En el nombre de Al-lah, el Clemente, el Misericordioso
No hay digno de ser adorado excepto Al-lah, Muhammad es el Mensajero de Al-lah
Musulmanes que creen en el Mesías,
Hazrat Mirza Ghulam Ahmad Qadiani (as)

Muchos musulmanes creen que los áhmadis no son musulmanes. Esto es completamente falso.

Kufur (کفر) es el término para la incredulidad en la terminología islámica. Takfir (تففیر) es el acto de declarar algo o alguien fuera del Islamy se yuxtapone a Iman (ایمان), que significa fe. En terminología común, un kafir (کافر) es alguien que no es musulmán.

Al-lah ha declarado a todos los seguidores de la religión del Islam, que así lo afirmen, “musulmanes” (22:79). El Profeta Muhammad (sa) aceptó a todos los musulmanes que se autoproclamaron musulmanes como tales (Sahih Bujari) y definió a un musulmán como aquel que ofrece la Salat (la oración diaria) en dirección a la Ka’bah y come carne Halal o lícita, (Bujari).

Hadhrat Mirza Ghulam Ahmad (as) rechazó los edictos de Kufur contra él y siempre se declaró a sí mismo musulmán (Ayyam-us-Sulh, Ruhani Jazain, pág. 322-224). Sus seguidores también se declaran hoy como musulmanes. Nadie tiene derecho a cambiar la definición de islam o musulmán, ni a negar a los áhmadis el derecho de ser musulmanes.

Algunos musulmanes afirman falsamente que los áhmadis no son sinceros y están tratando de engañar a otros musulmanes. Esto también es completamente falso.

Sólo Al-lah tiene derecho a juzgar la sinceridad de alguien. El Profeta Muhammad (sa) reprendió severamente a su compañero Hadhrat Usama (ra) cuando dudó de la declaración del islam por parte de un enemigo durante una batalla y lo mató (Sahih Muslim).

Muchos musulmanes afirman que las creencias de Mirza Ghulam Ahmad (as) y los áhmadis son incorrectas, por lo que no pueden ser musulmanes.

Dejando de lado el asunto de qué creencias son realmente correctas, las diferencias en las interpretaciones islámicas entre dos grupos no significan que uno de ellos, por ser incorrecto, ya no sea musulmán. Lo máximo que alguien puede declarar sobre otros musulmanes, que se consideran a sí mismos como tales, es que han cometido Al-Kufr-ul-Asghar (la incredulidad menor), que es un término utilizado para describir faltas graves en las creencias y acciones del islam. Pero de ninguna manera se permite declarar a un musulmán como kafir (no musulmán) en el sentido de Al-Kufr-ul-Akbar (la incredulidad mayor), lo que significa excluirlo totalmente del islam.

A veces ciertos musulmanes declaran que los áhmadis han declarado a los no-áhmadis incrédulos (kuffar) y no los aceptan como musulmanes.

Esto es completamente falso. Los áhmadis aceptan a todos los musulmanes que se autoproclaman musulmanes. A Mirza Ghulam Ahmad (as) no le gustaba usar el término kufur para los musulmanes (Taryaaq-ul-Quloob, Ruhani Jazain. Vol. 15, pág. 433). Siempre que usó el término kufur para los musulmanes, fue sólo en el sentido de Al-Kufr-ul-Asghar (la incredulidad menor). Esto se debía a que, según un hadith, quienquiera que llamara Kafir a un musulmán se convirtió en Kafir él mismo, y porque habían rechazado al Mesías de la época. Ambas decisiones significaron que se merecían el estigma de Al-Kufr-ul-Asghar.

Algunos musulmanes tratan de presentar los edictos de ciertos eruditos o gobiernos que declaran a los áhmadis kuffar y no musulmanes.

Estos edictos no son válidos ya que van en contra del Corán, la Sunnah y los Ahadith. El Santo Profeta (sa) mencionó que en los últimos días la Ummah (comunidad islámica) se desorientaría y se fracturaría; y que se dividirían en 73 sectas, de las cuales 72 serían pasto del fuego. Mencionó específicamente que los eruditos de la época serían como simios y cerdos, ignorantes de las verdaderas enseñanzas del islam y una fuente de discordia para la Ummah. Eminentes musulmanes del pasado, como Muyaddid Alif Thani Ahmad Sirhindi y Ibn-e-Arabi, afirmaron que los eruditos del tiempo del Mesías serían sus peores enemigos y lo declararían  incrédulo.