En el nombre de Al-lah, el Clemente, el Misericordioso
No hay digno de ser adorado excepto Al-lah, Muhammad es el Mensajero de Al-lah
Musulmanes que creen en el Mesías,
Hazrat Mirza Ghulam Ahmad Qadiani (as)

El líder de la Comunidad Musulmana Ahmadía ofrece el sermón del Eid en Londres

“Háganse más firmes en su fe y traten de cumplir con los derechos de unos y otros. Esta es la lección que nos enseña este Eid del SacrificioHazrat Mirza Masrur Ahmad

El líder mundial de La Comunidad Musulmana Ahmadía, El Quinto Califa, Su Santidad, Hazrat Mirza Masrur Ahmad, pronunció el sermón del Eid-Ul-Adha el 12 de agosto de 2019 desde de la mezquita Baitul Futuh en Londres.

Durante el sermón, Su Santidad habló sobre la esencia del verdadero sacrificio. Su Santidad también habló sobre el propósito de sacrificar un animal y por qué se aconseja a los musulmanes que lo hagan durante Eid-ul-Adha.

Su Santidad comenzó su discurso citando el capítulo 22, versículo 38 del Sagrado Corán, que recuerda a los musulmanes la importancia de comprender por qué sacrifican a un animal. Mientras explicaba el versículo, Hazrat Mirza Masrur Ahmad dijo:

Dios Todopoderoso ha declarado que la rectitud es la verdadera esencia que debe ser la base de cualquier sacrificio de animales que hagamos. Esto es lo que Dios ama. Al realizar el sacrificio físico, la persona que hace el sacrificio expresa su voluntad de renunciar a todos sus deseos personales por el bien de Dios… La persona que hace el sacrificio debe aprender del acto de sacrificar un animal y entender que él también debe estar dispuesto a sacrificar sus deseos personales para lograr la cercanía y el placer de Dios Todopoderoso.”

Su Santidad dijo que es importante que los musulmanes comprendan y aprendan de la ocasión de Eid-ul-Adha -deben estar dispuestos para priorizar los mandamientos de Dios Todopoderoso por encima de cualquier deseo personal.

Su Santidad también dijo que, si este Eid no nos recuerda este propósito, entonces es como cualquier otra celebración y su verdadero objetivo no se verá cumplido. Su Santidad explicó que los aspectos espirituales y físicos de un ser están entrelazados y ‘corren en paralelo’. Ambos se afectan mutuamente y no pueden ser ignorados.

Hazrat Mirza Masrur Ahmad dijo:

“Estos sacrificios físicos que hacemos sacuden a nuestro espíritu, para hacerle comprender que, así como este animal fue sacrificado para nuestro uso, un verdadero creyente debe estar dispuesto a sacrificarse por completo, siguiendo los mandamientos de Dios. Preparad vuestro ser físico y espiritual para hacer sacrificios y elevad vuestros estándares de rectitud.”

Su Santidad explicó que, aunque el sacrificio a veces puede ser desafiante, las recompensas para aquellos que lo hacen por el bien de Al-lah son interminables.

Hazrat Mirza Masrur Ahmad dijo:

“Las angustias y preocupaciones de aquellos que permanecen dispuestos en todo momento a sacrificarse por Dios, convierten en felicidad al lograr el placer de Dios Todopoderoso.”

Su Santidad impresionó la necesidad de que los musulmanes áhmadis sean un elevado ejemplo moral para que otros lo sigan y cumplan con las normas de ser seguidores del Mesías Prometido (la paz sea con él). Hazrat Mirza Masrur Ahmad dijo:

“En estos tiempos, cuando hemos aceptado al Mesías Prometido y al Mahdi (la paz sea con él), nos corresponde evaluar si la manifestación y el estándar de todas y cada una de nuestras acciones piadosas están a la par con los estándares establecidos por los compañeros del Santo Profeta Muhammad (la paz y las bendiciones sean con él), o si, al menos, estamos esforzándonos por alcanzar esos estándares. Si afirmamos ser la comunidad de los últimos días, entonces también debemos mostrar un ejemplo excepcional.”

Su Santidad explicó que los musulmanes deben esforzarse en eliminar todas las formas de maldad y salvaguardar los derechos de ambos: Dios y el resto de la humanidad. Hazrat Mirza Masrur Ahmad citó al Mesías Prometido (la paz sea con él) quien dijo:

 “Dios Todopoderoso desea que la unidad se extienda por el mundo y aquel que causa dolor a su hermano, comete injusticias y engaños, se convierte en un enemigo de esta unidad. Hasta que las malas acciones sean erradicadas de los corazones, es imposible que la verdadera unidad prevalezca. La verdadera rectitud es protegerse de todas las formas de maldad.”

Hacia el final del sermón, Su Santidad instruyó a los miembros de la Comunidad Musulmana Ahmadía a orar por varias personas, incluyendo a aquellos que habían sido martirizados, los misioneros pioneros que difunden el mensaje de la Comunidad Musulmana Ahmadía por todo el mundo, aquellos que han dedicado sus vidas al servicio del islam y aquellos que son perseguidos y encarcelados a causa de su fe.

Hazrat Mirza Masrur Ahmad concluyó su sermón con la siguiente oración:

“Que Dios Todopoderoso nos permita seguir el camino de la verdadera rectitud, que este Eid de Sacrificio nos ayude a comprender plenamente el verdadero concepto del sacrificio y que nos esforcemos por purificarnos de todas las formas de maldad. Que nosotros, a la vez que comprendamos las complejas formas de la rectitud, nos esforcemos por alcanzar el placer de Dios Todopoderoso, y seamos incluidos entre aquellos a quienes Él ha dado buenas nuevas.”

Hazrat Mirza Masrur Ahmad continuó diciendo:

“Que Dios Todopoderoso perdone y cubra nuestros defectos, tenga misericordia de nosotros y nos mejore a todos y cada uno de nosotros en nuestra fe y creencia. Que podamos ver ejemplos aún mayores del éxito del Islam Ahmadía, el verdadero islam, para que podamos llegar a ver la alegría de ese verdadero día de celebración.  Suplicad estas oraciones continuamente, haceros más firmes en vuestra fe y sed conscientes de cumplir los derechos de unos y otros. Esta es la lección que nos enseña este Eid del Sacrificio, que Dios Todopoderoso nos permita actuar sobre esta lección. Amin.”

Después del sermón, Su Santidad deseó un feliz día de Eid a todos y concluyó con una oración silenciosa.