Consecuencias de la objetivación femenina
En el nombre de Al-lah, el Clemente, el Misericordioso
No hay digno de ser adorado excepto Al'lah, Muhammad es el Mensajero de Al'lah
Musulmanes que creen en el Mesías,
Hazrat Mirza Ghulam Ahmad Qadiani (as)
Contenidos relacionados por temas

Consecuencias de la objetivación femenina

Por Saira Khawas Bhatti, EE.UU

En el presente artículo exploramos cómo los estándares sociales en los sectores de los negocios, el entretenimiento y la política han normalizado la objetivización de las mujeres. A pesar de las numerosas campañas que tratan de concienciarnos acerca de la dignidad de la mujer, muchas mujeres todavía tienen que luchar por la igualdad y por sus derechos en sus lugares de trabajo, la sanidad, la educación, así como en sus propias casas. Entonces, ¿quién es el culpable? Quizás, somos todos nosotros.

La lucha por los derechos de las mujeres es vasta y abarca desde la igualdad de remuneración, el abuso sexual, el feminicidio, la igualdad de oportunidades profesionales y educativas, así como la atención médica accesible. Pero, ¿la forma en la que retratamos a las mujeres en los medios, la publicidad y la cultura política, ha hecho que veamos estas deficiencias normales, o incluso aceptables?

La objetivación y la posterior sexualización de las mujeres y las niñas se ha disfrazado de libertad y empoderamiento. Esto ha creado una cultura en la que degradar a las mujeres es aceptable. Sin embargo, un esfuerzo consciente de hombres y mujeres para cambiar nuestro comportamiento puede construir estructuras más seguras y equitativas para las mujeres.

Marketing, publicidad y medios y la psicología de la objetivación

El significado de la objetivación es tratar y considerar a alguien como un objeto que puede ser “manipulado, controlado y conocido a través de sus propiedades físicas”.1 Entonces, ¿influye la objetivación de las mujeres en cómo las tratamos y cómo nos tratamos a nosotras mismas como tales? Este podría ser el caso, algo que a su vez tendría consecuencias a largo plazo. Según Unicef, “cuando las mujeres y las niñas son objetivadas repetidamente y sus cuerpos hipersexualizados, los medios de comunicación contribuyen a crear estereotipos de género dañinos que a menudo trivializan la violencia contra las niñas”.2 Esto también perjudica a los niños porque ver estas imágenes crea la impresión de que su éxito depende de ser agresivos y dominantes sobre otras niñas a medida que crecen hasta la edad adulta.

El uso repetido de imágenes de niñas y mujeres sexualizadas tiene efectos negativos en su desarrollo saludable, tanto física, mental y sexualmente. Según el Grupo de Trabajo de la Asociación Estadounidense de Psicología sobre la Sexualización de las Niñas, un informe examinó las fuentes de los medios de comunicación, incluidas, entre otras, en películas, televisión, videos musicales y revistas, así como en la publicidad. Algunas de las consecuencias incluyen problemas con la imagen corporal, baja autoestima, trastornos alimentarios y ansiedad.3

Si analizamos los números más de cerca, es inquietante. Entre 2006 y 2017, las mujeres fueron presentadas “con ropa sexualmente reveladora seis veces más que los hombres. En 2017, eso se redujo de seis a cinco, pero la cantidad de personajes femeninos que se muestran con ropa sexualmente reveladora en general se mantuvo igual (uno de cada 10)”4. Los hombres también tenían un 89 por ciento más de probabilidades de ser retratados como inteligentes en comparación con las mujeres, lo que muestra cómo la objetivación reduce el valor de una mujer cuando se trata de vender un producto.

Pero incluso las celebridades más influyentes han sentido las repercusiones de la cultura de la objetivización, una cultura que ha presionado a algunos a sentirse mercantilizados en contra de su dignidad. Si bien el infame escándalo de Harvey Weinstein fue un secreto a voces de Hollywood, su abuso se remonta a la década de 19805, denotando que se habían establecido normas para que las actrices se sintieran explotadas. Por ejemplo, tanto la actriz ganadora del Oscar Natalie Portman como la estrella de Game of Thrones, Emilia Clarke, expresaron recientemente su malestar por ser sexualizadas en su trabajo. Portman notó cómo desempeñar ciertos roles como mujer joven la sexualizaba en un momento en que no tenía capacidad para comprender o controlar las consecuencias de esos roles, volviéndose más exigente con su trabajo “porque me preocupaba la forma en que me percibían y lo segura que me sentía.”6

Mientras tanto, Clarke estaba frustrada por la cantidad de desnudos que hizo en Game of Thrones. A pesar de todo su talento y esfuerzo como actriz en el programa, sintió que la desnudez era por lo que más se le prestaba atención.7 También explicó que el ambiente en el set era tan incómodo que ella solía llorar fuera de escena y se recomponía cuando volvian a enfocarla las cámaras. Si bien asumió que así era como se suponía que debía ser, no todos pensaban que esto estaba bien. Clarke notó cómo su coprotagonista masculino era su aliado, asegurándose de que no la dejaran completamente vulnerable, incluyendo el hecho de que tuviera una bata entre tomas y no siempre estuviera expuesta.

Este sentimiento de sentir cómo se aprovechaban y eran objetivadas no es exclusivo de las más renombradas estrellas femeninas. Las mujeres de a pie también lo experimentan.

La Universidad de Melbourne realizó un estudio en el que pidió a las mujeres que rastrearan la cantidad de veces que fueron objetivadas sexualmente en sus teléfonos durante un lapso de siete días. A través de una aplicación, se les pidió que calificaran cómo se sentían a lo largo del día acerca de sus sentimientos positivos y negativos, como de preocupadas estaban por su apariencia y si “recientemente habían sido blanco de un comportamiento de objetivización sexual o habían presenciado tal tratamiento de otras mujeres.”Alrededor del 40 por ciento de las mujeres se preocuparon más por su apariencia si acababan de ser silbadas o miradas inapropiadamente y tenían sentimientos de vergüenza. Más del 65 por ciento de las mujeres en el estudio habían sido afectadas directamente por una experiencia de objetivación sexual al menos una vez durante el experimento, lo que sugiere que instancias menores de objetivación o incluso observar a otras mujeres siendo objetivadas pueden generar un efecto psicológico negativo.

Cómo la política agranda el problema

Si bien podemos recurrir al proceso legislativo en busca de justicia y cambio, desafortunadamente, la objetivación también se ha filtrado en las estructuras políticas.

Desafortunadamente ha habido una serie de denuncias contra políticos por conducta sexual inapropiada hacia las mujeres. Según Business Insider, un informe de políticos estadounidenses encontró que unos “138 funcionarios gubernamentales fueron denunciados públicamente por acoso sexual, agresión, mala conducta o violencia contra mujeres desde las elecciones de 2016.”9 Mientras tanto, en el Reino Unido, tanto los parlamentarios conservadores como los laboristas fueron acusados de un escándalo de mala conducta que incluía mensajes de texto inapropiados y avances sexuales no deseados.10

Los legisladores se han obsesionado con cómo las mujeres deben mostrar su cuerpo en nombre de la libertad y la unidad nacional, sin reconocer la autonomía y la agencia de la mujer. La legislación en Francia, Dinamarca, Bélgica11 y Quebec12 ha logrado que las mujeres musulmanas no usen hiyab (velo islámico) o niqabs (velo que cubre el rostro) públicamente, privándolas de sus derechos de participar en una sociedad libre porque su forma de vestir no se ajusta a sus ideas de libertad y secularismo.

Cuando se promulgó la prohibición del velo facial en 2011 en Francia, el entonces presidente Nicolas Sarkozy dijo: “En nuestro país, no podemos aceptar mujeres prisioneras detrás de una pantalla, aisladas de toda vida social, privadas de toda identidad. Esa no es nuestra idea de libertad.”13 Sin embargo, ¿cómo los políticos masculinos dictan la ropa o la vida personal de una mujer como una medida de su libertad? Criminalizar el estilo de vida de las mujeres en Francia y otros países no ha ayudado a abordar otros problemas urgentes de las mujeres: Bélgica14 y Francia15 poseen niveles problemáticos de feminicidio, mientras que las estadísticas en Dinamarca16 muestran que el número de mujeres víctimas de violación puede llegar a 24.000. Una verdadera sociedad progresista, laica y con igualdad de género simplemente no puede existir si las mujeres tienen que ser vigiladas y aún así se sienten vulnerables e inseguras.

Moda feminista: Rediseñando la narrativa  

Independientemente de la posición de la política, las mujeres están redefiniendo la libertad en sus propios términos. La industria de la moda es un caso de estudio. Halima Aden, la primera modelo de pasarela con hijab, encontró que la industria de la moda era tóxica17 porque tenía menos control sobre su cuerpo. Aunque su intención de incorporarse al mundo de la moda era proporcionar más representación a las mujeres musulmanas y una moda modesta, el entorno no le permitió expresarse de una manera en la que se sentía cómoda, ni físicamente ni mentalmente. Sintiendo que su mercantilización había comprometido sus valores, finalmente la llevó a anunciar que abandonaba la pasarela.18

Sin embargo, también hay cambios positivos en la industria. The Guardian publicó recientemente un artículo que explora cómo la moda ha influido en las mujeres para que se vistan con ropa menos reveladora. Las pasarelas muestran “donde una vez la minifalda fue defendida como una declaración feminista debido a su mensaje de liberación, ahora un dobladillo más largo se ve como la insignia de una mujer que no siente la necesidad de hacer que la forma de su cuerpo sea el centro de su identidad.” La reconocida diseñadora Victoria Beckham incluso agregó que prefería ropa más holgada porque la forma “devuelve el poder a las manos del usuario en lugar del observador”.19

Y no es que esta ropa modesta se considere represiva o restrictiva o que sea solo para las mujeres musulmanas, pues es ahí con lo que se asocia típicamente, sino que es algo que es más accesible y sostenible para todas las mujeres de todos los orígenes y todos tipos de cuerpo.20 Permitiéndoles así expresar su feminidad y estilo en sus términos y sin ser objetivadas por la mirada masculina, sino en base a lo práctico, cómodo, pero a la vez agradable y de tendencia.

Respeto y modestia: cómo los aliados masculinos tienen un impacto

Cuanto más vemos a las mujeres oponiéndose a su objetivación en la sociedad, más observamos cuán extendida se ha vuelto la objetivación. También revela que estamos contribuyendo inconscientemente al problema debido a nuestra psicología. Así es como la ciencia respalda esto: una serie de estudios han demostrado que cuando se muestran imágenes de mujeres semidesnudas o con ropa reveladora, los participantes masculinos y femeninos implícitamente objetivan o auto-objetivan el cuerpo femenino.21 Sin embargo, cuando se hizo lo mismo con las imágenes masculinas, se produjo una objetivación mínima.

Cuando se trata de luchar contra la objetivación, tomar el control consciente de nuestra mente y nuestras acciones puede ser parte de ello para influir en un mejor comportamiento. También está claro que lo que vemos puede tener un impacto en cómo pensamos como sociedad. Entonces, ¿tomar el control de este comportamiento realmente puede crear un cambio cultural? Y si es así, ¿cómo?

No se trata solo de controlar lo que vemos, sino cómo lo vemos.

Parece tan sencillo simplemente controlar nuestros pensamientos controlando nuestra mirada. Sin embargo, con tanta sobrecarga de imágenes que objetivan a las mujeres desde la publicidad hasta las películas, es fácil caer presa de ello porque se ha vuelto culturalmente aceptable. Tanto hombres como mujeres juegan un papel en la lucha contra esto al practicar la modestia y no objetivar a los demás ni a sí mismos. En el Corán Dios Altísimo nos dice:

Dile a los creyentes que controlen sus ojos y protejan sus partes íntimas. Eso es más puro para ellos. Sin duda, Al’lah es muy consciente de lo que hacen.”22

La misma instrucción se da a las mujeres en el siguiente versículo. Así que analicemos esto. Cuando nosotros, como individuos en la sociedad, hacemos un esfuerzo de estar conscientes en cómo vemos a las personas, idealmente la intención será más fructífera si hay un nivel de decencia en la mente. Cuando bajamos la mirada, estamos eligiendo no mirar a una mujer ni a nadie con intención inapropiada. Esto significa respetar a las mujeres y los niños como personas, no como objetos de placer.

Cuando pensamos en la objetivación, se trata de dominación y uso del poder, incluso si se hace sin darse cuenta. También insinúa arrogancia, que podemos ver a alguien como menos que nosotros en lugar de con respeto y humildad. Cuando bajamos la mirada para “refrenar nuestros ojos”, no significa simplemente no mirar a una mujer de manera inapropiada, sino que la persona frente a nosotros no es de ninguna manera menor que, sino una creación de Dios que merece la decencia básica y respeto.

Mientras que bajar la mirada o “ghadde basar” se ordena tanto a hombres como a mujeres, curiosamente se ordena primero a los hombres. De hecho, bajar la mirada se considera una obligación tan importante de un musulmán que el Santo Profeta Muhammadsa explicó que era una de las garantías para entrar al Paraíso.

El Profeta Muhammadsa dijo:

“Prometerme seis cosas por vuestra parte, y os aseguro la entrada en el Paraíso:

-Cuando hableis, decid la verdad.

-Cuando hagais una promesa, mantenerla.

-Cuando se os otorgue un fideicomiso, transmitídlo cuando se os solicite. [Sin excusas].

-Proteged vuestras partes íntimas.

-Mantened la mirada baja.

-Alejad vuestras manos de actos crueles.”23

El Profeta Muhammadsa también promulgó esto entre sus seguidores. Una vez, su primo Al Fadlra vio a una mujer muy hermosa llegar al Santo Profetasa para hacerle una pregunta. El Profeta Muhammadsa notó que Al Fadlra no podía dejar de mirar a la mujer, entonces el Profetasa procedió a mover su rostro de su primo en la otra dirección.24 No hizo ningún comentario sobre las mujeres, ni sobre su apariencia o su vestido. Más bien, puso la responsabilidad en el hombre para tener disciplina y autocontrol.

Según Mirza Ghulam Ahmadas, el fundador de la Comunidad Musulmana Ahmadía, los hombres pueden ser grandes aliados en la creación de una sociedad segura y en la lucha contra la objetivación simplemente tomando un papel activo en el control de su comportamiento. “Primero que nada es necesario arreglar la condición moral de los hombres…Es necesario que se cultive el hábito de ghadde basar (bajar la mirada) en su vida social. Este es un hábito bendito a través del cual sus impulsos naturales se convertirían en una alta calidad moral sin interferir con sus necesidades sociales. Esta es la cualidad que se llama castidad en el islam.”25 Por lo tanto, no hay excusa para degradar o abusar de una mujer. Esto nos recuerda cómo la modestia y el papel que juega en la objetivación no es responsabilidad exclusiva de un género, sino más bien una lucha que todos debemos defender individualmente. Cuando todos nos controlamos, en lugar de criticar a otra persona por su falta de modestia, podemos crear colectivamente una sociedad más equitativa para hombres y mujeres.

Su Santidad, Mirza Masroor Ahmadaba, líder mundial de la Comunidad Musulmana Ahmadía, también ha señalado el papel y la importancia del autocontrol a pesar de la objetivación masiva disponible:

“Como dije, el atuendo se está convirtiendo cada vez más en un atuendo indecente. Anuncian estas [ropas indecentes] a través de grandes vallas publicitarias, anuncios en televisión, anuncios en Internet e incluso en periódicos. Si un hombre decente se encuentra con tales anuncios, baja la mirada por vergüenza.”26

Elegir no mirar o ver cierto contenido y ser consciente de lo que vemos es una acción aparentemente simple pero significativa que puede tener un efecto positivo en la forma en que nos tratamos unos a otros.

De cara al futuro

La objetivización es el resultado de mensajes sutiles sobre cómo se representa a las mujeres y las niñas. Esto no solo afecta la forma en que las mujeres y las niñas son percibidas en la sociedad, sino también a sí mismas como individuos. Tales incidentes son la culminación de un mal comportamiento normalizado que la sociedad ha aceptado o al menos nos ha hecho creer que es tolerable. Sin embargo, la libertad es un derecho otorgado por Dios a todos, y todos tienen derecho a expresarse y vivir como mejor les parezca. Sin embargo, debemos equilibrar esta libertad con responsabilidad mientras mantenemos un sentido de respeto mutuo. Esta libertad es una excusa para dañar o herir a las mujeres por las decisiones que toman y, en cambio, cuestionar cuáles son las normas sociales y culturales que han permitido que estas estructuras continúen existiendo. Si bien el cambio efectivo lleva tiempo, también es importante darse cuenta de que tanto mujeres como hombres lucharán juntos contra la objetivación y crearán una sociedad más segura y justa para todos nosotros.

Referencias:

1. Thomas F. Cash, “Objectification Theory, Self-Objectification, and Body Image”, Encyclopedia of Body Image and Human Appearance (2012), 574-580

2. Smith, Jaimee, and Hannah Gould, “Not An Object: On Sexualization and Exploitation of Women and Girls”, UNICEF USA, https://www.unicefusa.org/stories/not-object-sexualization-and-exploitation-women-and-girls/30366 [January 11, 2021]

3. “Sexualization of Girls Is Linked to Common Mental Health Problems in Girls and Women”, American Psychological Association, https://www.apa.org/news/press/releases/2007/02/sexualization.

4. Richards, Katie, “Women Continue to Be Sexualized and Misrepresented in Ads, Even in 2017” Adweek, https://www.adweek.com/brand-marketing/women-continue-to-be-sexualized-and-misrepresented-in-ads-even-in-2017/

5. Williams, Janice, “More than 80 Women Have Now Accused Harvey Weinstein of Sexual Assault or Harassment.” Newsweek. Newsweek, https://www.newsweek.com/harvey-weinstein-accusers-sexual-assault-harassment-696485.

6. Grisafi, Patricia. “Natalie Portman Says That Sexualized Roles as a Teen Harmed Her. When Will Hollywood Listen?”, NBCNews.com. NBCUniversal News Group, https://www.nbcnews.com/think/opinion/natalie-portman-says-sexualized-roles-teen-harmed-her-when-will-ncna1250897

7. Bradley, Laura, “Emilia Clarke Says She’s Had to Fight Over Nude Scenes After Leaving Game of Thrones”, Vanity Fair, https://www.vanityfair.com/hollywood/2019/11/emilia-clarke-game-of-thrones-nudity

8. Stratemeyer, Michelle, and Dr Peter Koval, “Sexual Objectification Harms Women”, Pursuit. The University of Melbourne, https://pursuit.unimelb.edu.au/articles/sexual-objectification-harms-women

9. Williams, Jamillah, “One in 4 Government Officials Accused of Sexual Misconduct in the #MeToo Era Is Still in Office Today”, Business Insider, https://www.businessinsider.com/government-officials-accused-of-sexual-misconduct-are-still-in-office-2018-12

10. Siddique, Haroon, “Westminster Sexual Misconduct Allegations: the MPs Accused so Far”, The Guardian. Guardian News and Media, https://www.theguardian.com/politics/2017/nov/06/westminster-sexual-misconduct-allegations-the-mps-accused-so-far

11. Basu, Zachary, “Between the Lines: Europe’s Burqa Bans”, Axios, https://www.axios.com/europe-burqa-ban-islam-immigration-denmark-france-661f3efe-af3d-4aa0-81c9-9b51be0b762d.html

12. Loreto, Nora, “Quebec’s Religious-Symbols Ban Hurts Women-and Everyone Who Depends on Them”, The Nation, https://www.thenation.com/article/archive/quebec-secularism-hijab-bill/

13. Basu, Zachary, “Between the Lines: Europe’s Burqa Bans”, Axios, https://www.axios.com/europe-burqa-ban-islam-immigration-denmark-france-661f3efe-af3d-4aa0-81c9-9b51be0b762d.html

14. Galindo, Gabriela, “More People Die from Femicide than from Terrorism in Belgium, Says Boss of Amnesty International Belgium”, The Brussels Times, https://www.brusselstimes.com/belgium/82828/more-people-die-from-femicide-than-from-terrorism-in-belgium-says-amnesty-international-boss/

15. Rossman, Rebecca, “The ‘Forgotten Victims’ of Femicide in France: Women over 65”, The World from PRX, https://www.pri.org/stories/2019-11-25/forgotten-victims-femicide-france-women-over-65

16. Nagesh, Ashitha, “Does Denmark Have a ‘Pervasive’ Rape Problem?”, BBC News. BBC, https://www.bbc.com/news/world-europe-47470353

17. Yeung, Jessie, “Model Halima Aden Quits Runway Citing Pressure to ‘Compromise’ Religious Beliefs.” CNN. Cable News Network, https://www.cnn.com/style/article/halima-aden-hijab-quits-intl-hnk-scli/index.html

18. “Supermodel Halima Aden: ‘Why I Quit’.” BBC News. BBC, https://www.bbc.com/news/stories-55653029

19. Cartner-Morley, Jess, “The Great Cover up: Why We’re All Dressing Modestly Now”, The Guardian. Guardian News and Media, https://www.theguardian.com/fashion/2017/sep/13/the-great-cover-up-why-were-all-dressing-modestly-now

20. Lawton, Megan, “Modest Fashion: ‘I Feel Confident and Comfortable’”, BBC News. BBC, https://www.bbc.com/news/newsbeat-50067975.

21. Carter, PhD., Zack, “Body Objectification: The Psychology Behind This Epidemic”, Psychology Today. Sussex Publishers, https://www.psychologytoday.com/us/blog/clear-communication/201711/body-objectification-the-psychology-behind-epidemic.

22. “The Holy Qur’an”, Al Islam https://www.alislam.org/quran/24:31.

23. Ahmad, Mirza Masoor, Conditions of Bai’at: Responsibilities of an Ahmadi, (Surrey: Islam International Publications Ltd., 2004), p.30, (Musnadu Ahmadabni Hanbal, vol. 5, p. 323, printed in Beirut)

24. Sahih-Al-Bukhari. 8. Book 74, Hadith 247 ed.Vol.8, n.d. https://sunnah.com/bukhari/79/2

25. Aḥmad, Ḥaḍrat Mirza Ghulam. The Philosophy of the Teachings of Islam. (Qadian, Distt Gurdaspur, Punjab, India: Nazarat Nashro Isha’at Qadian, 2013), 23-25

26. Ahmad, Hazrat Mirza Masroor, “A Believer Shuns All That Is Vain”, Islam Ahmadiyya, https://www.alislam.org/book/social-media/believer-shuns-all-that-is-vain/

Suscríbete y recibe contenido exclusivo

Recibirás cada semana las últimas novedades de la Comunidad Musulmana Ahmadía directamente en tu mail. ¡Prometo no spamearte!

Share via