Las bendiciones de MTA Intl.: Yalsa Salana de Alemania 2017

Hazrat Mirza Masrur Ahmad

Hazrat Mirza Masrur Ahmad

Jalifatul Masih V

Su Santidad, Hazrat Mirza Masrur Ahmad (Mir‐za Mas‐ rur Ah‐mad), es el quinto Jalifa (Califa) de la Comunidad Musulmana Ahmadía. Elegido para esta posición vitalicia el 22 de abril de 2003, desempeña su cargo como jefe espiritual y administrativo mundial de una organización religiosa internacional con decenas de millones de miembros repartidos en 200 países.

Ver más sobre el autor

Tras recitar el Tashahhud, Ta´uz, Tasmia y Surat Al Fatiha, Hazrat Ameer ul Mu´mineen (aba) dijo:

Es a través de Su Bendición, que Al-lah el Todopoderoso ha unido a los áhmadis de todo el mundo a través de la MTA, y nos ha dado tantas facilidades para recibir información, que no hay necesidad de esperar a que se publiquen revistas y periódicos de la Comunidad para que tengamos noticias sobre los viajes del Jalifa, así como actos de la Yama´at y otras noticias. Al contrario, todas las noticias llegan de forma inmediata y todos los eventos se pueden ver en directo. De hecho, en ocasiones, los oyentes mandan sus opiniones y expresan sus sentimientos acerca de los programas de los Yalsas y su ambiente, durante los programas [en directo].

No obstante, como todo el mundo sabe, el Yalsa Salana de Alemania tuvo lugar recientemente. La gente me ha escrito en relación a esto. A menudo, la gente escribe sobre los programas desde otros lugares y países. En particular, siempre que viajo, la gente expresa especialmente sus opiniones sobre ese sitio [o evento] con distintos sentimientos. Expresamos nuestra gratitud a Al-lah el Todopoderoso y Le alabamos por habernos concedido esta bendición (de la MTA) pues a través de este medio ha unido a la Comunidad del Mesías Prometido en una única entidad. Él nos ha proporcionado los medios materiales que nos permiten visualizar la bella imagen de (los miembros de la Yama’at) unidos como las perlas de un collar.

Por lo tanto, mientras que por una parte debemos estar agradecidos a Al-lah el Todopoderoso por todo esto, por otra parte, también debemos estar agradecidos a los trabajadores de MTA, incluyendo los voluntarios y trabajadores a tiempo completo. Estas personas trabajan tras las cámaras o trabajan en las salas de transmisión o están ocupados en otras tareas. Una multitud de trabajadores se esfuerzan en producir y transmitir cada programa. Algunos de ellos eran los que se sientan en los estudios. Aparte de estos, hay otros trabajadores, que, siempre que voy a algún viaje oficial, también van desde aquí, llevando con ellos su equipo de trabajo para la conexión, etc.

Luego, los voluntarios y el equipo de los países donde se llevan a cabo los eventos, también trabajan junto a ellos. También existen equipos de voluntarios y trabajadores a tiempo completo en Alemania, que producen diferentes programas de interés. Que Al-lah el Todopoderoso los bendiga. Y esto es también lo que la gente escribe en sus cartas, que “Al-lah el Todopoderoso bendiga a los trabajadores de MTA” y expresan sus sentimientos de gratitud hacia ellos.

De igual manera, hay trabajadores involucrados en otros departamentos, que prestan sus servicios en el Yalsa como voluntarios. Sirven a los invitados de forma incesante. En grandes países, el número ha alcanzado los mil, entre los que se incluyen hombres, mujeres, chicos y chicas jóvenes y niños. Trabajan con un espíritu que, en esta época, es únicamente visible en la Comunidad Musulmana Ahmadía; una imagen que pudimos ver hace unas semanas aquí en la Convención Anual de Reino Unido, y ahora lo hemos presenciado en la Convención Anual de Alemania.

Por tanto, todos los participantes deberían de estar agradecidos a estos voluntarios, que – como siempre digo- trabajan con pasión por la causa de Al-lah el Todopoderoso y de forma desinteresada. Las acciones de estos trabajadores sirven como medio de Tabligh [predicación] silencioso para los invitados no áhmadis y no musulmanes.

En relación a los programas del Yalsa que son transmitidos en MTA, la gente manda sus comentarios. Se benefician de estos programas y los disfrutan. Sin embargo, las impresiones y sentimientos de los asistentes que no pertenecen a la Comunidad, y la expresión de sus sentimientos al [presenciar] el servicio de los trabajadores, ni se muestra ni se publica durante los días de Yalsa, ni es posible saberlo de alguna manera. Estos trabajadores, además de cumplir con sus obligaciones, están sirviendo como misioneros silenciosos. Ni las pantallas de MTA muestra este aspecto, ni los presentadores pueden hacer justicia a esta [tarea].

De igual manera, los asistentes del Yalsa también dejan una buena impresión en los invitados a través de su conducta. Los invitados hacen referencia a esto después del evento. Por tanto, es necesario que este aspecto de opiniones e impresiones del Yalsa Salana también se presenten ante la gente. Y yo lo presento con el objetivo de que los áhmadis alrededor del mundo, también lleguen a conocer cómo la influencia del Yalsa Salana tiene un efecto inmediato en los asistentes de fuera de la Comunidad, y así los asistentes y trabajadores también puedan conocer cómo su comportamiento atrae de forma silenciosa a los asistentes de fuera de la Comunidad hacia las hermosas enseñanzas del islam.

Con respecto a esto, voy a presentar ahora las impresiones de invitados, que vinieron de varios países, para que podamos ver este aspecto de las bendiciones del Yalsa y tengamos otra oportunidad de estar agradecidos a Al-lah el Todopoderoso y para que prestemos atención en seguir reformando nuestra condición interna.

Un invitado musulmán de origen árabe, Jalid Sahib, que trabaja para la Cruz Roja, acudió este año al Yalsa Salana de Alemania. Expresando sus sentimientos dice:

“Cuando escuchaba a mis amigos no musulmanes criticar al islam, era incapaz de defender el islam debido a las diferencias y disputas entre musulmanes. Sin embargo, hoy en este Yalsa, al ver una paz tanto colectiva como individual, el amor y unidad de su Yama´at, y haber presenciado el sentimiento de amor y obediencia en los miembros hacia el Jalifa, mi cabeza se ha alzado con orgullo y honor de haber presenciado una Yama´at con mis propios ojos, cuyos miembros son pacíficos y cuyas reuniones están bien organizadas”.

Dice que,

 “Citando su ejemplo con gran confianza a mis amigos no musulmanes, ahora puedo responder a sus conjeturas contra el islam”.

Luego, un amigo alemán, Michael Fetscher Sahib participó en el Yalsa. Dice que,

“Antes de acudir al Yalsa, leía a menudo en los periódicos que los áhmadis son gente amante de la paz. Sin embargo, en mi corazón pensaba que mucha gente proclama ser pacífica. Tras venir aquí, he sido testigo con mis propios ojos de que el testimonio de proclamar la paz, seguido de un ejemplo práctico, únicamente puede ser encontrado en este Yalsa, donde la gente está personalmente pasando su tiempo en paz y amor a la vez que dan la bienvenida a otros participantes. Es asombroso encontrar una reunión tan grande con tanta paz. En otras ocasiones, incluso si se reúnen quinientos hombres, es inevitable que haya una pelea.”

Dice que,

“Tras haber acudido al Yalsa y tras ser testigo de un ambiente tan pacífico como el vuestro, puedo atestiguar la veracidad de vuestro proclamo de paz.”

Luego, una señora llamada Merasi Ogala, un contacto regular de la Yama´at, fue testigo de la ceremonia de Bai´at [ceremonia de pacto de lealtad] durante el Yalsa. Dice:

“Casi todas mis preguntas han sido resueltas una a una. Ahora creo que no volveré a acudir al Yalsa como invitada. De hecho, es mi deseo personal el hacer el Bai´at y ser miembro de la Yama´at.”

Una mujer llamada María José, que es originaria de Sudamérica, pero está estudiando en Berlín y ha venido aquí para estudiar, expresó sus sentimientos diciendo:

“No tenía conocimiento del islam o Ahmadíat antes de este evento. Llegué a conocer a la Yama´at por medio de la mujer del misionero en Paraguay. Llegué a saber que un Yalsa de la Yama´at Ahmadía se iba a llevar a cabo en Alemania, y así, vine para participar. Tras venir aquí, me asombré al ver a gente de tantos países, razas y colores viviendo juntos con una unidad y experimentando un ambiente de paz y comodidad en todas partes. Todas las personas estaban contentas. Nadie tenía temor alguno. Participar en una reunión tan pacífica es una nueva experiencia para mí. Es mi deseo el regresar a Berlín y contactar con la mezquita de la Yama´at Ahmadía y fortalecer mi relación con esta Yama´at. Mi corazón siente consuelo de estar con ustedes.

Luego, tres señoras de Macedonia que trabajaban para una organización de bienestar social también acudieron. Una de ellas dice que,

“Viven muchos musulmanes en nuestro entorno en Macedonia. Sin embargo, este tipo de islam y esta demostración social de la misma ha conseguido superar nuestras expectativas. Hemos sido testigos de sus miembros, sus enseñanzas y su liderazgo y volveremos con la conciencia de poder presentar su Yama’at a los musulmanes allí en Macedonia.”

Dice que,

“Esta Yama’at y sus Yalsas sirven de ejemplo para otros musulmanes. Además, una enseñanza tan pacífica y una Yama’at tan organizada es capaz de representar a los musulmanes a nivel internacional. En esta ocasión vinimos aquí por invitación de otra persona. Sin embargo, esperamos traer a más invitados con nosotros en el futuro e introducir personalmente la Yama’at a los musulmanes de Macedonia.”

Así es cómo Al-lah abre las vías para el Tabligh.

Un invitado cristiano de Letonia llamado May Kalar Sahib también estaba presente. Es un estudiante y le interesa investigar diferentes religiones. Dice:

“Estoy profundamente interesado en las religiones y debido a esta misma razón he leído las enseñanzas de su Yama’at y ahora estoy viendo su demostración práctica. Para mí, sus enseñanzas y sus conductas son muy positivas y atractivas. He sentido una devoción espiritual en los participantes del Yalsa.”

La devoción espiritual que estos invitados sienten no debe ser temporal sólo durante los días del Yalsa, sino que es la responsabilidad de los áhmadis que participan en el Yalsa hacer de todo esto un rasgo permanente.

Una periodista de Letonia llamada Señorita Augustine, expresó sus sentimientos diciendo:

“Durante los últimos seis meses he estado trabajando en un proyecto con respecto a las diversas sectas dentro del islam. También fui a Estambul y allí me reuní con varias sectas islámicas. Sin embargo, después de haber visto aquí al Imam del Yama’at Ahmadía, no tengo las palabras para expresar el estado de mi corazón. Durante nuestra reunión le pregunté (es decir, ella me preguntó cuál es la solución para el radicalismo y el extremismo). Él dio una respuesta completa a esta pregunta complicada en tan sólo dos palabras, diciendo que la solución a estos problemas es proporcionar una educación adecuada y enseñar el islam correctamente.

Ella dice que,

“Ciertamente, la comprensión adecuada es la solución a estos problemas y el verdadero siervo del Santo Profeta (sa) ha despertado nuestra conciencia de este conocimiento y ha compartido esta enseñanza con nosotros.”

Por lo tanto, cada áhmadi no sólo debe estar orgulloso de tales impresiones, sino que debemos esforzarnos constantemente por mejorar nuestras propias condiciones prácticas.

La profesora Loli Diaz de la Universidad de Qurtuba, Letonia, asistió al Yalsa y compartió sus sentimientos. Ella escribió:

“Asistí a una reunión tan grande de musulmanes por primera vez en mi vida. Ver el Imam de la Comunidad Musulmana Ahmadía por primera vez fue una experiencia única para mí y siempre recordaré ese sentimiento para el resto de mi vida. Mis palabras no hacen justicia a mis emociones. Es mi creencia que esta Yama’at y el Jalifa de esta Yama’at son completamente diferentes a otros musulmanes y siento esta diferencia dentro de mí.”

Cada áhmadi que estuvo presente en el Yalsa dejó una impresión en ella.

Cuarenta y seis miembros de la delegación de Bosnia asistieron al Yalsa este año, de los cuales 18 fueron áhmadis y los restantes, aproximadamente, 28 fueron presentados a la comunidad. Una de las invitadas, Yasmin Sahiba, quien también es la presidente de una ONG y conoció a la Yama’at recientemente, y asistió al Yalsa. Ella vino sola en coche recorriendo 1200 km para llegar hasta aquí. Ella dice:

“Me sorprendió ver la inmensa organización del Yalsa y me pregunté ¿qué tipo de gente son? No noté ningún defecto en la organización del Yalsa.”

Por lo tanto, este es el resultado del servicio prestado por los voluntarios y, a través de ello, los invitados se sienten realmente impresionados.

Luego [había] un invitado llamado Nijaat Sahib que es de la comunidad católica romana de Bosnia. Es un famoso político, un intelectual conocido, y también concejal de la ciudad de Totla. Él dice que,

“La organización del Yalsa se realizó de forma excelente. Antes de mi asistencia al Yalsa, nunca había estado en un evento similar. Este Yalsa fue una curva de aprendizaje para mí de varias maneras. Después de ser testigo de la sinceridad de los voluntarios, llegué a la conclusión de que ellos tienen una fe muy fuerte y la conformidad en sus palabras y acciones fue el secreto detrás de su progreso. Y lo principal que ha desarrollado esta condición dentro de ellos fue su conexión con el Jalifato.”

Cuando estas personas asisten [a nuestros eventos], el concepto negativo del Jalifato y el miedo que provoca son ambos disipados de sus mentes. Por lo tanto, cada trabajador áhmadi debe esforzarse por mantener y preservar estas impresiones.

Mahir Sahib, un invitado no áhmadi, asistió al Yalsa con su esposa con su propio dinero. Él dice que,

“Tras ver la manera en que se tratan aquí a los invitados y el amor que la gente demuestra aquí, digo genuinamente que, aunque si nos dijeran de dormir en el suelo y nos ofrecieran sólo pan seco para comer, incluso entonces no nos quejaríamos. La razón es que el amor y el afecto que encontramos aquí no puede ser igualado en ninguna otra parte del mundo.”

Diyana Sahiba, una invitada bosnia, también asistió al Yalsa. Su profesión es enfermera y su relación con la Yama’at es a través de otra familia. Ella asiste a los programas de la Yama’at junto con su esposo y su hijo. También colabora mucho en eventos relacionados con la Yama’at. Vino al Yalsa con su esposo y sus padres y pagó los gastos del viaje. Ella dice que,

“Toda la organización del Yalsa se ejecutó perfectamente. Después de ver a estos trabajadores sinceros, nos sentimos avergonzados por las dificultades que ellos soportaban solo por nuestro bien.”

El ambiente del Yalsa dejó una impresión muy positiva en Ameer Sahib, un invitado que asistió al Yalsa por primera vez. Él dice:

“Cuando regrese voy a transmitir el mensaje, el cual no puedo expresar con palabras, acerca de lo que mi corazón ha sentido durante el Yalsa. Estas cosas sólo pueden ser experimentadas y por esta razón cada uno debe pasar unos días con esta comunidad celestial con el fin de obtener la convicción sobre el verdadero cielo.”

Aquellos de entre nosotros que crean problemas, que pelean y formulan quejas, tales personas deberían avergonzarse después de escuchar las impresiones y los testimonios de estos invitados, que no son de la Yama’at, y deberían tratar siempre a los demás con amor y afecto.

Este año, una delegación de 52 personas de Bulgaria participó en el Yalsa de Alemania. Entre ellos 20 eran áhmadis y 32 no áhmadis. Viajaron aproximadamente unas 32 horas en autobús para llegar a Alemania. La delegación incluía empresarios, abogados, profesores, estudiantes y gente de distintos ámbitos. Una de las mujeres, Aisy Nowas, dijo:

“Esta es la primera vez que he participado en el Yalsa. He oído mucho sobre el Yalsa de los áhmadis en Bulgaria. Aquí, gente de diferentes naciones se reúnen en un lugar. Todos se saludaban con respeto y amor en el Yalsa. Si uno quiere hacer un cambio en su vida entonces debe participar en el Yalsa. He aprendido mucho aquí. Me gustaría particularmente mencionar dos cosas. Primero, aquí se enseña a amar a Dios y, segundo, se enseña a la gente a amarse y respetarse el uno al otro.”

Bulgaria está también entre los países que ha rechazado el registro de la Comunidad y con una de las mayores oposiciones por parte de los Ulemas no-áhmadis. Como resultado el gobierno también ha sido influenciado, por ello, rezo por la Yama’at en Bulgaria para que Al-lah el Todopoderoso pueda mejorar sus circunstancias y que la Yama’at pueda ser registrada y podamos predicar abiertamente y que Al-lah el Todopoderoso permita a la Yama’at realizar sus actividades.

Fafkwanal Sahib, un invitado de la delegación de Bulgaria dice:

“Es la primera vez que he participado en este bendito Yalsa. Es difícil describir esto en palabras, pero he aprendido que solo los áhmadis enseñan verdaderamente la paz, muestran respeto y desean hacer que el mundo sea semejante al paraíso. Uno puede ciertamente adquirir la luz espiritual de la vida; una luz que da vida. Ahora, durante el resto de mi vida, informaré a la gente que el Ahmadíat es el verdadero islam y que ellos están esforzándose por establecer la paz en el mundo”.

Dijo, además:

“Pido por sus oraciones”.

Dee Moro Aaf, un invitado de esta delegación se dirigió a mí y dijo,

“Su sermón, en el que habló sobre el ‘amor por la humanidad’ fue muy sorprendente.”

Similarmente dijo,

“Me encantó que los niños servían agua y hablaban de una manera muy cariñosa. El futuro de una nación en la que los niños son así está asegurado.”

Después, Mrs Dessilaya Sahiba, una profesora psicóloga dice,

“Esta es la primera vez que he participado en el Yalsa. Este Yalsa es un milagro. Se recibe amor, paz y respeto y no he observado ninguna discusión. Todos se cuidaban el uno al otro y se saludaban con sonrisas en sus caras. Tengo requerimientos dietéticos muy específicos y de entre miles de invitados se me sirvió comida acorde a mis necesidades dietéticas. Cuando caí enferma se me dio medicación inmediata. No existe la gente VIP y todo el mundo era igual. Después me impresionó el sermón del viernes. Amar a la humanidad, ocultar los fallos de los demás, ayudar a los demás, no mostrar los errores de alguien delante de otros sino rezar por ellos, estas son las enseñanzas que Su Santidad mencionó, que me hicieron reflexionar si tan solo todo el mundo pudiera escuchar su voz hoy. Si desean seguir el camino recto entonces deben escuchar a estas voces y observar sus enseñanzas.”

Un joven de Guinea Bissau, Abu Bakr Sahib, que está cursando una maestría en seguridad pública en una universidad en Portugal declaró:

“La organización de la seguridad que vi en el Yalsa eran completamente inigualables. Llevar a cabo una reunión de 40.000 personas, sin la ayuda de la policía no es una hazaña insignificante. Organizar una convención tan grande es difícil incluso para un estado. Siempre hay algún tipo de incidente o de altercado y disturbios. No vi a ningún oficial de policía aquí en el Yalsa, pero a pesar de eso no vi a una sola persona peleándose, sino que todo el mundo parecía estar lleno de amor y hermandad. Esto realmente dejó una impresión en mi corazón.”

Una delegación de sesenta y cinco personas de Macedonia vino y participó en el Yalsa. Un gran número de ellos viajó en autobús durante cuarenta y dos horas, cubriendo una distancia de aproximadamente 2.000 kilómetros. Entre ellos estaban cinco periodistas de cuatro canales de televisión diferentes. Tres eran representantes de canales de televisión regionales, mientras que un periodista pertenecía a una emisora ​​de televisión nacional. Durante el Yalsa los periodistas llevaron a cabo sus grabaciones y realizaron entrevistas de diferentes personas. Otros veintiocho periodistas también se reunieron conmigo. Dijeron que harían un documental y mostrarían las imágenes grabadas y toda la entrevista que habían realizado. Entre ellos treinta y dos eran cristianos, veintitrés eran áhmadis y diez no áhmadis. El último día, uno de ellos tomó el juramento de lealtad.

Un huésped vino de la ciudad macedonia de Berovo, Belagista Trenchoska, que es una abogada de profesión dijo:

“Esta es la primera vez que estoy asistiendo a este Yalsa. Toda la organización del evento fue excepcional, no vi ningún defecto.”

Me dijo que,

“los discursos dejaron un profundo efecto en mí y aprendí del discurso que el islam significa paz y no guerra. En realidad, el islam enseña a la gente cuestiones fundamentales importantes sobre cómo establecer una sociedad sana y pacífica y llevarla a la práctica. El islam siempre enseña a hacer el bien y abandonar el mal. Esta es una enseñanza que, si actuamos sobre ella, entonces el mundo se convertirá en una fuente de paz y amor sin guerras.”

Luego dice:

“Lo que dijiste sobre los derechos de las mujeres entiendo que es una muy buena enseñanza. Las mujeres son responsables de la educación y crianza de los niños y su papel es muy importante en este asunto.”

Luego, resumiendo el discurso sobre los derechos de las mujeres, dijo:

“En pocas palabras usted mencionó que es responsabilidad de una mujer cuidar el nido mientras que el hombre es el que protege el nido. Yo creo que el marido es la cabeza de una familia, mientras que la esposa es el cuello. Ninguno puede sobrevivir sin el otro. La ceremonia Bai’at me impresionó profundamente y parecía que el tiempo se había detenido. Había gente por todas partes y no querían verse privados de estos momentos. Todos los caminos conducían hacia donde estaba el jefe de la Comunidad. En ese momento, el exterior del Yalsa se asemejaba a un desierto árido y no se podía ver a nadie fuera.”

Sin embargo, tengo algunas quejas. Los miembros de la Yama’at alemana no deben sentirse excesivamente satisfechos. Dios el Todopoderoso cubrió nuestras debilidades, sin embargo, el departamento de Tarbiat necesita tener en cuenta que el exterior del Yalsa Gah debería convertirse en un desierto en realidad. La razón es que recibí algunas quejas de que había gente caminando por fuera durante los procedimientos del Yalsa y también se les vio a través de la MTA. A pesar de que es algo bueno que muestren en la realidad, deberían centrarse más en el acontecimiento. Debido a la MTA, muchas personas se han dado cuenta de esta deficiencia.

La señora mencionada anteriormente dice:

“Aprendí mucho sobre el islam en todo el Yalsa. Puede ser que las palabras se olviden, pero ahora mi retrato del islam permanecerá siempre en mi memoria.”

Una invitada de Macedonia, que es reportera de televisión, dice:

“El Yalsa me ha guiado hacia un nuevo aspecto del islam. Hubo un tiempo en que incluso la palabra ‘islam’ era ilegal para mí, pero ahora he recibido una nueva introducción al islam. Como periodista le estoy muy agradecida por esta nueva experiencia. Voy a llevar estas impresiones conmigo a Macedonia y mi encuentro con Su Santidad (ella me visitó también) tuvo un efecto muy positivo en mí. Lo que dice es muy cierto, que si desean entender el islam entonces deben aprender sobre él directamente del Sagrado Corán. No debe ridiculizarse el verdadero islam como lo hace la gente hoy en día. Al final quisiera decir que estaba completamente satisfecha con todas las respuestas del líder de la Comunidad y me guió hacia nuevas direcciones y horizontes y ahora he visto la verdadera imagen del islam.”

Luego otro reportero de la TV de Macedonia, Saler Roteski Sahib dice que,

“Esta es la primera vez que participo en un encuentro como este. Todo esto era nuevo para mí. Aprendí mucho sobre los musulmanes. Los trabajadores del Yalsa no parecían cansados ​​en absoluto (el comportamiento de los trabajadores era muy extraño para él ya que no le parecían cansados en absoluto). Me sorprendió mucho ver tanta gente reunirse en un lugar y todo el mundo estaba cumpliendo sus propias tareas y nadie tenía ningún problema. Estoy muy contento de haber estado entre esas personas y algunos de ellos se han convertido en mis amigos y los amigos son un tesoro. Después de este Yalsa me sentía como si me hubiera enriquecido.”

Otro reportero de televisión de Macedonia, Rodne Deloska dice:

“Como periodista, el Yalsa es una nueva experiencia para mí. Cualquier nuevo evento internacional es importante para los periodistas. Me siento muy afortunado al haber presenciado este Yalsa en vivo y haber aprendido sobre él. Todos los aspectos de la organización del Yalsa realmente me impresionaron. He aprendido muchas cosas nuevas sobre el islam después de este Yalsa. Entrevisté a aquellos que aceptaron el islam. Cuando vuelva a Macedonia haré un documental de todas estas grabaciones y difundiré este mensaje al pueblo de Macedonia.”

Un invitado de Lituania llamado Agosti Sahib dice:

“Me sentí como si estuviera en mi casa. Vuestra comunidad viene de diferentes rincones del mundo para reunirse aquí por un corto tiempo y hay un aire de devoción por todas partes. Para un extranjero como yo es absolutamente asombroso y es como un mundo diferente. Estoy muy feliz de haber tenido la oportunidad de presenciar diferentes culturas y antecedentes, religiones y tradiciones, para comer y beber y muchas otras cosas. Para vosotros, los áhmadi, es digno de elogio que abordéis las dificultades de cada día para este gran propósito. Vuestras enseñanzas son correctas y hay una universalidad al respecto.”

Un invitado de Lituania dice:

“El presenciar la comunidad de tan de cerca ha sido un verdadero placer porque antes no sabía nada acerca de los musulmanes. He aprendido mucho de este Yalsa y ahora seré capaz de vivir mi vida lo mejor que pueda. Las enseñanzas de esta fe me han resultado beneficiosas y me han convertido en una persona mejor. Me han tratado muy bien aquí”.

Por lo tanto, los no áhmadis también sienten un cambio dentro de ellos después de asistir al Yalsa. Por ello, nosotros los áhmadis, para quienes se organiza el Yalsa, ¿cuánto tenemos que esforzarnos para lograr un cambio dentro de nosotros mismos? Añade:

“Me sentí como si yo fuera el único invitado y todos los demás estaban cuidando de mi comodidad. Aprecio mucho esto.”

Otra invitada de Lituania, la Sra. Angreda, dijo:

“Esta es la primera vez que asisto a este evento y me sorprendió ver tanta gente. Había personas de diferentes creencias y culturas que estaban reunidas y todo el mundo estaba ayudando uno al otro. Estaba también realmente sorprendida y asombrada por lo bien que estaba organizado el evento y después de escuchar los procedimientos y visitar al Jalifa ha aumentado aún más mi interés de aprender sobre la comunidad. Ciertamente leeré su literatura porque después de escuchar los discursos del Líder de la Comunidad, me he dado cuenta de que lo que se decía era racional. Tuve una muy buena experiencia y ahora voy a esperar el próximo Yalsa.”

Sin embargo, tenía una sugerencia para la administración de Alemania. Ella dijo:

“Creo que se organizaron varios programas y exposiciones durante los intervalos de la sesión y para mejorar esto se debe dar más información sobre ellos para que un mayor número de personas pueda visitarlos.”

Del mismo modo, una delegación integrada por 18 personas asistió desde Kosovo en la que uno de ellos no era áhmadi y el resto de los 17 eran áhmadis.

Una invitada de Estonia, Laura Sahiba dice:

“Estoy muy impresionada con la organización del Yalsa. Parece como si la administración hubiera pensado sobre todas las posibles situaciones desde antes. Había una solución a cada necesidad y dificultad que surgió. Como huésped me trataron con el máximo respeto y se tuvo cuidado de cada una de mis necesidades. En general el ambiente del Yalsa me pareció excelente. Los asistentes del Yalsa eran muy pacíficos y serviciales. Estoy muy contenta de haber tenido la oportunidad de conocer a tantas buenas personas que estaban contando sus experiencias con la comunidad de una manera muy apasionada. Escuché los discursos del Yalsa y sobre todo tuve gran placer de escuchar los discursos del Líder de la Comunidad que estaban relacionados con los asuntos de la actualidad. El mensaje de los discursos era muy claro y con un nuevo pensamiento y comprensión los llevaré conmigo de regreso. El discurso de clausura del Líder de la comunidad obliga a uno a reflexionar sobre muchas cosas y esto dejó una profunda impresión en mí y fue realmente una experiencia impactante.”

Una delegación integrada por 48 personas asistió desde Albania. 19 de entre ellos eran áhmadis y 29 eran albaneses no-áhmadis. Viajaron durante 43 horas. Entre ellos estaban dos representantes del gobierno; uno de ellos era el presidente del Comité Estatal Owna Kalts.

Asimismo, una delegación de 20 personas asistió al Yalsa desde Hungría; 11 eran áhmadis y el resto no eran áhmadis. Una invitada, Agiya Yaas Sahiba, es originaria de Armenia y es muy conocida por su trabajo social en su ciudad, Gyor, en Hungría. También es portavoz del gabinete de la Minoría Armenia en el país. Uno de los misioneros en Hungría dice que en la tarde después de que el Yalsa había concluido dijo:

“Estoy caminando junto con miles de musulmanes sin ningún miedo. Todo el mundo aquí es civilizado, cortés y sigue las reglas, y es respetuoso hacia la mujer. Los medios afirman que los inmigrantes, particularmente los musulmanes, maltratan a las personas de otras creencias y a las mujeres, pero deberían venir aquí y observar lo educados que son.”

A continuación, dijo:

“Un niño pequeño se acercó a mí y no preguntó quién era, o de dónde venía, sino que simplemente puso un vaso de agua delante de mí. Cuando bebí el agua, otro niño vino por detrás de él y recogió el vaso vacío. Aquí los mayores, así como los niños son los embajadores del amor.”

Posteriormente, cuando fue informada sobre la asistencia total, dijo:

 “Los cristianos deberían haber venido hasta en un número diez veces mayor, y deberían haber aprendido a respetarse los unos a los otros en una sociedad civilizada.”

Otro invitado de Hungría, Mr Gaber Thomas, expresando sus sentimientos dijo:

“El ambiente de religiosidad, paz, humanidad y hermandad presenciados aquí, y la oportunidad de obtener beneficio de ello no se puede encontrar en ningún otro lugar en el mundo. He trabajado como cura en América durante mucho tiempo y he viajado a través del mundo, pero nunca había presenciado algo así antes. Los áhmadis son extremadamente afortunados de tener un líder que ama a los áhmadis y les guía en todo. Después de haber asistido al Yalsa siento que mi fe se ha fortalecido en gran medida.”

A continuación, dijo:

“Vuestra comunidad crece día tras día, mientras que nosotros los cristianos disminuimos cada día. Nuestras iglesias están quedándose vacías y cuando pregunté al líder de la comunidad, también dijo que el materialismo está creciendo y la espiritualidad menguando; por lo tanto, todo esto está ocurriendo.”

También dijo:

“Debemos comunicar al mundo que solo tenemos un Dios y que solo creyendo en Él podremos establecer la paz.” Me citó en esta ocasión.

Un amigo sirio, Akram Domani Sahib dijo:

“Fui introducido a la comunidad aproximadamente hace un mes. Estaba presente en una de las reuniones de los áhmadis y ahí aprendí acerca del Ahmadíat por primera vez. Entonces participé en el Yalsa con mi familia. La gente fue muy amable y hospitalaria aquí, y habló acerca de las creencias de la comunidad en una manera muy cariñosa y afectuosa. Una de las cosas que considero como un milagro es que a pesar de que participan un número tan grande de personas, no ha habido ni un solo suceso de peleas o altercados en los tres días. De hecho, incluso durante el Hall algunas personas en ocasiones discuten y pelean las unas con las otras, y sin embargo aquí no he visto a nadie hablando en voz alta con nadie. Otro hecho que considero un milagro es que los áhmadis miran a las mujeres con un sentido de hermandad y respecto. Mi mujer también me dijo que nunca vio a nadie mirándola con malas intenciones.”

Osama Abu Muhammad Halbi dijo:

“A pesar del gran número de asistentes al Yalsa, la organización del evento fue excelente y por el bien de la seguridad y salud, se han tomado todas las medidas, y a pesar del gran número, los voluntarios han ofrecido un servicio ejemplar. Nuestros hermanos áhmadis nos han servido de la manera más excelente dándonos comida y acomodación. Sin duda, es evidente que la verdad está presente en cada palabra y acción suya, la cual no se encuentra en otras comunidades del islam. Aunque no soy un áhmadi, he de decir que he de elogiar todos vuestros esfuerzos”.

Un amigo sirio desde Polonia, Mahmood Sahib, dice:

“Después de escuchar el discurso del Líder de la Comunidad Musulmana Ahmadía, mi corazón está lleno de emociones de gran regocijo y alegría. En un solo discurso, presentó la solución a todos los problemas del mundo”.

A continuación, dijo:

“Nos dijo cómo la paz puede ser establecida entre diferentes países y dio su solución a la luz de las enseñanzas islámicas. Como resultado de esto he empezado a sentirme orgulloso de ser musulmán.”

Otro invitado, Boi Migar Sahib dijo:

“El líder de la Comunidad Musulmana Ahmadía habló de la importancia del entendimiento entre unos y otros, así como el intercambio de puntos de vista y esto es algo que el mundo necesita en la actualidad. Sus palabras me han llevado a meditar sobre la actual situación del mundo. Mediante la cita de versos del Sagrado Corán, demostró que el islam no es una religión de extremismo. También nos dijo que el Santo Profeta (sa) era tal persona que incluso perdonaba a sus enemigos.”

A continuación, dijo:

“Después de escuchar el discurso del Jalifa, me he dado cuenta por primera vez de lo que verdaderamente es el islam. El islam es una religión de amor y afecto. El islam ciertamente no es como lo representan los medios.”

En Alemania, durante los últimos dos o tres años ha tenido lugar la ceremonia del Bai’at (pacto de iniciación). Para aquellos que asistieron al Yalsa, 33 personas de diferentes países tuvieron la oportunidad de realizar la ceremonia del Bai’at. Eran originarias de Albania, Gambia, Ghana, Alemania, Irak, Yemen, Marruecos, Palestina, Siria, Turquía y Lituania.

Namees Abdul Jaleel Sahiba de Estonia también estaba presente y tuvo la oportunidad de realizar el Bai’at. Dijo:

“Soy de origen palestino casada un con joven estonio. Estoy participando en el Yalsa por segunda vez. Después de la primera vez que participé en el Yalsa volví a casa con muchas dudas y cuestiones. Sin embargo, durante este Yalsa, recé fervientemente a Dios el Todopoderoso para que me guiase por el camino recto, y si la manera correcta de vivir era formar parte de la Comunidad Musulmana Ahmadía, entonces que Dios me guiase hacia ello. Como resultado de la satisfacción que Dios el Todopoderoso me concedió, hice el Bai’at al día siguiente. Me considero muy afortunada de que incontables personas en el Yalsa rezasen para que me convirtiera en áhmadi. No tuve la oportunidad de escuchar todos los discursos el año pasado, sin embargo, este año tuve la oportunidad de escuchar atentamente todos los acontecimientos. Consecuentemente, Dios el Todopoderoso insertó la verdad del Ahmadíat en mi corazón y me aseguró que esta es la verdadera Yama’at. Por tanto, realicé el Bai’at.”

A continuación, añade:

“Nunca había visto tal unidad y hermandad entre las mujeres como la vi allí. Conocí a mujeres de varios países, muchas de las cuales quizás nunca volveré a ver. Sin embargo, siempre las recordaré en mis oraciones. Creo que convertirme en áhmadi y formar parte de la comunidad era parte del decreto de Dios el Todopoderoso.”

He presentado los sentimientos de algunos de los invitados. Por la Gracia de Al-lah el Todopoderoso, el Yalsa se convierte en una fuente que abre los corazones de las personas y al mismo tiempo que elimina las dudas y las reservas de las personas, también presenta la verdadera imagen del islam. Que Al-lah el Todopoderoso continuamente difunda estas bendiciones.

Respecto a la cobertura mediática, el primer día, tuvo lugar una rueda de prensa después de las Oraciones del Viernes, en la que estuvieron presentes medios de comunicación nacionales e internacionales. Los medios de comunicación internacionales incluyeron representantes de televisión y periódicos de: Italia, Macedonia, Austria, Brasil y Bélgica. Entre los medios de comunicación nacionales de Alemania estaban presentes cuatro canales de televisión, así como tres medios de prensa. De los medios de comunicación locales estaban presentes el canal de la radio de NTV y tres otros medios de prensa escrita.

Según los informes, la difusión de los tres días que se produjo a través de los medios de comunicación colectivos; incluyendo cinco canales de televisión, tres canales de radio y sesenta y un periódicos y otros medios de comunicación impresos; el mensaje del Yalsa Salana llegó a más de cincuenta y nueve millones, doscientos mil [59,200,000] personas. Además, la difusión de los medios de comunicación internacionales se espera que se difunda en la próxima semana -según los representantes de los medios de comunicación- a una audiencia de cuarenta y un millones trescientos mil [41.300.000].

Del mismo modo, el Yalsa Salana Alemania se pudo ver utilizando el sitio web de alislam [www.alislam.org] y con la ayuda de los estudios alemanes de MTA. También subieron el comunicado de prensa de la del departamento de prensa y comunicación central. El Yalsa también fue cubierto ampliamente en las redes sociales. Esto incluyó: Facebook, con cuatro publicaciones que vieron cuatrocientos veinte mil [420,000] personas y recibió treinta y seis mil [36,000] “me gusta” y comentarios. Además de esto, en twitter, quinientas treinta y seis mil [536.000] personas vieron los tweets del Yalsa y cinco mil ochocientas personas retuiteron sobre el Yalsa.

Por tanto, estos han sido algunos de los sentimientos de varios invitados que asistieron al Yalsa. Sin embargo, hay algunas deficiencias que mencionaré brevemente. Ya he mencionado una anteriormente sobre la gente que estaba vagando fuera. Para ello, el departamento de Tarbiat debe trabajar para garantizar que las personas no paseen sin rumbo durante los discursos. El sistema de sonido no funcionó correctamente, especialmente durante el sermón del viernes. Además de esto había algunas otras cuestiones técnicas, aunque se resolvieron más tarde y mejoró. La Yama’at de Alemania debe trabajar para mejorar en este departamento. Luego hubo algunas quejas de que había demasiada interferencia audible en los dispositivos de traducción auriculares. Esto también debe ser rectificado. Del mismo modo, debido a una cantidad imprevista de invitados, casi 400 invitados se quedaron sin colchones. A pesar de que este no es un tema grave, sin embargo, La Yama’at de Alemania debe hacer mejores disposiciones para el futuro. Algunas personas también se han quejado de la falta de disciplina dentro del Yalsa Gah. Esto debe abordarse. Una razón de esto es que una de las máquinas del sistema de refrigeración del pabellón se estropeó. Como resultado de esto la temperatura dentro de la sala aumentó. Sin embargo, incluso aquí durante el Yalsa Salana de Reino Unido dentro de la carpa la temperatura es bastante alta y, sin embargo, la gente permanece sentada en silencio. Por lo tanto, esto no es una excusa y el departamento de Tarbiat debe trabajar particularmente en este sentido. Deben recordar esto a los áhmadis todo el año.

A pesar de que he mencionado algunas de estas deficiencias, también deben reflexionar sobre sus propias deficiencias y trabajar para mejorar en esto. Del mismo modo, hubo quejas sobre la escasez de alimentos. El primer día la cantidad de alimentos era insuficiente con respecto al número de asistentes. Esta cuestión debería haber sido resuelta al día siguiente, pero, sin embargo, este no fue el caso y el saalan [curry de carne] continuó siendo insuficiente. Al final, se tuvo que preparar daal [curry hecho de lentejas] de emergencia y esto siguió ocurriendo. Como resultado, a muchas personas sólo les sirvieron esto. Deben centrar su atención en este asunto y asegurarse de que se realiza una planificación adecuada de antemano.

Que Al-lah permita que todos los trabajadores se esfuercen por mejorar en el futuro. Durante esta gira también hubo una ceremonia de inauguración de una mezquita. Por la Gracia de Al-lah esto tuvo un impacto positivo en los invitados y expresaron inequívocamente su opinión de que este islam debería extenderse por toda Alemania. Esta ceremonia también recibió amplia publicidad; representantes de dos canales de televisión y dos periódicos estaban presentes y, a través de estos medios el mensaje del verdadero islam llegó a 1,65 millones de personas.

Que Al-lah permita a la Yama’at de Alemania trabajar para difundir el mensaje del islam con una mayor capacidad en el futuro, y les permita además aprovechar la cobertura que han recibido.