Los judam de Sídney (Australia) tienen el honor de reunirse virtualmente con el Jalifa V del Mesías
En el nombre de Al-lah, el Clemente, el Misericordioso
No hay digno de ser adorado excepto Al'lah, Muhammad es el Mensajero de Al'lah
Musulmanes que creen en el Mesías,
Hazrat Mirza Ghulam Ahmad Qadiani (as)

Los judam de Sídney (Australia) tienen el honor de reunirse virtualmente con el Jalifa V del Mesías

“Tened la certeza de que Dios Altísimo existe y que Él acepta vuestras oraciones.” – Hazrat Mirza Masrur Ahmad

El 26 de junio de 2022, el Jefe Mundial de la Comunidad Musulmana Ahmadía, el Quinto Jalifa, Su Santidad Mirza Masrur Ahmad, celebró una reunión virtual en línea con los miembros de la Asociación de Jóvenes Áhmadis de Sídney (Australia).

Su Santidad presidió la reunión desde los Estudios MTA en Islamabad, Tilford, mientras que los jóvenes se unieron a la reunión virtualmente desde la Mezquita Bait-ul-Huda de Sídney.

Después de una sesión formal que comenzó con la recitación del Santo Corán, los miembros de la Asociación de Jóvenes Áhmadis tuvieron la oportunidad de hacerle a Su Santidad una variedad de preguntas sobre su fe y temas contemporáneos.

Uno de los Judam (jóvenes) preguntó a Su Santidad cómo superar un estado de desesperación que puede surgir de cualquier fracaso que una persona pueda encontrar en su vida.

Su Santidad Mirza Masrur Ahmad dijo:

“Toma la herramienta de la oración de Dios Altísimo. Ten la certeza de que Dios Altísimo existe y que Él acepta tus oraciones. Sabe que la situación por la que está pasando puede ser una prueba corta y temporal de parte de Dios y es una prueba que debe pasar y después de eso Él le otorgará el éxito. Al mismo tiempo, una persona debe estar siempre orando a Dios Altísimo y debe estar seguro de que Él acepta las oraciones. Sentirse deprimido es una emoción natural por la que pasa una persona, aunque puede llevar a convertirse en un problema psicológico duradero, pero está mal estar completamente desesperado y uno no debe dejar todo de lado y sentarse en casa o solo en su habitación y deprimirse. En ese momento debes actuar con la fuerza de la determinación y la fuerza de voluntad. Si el estado mental se ve gravemente afectado, debe acudir al médico para recibir tratamiento porque en ese momento este estado natural se convierte en una enfermedad. Así que trátalo como una enfermedad y toma medicamentos para que pueda salir de la depresión.”

Su Santidad Mirza Masrur Ahmad declaró, además:

“Inclínate ante Dios Altísimo, ora a Él, haz un esfuerzo y ten la determinación de que vas a salir de esta fase de depresión. Dios Altísimo afirma en el Santo Corán: ‘¡Sí! Es en el recuerdo de Dios que los corazones pueden encontrar consuelo.’ Tienes que hacer un esfuerzo para lograrlo y debes usar tu fuerza de voluntad y enfrentar la realidad de frente. Debes volverte fuerte. No hay otra solución para esto. Adoptar la fuerza de voluntad, la oración, el esfuerzo y la determinación son los medios para superarlo. Si una persona es más débil en una cosa y no logra el éxito en ella, es posible que logre el éxito en otra. A veces, una persona no alcanza el éxito durante mucho tiempo y tiene que pasar por dificultades. Pero, tampoco hay otra alternativa a la que una persona pueda acudir que no sea Dios. Está el ejemplo de esa persona que estaba mentalmente enferma y solía sentarse y proclamar que: ‘Oh Dios, no me gusta tu mundo’. El Jalifa I del Mesías (ra) también pasaba junto a él y lo veía haciendo estas proclamaciones. Un día notó que estaba muy callado con la cabeza gacha. Le preguntó por qué no estaba haciendo las proclamaciones regulares de ‘Oh Dios, no me gusta tu mundo’. Él respondió que Dios le había respondido y le dijo que encontrara un mundo que le gustara y que fuera allí. Entonces, al final del día, este es el mundo en el que vivimos y tenemos que salir adelante. Por lo tanto, tendremos que vivir con firme determinación y fuerza interior.”

Otro jadim (joven) preguntó a Su Santidad cómo cerrar la brecha cultural entre los judam que se criaron en Australia y los que emigraron del subcontinente.

“Los padres deben tratar de formar a sus hijos desde la infancia. Dígales quiénes son, cuál es la importancia de la religión, por qué son musulmanes áhmadis y por qué deberían ofrecer cinco oraciones diarias, por qué deberíamos leer el Santo Corán. Descubre también los mandamientos dados en el Santo Corán. [Descubre] por qué debemos practicar esos mandamientos y mandatos. De esta forma, los niños sabrían cuáles son nuestros deberes y quiénes somos. Entonces, si son criados incluso en esta cultura, en esta sociedad, podrán diferenciar entre el bien y el mal… Este es el deber de los padres y este es el deber de Judam-ul-Ahmadía y Atfal-ul-Ahmadía decirles que estas son las cosas buenas, estas son las cosas malas; estas son las cosas que a Dios Altísimo no le gustan, estas son las cosas que nos han enseñado que debemos abstenernos.”

Su Santidad subrayó que es importante que todas las organizaciones auxiliares de la Comunidad Musulmana Ahmadía y los padres trabajen juntos para abordar el tema de la educación moral de los niños.

Su Santidad, Mirza Masrur Ahmad dijo:

“Necesita un poco de trabajo duro. No solo por Judam-ul-Ahmadía, sino que los padres también deberían participar. Y deben ser educados por Maylis Ansarul’lah, Maylis Judam-ul-Ahmadía y Layna Imail’lah, sobre cómo pueden educar a sus hijos en sus hogares. Es una tarea bastante difícil, pero tendrás que enfrentar este desafío. Tendrás que trabajar duro… Hoy en día, en nombre de la libertad, algunas cosas inmorales están entrando en la mente de los niños. Ni siquiera pueden diferenciar entre el bien y el mal. Entonces, tendremos que decirles qué es bueno y qué es malo, y cuáles serán los malos efectos de estas cosas en el futuro en su vida y si creen en Dios Altísimo [entonces decirles] cómo los tratará Dios Altísimo si no siguen [las enseñanzas islámicas]. Así que desde la niñez tenemos que inculcar esto en la mente de los niños de que tendremos que seguir las enseñanzas del islam y tendremos que aprender la moral que ha sido enseñada por Dios Altísimo en la enseñanza islámica.”

Otro jadim (joven) preguntó a Su Santidad cómo podía demostrarles a sus amigos no áhmadis que los Jalifas de la Comunidad Musulmana Ahmadía son elegidos por Dios Altísimo.

Su Santidad, Mirza Masrur Ahmad declaró:

“Verás, Dios Altísimo usa seres humanos y Dios Altísimo lo pone en los corazones de la gente (a quién designar como Jalifa) … No todos me conocían [en el colegio electoral para la elección del Jalifa]. Creo que no más del 5% de la gente tenía conocimiento sobre mí, y había algunos árabes y algunos extranjeros o africanos también. Dicen que de repente sucedió algo que Dios Altísimo puso en sus corazones que, ‘Deberían tratar de levantar sus manos a favor de esta persona’ Entonces, aunque las personas eligen a la persona, es Dios Altísimo quien lo pone en sus corazones. Hay un buen número de narraciones de diferentes personas, aquellas que han expresado cómo se sintieron durante las elecciones y lo que sucedió, y si primero aumenta su conocimiento, lee eso, entonces podrás satisfacer a tus amigos no áhmadis o incluso a tus propios compañeros Judam.”

Su Santidad, Mirza Masrur Ahmad declaró, además:

“Incluso en el Corán se dice que hay diferentes caminos; a veces Dios Altísimo mismo nombra a alguien, ni profetas. A veces, es a través de algunas personas, y eso es lo que vemos en la historia del islam. ¿Quién eligió a Hazrat Abu Bakr? Hubo un conflicto entre los Ansar y Muhayirs. Querían elegir su Jalifa de sus propias tribus, de su propia nación. La tribu Ansar estaban diciendo que elegiremos nuestro Jalifa de entre nuestra tribu. Los Muhayirin estaban diciendo no, elegiremos nuestro Jalifa de entre los Muhayirin. Luego, Hazrat Umar habló o Hazrat Abu Bakr habló sobre este tema, y ​​más tarde llegaron amistosamente a la conclusión de que: ‘Está bien, haremos el Baiat de Hazrat Abu Bakr’. Lo mismo sucedió durante la elección de Hazrat Umar. Esto está en la historia islámica y eso se sigue en nuestro sistema. No hemos adoptado un nuevo sistema. Estamos siguiendo el mismo viejo sistema.”

Su Santidad, Mirza Masrur Ahmad declaró, además:

“Entonces, así es como funciona el decreto de Dios Altísimo. Es el decreto de Dios Altísimo, y Él lo pone en los corazones de la gente.”

Otro Jadim también preguntó sobre la situación de los musulmanes en la India y qué pueden hacer los musulmanes y, en particular, los musulmanes áhmadis para mejorar su situación.

Su Santidad, Mirza Masrur Ahmad dijo:

“Lo que está sucediendo hoy en día en la India está mal… Nosotros, los musulmanes áhmadi, también estamos respondiendo (recientes comentarios anteislámicos muy publicitados en los medios) escribiendo a los periódicos, [escribiendo] cartas, [escribiendo en] las redes sociales y por otros [medios] que estas son las bellezas de la enseñanza islámica y al mismo tiempo [estamos informando] que habláis mal de Hazrat Ayesha (ra) o del Santo Profeta (la paz y las bendiciones sean con él) y es absolutamente incorrecto y explica nuestras creencias. En las redes sociales y en los periódicos y otras plataformas estamos haciendo todo lo posible para explicar a la gente y también para eliminar las dudas de los no musulmanes. Y bastantes no musulmanes están de acuerdo con nuestro punto de vista y nuestra postura, y lo aceptan. Entonces, dentro de los límites de la ley del país, lo estamos intentando y lo hemos estado intentando durante mucho tiempo y lo seguiremos intentando. De lo contrario, tener choques y conflictos directos deteriorará aún más la posición y deteriorará aún más la situación de los musulmanes en ese país porque son una minoría. Y si el gobierno indio o los gobiernos provinciales de esas áreas están en contra de los musulmanes, entonces pueden tomar ciertos tipos de acciones que pueden dañar aún más a la comunidad musulmana.”

Los comentarios están dehabilitados

Suscríbete y recibe contenido exclusivo

Recibirás cada semana las últimas novedades de la Comunidad Musulmana Ahmadía directamente en tu mail. ¡Prometo no spamearte!

Share via