Los seis pilares de la fe
En el nombre de Al-lah, el Clemente, el Misericordioso
No hay digno de ser adorado excepto Al'lah, Muhammad es el Mensajero de Al'lah
Musulmanes que creen en el Mesías,
Hazrat Mirza Ghulam Ahmad Qadiani (as)

Los seis pilares de la fe

Traducción

Hazrat Umar bin al-Jaṭṭāb, que Al’lah esté complacido con él, comenta que el Santo Profeta (sa) afirmó:

“Los requisitos de la fe incluyen la creencia en Al’lah, en Sus Ángeles, en Sus Libros, en Sus Profetas y en el Último Día, es decir, el Día del Juicio Final. Además implica creer en el control de Al’lah sobre el bien y Su superioridad sobre el mal.”

(Muslim)

Comentario

Este Hadiz versa sobre el contenido de la fe islámica, que se sustenta sobre seis artículos fundamentales:

  1. Creencia en Al’lah, quien, como Creador y Maestro del mundo, es el pilar central de toda fe y religión. Recordemos que, en árabe, la palabra Al’lah se aplica exclusivamente a Dios y no se aplica a ningún ser que no sea a Dios. Este término denota un ser libre de todo defecto, que posee los más perfectos atributos, que posee todo el conocimiento y es Omnisapiente y Todopoderoso.
  2. Creencia en los ángeles, aunque invisibles, son una creación extremadamente importante de Dios. Los ángeles modulan el funcionamiento del universo bajo el control divino y supervisan la cadena causal creada por Dios. También actúan como medio de comunicación entre Dios y Sus profetas.
  3. Creencia en los libros sagrados, los cuales han sido revelados por Dios. Mediante estos el ser humano llega a conocer el Propósito Divino. El último de estos libros es el Sagrado Corán, un libro destinado a todas las épocas, que ha reemplazado todas las leyes divinas anteriores, que estaban dirigidas a épocas y culturas concretas. Así, la sabiduría del Corán estará vigente hasta el fin de los días.
  4. Creencia en los Profetas de Dios, a quienes se reveló, en distintas épocas, los libros sagrados y que enseñaron al mundo cuál era el propósito de Dios, mediante la práctica personal. Los profetas han aparecido de en todos los pueblos, pero de estos mensajeros divinos, el último profeta, el Profeta Maestro, el que trajo la última ley divina, es el Profeta Muḥammad (sa).  El Profeta Muḥammad (sa), que nació en Arabia hace 1400 años, es la persona con la personalidad más modélica de entre los descendientes de Adán, y el más perfecto de los profetas.
  5. Creencia en el Último Día, que inevitablemente seguirá a la muerte, momento en el cual, cada individuo será recompensado por las buenas o malas acciones que realizó en esta vida presente.
  6. Creencia en la coherencia subyacente entre el bien y el mal que opera en el mundo, sometido a la ley divina. Es decir, la creencia en que las leyes de la naturaleza y la ley religiosa (Sharī‘at) son leyes creadas por Dios y que solo Dios es el Fundador y Guardián de este universo, tanto del material como del espiritual. Él es Quien ha establecido los principios fundamentales para todo, ya sea de naturaleza física o espiritual, que implican que ciertas acciones conducen a buenos resultados mientras que otras, producen malas consecuencias. Cabe enfatizar que Dios tiene el poder supremo sobre las leyes que Él ha creado. Por tanto, bajo ciertas circunstancias, Él produce cambios sorprendentes en estas leyes, a favor de Sus profetas y santos. Sin embargo, tales cambios siempre son excepciones a estas leyes y nunca van en contra de Su Sabiduría, Sus promesas o Sus atributos divinos. El fenómeno de los milagros pertenece a estas leyes excepcionales.

Referencia

40 gems of beauty, Hadiz No. 1; por Hazrat Mirza Bashir Ahmad Sahib.

Suscríbete y recibe contenido exclusivo

Recibirás cada semana las últimas novedades de la Comunidad Musulmana Ahmadía directamente en tu mail. ¡Prometo no spamearte!