porque estaré ocupado.” Nunca solía decirles: “Partan inmediatamente después de haber comido de la comida. No puedo acabar mi trabajo debido a tu demora.” Cuando Dios el Todopoderoso presenció el comportamiento de la gente y vio su tolerancia, paciencia y moralidad, les dijo a los creyentes, ‘fa yastahyee minkum’, es decir, “teniendo en cuenta vuestros sentimientos, él se avergonzaría de pediros que salgáis pero Al-lah no se avergüenza de ello. Por lo tanto, no causéis molestia al Profeta permaneciendo en su casa durante un largo periodo de tiempo innecesario.” Así, por un lado, Dios el Todopoderoso ha mencionado el modelo más excelente del Santo Profeta (sa) con respecto a la hospitalidad y mencionó su elevada moralidad y, por otro lado, ordenó especialmente a los invitados no ir más allá de los límites de sus derechos, cuando fueran invitados. Es importante permanecer dentro de los límites. Los invitados no deben aprovecharse injustamente de ser sus invitados.

Luego se fijó un estándar de hospitalidad con respecto a los no musulmanes. Había magnanimidad de tal estándar que uno se sorprende. Observamos un ejemplo de esto cuando un no musulmán vino como invitado. El Santo Profeta (sa) lo hospedó. Cuando se levantó y se fue por la mañana, dejó su cama sucia. El Santo Profeta (sa) lo limpió él mismo y cuando sus compañeros (ra) le pidieron que les dejara servirle y le dijeron: “Estamos aquí a su servicio. ¿Por qué te molestas a ti mismo?” Sin embargo, él respondió: “Él era mi invitado. Por lo tanto, voy a limpiar su desorden.” Por lo tanto, este es el modelo más excelente que nadie puede igualar. Nuestros propios miembros y otros asisten a nuestro Yalsa. Todos estos participantes tienen una elevada moral. O bien vienen a obtener conocimiento de la fe o para obtener información sobre el Islam y el Ahmadíat. En cuanto a las debilidades humanas, todos las tienen. Incluso si alguien cometiera un pequeño error se equivocara, no podemos tildarlos de inmorales o que tengan malas intenciones. Todo es parte de las debilidades humanas.

Por lo tanto, incluso si surgen tales problemas menores, debemos tolerarlo. Independientemente de si un áhmadi es un invitado o un anfitrión, deben demostrar una elevada moral. Sin embargo, aquellos que se han ofrecido para el servicio de los invitados de Yalsa, deben demostrar una moral aún más elevada. Si los trabajadores actúan con paciencia y amabilidad, la otra persona naturalmente se sentirá avergonzada [por su conducta]. Por lo tanto, aquellos que están de servicio deben demostrar la moral más elevada en cada departamento y donde sea que estén trabajando. Además, deben considerar que es un gran desafío para ellos en estos días y, como resultado de esto, deben demostrar la más elevada moralidad. Dirigiendo nuestra atención hacia esto, Dios Todopoderoso declara en el Sagrado Corán:

[Texto árabe], es decir, hablarles a los hombres amablemente y con gentileza. Este es el aspecto fundamental que es esencial para eliminar las peleas y para demostrar una elevada moral. Este principio no debe adoptarse meramente en ocasiones especiales, sino que debe adoptarse permanentemente.

Además, una vez que una persona se acostumbra a esto, elimina la posibilidad de tener alguna queja o cometer injusticias. Por lo tanto, los anfitriones y los invitados deben ser conscientes de este mandamiento de Dios el Todopoderoso en esta ocasión, así como por el resto de sus vidas. Deben actuar de acuerdo con esto particularmente durante estos días. Todos tenemos que jugar un papel creando un ambiente agradable aquí para que podamos cumplir el propósito para el cual nos hemos reunido aquí; que es mejorar nuestro estado moral y espiritual. Además, esta misma cualidad moral será el medio de informar a los invitados no áhmadis que asistan sobre la elevada moralidad que enseña el Islam. Esta es una manera silenciosa de Tabligh [predicar el verdadero mensaje del Islam], que será llevada a cabo tanto por los invitados como por los trabajadores. El Santo Profeta (sa) declara que nada pesa más en la balanza que mostrar buenas cualidades morales. Además, también afirmó que aquel que posee buenas costumbres, adquiere el estatus de aquel que es regular en ofrecer oraciones y observar los ayunos. En otras palabras, uno está capacitado para actuar virtuosamente. Además, cuando uno es habilitado para actuar virtuosamente, particularmente por el bien de Dios el Todopoderoso, entonces también se inclina hacia la adoración. Están habilitados para expresar su gratitud hacia Dios el Todopoderoso porque demuestran buenos valores morales de acuerdo con el mandamiento de Dios  el Todopoderoso. Además, esta misma gratitud dirige su atención hacia la adoración. En otras palabras, una obra virtuosa le permite a uno realizar muchas otras acciones virtuosas del más alto nivel. Una obra virtuosa continúa produciendo muchas más obras virtuosas. Por lo tanto, los trabajadores deben acostumbrarse a que, cualquiera que sea la conducta de la otra persona, siempre deben tener una sonrisa en sus rostros. Este estado externo también tiene un impacto en sus corazones y, como resultado, no desarrollarán ninguna aspereza en sus corazones. Además, cuando no desarrollen una dureza innecesaria en sus corazones, tampoco tomarán decisiones equivocadas, que a veces se toman en un estado de ira e ira.

Al mencionar el excelente estado de los valores morales del Santo Profeta (sa), un compañero afirma que no vio a nadie sonreír y reírse más que el Santo Profeta (sa). Además, el Santo Profeta (sa) también instruyó a sus seguidores a mostrar bondad ya que la persona que ha sido privada de la bondad también ha sido privada de hacer el bien. Ahora, si los trabajadores y los que asisten [al Yalsa] entienden esto, podrán derivar y adquirir las bendiciones y los beneficios de este ambiente debido a sus bendiciones. Por la gracia de Dios el Todopoderoso, los trabajadores sirven a todos los invitados de todo corazón. Sin embargo, si a pesar de esto, una persona desarrolla en su corazón la sensación de que a tal o cual persona se le brinda un mejor trato que a él, ellos, es decir, los trabajadores, deberían tratar de ayudar a eliminar tales sentimientos e inquietudes. Sin embargo, junto con esto, también me gustaría decir a los asistentes al Yalsa Salana, como también he mencionado antes, que por la gracia de Dios el Todopoderoso, esta enorme organización está siendo realizada por voluntarios. No han sido empleados por nosotros. Algunos de ellos trabajan puestos de alto rango [fuera de la Comunidad]. Prestan sus servicios a los invitados del Mesías Prometido (as) con una ardiente devoción. Del mismo modo, están los jóvenes, que están estudiando en escuelas secundarias y universidades. Entre ellos hay chicos y chicas. También hay niños pequeños. Todos ellos sirven con una gran pasión. Por lo tanto, incluso si observa cualquier defecto y defecto menor, entonces ignórelos y tenga en cuenta que simplemente nos hemos reunido aquí para escuchar las enseñanzas de Dios el Todopoderoso, Su Mensajero (sa) y de Su religión.

Además, si tenemos este propósito en mente, no habrá ninguna razón para presentar tales quejas. Existe un sistema formal y establecido para la organización del Yalsa Salana. Hay varios departamentos, que se han formado para crear fluidez en la operación general. Si un huésped nota deficiencias en un determinado departamento, o si considera que, en su opinión, no están siendo atendidas como deberían o no están siendo atendidas de acuerdo con sus debidos derechos, entonces deben escribirle a la persona a cargo del departamento en lugar de pelear con los trabajadores. Incluso si la deficiencia no se elimina o mejora este año, sin embargo, la Yama’at lo tendrá en cuenta para el próximo año. Esta es la belleza del sistema de la Yama’at de que cualesquiera defectos y deficiencias que se destaquen, se hacen esfuerzos para mejorarlos en el futuro.

Un departamento importante que se ocupa de la hospitalidad es preparar y cocinar la comida. El langar [el área que prepara y sirve comida] hace preparaciones de ciertos tipos de alimentos durante los días de Yalsa. Por el momento, dondequiera que se celebran Yalsas en todo el mundo, o al menos donde la mayoría se compone de miembros de las regiones de Pakistán e India, la comida que se prepara consta de Alu Gosht [cordero y patata al curry], Daal [lentejas] y Roti [pan tradicional]. Sin embargo, otros tipos de alimentos también se preparan específicamente para personas de otros orígenes y me refiero a los que no son pakistaníes o indios. Sin embargo, los que preparan la comida también deben tener en cuenta el hecho de que aunque los alimentaremos de acuerdo con lo que deseamos cocinar, la comida debe cocinarse bien y, en particular, la carne. He llegado a saber que ayer la carne estaba poco hecha. Hubo menos invitados ayer y, por ello, no se recibieron muchas quejas. Sin embargo, si este es el mismo caso hoy, entonces la administración debería prestar atención sinceramente al respecto. Si la calidad de la carne no era buena, entonces la administración debería analizarla de inmediato y comprar carne de buena calidad. Tengo la esperanza de que los invitados no se quejen con respecto a esto, Insha’lah [si Dios quiere]. Sin embargo, incluso si se quejan, será una queja justificada. Sin embargo, no deberían hacerlo con ira. Por el contrario, deberían informar afectuosamente a la administración de esta deficiencia para eliminarla. De esta manera, los alimentos tampoco se desperdiciarán y también tenemos la responsabilidad de proteger nuestras provisiones.

Además, los que asisten al Yalsa Salana también deberían ser conscientes del hecho de que el Santo Profeta (sa) dijo que uno de los buenos valores morales que enseña el Islam es que un creyente se debe abstener del habla ociosa e innecesaria. En este Yalsa, que el Mesías Prometido (as) ha declarado que es únicamente por el bien de Dios, debemos abstenernos de todo tipo de lenguaje ocioso y de pérdida de tiempo. Debéis escuchar los procedimientos atentamente. Incluso si los que pronuncian el discurso no son de vuestra preferencia, sin embargo, los temas de los discursos se eligen para que puedan ser de beneficio para todos. Además, siempre hay un aspecto u otro durante el discurso, que deja un impacto en el corazón de alguien. Por lo tanto, debéis escucharlo atentamente para que pueda tener un impacto en vosotros.

No salgáis de Yalsa Gah [el escenario principal del Yalsa Salana] a menos que haya una necesidad urgente de hacerlo. La asistencia en todos los demás programas debería ser tanto como lo es ahora para que los niños y jóvenes puedan darse cuenta de la importancia de Yalsa Salana y puedan conectarse con la fe y esforzarse en ello de esta manera. En esta época de creciente materialismo, es una tarea muy importante y crucial para los padres hacer que sus hijos y jóvenes comprendan la importancia de la fe y formen una conexión con ella. Todas las madres y todos los padres deben esforzarse en esto. Que Al-lah el Todopoderoso otorgue a todos la capacidad de hacerlo.

En términos de criar a los hijos y conectarlos con la fe, el aspecto más importante en relación con esto es la adoración. Para cumplir con esta tarea, las cinco oraciones diarias son obligatorias para nosotros. Estamos combinando oraciones en estos días debido a los programas de Yalsa y para todos los que han viajado desde el extranjero. Las oraciones deben ser ofrecidas a tiempo. Debéis tener en cuenta los tiempos de oración y también llevar a los niños a orar si estáis en Hadeeqa-tul-Mahdi. Si no estáis en Hadeeqa-tul-Mahdi y habéis regresado a casa durante las horas de Salat para la oración de Fajr, Maghrib e Isha, entonces debéis ir al centro de Salat más cercano o a la mezquita para ofrecer las oraciones. Si la casa de alguien está lejos de su mezquita o centro de Salat, entonces debería haber arreglos para ofrecer las oraciones en la congregación en casa. Del mismo modo, los trabajadores que están disponibles durante los tiempos Salat deben ofrecer sus oraciones en congregación aquí [en el Yalsa Gah]. Aquellos trabajadores que están de servicio deben ofrecer sus oraciones inmediatamente después de que su trabajo haya terminado. La administración o la persona a cargo debe tener en cuenta los tiempos de oración al asignar los trabajos. No debería suceder que a alguien se le pase la hora de la oración debido a su trabajo. Los turnos se deben administrar de manera que ambos turnos tengan la oportunidad de ofrecer algunas oraciones a tiempo. Si nuestro enfoque no está en ofrecer oraciones, entonces todos nuestros esfuerzos son inútiles.

Me gustaría decir algunas cosas más con respecto a la gestión. Aquellas personas que conducen aquí deben cooperar con la administración y deben estacionar sus autos donde y como se les indique que lo hagan. De vez en cuando hay dificultades en este sentido y algunas personas muestran terquedad. Incluso discuten con los trabajadores y esto arruina la organización y, a veces, esto lleva a situaciones de riesgo y causa angustia y peligro. Dirigí la atención de los voluntarios hacia esto el domingo, pero aquellos invitados y asistentes de Yalsa que ofrecen sus oraciones en la mezquita de Fazl también deben tener en cuenta que deben estacionar sus coches en áreas que no bloqueen las entradas de nuestros vecinos y no causarles cualquier tipo de dificultad. Mencioné el domingo a los voluntarios acerca de que nuestros vecinos se quejaron de que algunos de nosotros estacionamos los coches frente a sus casas de tal manera que bloquea sus entradas. Por ello, no pueden sacar su coche ni pueden estacionarlo adentro. Algunos de ellos que conocen a la comunidad, ya que nos vemos todos los años o reciben nuestros regalos en Eid o los encontramos durante los días de Yalsa, han llegado al extremo de decir que, aunque hablamos tan bien sobre el Jalifato y reclamamos que somos guiados por el Jalifato, o bien, vuestro Jalifa no os aconseja sobre el cumplimiento de los derechos de sus vecinos o bien no le obedecéis. Tal comentario de un extraño es una fuente de vergüenza para todos.

En cualquier caso, esto me causó a mi mucha vergüenza y lo que dijeron es realmente correcto. Si bloqueamos las entradas de nuestros vecinos, entonces tiene que darse cualquiera de los dos escenarios mencionados. Por lo tanto, todos deberían prestar especial atención a esto y ser conscientes de esto. Si es necesario, es preferible que sufráis molestias vosotros mismos pero no bloqueéis el camino de acceso de nuestros vecinos causándoles incomodidad. Ninguna otra religión enseña a cumplir con los derechos de los vecinos tanto como el Islam. A pesar de eso, si no seguimos esta enseñanza, entonces es una gran fuente de vergüenza para nosotros y esas personas están cometiendo pecado. Particularmente me gustaría dirigirme a aquellos que viajan desde fuera de Londres y que vienen de Europa, de Alemania, etc., aquellos que conducen aquí en sus automóviles, deberían ser particularmente conscientes de esto. Algunos de ellos no prestan atención a esto y me han informado que cuando los jóvenes en servicio dirigen su atención hacia esto, les hablan de manera inapropiada. Entonces, en primer lugar, cometen un delito de estacionamiento ilegal y usurpan uno de los derechos de [nuestros] vecinos y en segundo lugar, debido a su comportamiento, están reduciendo el respeto y la reverencia que los jóvenes tienen por los mayores. Cuando esto sucede, los jóvenes también responderán de manera similar dando lugar a una pelea. Por lo tanto, ¿por qué incluso permitir que surja una situación así? En este caso, es inútil que las personas con tales actitudes incurran en los gastos de viajar por Yalsa. Sería mejor si no vinieran aquí en absoluto. No solo se afectan negativamente a sí mismos al no cumplir los mandamientos de Dios el Todopoderoso, sino que también están dañando la educación de los niños, como mencioné hace un momento. Por lo tanto, se debe prestar especial atención a esto en el futuro.

En términos de gestión, existe un departamento de higiene y limpieza. Es necesario llamar la atención concretamente hacia esto también. Siempre he recordado esto. Siempre debemos recordar que la higiene y la limpieza son parte de la fe. Los huéspedes deben limpiar y secar los baños y aseos después de usarlos. Se reciben algunas quejas de que hay tanta agua que la persona que va después no puede usar los baños. Este es también el deber de los voluntarios, pero no se debe dejar que los voluntarios lo gestionen solos, sino que deben ayudarles en este sentido. Del mismo modo, si hay tazas, latas, bolsas de papel o cualquier basura en el camino y las pasarelas, entonces debe recogerse y colocarse en los contenedores.

Hay otro aspecto muy importante que debe abordarse aquí. En estos días debido a la falta de lluvia, la hierba se ha vuelto muy seca, lo que resulta en un peligro de incendio. A pesar de que se ha cortado y se han realizado esfuerzos para protegernos, sin embargo, a pesar de estos esfuerzos, existe la posibilidad de un accidente. Por lo tanto, deben observarse todas las medidas preventivas a este respecto, y los que están de guardia y los invitados deben ser especialmente conscientes de esto. No arrojéis ningún artículo inflamable ni nada con una chispa en el suelo. Dado que esta es la realidad y debe mencionarse para evitar situaciones peligrosas, por lo tanto, si alguien es un fumador habitual, debe fumar fuera de las instalaciones de Hadiqa tul Mahdi. No obstante, no lo consideréis como un permiso mío para fumar o que no considero fumar como algo malo. Es un mal hábito y uno debe esforzarse por dejar de fumar y abstenerse de hacerlo. He pronunciado sermones sobre este tema. El Mesías Prometido (as) no lo ha considerado como prohibido, pero tampoco lo aprobó. De hecho, ha expresado su disgusto al respecto en ciertos momentos y ha ordenado abstenerse de hacerlo. Algunos jóvenes agregan ciertas drogas en los cigarrillos mientras socializan con la gente equivocada en la sociedad. Tales cosas son incorrectas y están prohibidas y se consideran pecaminosas.

Además, desde el punto de vista de la seguridad, debéis vigilar vuestro entorno. Ya sea que estéis en el Yalsa Gah o fuera, cualquier persona puede causar daños, así que uno debe permanecer vigilante de esto. Si ve algo sospechoso o alguien actuando sospechosamente, debe informar inmediatamente a las personas más cercanas de servicio. Las mujeres también deben tener mucho cuidado al respecto de que ninguna mujer entre cubriéndose la cara o entre al Yalsa Gah con su velo. Además, el escaneo en las puertas se debe llevar a cabo correctamente, ver sus caras y al entrar en el Yalsa Gah deben tener sus rostros descubiertos. Si se tarda más tiempo durante el escaneo debido a las medidas adicionales tomadas y los invitados tienen que esperar un tiempo, deben soportar esto, porque por supuesto la precaución y la seguridad son mucho más importantes.

A veces las mujeres se quejan de las madres que vienen con niños, ya que cuando los niños hacen menos ruido en la marquesina de los niños, porque las madres les dan algo para jugar o algo para comer y juegan tranquilamente, las madres piensan que una vez que se han quedado ellos callados, ellas mismas pueden hacer ruido y comenzar a hablar entre ellas. A veces también ocurre que mientras se pronuncian los discursos durante el Yalsa, empiezan a hablar entre ellas y molestan a los demás, mientras que las madres que desean escuchar con atención no pueden hacerlo. Por lo tanto, Lajna y los que están de guardia deben tener esto en cuenta. El ruido que hacen los niños en la marquesina de los niños puede ser tolerado, pero el ruido de las madres no será tolerado.

Del mismo modo, también existe la queja de las mujeres de que durante los discursos en la marquesina principal algunas mujeres continúan charlando entre ellas y se dirigen a quienes intentan callarlas de manera incorrecta respondiéndolas inapropiadamente, y esto no es aceptable.

Que Al-lah nos permita obtener el máximo beneficio del Yalsa y seguir las instrucciones que acabo de dar y que se han resumido en los folletos del programa que se han entregado. Sin embargo, hay una cosa que debéis tener en cuenta que está por encima y más allá de todas estas instrucciones, que nos incumbe a todos y que es extremadamente importante y que es orar por el éxito del Yalsa. Oremos especialmente que solo por la gracia de Dios el Todopoderoso este Yalsa permanezca bendecido en todos los aspectos y que nos proteja de todo mal y que todos participemos de las bendiciones por las cuales nos hemos reunido aquí hoy.

Del mismo modo, también quisiera decirles que, como siempre, este año, The Review of Religions tiene en su carpa la exposición de la Sábana Santa de Turín, y el Proyecto Al-Qalam se encuentra junto a ella. Del mismo modo, el Departamento de Archivos también tiene una exposición que debe visitarse y es una fuente de conocimiento cada vez mayor. Esta vez, el departamento de Tabligh ha organizado una exposición del Corán que espero que sea muy informativa para todos, que también debería visitarse. Del mismo modo, se lanzarán dos sitios web: True Islam y Rational Religion. El Departamento de Tabligh también ha celebrado un concurso de oratoria en directo sobre el tema de la vida y el carácter del Santo Profeta (sa) en el que están participando varias personas. Así que esta también es un nuevo elemento para este Yalsa que han presentado hoy. Por así decirlo, estos son programas adicionales y exposiciones que tendrán lugar adicionalmente al programa en el Yalsa Gah en estos días, por lo que se debe tratar de sacar provecho de ellos. Que Dios el Todopoderoso haga que todos los participantes del Yalsa reciban las oraciones del Mesías Prometido (as).

Send this to a friend