El Líder de la Comunidad Musulmana Ahmadía hace un pronunciamiento histórico en el Parlamento Nacional de Canadá
En el nombre de Al-lah, el Clemente, el Misericordioso
No hay digno de ser adorado excepto Al'lah, Muhammad es el Mensajero de Al'lah
Musulmanes que creen en el Mesías,
Hazrat Mirza Ghulam Ahmad Qadiani (as)

El Líder de la Comunidad Musulmana Ahmadía hace un pronunciamiento histórico en el Parlamento Nacional de Canadá

  • El primer ministro canadiense Justin Trudeau da la bienvenida al líder de la Comunidad Musulmana Ahmadía a Canadá
  • Su Santidad premia a Louise Arbour con el galardón Sir Zafrullah Khan por su dedicación al Servicio Público

2016-10-17-ca-ottawa-reception-002

El 17 de octubre de 2016, el líder Internacional de la Comunidad Musulmana Ahmadía, Quinto Jalifa, Su Santidad, Hazrat Mirza Masrur Ahmad fue recibido en el Parlamento de Canadá por el primer ministro, el Honorable Justin Trudeau, ministros de su Gobierno y más de 50 diputados y senadores.

Posteriormente, Su Santidad pronunció un histórico discurso titulado “Los valores humanos como base de un mundo en pazante una audiencia de más de 225 personas en una recepción especial celebrada en el Edificio Sir John A. Macdonald del Parlamento de Canadá en Ottawa.

2016-10-17-ca-ottawa-reception-003

Asistieron más de 110 invitados, entre ellos más de 50 miembros del  Parlamento. El evento también contó con la presencia de varios de ministros del Gobierno incluyendo a la Honorable Kirsty Duncan, ministro de Ciencia y representante oficial del Primer Ministro y el Honorable John McCallum, Ministro de Integración, Refugiados y Ciudadanía.

También estuvieron presentes varios senadores, miembros del cuerpo diplomático, once Embajadores de Estado, representantes de los medios de comunicación, académicos, presidentes de ONGs, líderes religiosos y personalidades de diversos sectores sociales.

2016-10-17-ca-ottawa-reception-004

Durante su discurso, Hazrat Mirza Masrur Ahmad trató de diversos temas de importancia mundial, como el riesgo de una guerra global, la libertad religiosa, el aumento de la radicalización y el extremismo, y las relaciones internacionales.

Su Santidad pidió a los gobiernos del mundo que practicaran la verdadera justicia y la equidad en todos los asuntos. Su Santidad también presentó las enseñanzas islámicas, y ofreció soluciones a los problemas del mundo en base a las enseñanzas del Santo Corán.

Al reflexionar sobre la necesidad de la unión en la sociedad, Hazrat Mirza Masrur Ahmad dijo:

“Independientemente de las diferencias de origen, creo que estamos todos vinculados a lo humano, y por lo tanto debemos permanecer unidos. Todas las personas y todas las organizaciones, deben esforzarse colectivamente para defender los valores humanos, y trabajar para hacer que el mundo en el que vivimos sea un lugar mejor y más armonioso”.

2016-10-17-ca-ottawa-reception-005

Hazrat Mirza Masrur Ahmad continuó:

“Si los valores humanos y los derechos humanos no se respetan en un determinado país o región, eso tiene un efecto en cadena en otras partes del mundo; y este mal proceder puede extenderse más lejos. Por el contrario, si hay bondad, humanidad y prosperidad en una parte del mundo, eso tiene un efecto positivo en otras sociedades y personas.”

Hablando sobre el aumento de los conflictos en el mundo, Hazrat Mirza Masrur Ahmad dijo:

“Como resultado de las formas modernas de comunicación y transporte, todos estamos ahora más cerca unos de otros, y la geografía ya no nos limita ni confina. Sin embargo, la extraña y trágica paradoja es que a pesar de que estamos más conectados que nunca, en realidad nos vamos alejando mutuamente. Es lamentable en extremo y es una fuente de sufrimiento el hecho de que en lugar de unir y difundir el amor entre la humanidad, el mundo haya prestado más atención a la propagación del odio, la crueldad y la injusticia.”

2016-10-17-ca-ottawa-reception-006

Su Santidad admitió que el miedo al Islam ha venido creciendo en gran parte del mundo. Sin embargo, afirmó que el miedo a esta religión era completamente infundado.

Hazrat Mirza Masroor Ahmad dijo:

“Déjenme asegurarles a todos ustedes que el Islam no es lo que comúnmente se ve o escucha en los medios. En lo que respecta a mi conocimiento del Islam, yo sólo reconozco ese Islam cuyas enseñanzas se basan en su nombre. El significado literal de la palabra “Islam” es la paz, el amor y la armonía, y la totalidad de sus enseñanzas se basan en estos valores nobles.”

2016-10-17-ca-ottawa-reception-007

Hazrat Mirza Masroor Ahmad continuó:

“Por desgracia, no se puede negar que hay algunos grupos musulmanes, cuyas creencias y acciones van absolutamente en contra de las enseñanzas del Islam. Violando las enseñanzas fundamentales del Islam, perpetran la violencia más horrible y el terrorismo en su nombre.”

2016-10-17-ca-ottawa-reception-008

Su Santidad dijo que la libertad religiosa universal era un requisito fundamental para cualquier sociedad exitosa y tolerante.

Hazrat Mirza Masrur Ahmad dijo:

“El Santo Corán afirma categóricamente en el capítulo 2, versículo 257 que” no debe haber coacción en la religión.” Es una declaración clara, completa e inequívoca que consagra la libertad de pensamiento, la libertad de religión y la libertad de conciencia. Por lo tanto, mi creencia y mi enseñanza, es que cada persona, en cada pueblo, ciudad o país, tiene el derecho indiscutible a elegir su religión y practicarla.”

Su Santidad dijo que era lamentable que diversos gobiernos en el mundo musulmán y también algunos gobiernos occidentales hayan tratado de restringir los derechos religiosos de algunas comunidades dentro de sus naciones.

Su Santidad dijo que cualquier intento de restringir la libertad religiosa era peligroso.

2016-10-17-ca-ottawa-reception-009

Hazrat Mirza Masrur Ahmad dijo:

“Toda persona tiene el derecho a predicar y propagar en paz su enseñanza a los demás. Estas libertades deben ser garantizadas como derechos humanos elementales, y las asambleas legislativas o los gobiernos no deben interferir indebidamente en estos asuntos.”

Hazrat Mirza Masrur Ahmad continuó:

“No es prudente que los gobiernos o parlamentos impongan restricciones a las prácticas religiosas o a las creencias básicas de las personas. Por ejemplo, los gobiernos no deben preocuparse sobre el tipo de ropa que una mujer decide utilizar. No deben emitir decretos que indiquen cual ha de ser la apariencia de un lugar de culto. Si se exceden en estas normas, serán origen de inquietudes y frustraciones entre sus gentes. Estos agravios exacerbarán los ánimos de los afectados de no ser corregidos, y en última instancia, supondrán una amenaza para la paz social.”

2016-10-17-ca-ottawa-reception-010

Al hablar del papel del Gobierno según las enseñanzas del Islam, Hazrat Mirza Masrur Ahmad dijo:

“Es tarea del gobierno y de los parlamentarios, como guardianes de sus naciones, legislar de manera que confieran derechos a sus ciudadanos en lugar de despojarles de ellos.”

2016-10-17-ca-ottawa-reception-011

Su Santidad dijo que, a pesar de la libertad religiosa es un principio de vital importancia, dondequiera que exista riesgo de extremismo o de incitación al odio, es la tarea de los gobiernos intervenir y adoptar medidas firmes con el fin de proteger al pueblo.

2016-10-17-ca-ottawa-reception-012

Su Santidad también habló de la necesidad de actuar con justicia, tanto en los asuntos internos como en las relaciones internacionales.

Hazrat Mirza Masrur Ahmad dijo:

“Tener las llaves del gobierno es un asunto de enorme responsabilidad, y a menudo escuchamos como los jefes de gobierno se comprometen a servir a sus naciones con fidelidad y justicia absoluta. Por desgracia, en muchos casos, esas promesas honorables demuestran ser palabras huecas.”

Hazrat Mirza Masrur Ahmad continuó:

“En algunos países, existen dictaduras y gobiernos injustos, sin embargo, las grandes potencias hacen la vista gorda a sus crueldades, porque esos gobiernos  apoyan y facilitan sus intereses. Sin embargo, en los países donde los líderes o los gobiernos no se pliegan a los caprichos de las grandes potencias, estas no dudan en apoyar a elementos rebeldes, o en exigir un cambio de régimen. En verdad, no hay ninguna diferencia en la forma en que los gobiernos tratan a sus respectivos pueblos. La diferencia real sólo consiste en que en algunos casos los gobiernos cooperan con las grandes potencias, mientras que en otros no lo hacen.”

2016-10-17-ca-ottawa-reception-013

Su Santidad criticó a ciertos estados por su venta de armas a algunos países musulmanes “sin tener en cuenta las posibles consecuencias”. Dijo que este tipo de armas a menudo terminan en manos equivocadas o se utilizan para matar a civiles inocentes. Citando la guerra de Arabia Saudita en Yemen como un ejemplo de injusticia, y reflexionando sobre sus posibles consecuencias, Hazrat Mirza Masrur Ahmad dijo:

“Es bien sabido que Arabia Saudita utiliza las armas que compra a Occidente en su guerra en Yemen, en la que miles de civiles inocentes son asesinados, entre ellos mujeres y niños, provocando una gran destrucción. ¿Cuál va a ser el resultado final de este comercio de armas? La gente de Yemen, cuyas vidas y futuro están siendo destruidas, no sólo odiará y buscará la venganza contra Arabia Saudita, sino que también odiará a quienes le proveen las armas y a todo Occidente en general.”

Hazrat Mirza Masrur Ahmad continuó:

“Sin perspectiva de futuro ni esperanza, y tras haber sido testigos de la brutalidad más terrible, muchos jóvenes serán propensos a la radicalización y de esta manera surgirá un nuevo ciclo vicioso de terrorismo y   extremismo. ¿Merece la pena, por unos cuantos miles de millones de dólares, sufrir estas destructivas y devastadoras consecuencias?”

Su Santidad también dijo que instituciones internacionales como las Naciones Unidas son necesarias para garantizar la imparcialidad y la equidad entre los Estados miembros.

Hazrat Mirza Masrur Ahmad dijo:

“Si las grandes potencias y las instituciones internacionales, como las Naciones Unidas, hubieran actuado realmente conforme a sus principios fundadores en todas las circunstancias, no hubiéramos visto la plaga tóxica del terrorismo infectar a tantas partes del mundo. No hubiéramos visto socavada y destruida la paz y la seguridad del mundo en tantas ocasiones. Y sin duda no habríamos sido testigo de la enorme crisis de refugiados, que ahora confunde y asusta a la gente de Europa y otros países desarrollados “.

Hazrat Mirza Masrur Ahmad continuó:

“Las Naciones Unidas también deben desempeñar su papel en el establecimiento de la paz en el mundo, sin la interferencia de la política, la injusticia o el favoritismo.”

Como conclusión, Hazrat Mirza Masrur Ahmad dijo:

“Deseo y rezo para que Al-lah el Todopoderoso permita a las Naciones Unidas y los gobiernos del mundo a actuar de esta manera, para que pueda establecerse una paz verdadera y duradera. La alternativa es impensable, porque si seguimos como estamos, entonces el mundo va encaminado locamente hacia una gran catástrofe en la forma de una nueva guerra mundial”.

Hazrat Mirza Masrur Ahmad continuó:

“Que Al-lah conceda sabiduría a los líderes mundiales y a los responsables políticos para que el mundo que dejemos para nuestros hijos y a las generaciones futuras sea un mundo de paz y prosperidad.”

Durante el evento, Su Santidad, Hazrat Mirza Masrur Ahmad galardonó a la Honorable Louise Arbour, ex Alto Comisionado para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas y ex juez del Tribunal Supremo de Canadá con el Premio Sir Zafrullah Khan por el servicio público. Este premio reconoció su destacado servicio público durante su larga y distinguida carrera. Tras la recepción del premio, la Honorable Louise Arbour, dijo:

“Me siento profundamente honrada al recibir este premio de gran prestigio que lleva el nombre de un jurista grande, abogado, juez y gran diplomático. Me siento particularmente honrada de estar asociada con Sir Zafrullah Khan, ya que fue JuezDirector y Presidente de la Corte Internacional de Justicia … Yo también me he sentido siempre profundamente impresionada por la promoción de la cultura de la paz que la Comunidad Musulmana Ahmadía representa y defiende”.

Una serie de oradores invitados también subieron al escenario.

Kirsty Duncan, ministro de Ciencia y representante oficial del primer ministro Justin Trudeau dijo:

“Es un honor y un privilegio estar aquí esta noche para recibir a Su Santidad, Hazrat Mirza Masrur Ahmad, el quinto Califa y líder de la Comunidad Musulmana Ahmadía en el Parlamento. Todo el Parlamento se ha reunido hoy para unirse a Su Santidad, para encomiar a la Comunidad Musulmana Ahmadía y para demostrar nuestro firme apoyo … La Comunidad Musulmana Ahmadía marca una enorme diferencia aquí en Canadá y siempre demuestra amor a todos, y odio a ninguno.”

El Dr. James J. Zogby, Vicepresidente de la Comisión de Estados Unidos sobre la Libertad Religiosa Internacional, dijo:

“Su Santidad, Hazrat Mirza Masrur Ahmad: en nombre de la Comisión de Libertad Religiosa Internacional es para mí un honor estar con ustedes esta noche. Lo que siempre nos ha impresionado sobre la Comunidad Musulmana Ahmadía es cómo, a pesar de ser frecuentemente víctimas de la persecución, siguen siendo los campeones en pro de los derechos de los que están siendo perseguidos. En un mundo donde la intolerancia parece estar en aumento, la Comunidad Musulmana Ahmadía sigue siendo un gran defensor de la tolerancia y la buena voluntad.”

A primera hora del día, Su Santidad celebró una serie de reuniones con los Ministros de Gobierno federales de Canadá, Senadores y diputados. Su Santidad también mantuvo una reunión con el primer ministro el Honorable Justin Trudeau.

2016-10-17-ca-ottawa-reception-014

El Líder de la Comunidad Musulmana Ahmadía también fue recibido oficialmente por el Presidente del Parlamento durante la sesión del Periodo de Preguntas, en el que todos los miembros presentes en la Cámara de los Comunes, incluido el Primer Ministro, se levantaron y brindaron a Su Santidad una larga ovación.

Además, la Honorable Judy Sgro MP, dio lectura a una declaración de los miembros de la Cámara de los Comunes en la que se indica:

“Señor Portavoz, en el día de hoy el líder espiritual internacional de la Comunidad Musulmana Ahmadía llegó a Ottawa para una visita oficial al Parlamento.

Durante su estancia con nosotros, se reunirá con los Ministros del Gabinete, Senadores, miembros del Parlamento, y el Primer Ministro, en un esfuerzo para subrayar aún más su mensaje de paz de amor para todos y odio para nadie.

Este trabajo es parte de un esfuerzo continuo emprendido por S.S. para mostrar el carácter pacífico y la belleza de la fe (del Islam) al tiempo que pide a las potencias globales que avancen en la agenda de la paz, la libertad religiosa, y el desarrollo de los derechos humanos en el Canadá y en todo el mundo.

Aplaudo a Su Santidad y los miembros de la fe Ahmadía mundial por su trabajo, y extiendo la mano de amistad en nombre de mis electores y del pueblo de Canadá.”

La recepción especial concluyó con una oración en silencio dirigida por Hazrat Mirza Masrur Ahmad. En la cena que siguió, los parlamentarios y los invitados pudieron conocer personalmente a Su Santidad.

Share via