En el nombre de Al-lah, el Clemente, el Misericordioso
No hay digno de ser adorado excepto Al-lah, Muhammad es el Mensajero de Al-lah
Musulmanes que creen en el Mesías,
Hazrat Mirza Ghulam Ahmad Qadiani (as)

Por Carol J. Williams

(Los Angeles Times)

Tan sólo unas semanas después de los atentados terroristas del maratón de Boston, el líder mundial de decenas de millones de áhmadis, ha traído el mensaje de paz de su religión, de servicio a los demás y de inspiración a sus fieles del sur de California.

Mientras que esos principios son abrazados por la mayoría del mundo musulmán, la perspectiva de los áhmadis es diferente. El Jalifa visitante, Hadhrat Mirza Masroor Ahmad, es crítico a la hora de mezclar religión y gobierno, y apunta a los países de Medio Oriente, inquietos por las secuelas de la “Primavera Árabe”, como ejemplos de la discordia nacida del gobierno religioso. Habla elogiando la democracia occidental y alaba al  presidente israelí Shimon Peres por sus ideas sobre la reconstrucción de la estabilidad en una región plagada de conflictos.

La primera visita a la Costa Oeste del jalifa fue programada  mucho antes de los ataques del 15 de abril en Boston, que han sacudido recientemente el sentimiento de la opinión pública estadounidense respecto a la seguridad y la serenidad. Pero tras este último golpe de terror, que puede o no haber tenido alguna conexión con el Islam radical, la necesidad de abordar los conceptos erróneos y prejuicios sobre los musulmanes es el reto más evidente y complicado, a juicio del  líder religioso.

Los áhmadis, como otros seguidores de Islam moderado, denuncian la violencia, y aborrecen los actos despreciables que unos pocos infligen a la mayoría. Sin embargo, la Comunidad tiene sus propios conflictos internos y doctrinales. Fundada en 1889 en la aldea India de Qadian, el movimiento se dividió en 1914 en la comunidad del jalifa y un movimiento rival más pequeño. Con la partición de 1947 de la India, la comunidad se  dispersó, cuando muchos de sus seguidores huyeron al nuevo estado del Pakistán. Allí, los áhmadis han sido rechazados y se les ha prohibido por ley denominarse a sí mismos musulmanes. Los seguidores del Jalifa, de 62 años de edad, han sido blanco de los terroristas anti-ahmadía, incluyendo el ataque de mayo de 2010 en la oración del Viernes de Lahore, en el que murieron 86 áhmadis.

[Actualizado 08:41 am PDT 09 de mayo: Ahmad estará conversando con  políticos, académicos y líderes de la comunidad en Beverly Hills este fin de semana, incluyendo a ambos candidatos a la alcaldía de Los Ángeles]

Ahora asentado en Londres y activamente ocupado en actividades de divulgación en todo el mundo, el Jalifa habló con The L. A. Times el miércoles, respecto de su misión y del estado de los problemas en el mundo actual.

Pregunta: ¿Cómo se transmite el mensaje del Islam como una religión de  paz,  teniendo en cuenta las circunstancias en que se encuentran los Estados Unidos, donde a causa de los atentados terroristas perpetrados por extremistas musulmanes, algunas personas albergan ideas falsas sobre la naturaleza del Islam?

Respuesta: A lo largo de la historia los musulmanes han sido perseguidos y atacados por sus adversarios; se les ha impuesto la guerra, y se han visto obligados a tomar represalias por la ofensa recibida. Pero ahora ya no existen tales guerras religiosas. Siempre que una organización yihadista se levanta en nombre del Islam y malinterpreta sus verdaderas enseñanzas, tenemos que hacerle frente y hablar claro. No sólo en los Estados Unidos, sino en todas partes del mundo verá el nombre del Islam difamado por sus adversarios, que carecen de un verdadero entendimiento del Islam. Estos son grupos militantes, que no siguen la religión verdadera, y siempre estamos contra ellos.

Aquí en los Estados Unidos, llevamos a cabo acciones caritativas. Durante los últimos dos años hemos estado efectuando la campaña “Musulmanes por la vida”, organizando donaciones de sangre. La primera vez que se llevó a cabo esta tarea se recogieron 10.000 donaciones que fueron distribuidas a hospitales.

Pregunta: ¿Su comunidad está en favor de  la separación de la iglesia y el estado, lo cual supone una diferencia respecto de algunos países de mayoría musulmana en el Oriente, donde los líderes políticos están tratando de establecer gobiernos islámicos en lugar de los regímenes autoritarios derrocados en las revoluciones de la Primavera Árabe. ¿Sería la región más estable, en su opinión, si se crearan, en su lugar, nuevos gobiernos seculares?

Respuesta: En Egipto, lo que hemos visto después de haber derrocado a Hosni Mubarak es que no ha cambiado nada. Tenemos un gobierno que no cumple aún las obligaciones con su pueblo y no está respetando los derechos de las personas. En Libia, cada tribu tiene su propio gobierno. El Ministro de Defensa advirtió recientemente que algunos están tratando de derrocar al gobierno electo, y que si no se toman medidas habrá otro desastre. En Túnez, todo el mundo dice que están cambiando el país para mejor y en el nombre de la religión, pero no hay paz. Si ha de existir una verdadera democracia en la región, tiene que practicarse como en Occidente, [sin predominio religioso].

 Pregunta: ¿Cómo puede la comunidad internacional  restaurar la paz en la región que ahora se halla atormentada por la guerra y la oposición violenta?

Respuesta: Hace unos meses atrás, El Presidente Shimon Peres de Israel dijo a las Naciones Unidas que deberían enviar fuerzas a esos países pero solo compuestas de soldados árabes,  no  de tropas occidentales. Es deber de los países vecinos reunirse y tratar de detener los conflictos en su región. Es también el deber de los países vecinos detener las atrocidades en Siria.

Pregunta ¿Cómo se imagina que pudieran acabar los combates en Siria?

Respuesta: El gobierno de Siria es predominantemente alauita, mientras que la mayoría de los sirios son suníes. El gobierno maltrata  a los suníes y provoca la desigualdad. Ahora hay otros grupos con intereses personales actuando en el país, incluyendo a los extremistas, para ayudar a los rebeldes. Hay conflictos entre los rebeldes, así como en el gobierno. Las atrocidades y las persecuciones fueron iniciadas por el gobierno, pero ahora ambas partes son igualmente culpables. No lo van a resolver ellos mismos, por lo que debe existir alguna iniciativa para encontrar una manera de salir de esta situación y poner fin a los combates.

Pregunta: Dice que es la responsabilidad de los países vecinos que tienen que  ayudar a encontrar un camino hacia la paz. ¿Ve los esfuerzos recientemente anunciados por Rusia y los Estados Unidos para reunir a las partes sirias en las negociaciones, como una respuesta deseable de tales vecinos, o están estos poderes demasiado alejados de la región?

Respuesta: El mundo es ahora una aldea global, por lo que la noción de   vecindario es más amplia. Pero aún así, existen dos bloques en el mundo, con Rusia apoyando al gobierno sirio, y los gobiernos occidentales apoyando  a los rebeldes. Sería una prueba de buena voluntad que los Estados Unidos y Rusia detuvieran allí la violencia. Se debe parar, porque si continúa, el mundo entero se verá implicado.

Pregunta: El liderazgo de la comunidad musulmana Ahmadía se ha visto obligado a exiliarse fuera del Pakistán ¿Cuál es la raíz de sus diferencias con otros musulmanes, y cómo afecta esta división a la cohesión y a la unidad del mensaje del Islam?

Respuesta: Creemos que el Mesías ya ha venido como un profeta subordinado, y no-portador de ley, en la persona del fundador de la Comunidad musulmana Ahmadía, en el año 1889. Otros musulmanes no están de acuerdo y creen que después del Santo Profeta del Islam, no  puede haber ningún otro Profeta, tanto si trae una nueva ley como si no la trae.

En Pakistán, el régimen ha aprobado un decreto contra los  áhmadis, diciendo que no son musulmanes a efectos de la Ley y la Constitución. Los áhmadis se cuentan por millones, no sólo en Pakistán, pero allí se puede ver claramente que fue el miedo que sentían los mul-lahs pakistaníes: si no impedían que los áhmadis practicaran libremente su religión, estos podrían acabar atrayendo a cada musulmán paquistaní a su organización.

Pregunta: ¿En qué parte del mundo es más fuerte la comunidad musulmana Ahmadía, y dónde crece más rápido?

Respuesta: Tenemos millones de seguidores en Asia, pero  el mayor incremento actual se está produciendo en África occidental. Pakistán solía tener la  Comunidad Ahmadía más numerosa, pero algunos países africanos tienen ahora un número mayor. Estamos aumentando día a día, y cada año en centenares de miles de fieles.

Algunas personas tienen miedo del Islam. Otras personas se han vuelto indiferentes a todas las religiones. No creen en ningún Dios. Pero después de un período determinado volverán, y buscarán a la religión. Cuando lleguen a este estado, creemos y esperamos poder ayudarles a llenar este vacío espiritual con las verdaderas enseñanzas de nuestra religión.

Para el registro, 9 de mayo 8:41 a.m. PDT: Una versión anterior de este reportaje dijo que  la comunidad Ahmadía  fue dividida por la partición de la India en 1947; se  dispersó, pero permanecieron Unidos.

Cortesía de LA Times