“Aprovechad el potencial de los refugiados” – Líder de la Comunidad Musulmana Ahmadía

<strong>Hazrat Mirza Masrur Ahmad se entrevista con el presidente del periódico canadiense Torstar.

El 5 de octubre de 2016, el Líder Mundial de la Comunidad Musulmana Ahmadía, el Quinto Jalifa, Su Santidad, Hazrat Mirza Masrur Ahmad recibió la visita de Mr. John Honderich, presidente del consejo de administración del periódico canadiense Torstar Corporation en la mezquita Baitul Islam en Peace Village, Canadá.

Durante la entrevista, Mr Honderich se lamentó por un artículo que el periódico Toronto Star (una publicación de Torstar) había publicado recientemente acerca de un estudio que sugería la presencia extendida de literatura de carácter extremista en mezquitas canadienses, en la que había incluido por error una foto de la mezquita Baitul Islam de la Comunidad Musulmana Ahmadía.

Mr. Honderlich informó a Su Santidad, que Toronto Star había retirado inmediatamente la fotografía cuando se le notificó del error y publicó una nota de disculpa oficial que declaraba:

“La mezquita Baitul Islam no guarda ningún tipo de relación con el contenido del estudio – el cual además está siendo cuestionado – por lo que la imagen de esta mezquita en concreto nunca debió vincularse a este artículo… vincular esta mezquita con cualquier informe relacionado con el extremismo islámico es un error inaceptable y, por ello, Star pide disculpas a la mezquita Baitul Islam y a la Comunidad Musulmana Ahmadía.”

Su Santidad agradeció a Mr. Honderlich por la respuesta inmediata de Toronto Star rectificando el error, y dijo que consideraba que el incidente era en realidad:

“una bendición encubierta”

Puesto que había supuesto que Mr. Honderlich y los redactores de Toronto Star tuvieran la oportunidad de familiarizarse más aún con las verdaderas y pacíficas enseñanzas del Islam y de la Comunidad Ahmadía.

Durante su reunión, Su Santidad y Mr. Honderlich también dialogaron sobre el impacto de la crisis de refugiados en el mundo occidental. Su Santidad dijo que consideraba que Canadá era

“una nación tolerante con una mayor disposición a absorber a inmigrantes que muchos otros países.”

Su Santidad también dijo que creía que Canadá debía

“aprovechar el potencial de los refugiados”

alentándoles a que se incorporen a la población activa lo antes posible.