Los Waqf-e-Nau Judam de los EE. UU. tiene el honor de reunirse virtualmente con el Jalifa V del Mesías.
En el nombre de Al-lah, el Clemente, el Misericordioso
No hay digno de ser adorado excepto Al'lah, Muhammad es el Mensajero de Al'lah
Musulmanes que creen en el Mesías,
Hazrat Mirza Ghulam Ahmad Qadiani (as)

Los Waqf-e-Nau Judam de los EE. UU. tiene el honor de reunirse virtualmente con el Jalifa V del Mesías.

Su Santidad dice que el Congreso de los EE. UU. debe actuar sobre el control de armas y dice que la sociedad y los medios deben desempeñar su papel, ya que él aboga por un enfoque holístico para abordar la violencia armada en los Estados Unidos.

El 29 de mayo de 2022, el Jalifa V del Mesías, Su Santidad, Mirza Masrur Ahmad, celebró una reunión virtual en línea con miembros masculinos del sistema Waqf-e-Nau de 15 años o más de los Estados Unidos de América.

Su Santidad presidió la reunión desde el estudio de MTA en Islamabad, Tilford, mientras que los Waqf-e-Nou se reunieron en la Mezquita Bait-ur-Rahman en Maryland, EE. UU.

Después de una sesión formal que comenzó con la recitación del Sagrado Corán, los asistentes tuvieron la oportunidad de hacerle a Su Santidad una serie de preguntas sobre su fe y temas contemporáneos.

Uno de los Waqf-e-Nau mencionó que los tiroteos masivos son cada vez más comunes en los Estados Unidos y se refirió al tiroteo en una escuela en Uvalde, Texas, en la última semana. Pidió consejo sobre lo que los estadounidenses pueden hacer para evitar tales tragedias en el futuro.

En una respuesta integral, en la que se describen varios problemas subyacentes que deben abordarse, Mirza Masrur Ahmad dijo:

“Mostrar sentido, no ser insensato. Ese es el deber principal del pueblo de los Estados Unidos y también del gobierno. Donde hay frustración, ocurren estas atrocidades. Si olvidas tus deberes, tus obligaciones y el propósito de tu vida, entonces ocurren estas atrocidades. Por lo tanto, es responsabilidad de los musulmanes áhmadis, como verdaderos musulmanes, que [ellos] permitan que la gente entienda cuáles son sus deberes y obligaciones, cuál es el propósito de su vida. Por lo tanto, cumple con los deberes que le debes a tu Creador. Sabes que el propósito de tu vida no es solo alcanzar los objetivos mundanos, sino adorar a Dios Altísimo, inclinarte ante Él y mantener siempre la vista en tu vida futura. Y luego deben saber que la segunda tarea importante que se nos ha dado como persona religiosa, como ser humano, es cumplir con los deberes que nos debemos unos a otros. Entonces, en lugar de tratar de arrebatar y apoderarse de sus derechos, debes tratar de otorgar derechos a los demás. Si cada persona se da cuenta de esto y otorga los debidos derechos a la otra persona, entonces esta frustración desaparecerá automáticamente”.

Si bien advirtió que las leyes sobre las armas en los Estados Unidos deberían ser más estrictas, Su Santidad, Mirza Masrur Ahmad dijo:

“Los Estados Unidos también deberían promulgar algunas leyes para detener estos tiroteos masivos. Si no hay restricciones, si cada uno es libre de ir a la tienda de armas y comprar lo que quiera o le guste, entonces lo que está sucediendo es el resultado final [actual]. Entonces, en mi opinión, el gobierno [de los Estados Unidos] ahora también debería tomar medidas e imponer algunas restricciones. Como mínimo, deberían imponer un límite de edad a las personas autorizadas a comprar armas, especialmente las que son automáticas o semiautomáticas”.

Hablando de otro elemento crucial en la lucha contra la violencia armada, Su Santidad, Mirza Masrur Ahmad dijo:

“Al mismo tiempo, los programas que se muestran en la televisión, Internet o redes sociales, también muestran extremismo, peleas y violencia, lo que también fomenta un sentido de diversión entre los jóvenes [en relación con las armas]. Eso también debe ser revisado y detenido. En lo que a nosotros respecta, no podemos hacer nada. Más bien, es deber del gobierno poner algunas restricciones legales. Los legisladores deberían promulgar alguna ley al respecto. Nuestro deber es que debemos orar por la gente del mundo, por la gente de nuestro país para que Dios Altísimo les dé sentido, y también predicar a la gente y hacerles entender cuáles son sus responsabilidades”.

Otro miembro de Waqf-e-Nau preguntó a Su Santidad qué puede hacer un Waqf-e-Nau para ayudar a mejorar la situación de los musulmanes áhmadis que sufren en países como Pakistán, donde se restringe nuestra libertad religiosa.

Su Santidad, Mirza Masrur Ahmad dijo:

“Solo puedes orar por estas personas. Orad por la umma musulmana, que tomen sentido y traten de aceptar al Reformador de la época, la persona que fue enviada por Dios Altísimo para revivir las enseñanzas del islam y guiarlos por el camino correcto… De lo contrario, en aquellos países donde hay oposición, no puedes hacer nada, a menos que tengas algún poder, y en la actualidad no tenemos ese poder. Es por eso por lo que hay un hadiz que dice que, si tienes poder, entonces debes detener la brutalidad y la crueldad con tu mano. Si no tienes tanto poder, al menos detenlos hablando con la gente y pídeles que tomen sentido. Y si eso no es posible, orad por ellos. Esto es lo que dice el Hadiz del Santo Profeta (sa). Entonces, solo podemos orar por ellos. Esa es la única solución. Si estás orando fervientemente por ellos, si Dios quiere, un día verás el resultado. Espero que, si Dios quiere, cambiemos el mundo”.

Su Santidad, Mirza Masrur Ahmad declaró, además:

“El Mesías Prometido (la paz sea con él) ha dicho que Dios Altísimo me ha dicho que Él hará el cambio en el mundo a través de las oraciones. Así que esta es la única arma en nuestra mano que debemos usar correctamente. Además, reflexionad sobre esto y observad hasta qué punto estáis tratando de acercaros a Dios Altísimo, hasta qué punto estáis absortos en ofrecer vuestras oraciones. Mientras oráis, [reflexionad para ver si] estáis orando fervientemente a Dios Altísimo para que Dios Altísimo escuche vuestras oraciones. Entonces, ahora también debemos analizarnos a nosotros mismos. ¿Es lo que decimos lo mismo que lo que queremos, lo que predicamos, lo que deseamos? Si nuestras propias prácticas no son las mismas, entonces nuestras oraciones no pueden ser aceptadas como deseamos. Así que reflexionad sobre esto.”

Una pregunta también relacionada con cómo uno puede mantenerse firme en su fe y no caer débil mientras atraviesa diferentes fases de la vida.

Su Santidad, Mirza Masrur Ahmad respondió:

“Hay un dicho en urdu, que a la persona que está durmiendo, puedes despertarla, pero a la persona que ya está despierta, y fingiendo que está durmiendo, no puedes despertarla. Entonces, conoced vuestros defectos. Sabéis que a veces os estáis desviando del camino recto, entonces en ese momento debéis decir Istighfar [oración para buscar el arrepentimiento de Dios Altísimo]. Recitad la oración “Busco refugio en Al’lah de Satanás el maldito”. Rogad a Dios Altísimo, para que siempre os mantenga en el camino recto. Entonces, si estás rezando vuestras cinco oraciones diarias, según lo prescrito y explicado por el Santo Profeta (la paz y las bendiciones sean con él), entonces rezad en vuestras oraciones para que Dios Altísimo siempre os mantenga en el camino recto. Esta es la única solución.”

Además de asesorar al joven Waqf-e-Nau, Su Santidad, Mirza Masrur Ahmad dijo:

“Hay algunas ocasiones en las que estáis distraídos por las cosas mundanas, pero esto es lo que Dios Altísimo dice en el Corán: tan pronto como te des cuenta de que vas por el camino equivocado, detente y reforma. También ruega siempre a Dios Altísimo a que te salve de involucrarte más en ese pecado o en esa cosa mala. El Istighfar es la mejor solución y manera de mantenerse a salvo de estas cosas malas y hacer las cinco oraciones diarias prescritas por Dios Altísimo como ha sido explicado y practicado por el Santo Profeta (la paz y las bendiciones sean con él), y ha sido explicado en esta época por el Mesías Prometido (la paz sea con él)”.

Un joven mencionó que estaba sirviendo como Qaed (líder juvenil en la Asociación de Jóvenes Áhmadis) y pidió consejo sobre cómo animar y motivar a los jóvenes a unirse al bendito plan de Al-Wasiat [el Testamento].

Su Santidad, Mirza Masrur Ahmad dijo:

“¿Qué significa ‘Qaed’? ‘Qaed’ es el líder. Entonces, tu eres el líder. Si tus palabras y tus hechos, tus acciones son las mismas, entonces la gente te seguirá. Intentarán escucharte. Entonces, si ven que eres su simpatizante, se acercarán a ti. Digas lo que digas, lo escucharán y tratarán de seguirlo. Entonces, lo primero es que te reformes. Sé como una persona que sigue las verdaderas enseñanzas del islam y el Corán. En segundo lugar, haz que tus compañeros amigos, compañero judam, se den cuenta de que lo que sea que estés diciendo, lo practicas. Y luego, deja que se den cuenta de que eres su verdadero simpatizante. Entonces, haz que se den cuenta de que quieres que permanezcan siempre en el camino recto”.

Su Santidad, Mirza Masrur Ahmad declaró, además:

“Entonces, cuando estás representando estas cosas, entonces otros Judam te seguirán. Ellos te escucharán. Y también puedes explicarles que este sistema del Wasíat es un esquema muy bendecido. Si nos unimos a este sistema, Dios Altísimo también nos ayudará y nos dará la oportunidad de reformarnos a nosotros mismos… Si una persona se une al esquema del Wasíat y es un verdadero seguidor, ha leído el libro de Al-Wasíat, entonces debe darse cuenta de cuáles son sus deberes y cómo deben comportarse”.

Al destacar el importante papel de los miembros de los Waqf-e-Nau para lograr un cambio revolucionario en el mundo, Su Santidad, Mirza Masrur Ahmad dijo:

“Al ser un Waqf-e-Nau, es su mayor deber ser el ejemplo para los demás. Vosotros sois las personas que han prometido reformar el mundo. Vosotros sois las personas cuyos padres sacrificaron, y luego vosotros también os sacrificasteis de que cambiaréis el mundo y traeréis a toda la humanidad bajo el redil espiritual del Islam Ahmadíat y les haréis cumplir sus deberes que le deben a Dios Altísimo y hacia los demás seres humanos. Entonces, si estáis haciendo todas estas cosas, entonces habrá poder en vuestras palabras e incluso sin decir nada, vuestras acciones atraerán a otras personas para que os sigan”.

Otro interrogador le preguntó a Su Santidad cómo llegó a elegir el campo de la agricultura para sus estudios posteriores.

Su Santidad, Mirza Masrur Ahmad dijo:

“Desde niño tuve un gran interés por la agricultura. Entonces, quería ingresar al campo de la agricultura, pero desafortunadamente no pude. Pero más tarde, después de graduarme en economía, y mi padre también me preguntó: ‘Si es posible, puedes ir a la universidad de agricultura’… Entonces, obtuve la admisión en economía agrícola, o en el campo de corporaciones y crédito. Entonces, ahí tienes que lidiar con los agricultores. Hay algunos cursos con respecto a la agricultura práctica, es decir, agronomía y agricultura, y si eres un extranjero (te uniste a la universidad después de graduarte), entonces tienes que completar algunos cursos de deficiencia. Como sabía de agricultura y tenía un gran interés desde el principio, solía ir con mi padre a la granja de nuestra familia, entonces hice esos cursos de deficiencia con buenos resultados, y luego terminé mi carrera… Entonces ese fue la principal cosa que me llevó a ir a la universidad de agricultura y estudiar agricultura”.

El miembro de Waqf-e-Nau también preguntó a Su Santidad qué lo motivó a convertirse en Waqf-e-Zindagi, un consagrado de por vida de la Comunidad Musulmana Ahmadía al servicio del islam.

Su Santidad, Mirza Masrur Ahmad dijo:

“Desde muy niño, quise ser un consagrado de la vida porque una vez escuché a mi padre y a uno de mis tíos decir que, lamentablemente, muy pocos miembros de la familia del Mesías Prometido (la paz sea con él) se están convirtiendo en Waqf-e- Zindagi. Eso estaba grabado en mi corazón, pero no quería hacer Waqf sin ninguna calificación. Entonces, cuando me uní a la universidad de agricultura, en ese momento prometí que, si obtenía buenas calificaciones, una calificación, entonces haría Waqf. Recé a Dios Altísimo, que, ‘Si crees que soy capaz de hacer Waqf, por favor dame buenas calificaciones. Ya sabes, en lo que respecta a mí mismo, no soy nada’. Entonces, no sé cómo, pero afortunadamente tenía una calificación A y cuando obtuve esa calificación, me vi obligado a solicitar Waqf-e- Zindagi. Le escribí una carta al Jalifa III del Mesías, que ahora, ya que completé mi maestría y con buenas calificaciones, quiero hacer Waqf y él me aceptó. Y más tarde me pidió que fuera a África”.

Los comentarios están dehabilitados

Suscríbete y recibe contenido exclusivo

Recibirás cada semana las últimas novedades de la Comunidad Musulmana Ahmadía directamente en tu mail. ¡Prometo no spamearte!

Share via