La formación de los Waqf-e-Nau y responsabilidades de sus secretarios
En el nombre de Al-lah, el Clemente, el Misericordioso
No hay digno de ser adorado excepto Al'lah, Muhammad es el Mensajero de Al'lah
Musulmanes que creen en el Mesías,
Hazrat Mirza Ghulam Ahmad Qadiani (as)

La formación de los Waqf-e-Nau y responsabilidades de sus secretarios

Discurso de Hazrat Mirza Masrur Ahmad (aba), Líder Mundial de la Comunidad Musulmana Ahmadía, en el Curso Internacional de Actualización Waqf-e-Nau para Secretarios Nacionales el 7 de diciembre de 2019 en el Pabellón Masrur, Islamabad, Tilford, Reino Unido.

Después de recitar Tashhahud, Ta’awwuz y Bismillah, Hazrat Khalifatul Masih V (aba) dijo:

“Con la Gracia de Dios, este fin de semana tendrá lugar el primer Curso Internacional de Actualización Waqf-e-Nau para los secretarios nacionales.

Estoy seguro de que los participantes se habrán beneficiado del intercambio mutuo de experiencias, así como de las presentaciones realizadas por el equipo central de Waqf-e-Nau, en los que habrán ofrecido orientación a los delegados de acuerdo con las instrucciones que he dado al departamento de Waqf-e-Nau durante los últimos años.

De todos modos, hoy deseo aprovechar esta oportunidad para resaltar algunos puntos importantes relacionados con el espíritu que debéis mostrar al desempeñar vuestras obligaciones como secretarios de Waqfe-Nau en vuestros países respectivos

En primer lugar, deseo recordaros la gran importancia y el significado del esquema de Waqf-e-Nau. Waqf-e-Nau es un plan bendito fundado por Hazrat Khalifatul Masih IV (rh) de acuerdo con la voluntad de Dios con el objeto de facilitar la prosperidad y el crecimiento mundial futuro de la comunidad.

El objetivo de este proyecto era preparar a la mayor parte posible de Waqifin, o consagrados desde su nacimiento, con el objetivo de satisfacer las necesidades de la comunidad en diferentes campos,  tales como la predicación y el tarbiyat así como en la educación y en la salud.

Con la Gracia de Dios, desde que se lanzó el esquema Waqf-e-Nau, decenas de miles de padres áhmadis han consagrado la vida de sus hijos no nacidos a la causa del islam con la mayor sinceridad. En particular, el espíritu de sacrificio mostrado por innumerables madres áhmadis ha sido excepcional.

A vosotros, en calidad de secretarios nacionales de Waqf-e-Nau de vuestros respectivos países, os recae una gran responsabilidad, puesto que ahora debéis atender la formación moral, espiritual y educativa de los niños que han nacido bajo este proyecto. Debéis orientarlos en cada etapa de su desarrollo, ya que están destinados a desempeñar un papel clave e integral en el cumplimiento de la noble misión del Mesías Prometido (as) en los próximos años.

Este es el objetivo de un Waqf-e-Nau.

Desde el lanzamiento del plan Waqf-e-Nau, hemos abierto Yamias en varios países nuevos. De este modo, un número importante de misioneros, muchos de los cuales son Waqf-e-Nau, se están entrenando para propagar las verdaderas enseñanzas del islam y asegurar la formación moral de los miembros de la Comunidad.

Ciertamente, si nuestra comunidad dispusiera de recursos, también hubiéramos establecido una institución de formación de profesores, así como una facultad de medicina o un hospital universitario; Sin embargo, en estos momentos no podemos emprender tales proyectos.

De todos modos, con la pura Gracia de Dios, hemos conseguido establecer varios institutos nuevos de Yamia a través de los cuales se cubre en cierta medida nuestra necesidad inmediata de misioneros.

No obstante, sigue existiendo una necesidad apremiante en otros campos. En particular, necesitamos que los Waqf-e-Nau entren en el campo de la medicina y la enseñanza para satisfacer los requisitos de los hospitales y escuelas de nuestra Comunidad. Por lo tanto, cada uno de vosotros, en vuestros respectivos países, debería alentar a los Waqifeen-e-Nau a hacer carrera en esos campos, que son los que más beneficios reportan a la Comunidad.

Continuando, todos vosotros debéis reconocer la importancia crucial de implorar la ayuda del Dios Todopoderoso en cada momento, pues de no contar con Su gracia y misericordia, todos vuestros esfuerzos serán en vano. Por lo tanto, cada secretario de Waqf-e-Nau, ya sea a nivel local, regional o nacional, deberá, ante todo, reflexionar sobre sus propios estándares espirituales y morales. Deberá evaluar honestamente si ha alcanzado y mantiene los niveles requeridos cumplir con su deber de entrenar a los miembros de Waqf-e-Nau.

¿Hacen lo posible los responsables del desarrollo moral de Waqf-e-Nau por mejorar constantemente su propio estado espiritual? ¿Ofrecen las cinco oraciones diarias según lo ordenado por Dios el Todopoderoso y por el Santo Profeta (sa)? ¿Ofrecen con regularidad las oraciones voluntarias de Nawafil? ¿Se inclinan en postración con total humildad implorando la ayuda de Dios para el cumplimiento de sus deberes?

Como ya he mencionado, no es posible conseguir nada sin la oración, mientras que, por el contrario, no existe ningún límite no hay nada que no se pueda conseguir a través de las bendiciones de la oración. De hecho, el fundamento del éxito de nuestra comunidad es la oración sincera y la adoración al Dios Todopoderoso. Por lo tanto, si combináis la oración sincera con un gran esfuerzo y un deseo sincero de desempeñar vuestras responsabilidades, los resultados serán excelentes. Como resultado, un gran número de Waqifeen-e-Nau se distinguirán por su desarrollo moral, espiritual y educativo, y continuarán brindando un gran servicio a Comunidad.

En consecuencia, si deseáis que los miembros de Waqf-e-Nau escalen las cimas más elevadas de moralidad y espiritualidad, es necesario que vosotros mismos, como secretarios de Waqf-e-Nau, desarrolléis una relación cercana e íntima con Dios Todopoderoso y seáis un ejemplo de los más altos estándares de moral y de conducta en todo momento.

Cada secretario de Waqf-e-Nau, ya sea a nivel local o nacional, deberá reconocer el hecho de que ha sido elegido para un puesto de gran confianza, pues el resto de los miembros de la comunidad han considerado que poseen las habilidades y el carácter moral necesarios para entrenar y guiar a aquellos jóvenes cuyos padres han comprometido sus vidas al servicio del islam.

Los Secretarios Nacionales de Waqf-e-Nau deben prestar especial atención al hecho de que su aprobación la dio directamente Jalifatul Masih, por recomendación de la comunidad local.

Deberán reconocer que Jalifa de la época ha otorgado su aprobación con la esperanza y la expectativa de que servirán con humildad y dedicación y mostrarán los valores morales más elevados en todo momento y se esforzarán honestamente en inculcar tales valores en los Waqf-e-Nau de su país. Por lo tanto, solamente podréis desempeñar la responsabilidad depositada en vosotros si ponéis en práctica los verdaderos valores islámicos en todos los aspectos de vuestra existencia. No debés subestimar ni tomar nunca a la ligera la responsabilidad depositada en vuestros hombros.

En términos de vuestros esfuerzos prácticos, se os ha encomendado la tarea de guiar a los Waqf-e-Nau, tanto en cuestión de educación religiosa como educación secular y opciones de carrera, por lo que os incumbe desarrollar programas estimulantes que faciliten su continuo desarrollo moral, espiritual y educativo. Fundamentalmente, debéis enseñar y entrenar a los Waqifin desde una edad temprana respecto a lo que requiere su Waqf y lo que significa. Debéis inculcarles que “Waqf-e-Nau” no es un título, sino un deber y una obligación. Es un vínculo sagrado y una promesa solemne. Es un compromiso y sacrificio de por vida realizado por la causa de su fe, en el que todos los asuntos materiales o posiciones mundanas no poseen ningún valor en comparación con el cumplimiento de la promesa de Waqf-e-Nau.

Solamente si tenéis éxito en inculcar estos valores desde la infancia, los miembros de Waqf-e-Nau comprenderán el verdadero valor de la consagración y de la promesa realizada por sus padres, que renuevan al alcanzar la edad de la madurez. Se darán cuenta de que, como miembros del plan Waqf-e-Nau, en realidad están “consagrados de por vida” y que la consagración representa un gran “sacrificio” de la propia persona por un bien mayo, sin la cual, su promesa quedará vacía y carente de sentido.

De nuevo, reitero que es de suma importancia que deis un ejemplo personal. Cuando pidáis a los Waqf-e-Nau que estén dispuestos a todo tipo de sacrificio por la causa de su fe, debéis practicar lo que predicáis. Por lo tanto, todos vosotros deberíais estar haciendo auténticos sacrificios por la causa de vuestra fe. Junto con vuestra vida profesional y personal, debéis sacrificar vuestro tiempo regular por la comunidad y no permitir nunca que vuestros esfuerzos mundanos os hagan descuidar vuestras responsabilidades religiosas. Debéis mostrar regularidad en ofrecer puntualmente las cinco oraciones diarias. Además, debéis despertaros durante la noche para ofrecer la oración de Tahayud, suplicando la ayuda de Dios e implorando el perdón por vuestras faltas. Debéis abrir vuestros corazones y pedir por todos los Waqfin-e-Nau y por el éxito continuo de este plan bendito. Solamente si trabajáis con este espíritu empezaréis a cumplir los verdaderos objetivos en calidad de secretarios de Waqf-e-Nau.

En este sentido, debéis prestar atención a las siguientes palabras profundas y valiosas del Mesías Prometido (as). El Mesías Prometido (as) dijo:

“Aunque una persona se dedique al trabajo mundano, deberá sentir temor a Dios y asegurarse de que la fe sea siempre su prioridad”.

Si nuestros secretarios de Waqf-e-Nau y los que ostentan responsabilidades entendieran este punto fundamental, no me cabe duda de que en todas partes del mundo surgirá un magnífico ejército espiritual de Waqf-e-Nau que estará dispuesto para el servicio de Comunidad. Multitudes de Waqifin avanzarán para presentarse ante la Comunidad con la absoluta determinación de servir a la gran misión del Mesías Prometido (as). Se someterán al servicio del islam para establecer la Unidad y la Unicidad de Dios Todopoderoso en todo el mundo.

Para garantizar esto, vosotros, los secretarios de Waqf-e-Nau debéis inculcar en los Waqfin-e-Nau un espíritu de completa fidelidad a su consagración, a la comunidad y a la institución del Jalifato.

Además, es de suma importancia que los niños de Waqf-e-Nau estén expuestos a la moral más elevada y a la manifestación de tal lealtad tanto en su entorno familiar como en los círculos de la comunidad. Debéis, pues, guiar también a los padres de los niños Waqf-e-Nau a permanecer fieles y unidos a la comunidad en todas las circunstancias y, sobre todo, a ser sinceros con el Dios Todopoderoso. Además, debéis reflexionar sobre vuestros propios estándares de devoción a Dios y fortalecer para siempre vuestro vínculo con Él.

Como ya he dicho, si conseguís tener éxito en esta misión, veremos surgir un ejército espiritual distinguido, no para emprender guerras ni para combatir, sino para promover la causa de la paz, la armonía y la buena voluntad en el mundo.

Los secretarios de Waqf-e-Nau deberíais escuchar nuevamente el sermón del viernes que pronuncié en Canadá en octubre de 2016 sobre las características de un verdadero Waqf-e-Nau. El sermón se ha publicado con el título de La esencia de un Waqf-e-Nau y también se os ha entregado aquí, por lo que debéis aseguraros de leerlo detenidamente y de tomar nota de las las características y cualidades que distinguen a un Waqf- e-Nau y les convierte en especiales. De hecho, antes de mirar a los demás, comprobad si estáis cumpliendo con las exigencias de ser especiales.

Alhamdulillah, el número de Waqifeen-e-Nau sigue en aumento. Como he indicado, se está estableciendo una legión de misioneros a través de los diversos institutos de Yamia. Sin embargo, no son misioneros lo único que necesitamos. Cada año, la comunidad lanza nuevos proyectos y planes, que requieren una variedad de habilidades profesionales. Por lo tanto debéis hacer que los  Waqf-e-Nau comprendan la importancia de lograr de tal formación o calificaciones que serán beneficiosos para la comunidad.

En este sentido, si se arraiga en las mentes de los Waqifeen-e-Nau la importancia de la promesa de Waqf-e-Nau y el verdadero estatus del plan Waqf-e-Nau desde la infancia, llegarán a reconocer que la formación o calificaciones conseguidas serán para la causa de la comunidad y no para su beneficio personal. Darán un paso adelante para satisfacer las muchas necesidades de nuestra Comunidad. Se presentarán para aliviar el déficit de maestros en nuestras escuelas. Se presentarán para cubrir la escasez de médicos en nuestros hospitales de África, Pakistán y la India.

Por ejemplo, actualmente estamos trabajando en un proyecto hospitalario en Indonesia, por lo que requeriremos médicos y profesionales médicos áhmadis para prestar allí sus servicios. Será preferible que los médicos sean de Indonesia o de países cercanos para que las licencias médicas locales requeridas para la práctica puedan obtenerse fácilmente. Del mismo modo, los médicos de Waqf-e-Nau de los Estados Unidos, Canadá o América Latina que se presenten para prestar sus servicios nos ayudarán a desarrollar y mejorar nuestro hospital en Guatemala.  También necesitamos médicos de Waqf-e-Nau de África, Europa y Pakistán y otras partes del mundo para poder aumentar nuestros esfuerzos en el servicio a la humanidad.

En este sentido, cada uno de vosotros deberá elaborar un plan de acción detallado para sus respectivos países.

También es muy importante que los secretarios nacionales de Waqf-e-Nau mantengan un contacto constante con los secretarios de Waqf-e-Nau a nivel local. Por ejemplo, Estados Unidos y Canadá son países inmensos. Por ello, debéis guiar a los secretarios locales de Waqf-e-Nau de la comunidad y aseguraros de que se mantienen activos en todo momento. Debéis aseguraros de que entienden la escala y el significado de sus obligaciones.

Cada secretario local de Waqf-e-Nau deberá desempeñar su papel en el desarrollo de nuestro ejército espiritual asegurándose de que cada miembro de Waqf-e-Nau de su respectiva región comprenda el verdadero significado de su promesa.

Ciertamente, los titulares de cargos, o el mismo secretario, solamente lograrán prosperar si siguen el mandato de Dios y Su Profeta (sa), es decir, cumplir con sus promesas y pactos con el temor de Dios en sus corazones.

Además, hay miembros de Waqf-e-Nau que tienen interés y aptitud en ciertos campos que la comunidad no exige de manera inmediata. Aun así, es imperativo que no los ignoremos o permitamos que se malogre su servicio.

En consecuencia, los Waqifin-e-Nau que no son llamados a prestar un servicio inmediato a la Comunidad, ya sean abogados, investigadores, ingenieros, etc., deberán darse cuenta y comprender que su fe debe seguir siendo su prioridad en todo momento, no sea que se centren en sus carreras en lugar de centrarse en sus oraciones obligatorias o que dejen de recitar o reflexionar sobre el Sagrado Corán diariamente. No deben caer en la trampa de creer que ya no les resulta necesario aumentar su conocimiento religioso o dar tiempo a las tareas de Comunidad o la predicación debido a las demandas de sus profesiones.

Con la Gracia de Dios, el profesor y doctor Abdus Salam Sahib alcanzó la cima en el campo de las ciencias, pero nunca olvidó sus obligaciones hacia Dios el Todopoderoso. Siempre fue regular en la observancia de sus cinco oraciones diarias y en levantarse temprano para Tahayud.  Estudió cuidadosamente el Sagrado Corán y extrapoló varios puntos de sabiduría, que lo guiaron en su vida diaria y su trabajo. También estaba bien versado en los escritos del Mesías Prometido (as). Por lo tanto, cualquiera que afirme que no tiene tiempo para cumplir con sus deberes religiosos debido a su trabajo profesional solo estará excusándose para cubrir su propia pereza.

También deseo reiterar otra instrucción que he dado recientemente sobre el Waqf-e-Nau. Al no ser posible que Comunidad acoja a tiempo completo a cada miembro de Waqf-e-Nau, aquellos que poseen la capacidad y  formación académica adecuada podrán ejercer un cargo público, por ejemplo, uniéndose al servicio civil. Tales Waqifin, a la vez que deberán continuar desarrollando su relación con Dios y cumplir con sus deberes religiosos, estarán sirviendo a su nación y a la sociedad en general.

Alhamdolil-lah, Dios el Todopoderoso nos ha bendecido tanto que en algunos países el número de Waqf-e-Nau ahora es tal que, aparte de satisfacer las necesidades de Comunidad, también podemos enfocarnos en el cumplimiento de las necesidades del país. De este modo, nuestra Comunidad puede producir un gran cambio positivo en el mundo, si Dios quiere. Ciertamente, si todos los Waqifin-e-Nau, ya sea los que prestan servicio a tiempo completo para la Comunidad o trabajen fuera, cumplen con su promesa, producirán una revolución espiritual y moral en el mundo. Una revolución que establece Unidad del Dios Todopoderoso. Una revolución a través de la cual la gente del mundo llegará a reconocer las ilustres enseñanzas del islam.  Una revolución a través de la cual la gente se sentirá atraída por la religión, en lugar de alejarse de ella como vemos en la actualidad. Una revolución que garantizará la paz y la seguridad del mundo. Una revolución que fomentará una atmósfera de amor y reconciliación entre las personas de todas las comunidades, razas y creencias.

Que Dios el Todopoderoso os permita a todos vosotros comprender vuestros deberes y responsabilidades y os ayude en vuestros esfuerzos para asegurar que los Waqifin-e-Nau avancen para convertirse en bienes para los Comunidad, que cumplen la promesa sagrada que sus padres realizaron antes de su nacimiento y que después han reafirmado.

Que cada miembro de Waqf-e-Nau y los responsables de su formación desempeñen un papel eminente en el cumplimiento de la misión del Mesías Prometido (as) y que el Dios  Todopoderoso os permita a todos cumplir con vuestros deberes en este sentido. Amín”.

Suscríbete y recibe contenido exclusivo

Recibirás cada semana las últimas novedades de la Comunidad Musulmana Ahmadía directamente en tu mail. ¡Prometo no spamearte!

Share via