En el nombre de Al-lah, el Clemente, el Misericordioso
No hay digno de ser adorado excepto Al-lah, Muhammad es el Mensajero de Al-lah
Musulmanes que creen en el Mesías,
Hazrat Mirza Ghulam Ahmad Qadiani (as)

La esencia de las pruebas y tribulaciones

Califa de la Comunidad Musulmana Ahmadía

Traducción española del sermón del viernes en urdu de Hazrat Mirza Masrur Ahmad (líder de la Comunidad musulmana Ahmadía) del 2 de octubre de 2015.

El  Viernes 2 de Octubre de 2015, Su Santidad Hadrat Jalifatul Masih V (que Dios le ayude) pronunció el sermón del Viernes en la mezquita de Baitul Futuh de Londres.

Después de recitar los versos 156-157 de la Sura Al- Baqarah:

“Y os pondremos a prueba, con algo de temor y hambre, y con pérdida de riquezas y de vidas, y de frutos: pero dad la buena nueva a los pacientes. Quienes cuando les aflige una desgracia, dicen: “en verdad a Al-lah pertenecemos, y a Él volveremos”.” (2:156-157)

Su Santidad, (que Dios le ayude) dijo que estos versos hablan sobre las cualidades de los creyentes, al enfrentarse a desgracias, pruebas o pérdidas. Cuando un creyente sufre una pérdida, sea personal o común, siempre lo sobrelleva con éxito y obtiene el placer de Dios.

Su Santidad, (que Dios le ayude) hizo referencia a su vez, a algunos escritos del Mesías Prometido (as): recuerda siempre que cuando las desgracias y pruebas sobrevienen a los escogidos por Dios y a sus seguidores, no son más que una prueba y ello va seguido de la recompensa prometida por Dios. Pero cuando tal prueba o desgracia sucede ante los enemigos de aquellos que son escogidos por Dios, parece que es su perdición y ello los destruye. Aquellos que son perseverantes cuando les acontecen apuros, tienen derecho a una recompensa Divina sin medida. Aunque debemos expresar tristeza, en su cierta medida, ante tales sufrimientos, al mismo tiempo es importante que nos esforcemos con mayor fervor para poder llegar más lejos. Hazur (que Dios le ayude) dijo que sólo aquellos que muestran paciencia conocen el verdadero significado de la oración. Un creyente debe resignarse a la voluntad de Dios, sin importar las circunstancias y nunca debe quejarse. Ese es el verdadero significado de sabr, o paciencia.

Hablando sobre el Taubah, el Mesías Prometido dijo que pedir perdón por nuestras deficiencias es algo esencial para tener éxito y salir triunfante de nuestras pruebas y sufrimientos. Junto con las buenas obras, los creyentes siempre deben recordar el Taubah, que significa que ante cada dificultad o sufrimiento, debemos volver a Dios, confesar nuestras  deficiencias y esforzarnos en continuar con nuestras buenas obras. Los creyentes nunca están permanentemente acosados con aflicciones, ya que éstas vienen y van.

Por lo tanto, hay que buscar las bendiciones de Al-lah a través de la paciencia, las oraciones y las buenas obras, y cuando se nos presente una prueba, hay que decir: “en verdad a Al-lah pertenecemos y a Él volveremos.” Esto significa que como pertenecemos a Al-lah, Él nunca nos eliminará, y si alguna prueba o sufrimiento se ha presentado en nuestro camino, puede que Al-lah desee recompensarnos más que antes. Tras esto, nos sometemos a Él, y rezamos para que no seamos un  obstáculo ante las grandes recompensas que Él nos ha prometido en el futuro. Decimos, nos sometemos a Ti, buscamos Tus recompensas, y más que nunca necesitamos Tu Gracia.

Hazur (que Dios le ayude) continuó diciendo que nuestros oponentes no pueden causarnos ningún daño si tenemos una relación permanente con Dios. Recientemente ha habido un fuego que ha dañado considerablemente los dos pabellones de la mezquita. Algunos de nuestros oponentes se han regocijado, mientras otros han mostrado simpatía. Hazur (que Dios le ayude) explicó que gracias a la manera en que los medios de comunicación se hicieron eco de la noticia, esto ha favorecido en que la Comunidad Ahmadía se haya dado a conocer a gran escala. Aunque sentimos pena sobre este incidente, hemos rezado y mostrado paciencia y recitado “en verdad a Al-lah pertenecemos y a Él volveremos”, y Dios ha hecho que la gente apoye a la Comunidad en estos momentos de prueba, y ha demostrado que Él está con nosotros.

Hazur (que Dios le ayude) dijo que cualquiera que sea la causa del incendio, este incidente muestra que existe un fallo por parte de los trabajadores o del equipo de gestión de Baitul Futuh, por lo que deben pedir el perdón de Dios. Hazur (que Dios le ayude) continuó diciendo que aunque sentimos pena por las pérdidas, no debemos dejar que ello nos abrume. Hoy en día Al-lah ha bendecido a nuestra Comunidad con abundancia de provisiones, e Inshallah esta pérdida será compensada de manera apropiada. Hazur (que Dios le ayude) explicó que independientemente de la causa del fuego, ahora depende de nosotros restaurar el edificio a su belleza original. Mientras tanto, no necesito llamar la atención de la Comunidad sobre el apoyo financiero en este asunto, pues ya habido gente que ha comenzado a mandar donaciones por iniciativa propia. Hazur (que Dios le ayude) habló en particular sobre los sacrificios financieros realizados por los niños.

Hazur (que Dios le a ayude) también habló sobre las partes de los pabellones que han sido afectadas por el fuego, así como de las partes que han permanecido intactas. Gracias a Dios, no ha habido pérdidas humanas, y hay una persona que se ha salvado del fuego  milagrosamente. Hazur (que Dios le ayude) pidió que la gente ofreciera sus oraciones, y destacó ciertas oraciones que deben ser ofrecidas de forma especial. Hazur pidió que ofrezcamos en gran medida Istigfar. Que Dios nos ayude a cumplir nuestras responsabilidades adecuadamente.

Al final del sermón, Hazur (que Dios le ayude) informó a la Comunidad sobre el triste fallecimiento de Chaudhry Mahmood Ahmad Mubashir, un derwaish de Qadian. Y también Khalid Saleem Abbas Sahib de Siria, y otro Ahmadi de Siria. Hazur (que Dios le ayude) dirigió los rezos del funeral tras el sermón del viernes.