El Profeta que habló los cinco idiomas del amor
En el nombre de Al-lah, el Clemente, el Misericordioso
No hay digno de ser adorado excepto Al'lah, Muhammad es el Mensajero de Al'lah
Musulmanes que creen en el Mesías,
Hazrat Mirza Ghulam Ahmad Qadiani (as)

El Profeta que habló los cinco idiomas del amor

El amor es la piedra angular de todas las relaciones. Una expresión que trasciende todas las barreras y un lenguaje que es universal, sin embargo, algunos de nosotros podemos tener dificultades para comunicar este lenguaje a nuestros seres queridos, lo que lleva a relaciones fallidas e infelices. El Dr. Gary Chapman, en su libro tan elogiado, “Los 5 idiomas del amor”, afirma que cada persona entiende y recibe el amor en un idioma específico – uno de los cinco para ser precisos. De acuerdo con el Dr. Chapman, entender el lenguaje del amor de una persona es esencial para fortalecer su vínculo. Al hojear este libro, tenía curiosidad por saber si el Santo Profeta (sa) alguna vez habló estos idiomas.

¿Cuál fue su enfoque para lograr un equilibrio saludable en todas sus relaciones?

Después de todo, fue el Santo Profeta (sa) quien dijo,

 “El mejor de ustedes es el que es mejor para su esposa, y yo soy el mejor de ustedes para mis esposas”.1

Pero ¿Qué son estos lenguajes del amor? ¿El Santo Profeta Muhammad (sa) los aplicó alguna vez en su propia vida?

1- Palabras de afirmación

“Puedo vivir dos meses con un buen cumplido.”2 – Mark Twain

La gente que se adhiere a este lenguaje de amor necesita oír palabras de bondad, aliento y aprecio. Escuchar “te amo” o incluso “gracias” puede llenar de emoción a tu pareja y alimentar las llamas del amor. El Santo Profeta (sa) entendió el impacto positivo de tales palabras de afirmación. Cuando le preguntaron a quién amaba más entre la gente, no dudó en decir, “¡Aisha!”, la tercera esposa del Profeta (sa) y la hija de su compañero más cercano, Abu Bakr (ra).3 Imagina lo eufórica que debe haber estado Aisha (ra) después de escuchar tan altos elogios de su noble marido.

Es más fácil destacar las admirables cualidades de una persona cuando está presente, pero elogiarla mucho después de que se haya ido es  testamento del verdadero amor. Este honor lo ostentaba Khadija (ra), la primera esposa del Santo Profeta (sa), a quien él reverenciaba y a menudo elogiaba llamándola

“la mejor entre las mujeres de su nación”4.

La infidelidad o incluso los rumores de infidelidad pueden ser devastadores para una relación. Naturalmente, esto levantaría una ola de emociones y desconfianza. La sospecha podría infiltrarse, rompiendo finalmente el vínculo que alguna vez existió. Sin embargo, el Santo Profeta (sa) encontró una manera de felicitar a Aisha (ra) incluso cuando su inocencia estaba siendo cuestionada. Su poderosa declaración, “Nunca he sabido nada malo de ella”, actuó como una ciudadela contra quienes la calumniaban falsamente, y también le proporcionó el tan necesario consuelo.De esto se desprende, claramente, cuán poderosos pueden ser como herramienta para fomentar una relación exitosa. Puede tomar algún esfuerzo y tiempo para hacer de esto un hábito diario. Pero en lugar de tomarlo como una pérdida de tiempo, piensa en ello como una inversión de tu tiempo, que resulta ser el segundo lenguaje del amor.

2- Tiempo de calidad

Puede ser una gran molestia cuando tratamos de comunicarnos con un ser querido, que está pegado a su teléfono celular. Todos anhelamos una atención total, porque es una forma poderosa y emocional de comunicación del amor. Una actividad realizada en conjunto actúa como un vehículo para la unión. El Dr. Chapman explica que la actividad en sí misma es incidental, pero el tiempo enfocado que compartimos juntos es de verdadero valor. El Santo Profeta (sa) reconoció las emociones que se crean al pasar tiempo juntos. El Profeta Muhammad (sa) se involucraba en diferentes actividades para reforzar la conexión con sus compañeros. Una vez, en la ocasión del Eid, había gente que mostraba sus habilidades de tiro con arco, lucha con lanza y lucha con espada. Sabiendo que  Aisha (ra) encontraría divertido este espectáculo, la llevó con él para ver la actuación. Juntos disfrutaron del entretenimiento, y lo más importante, el Santo Profeta (sa) se aseguró de que Aisha (ra) estuviera completamente satisfecha y no apresuró el momento. Ella continuó observando, y se fue por su propia voluntad.6 Ya sea un paseo o un viaje, el Santo Profeta (sa) invirtió meticulosamente tiempo de calidad con todas sus esposas, manteniendo un delicado equilibrio.7,8 Se preocupó de pasar a ver a cada esposa todos los días para atender sus necesidades.9 Dotó a sus seres queridos con el don intangible de sí mismo y la presencia, lo que nos lleva al tercer lenguaje del amor.

3-Recibir regalos

“Den regalos y se amarán unos a otros.”10 – El Santo Profeta (sa)

El Dr. Chapman revela que de todas las culturas que estudió, la entrega de regalos fue un tema central en el proceso de matrimonio por amor. Lo que indica que es expresión fundamental de amor que trasciende las barreras culturales. A primera vista, este particular lenguaje del amor puede parecer egoísta por parte del receptor. Sin embargo, hay que recordar que el regalo en sí mismo tiene menos importancia. Lo que realmente importa, es el sentimiento cuando se tiene un regalo. Da lugar a un sentido de importancia y recuerdo. No es el regalo lo que necesariamente se aprecia, sino el esfuerzo por obtener el regalo y darlo como una expresión de amor. Un niño que coge una flor del jardín y se la da a su madre, o el marido que recoge flores silvestres en el camino para su esposa, son ambas poderosas expresiones de amor. Aunque el coste de escoger flores es cero, es un símbolo visual invaluable del amor. El Santo Profeta (sa) era consciente del hecho de que la expresión es mayor que el regalo real. Esto se puede demostrar a través de la siguiente narración:

El Santo Profeta (sa) dijo, “Aceptaré la invitación, aunque me inviten a una comida de una pezuña de ovejas, y aceptaré el regalo, aunque sea un brazo o la pezuña de una oveja”11.

El bendito personaje del Santo Profeta (sa) no era uno de ostentación o extravagancia. Era la encarnación de la simplicidad y también lo eran sus esposas. Nunca esperaron o exigieron cosas materialistas de él. De hecho, en esa época, la comida y la bebida se consideraban una mercancía valiosa. Hazrat Aisha (ra) narra que una vez que le trajeron carne vacuna y preguntó, “¿Qué es esto? La gente respondió: “El mensajero de Al’lah ha sacrificado algunas vacas en nombre de sus esposas”.12

Los regalos vienen en todas las formas y tamaños. El coste del regalo importa poco, incluso un pequeño regalo hecho a mano puede tocar una cuerda en el corazón de un ser querido. Es el esfuerzo y la acción lo que ocupa un lugar especial en el corazón. Esto nos lleva al cuarto lenguaje del amor.

4-Actos de servicio

Cualquier acto que resulte en apaciguar una carga de su pareja, puede ser considerado como un acto de servicio. Esto puede variar desde hacer las tareas domésticas hasta hacer un esfuerzo extra para demostrarle a tu pareja que realmente te importa. Esto requiere pensamiento, esfuerzo, planificación y energía. Ejecutados con un espíritu positivo, pueden ser una gran expresión de amor. La actitud del Santo Profeta (sa) encapsula perfectamente este lenguaje. Con respecto a las tareas, el Santo Profeta (sa) jugó un papel instrumental y participó en las tareas domésticas. Remendaba sus sandalias y sus prendas de vestir y ordeñaba su cabra. Se ocupaba de servir a su familia.13 Estas acciones del Santo Profeta (sa) borran el estereotipo común que se tiene en algunas partes del mundo donde las mujeres son tratadas como felpudos, como sus sirvientas, y no como sus parejas.

El Santo Profeta (sa) rompió con los estereotipos comunes y siempre satisfizo las necesidades emocionales de sus cónyuges.

En más de una ocasión Aisha (ra) perdió su collar. En lugar de regañarla y reprenderla, el Profeta (sa) inmediatamente puso sus miras en recuperar el collar perdido. Detuvo toda la caravana para buscar el collar, mostrando así su profundo afecto por ella.14

Los actos de servicio requieren que transmitamos nuestra energía a ciertos esfuerzos que quizás no queramos hacer. Exige que utilicemos nuestras facultades físicas a nuestro mejor nivel, para brindar consuelo a familiares y amigos. Esto nos lleva a nuestro último lenguaje de amor.

5-Tacto físico

Las investigaciones demuestran que los niños que no tienen contacto físico, tienen un crecimiento y desarrollo cognitivo deficientes.15 Los bebés que son abrazados y besados, desarrollan una vida emocional más saludable. Sin embargo, la importancia del tacto no es una idea moderna. Cuando le preguntaron si alguna vez había besado a sus hijos, el Santo Profeta (sa) respondió afirmativamente. Pero cuando los interrogadores dijeron que no besan a sus propios hijos, el Santo Profeta (sa) respondió, “Entonces ¿Qué puedo hacer si Al’lah te ha privado de misericordia?”16

Según el Dr. Chapman, el tacto físico es también un poderoso vehículo para comunicar el amor marital. Sin él, algunos pueden sentirse no amados. Con él, se sienten seguros en el amor de su cónyuge. En una ocasión, Aisha (ra) felicitó al Santo Profeta Muhammad (sa). Lleno de emociones, le besó la frente y le dijo, “¡Tu deleite no podría ser tanto como el deleite que me has dado!17.

El contacto físico comunica amor u odio. Para algunos, envía un mensaje más fuerte que las palabras. Cuando estamos molestos con alguien, nos negamos a darle la mano o a saludarlo cordialmente. Abrazar o acariciar puede parecer trivial para algunos, sin embargo, el Santo Profeta (sa) reconoció el impacto emocional que tiene el tacto.  Aisha (ra) relata que el Santo Profeta (sa) apoyaba su cabeza en su regazo.18

La forma en que el Santo Profeta (sa) trató a las mujeres, los niños y la gente en general fue revolucionaria para su época. Vivió en una sociedad sin amor. De hecho, la gente había olvidado cómo amar.  Umar Farooq (ra) reflexionó:

“En La Meca, despreciamos a las mujeres como criaturas humildes. En Medina, la gente les concedía un estatus menor, pero cuando llegó el islam, nos hicieron conscientes del honor y el estatus de las mujeres.19

Fue finalmente el poder del amor lo que sacudió el Trono divino, atrayendo a los ángeles a una nación que se enamoró de un huérfano, que ni siquiera llegó a experimentar plenamente el amor de los padres. El mundo recién ha comenzado a entender la psicología detrás de las relaciones saludables. Las sugerencias dadas hoy por los consejeros matrimoniales fueron puestas en práctica hace más de 1400 años por el Santo Profeta (sa). Emulando su ejemplo prístino, todos podemos convertirnos en encarnaciones del verdadero amor, porque él hablaba todos los lenguajes del amor.

_________________________________________

1 Ibn Majah, “Kitab Nikah”, vol 3 libro 9, hadith 1977.

2 Mark Twain “Delphi Complete Works of Mark Twain (Illustrated)”, Delphi Classics, 2013, 9066.

Imam Muhammad al-Bukhari, “Kitabul-Maghazi”, Bab Ghazwa Dhat-us-Salasil.

4 Imam Muhammad al-Bukhari, “Kitab Manaqib-ul-Ansaar”, Bab Tazweej-un-Nabi Khadija wa Fazliha.

5 Imam Muhammad al-Bukhari, “Kitabul-I’tisaam Bil Kitaab wal Sunna”.

6 Imam Muhammad al-Bukhari, “Kitab Nikah”, Bab Husnul Muaashira Ma’al Ahli.

7 Ibn Majah, “Kitab Nikah”.

8 Imam Muhammad al-Bukhari, “Kitab-ul-Shahadat Bab Tadeel-e-Naas Badhina Badan”.

9 Muttaher, “Aeil Zindagi”, 125.

10 Imam Muhammad al-Bukhari, “Al-Adab Al-Mufrad”, Kitab Tasaruf Alaam, Bab Qabulil Hadiya.

11 Imam Muhammad al-Bukhari, “Kitab Al-Hubatu Wa Fadhluha Waltahreedh Alaiha”.

12 Imam Muhammad al-Bukhari, “Kitab Al-Adaahi”.

13 Imam Muhammad al-Bukhari, “Kitabul Adhan”.

14 Imam Muhammad al-Bukhari, “Kitab Fadhail Ashaab, Bab Fazli Aisha”.

15 Frank DA, Klass PE, Earls F, Eisenberg L. “Infants and young children in orphanages: One view from pediatrics and child psychiatry”, Pediatrics. 1996;97:569–78.

16 Musim, “Kitaab Fadhail”, Bab Rahima Sibyaan Wal Iyaal.

17 Imam Ibn Qayyim “Madarij-ul-Salikeen, 177.

18 Ibn Majah, “Kitab Atahirah wa Sunnuha”.

19 Imam Muhammad al-Bukhari, “Bukhari“ Vol.1, p.869

Suscríbete y recibe contenido exclusivo

Recibirás cada semana las últimas novedades de la Comunidad Musulmana Ahmadía directamente en tu mail. ¡Prometo no spamearte!

Share via