¿Jesús ya ha regresado? | Investigamos el caso del Mesías desaparecido
En el nombre de Al-lah, el Clemente, el Misericordioso
No hay digno de ser adorado excepto Al'lah, Muhammad es el Mensajero de Al'lah
Musulmanes que creen en el Mesías,
Hazrat Mirza Ghulam Ahmad Qadiani (as)

¿Jesús ya ha regresado? | Investigamos el caso del Mesías desaparecido

Director del Spanish Desk y editor de la revista Review of Religions en Español

Transcripción

Introducción

No hay duda de la importancia que tuvo Jesucristo en la historia de la humanidad. Su relevancia en el pasado fue de tal magnitud que se le conoce incluso en los rincones más remotos del mundo. Pero, actualmente, la religión parece haber perdido mucha de su relevancia, ¿acaso la misión de Jesús estaba destinada a quedar en el olvido?

Pero incluso ante este oscuro panorama, los seguidores del Mesías aún tienen un ápice de esperanza. Jesús mismo debió saber la situación que atravesarían los creyentes en el futuro, y por ello les dejó pistas para encontrarle a él cuando, de nuevo, el mundo necesitara un guía.

Entonces verán al Hijo del Hombre, que vendrá en una nube con poder y gran gloria.” (Lucas 21: 24-27)

En este vídeo vamos a investigar si Jesús ha venido o si va a volver, y seguiremos las pistas que Jesús mismo nos dejó para poder encontrarle. Aquí podéis leer el artículo completo:

La investigación del Mesías desaparecido

La esperanza del advenimiento de Jesús

El siglo XIX estuvo lleno de acontecimientos, particularmente desde 1830 en adelante. Había un aire de fervor religioso en todos los países cristianos. Muchas personas parecían ansiosas y esperaban el regreso inminente de Jesús.

Los cristianos más ortodoxos prepararon ropas para Cristo(as). Una revista llamada Star of the West dice: “Hay una pequeña mezquita en Tierra Santa, donde los sacerdotes presiden y tienen listos los zapatos que el Mesías debe usar cuando venga a Jerusalén.”

Durante esta época, familias enteras se dedicaban a preparar ropa para Jesús para ese día tan esperado.

Pero, ¿por qué había tanta expectación en esos días? Y, sobre todo, ¿por qué ya no existe esta esperanza en la llegada inminente del Mesías?

1ª pista: el regreso de los judíos a Jerusalén

En Lucas 21: 24-27, Jesús habla acerca de su segunda venida. En esta profecía, Cristo(as) informó a los judíos que serían destruidos y desterrados total y completamente de la tierra de Jerusalén. Jerusalén sería entonces controlada por los gentiles por un período de tiempo determinado.

Esto se cumplió en el año 70 d.C., Jerusalén fue destruida por el romano Tito y los judíos fueron dispersados ​​y exiliados.

Por otro lado, en el libro de la Revelación se menciona el tiempo durante el que los gentiles ocuparían Jerusalén:

“y ellos hollarán la ciudad santa cuarenta y dos meses.” (11:2)

Los expertos cristianos están de acuerdo en que, en la biblia, el período de tiempo llamado “día” se convierte en un año cuando se calcula el paso del tiempo. Con lo cual 42 meses serían 1.260 días bíblicos, es decir 1.260 años.

Los gentiles que tenían el control de Jerusalén eran musulmanes y los eruditos de aquella época llegaron a la conclusión de que el año de 1.260 del calendario islámico es el que se aplica a esta profecía. 1.260 del calendario islámico es 1.844 del calendario cristiano. Esta no es solo mi conclusión, sino que la mayoría de los expertos cristianos también estaban de acuerdo con esta interpretación.

Por sorprendente que parezca, la restricción sobre los judíos se levantó cuando Turquía firmó el edicto de Tolerancia, permitiendo a los judíos regresar a Jerusalén. La fecha de este documento es el 21 de marzo de 1.844.

2ª pista: el templo de Jerusalén

Hablando de su regreso, Jesucristo hizo varias referencias al antiguo testamento. En concreto menciona una que se encuentra en Daniel (Mateo 24:15). Daniel habla de la destrucción del templo de Jerusalén, y luego dice que, tras 2.300 días, el santuario sería purificado. Lo que representaba la purificación del mal que tendría lugar cuando viniera Cristo. (Dan. 8:13-14)

Esta profecía predice 2.300 días, que a su vez se convierten en 2.300 años. 2.300 años desde el último decreto para reconstruir el Templo de Jerusalén nos lleva al año 1843.

Esta y otras profecías llevaron a personalidades como William Miller, fundador del movimiento adventista, calcular que Jesucristo regresaría entre el 21 de marzo de 1843 y el 21 de marzo de 1844.

Podemos entender fácilmente por qué los cristianos esperaban a Cristo(as) alrededor de este año.

3ª pista: Las profecías en Mateo

Mateo 4:5-29 contiene una lista de profecías que hablan de los sucesos que tendrían lugar cuando Jesús volviera. Podemos comprobar que todas ellas se cumplieron en el siglo XIX. Por ejemplo:

  • Habrá pretendientes falsos que se declaren como el Mesías. Una simple búsqueda por internet nos permite encontrar una gran cantidad de personas que declararon ser Jesús en esa época.
  • Se producirán guerras y se hablará de rumores de guerras. El siglo XIX estuvo repleto de guerras, pero lo más importante es que debido al progreso de los medios de comunicación, esta información comenzó a llegar fácilmente a personas de todo el mundo, que de otra manera no habrían tenido constancia de estos eventos.
  • El evangelio será predicado por todo el mundo. En 1804, se estableció la Sociedad Bíblica Extranjera Británica y doce años después se creó la Sociedad Bíblica Americana. Sobre 1816, se distribuyeron 421 millones de copias entre todas las naciones.
  • El Mesías vendrá al este de Judea.
  • Su llegada será apoyada por signos celestiales. Las estrellas fugaces de 1833 y la perihelia o halo alrededor del sol en 1843, fueron objetos de la más sorprendente especulación y discusión en su época. Y la cola del gran cometa de 1843 medía 108 millones de millas de longitud.
  • El resto de versículos hablan de las pruebas que tendrán que soportar los seguidores del verdadero Mesías.

Conclusión

En resumen, hemos establecido que:

  • Cristo(as) debía aparecer alrededor de 1844, porque el tiempo de los gentiles se había cumplido en 1844.
  • Las profecías de Daniel apuntaban a 1843.
  • Las profecías de Mateo se cumplieron en el siglo XIX.

Los cálculos se han realizado suponiendo que Jesús tenía 33 años cuando fue crucificado y abandonó Judea. Pero debemos considerar un posible factor de error en esta fecha ya que no se conoce la fecha con exactitud. Algunos historiadores apuntan a un factor de error de entre 1 y 9 años. Así que consideraremos que la llegada del Mesías debía haberse producido entre 1835 y 1853.

Llegados a este punto, podemos llegar a dos conclusiones. O bien las profecías son falsas y Jesús no va a volver. Esto también implicaría que las enseñanzas de Jesús no fueron del todo verdaderas. O bien, no hemos reconocido a Jesús cuando regresó.

Fijaros en que curiosamente, la segunda opción es lo que sucedió con los judíos cuando Jesús proclamó ser el Mesías que esperaban. Ellos no reconocieron a Jesús como el Mesías, y le declararon como falso, ya que esperaban que el Mesías fuera literalmente igual al descrito por las escrituras, mientras que Jesús declaró que las profecías debían interpretarse de forma metafórica. ¿No es entonces lógico pensar que Jesús podría haber utilizado una parábola para referirse a su propio regreso? En ese caso, si la evidencia que tenemos del momento de su llegada es irrefutable, debemos encontrar a la persona que encaje con las evidencias presentadas.

Jesús anunció que su llegada estaría rodeada de falsos pretendientes, lo que implica que uno de esos pretendientes debe ser el verdadero Mesías, y el resto falsos.

¿Cuál de ellos cumple en su persona los rasgos de un guía espiritual? ¿Alguno ha realizado milagros semejantes a los de Jesús? ¿Hay muestras de que Dios mismo haya apoyado al Mesías y que haya tenido éxito en su misión? ¿Los seguidores de alguno de ellos ha sufrido pruebas y tribulaciones como las que profetizó Jesús?

Nuestra Comunidad, la Comunidad Musulmana Ahmadía, es única en el sentido de que hemos aceptado la evidencia mencionada como verdadera, y hemos aceptado que uno de estos reclamantes, en efecto, representa la segunda venida de Cristo(as) como el Mesías Prometido y esperado.

Su nombre es Mirza Ghulam Ahmad (as), y su misión, igual que Jesús, es restaurar los valores de paz, humanidad y compasión en el mundo.

Suscríbete y recibe contenido exclusivo

Recibirás cada semana las últimas novedades de la Comunidad Musulmana Ahmadía directamente en tu mail. ¡Prometo no spamearte!

Share via