En el nombre de Al-lah, el Clemente, el Misericordioso
No hay digno de ser adorado excepto Al-lah, Muhammad es el Mensajero de Al-lah
Musulmanes que creen en el Mesías,
Hazrat Mirza Ghulam Ahmad Qadiani (as)

El Jalifa del Islam dirige la sesión clausura del I’lltema Nacional de Waqf-e-Nau de Reino Unido.

“Un Waqf-e-Nau nunca debe ser una fuente del dolor para los demás, sino que debe ser siempre amable, compasivo y cariñoso.” – Hazrat Mirza Masrur Ahmad

El 26 de febrero de 2017, el Jefe Mundial de la Comunidad Musulmana Ahmadía, el Quinto Jalifa (Califa), Su Santidad, Hazrat Mirza Masrur Ahmad dirigió la sesión clausura del I’lltema Nacional de Waqf-e-Nau de Reino Unido. Un evento organizado por los miembros masculinos de la Comunidad Musulmana Ahmadía de Reino Unido que han consagrado sus vidas para el servicio pacífico del islam.

El evento tuvo lugar en la Mezquita Baitul Futuh de Londres y contó con la asistencia de más de 1.800 personas, incluyendo a más de 1.400 miembros del programa de Waqf-e-Nau.

Durante el discurso, Su Santidad habló de la responsabilidad que recaía sobre los hombros de los miembros de Waqf-e-Nau de practicar y difundir las verdaderas enseñanzas pacíficas del islam.

Su Santidad dijo que simplemente formar parte del programa Waqf-e-Nau no tenía ningún valor en sí mismo, sino que sólo mediante la excelencia moral y espiritual los miembros de este programa podían alcanzar sus verdaderas bendiciones.

Su Santidad, Hazrat Mirza Masrur Ahmad dijo:

“Nunca olvidéis que sois de esa gente que han consagrado su vida por el bien de su fe y por eso debéis esforzaros en inculcar los más altos estándares de las enseñanzas y los valores islámicos dentro de vosotros mismos.”

Su Santidad también dijo que los miembros del programa Waqf-e-Nau tenían la responsabilidad de defender al islam contra las acusaciones falsas e infundadas que se están propagando diariamente.

Su Santidad dijo:

“En el mundo de hoy la gente está atacando al islam desde todas direcciones y, por lo tanto, como Waqf-e-Nau, debéis estar al frente defendiendo vuestra religión.”

Su Santidad continuó diciendo:

“Sin embargo, esta no es la época de la Yihad de la espada, sino que estamos viviendo en una época en la que la gente ataca al islam a través de la literatura, a través de los medios de comunicación, a través de Internet y otros medios similares, y por tanto, es vuestra responsabilidad contrarrestar de la misma manera las acusaciones en contra el islam.”

Su Santidad dijo que gran parte de la crítica dirigida contra el islam es el resultado de las acciones bárbaras de ciertos clérigos musulmanes que continúan distorsionando y malinterpretando las enseñanzas del islam.

Su Santidad, Hazrat Mirza Masrur Ahmad dijo:

“En lugar de ejercer su influencia con sabiduría y veracidad, estos clérigos abusan de la peor manera posible de su autoridad y de la confianza que la gente ha depositado en ellos.”

Su Santidad, Hazrat Mirza Masrur Ahmad continuó diciendo:

“Algunos supuestos estudiosos incluso afirman que una Yihad agresiva y violenta está justificada con el propósito de conquistar tierras y personas. De hecho, es con tal autoridad que muchos grupos extremistas buscan justificar los actos terroristas, las decapitaciones y otros actos brutales que perpetran. Si tales creencias odiosas e injustas fueran parte de las enseñanzas del islam, ¿quién en su sano juicio lo aceptaría?”

En contraste absoluto con las afirmaciones de tales clérigos, Su Santidad dijo que el Sagrado Corán declara que matar a tan solo una persona inocente es similar a matar a toda la humanidad.

Su Santidad dijo que el islam no es una religión de violencia, ni de compulsión, y tampoco permite la violación, el secuestro o cualquiera de las otras atrocidades cometidas falsamente en su nombre por extremistas.

Resumiendo los verdaderos valores del islam, Su Santidad, Hazrat Mirza Masrur Ahmad dijo:

“El islam es una religión que promueve la paz y la tolerancia a todos los niveles de la sociedad. Es una religión que enseña la libertad de creencia y busca construir puentes entre las personas de diferentes razas, nacionalidades y creencias. Este es el mensaje que se debe transmitir siempre, a través de vuestras palabras y hechos, al resto del mundo.”

Su Santidad dijo que los miembros de Waqf-e-Nau deben sobresalir en aprender sobre las enseñanzas islámicas estudiando el Sagrado Corán y los libros del Fundador de la Comunidad Musulmana Ahmadía, Hazrat Mirza Ghulam Ahmad, el Mesías Prometido (paz sea con él), ya que les proporcionará

“munición intelectual y espiritual”

para responder a las acusaciones en contra del islam.

Dirigiéndose a los Waqf-e-Nau, Su Santidad destacó la necesidad de que adquieran un desinterés personal y traten de servir a la humanidad.

Su Santidad, Hazrat Mirza Masrur Ahmad dijo:

“La naturaleza de nuestros Waqf-e-Nau nunca debe ser egoísta. Deben considerar cómo pueden ayudar a otros y cumplir con sus derechos, en lugar de preocuparse por sus propias necesidades o derechos.”

Su Santidad, Hazrat Mirza Masrur Ahmad continuó diciendo:

“Un Waqf-e-Nau nunca debe ser una causa del dolor para los demás, sino que debe ser siempre amable, compasivo y cariñoso. Por lo tanto, ayudad dónde y cuándo haga falta a otras personas, nunca debéis desperdiciar esa oportunidad.”

Su Santidad mencionó que deben evitar perder el tiempo y aquellos que no están estudiando a o trabajando a tiempo completo deben utilizar su tiempo para servir al islam.

Más tarde, Su Santidad se dirigió a los niños más pequeños presentes y les aconsejó que fueran sinceros, que trabajaran duro y participaran en actividades al aire libre.

Su Santidad, Hazrat Mirza Masrur Ahmad dijo:

“Todos vosotros debéis prestar atención a vuestros estudios en la escuela. Del mismo modo, no debéis perder vuestro tiempo jugando a videojuegos, más bien cuando tengáis algo de tiempo libre, id fuera y jugad o practicad deportes al aire libre y tomad ventaja del aire fresco. Esto beneficiará vuestra salud y bienestar a largo plazo.”

El evento concluyó con una oración silenciosa dirigida por Su Santidad.

Anteriormente durante el I’lltema, tuvieron lugar varios talleres, concursos académicos y debates.