Atributos de Allah: El Conocedor de Todo (Al-Khabir)
En el nombre de Al-lah, el Clemente, el Misericordioso
No hay digno de ser adorado excepto Al'lah, Muhammad es el Mensajero de Al'lah
Musulmanes que creen en el Mesías,
Hazrat Mirza Ghulam Ahmad Qadiani (as)

Atributos de Allah: El Conocedor de Todo (Al-Khabir)

‘¡Oh vosotros, los creyentes! Temed a Al-lah; y que cada alma considere lo que prepara para el mañana. Temed a Al-lah; pues en verdad Al-lah conoce muy bien lo que hacéis'[i] 

يَا أَيُّهَا الَّذِينَ آمَنُوا اتَّقُوا اللَّهَ وَلْتَنْظُرْ نَفْسٌ مَا قَدَّمَتْ لِغَدٍ وَاتَّقُوا اللَّهَ إِنَّ اللَّهَ خَبِيرٌ بِمَا تَعْمَلُونَ

El atributoالخبیر de deriva de la palabra raíz árabe,خَبُرَ (kha-bu-ra). Según el léxico árabe, خَبُرَالشَّیَٔ significa alcanzar la profundidad y la verdadera realidad de algo. Otro significado es informar a alguien sobre algo. Este atributo particular ha sido elaborado en la siguiente tradición del Santo Profeta (Paz y Bendiciones sean con él):

أَخْبَرَنِي عُبَيْدُ اللَّهِ بْنُ أَبِي رَافِعٍ، قَالَ: سَمِعْتُ عَلِيًّا رَضِيَ اللَّهُ عَنْهُ، يَقُولُ: بَعَثَنِي رَسُولُ اللَّهِ صَلَّى اللهُ عَلَيْهِ وَسَلَّمَ أَنَا وَالزُّبَيْرَ، وَالمِقْدَادَ بْنَ الأَسْوَدِ، قَالَ: انْطَلِقُوا حَتَّى تَأْتُوا رَوْضَةَ خَاخٍ، فَإِنَّ بِهَا ظَعِينَةً، وَمَعَهَا كِتَابٌ فَخُذُوهُ مِنْهَا، فَانْطَلَقْنَا تَعَادَى بِنَا خَيْلُنَا حَتَّى انْتَهَيْنَا إِلَى الرَّوْضَةِ، فَإِذَا نَحْنُ بِالظَّعِينَةِ، فَقُلْنَا أَخْرِجِي الكِتَابَ، فَقَالَتْ: مَا مَعِي مِنْ كِتَابٍ، فَقُلْنَا: لَتُخْرِجِنَّ الكِتَابَ أَوْ لَنُلْقِيَنَّ الثِّيَابَ، فَأَخْرَجَتْهُ مِنْ عِقَاصِهَا، فَأَتَيْنَا بِهِ رَسُولَ اللَّهِ صَلَّى اللهُ عَلَيْهِ وَسَلَّمَ، فَإِذَا فِيهِ مِنْ حَاطِبِ بْنِ أَبِي بَلْتَعَةَ إِلَى أُنَاسٍ مِنَ المُشْرِكِينَ مِنْ أَهْلِ مَكَّةَ يُخْبِرُهُمْ بِبَعْضِ أَمْرِ رَسُولِ اللَّهِ صَلَّى اللهُ عَلَيْهِ وَسَلَّمَ، فَقَالَ رَسُولُ اللَّهِ صَلَّى اللهُ عَلَيْهِ وَسَلَّمَ: يَا حَاطِبُ مَا هَذَا؟، قَالَ: يَا رَسُولَ اللَّهِ، لاَ تَعْجَلْ عَلَيَّ إِنِّي كُنْتُ امْرَأً مُلْصَقًا فِي قُرَيْشٍ، وَلَمْ أَكُنْ مِنْ أَنْفُسِهَا، وَكَانَ مَنْ مَعَكَ مِنَ المُهَاجِرِينَ لَهُمْ قَرَابَاتٌ بِمَكَّةَ يَحْمُونَ بِهَا أَهْلِيهِمْ وَأَمْوَالَهُمْ، فَأَحْبَبْتُ إِذْ فَاتَنِي ذَلِكَ مِنَ النَّسَبِ فِيهِمْ، أَنْ أَتَّخِذَ عِنْدَهُمْ يَدًا يَحْمُونَ بِهَا قَرَابَتِي، وَمَا فَعَلْتُ كُفْرًا وَلاَ ارْتِدَادًا، وَلاَ رِضًا بِالكُفْرِ بَعْدَ الإِسْلاَمِ، فَقَالَ رَسُولُ اللَّهِ صَلَّى اللهُ عَلَيْهِ وَسَلَّمَ: «لَقَدْ صَدَقَكُمْ، قَالَ عُمَرُ: يَا رَسُولَ اللَّهِ دَعْنِي أَضْرِبْ عُنُقَ هَذَا المُنَافِقِ، قَالَ: ” إِنَّهُ قَدْ شَهِدَ بَدْرًا، وَمَا يُدْرِيكَ لَعَلَّ اللَّهَ أَنْ يَكُونَ قَدِ اطَّلَعَ عَلَى أَهْلِ بَدْرٍ فَقَالَ: اعْمَلُوا مَا شِئْتُمْ فَقَدْ غَفَرْتُ لَكُمْ “، 

Hazrat Ali relata: ‘El Santo Profeta (Paz y Bendiciones sean con él) envió a Zubair, Miqdad bin Aswad y a mí con la instrucción de que debíamos ir y cuando llegáramos a un lugar llamado Rawdah Khakh [que está situado aproximadamente a 12 millas de Madinah], allí encontraríamos a una anciana en un camello y ella tendría una carta que debíamos tomar de ella. Así, partimos con nuestros caballos galopando a toda velocidad. Cuando llegamos a Rawdah Khakh vimos que, efectivamente, había una anciana montada en un camello. Le pedimos que nos enseñara la carta y nos contestó que no tenía ninguna. Entonces le dijimos que nos mostrara la carta, de lo contrario tendríamos que quitarle la ropa para encontrarla. Al hacerlo, sacó la carta del moño de su pelo y se la llevamos al Santo Profeta (Paz y Bendiciones sean con él). Cuando la abrimos, supimos que era de Hatib bin Abi Baltah dirigida a algunos de los idólatras de La Meca, informándoles de ciertos asuntos confidenciales del Santo Profeta (Paz y Bendiciones sean con él). El Santo Profeta (Paz y Bendiciones sean con él) convocó a Hatib  bin Abi Baltah y le preguntó sobre este asunto. Él respondió: “Oh, Mensajero (Paz y Bendiciones sean con él) de Al´lah, no te apresures en tu decisión sobre mí. Yo fui un hombre que vino y se unió a los Quraish. No soy de ellos, mientras que los otros muhajireen [aquellos Compañeros que emigraron de la Meca a Madinah] que están contigo tienen parientes en la Meca a través de los cuales han podido salvaguardar sus posesiones y riquezas. Fue mi deseo conferir un favor a alguien en La Meca ya que no tengo parientes allí, así que tal vez como resultado de este favor podrían cuidar de mí y no lo hice por incredulidad o apostasía porque después de aceptar el Islam nunca podría desear volver a la incredulidad.” Cuando el Santo Profeta (Paz y Bendiciones sean con él) escuchó esto, dijo que efectivamente había dicho la verdad. Hazrat Umar, que estaba presente en ese momento, dijo: “Oh Mensajero (Paz y Bendiciones sean con él) de Alá, permíteme matar a este hipócrita”. El Santo Profeta (Paz y Bendiciones sean con él) dijo: “Este hombre luchó en la Batalla de Badr; poco sabes que Dios Altísimo ya ha sido testigo del estado de la gente de Badr y ha declarado que son libres de hacer lo que quieran porque les ha perdonado”‘[ii].

¡El papel ha sido declarado supremo!

El Mesías Prometido (Paz y sean con él) relata cómo escribió La Filosofía de las Enseñanzas del Islam, una de sus obras maestras, que ilustra este atributo de Al’lah: Una vez un caballero hindú cuyo nombre no recuerdo [iii] vino a verme a Qadian. Dijo que quería convocar una conferencia religiosa [iv] y me pidió que escribiera un artículo sobre las bellezas de mi religión para leerlo en la conferencia. Al principio me negué, pero él insistió en que debía escribir. Sé que no puedo hacer nada con mis propias fuerzas; de hecho, no tengo ninguna fuerza. No puedo hablar si Dios no me hace hablar, ni puedo ver nada si Él no me hace ver. Por lo tanto, rogué a Dios que me revelara un discurso que pudiera triunfar sobre todos los discursos de esa conferencia. Después de esta súplica, encontré que una fuerza había sido insuflada en mí. Sentí en mí una agitación de este poder celestial.

Mis amigos que estaban presentes en ese momento saben que no escribí ningún borrador preliminar de este discurso. Todo lo que escribí, lo hice extemporáneamente. Y escribía con tal rapidez y premura que al copista le costaba seguir mi ritmo. Cuando terminé de escribir el discurso, recibí esta revelación de Dios Todopoderoso:

مضمون بالا رہا

“La ponencia ha sido declarada suprema”.

Así, cuando se leyó esa disertación en esa conferencia, el público estaba en éxtasis mientras se leía y se escucharon aplausos desde todas las direcciones, hasta el punto de que el caballero hindú que presidía la conferencia no pudo evitar exclamar[v]: “¡Esta ponencia ha sido declarada suprema sobre todas las demás!

Un periódico inglés, la Gaceta Civil y Militar, que se publica desde Lahore, también publicó su testimonio de que el periódico trascendía a todos los demás. Una veintena de periódicos urdu también dieron el mismo testimonio”[vi].

[i] El Sagrado Corán, 59:19.

[ii] Sahih Bukhari, Kitab-ul-Jihad, hadiz nº 3007.

[iii] Ahora lo recuerdo; su nombre era Swami Shugan Chandar. (Autor)

[iv] El nombre anunciado para esta conferencia era Dharam Mahotso Jalsa-e-‘Azam Mazahib [Conferencia de Grandes Religiones]. (Autor)

[v] Dado que la ponencia trataba todos los aspectos de las cinco cuestiones anunciadas, el tiempo asignado no era suficiente para leerla completamente. Por ello, ante la insistencia de los asistentes, la reunión se prolongó un día más. Esto fue también una indicación de su aprobación general. (Autor)

[vi] Hazrat Mirza Ghulam Ahmad (Paz sea con él), Haqiqatul-Wahi, Ruhani Khaza’in Vol. 22 (Tilford, Surrey: Islam International Publication Ltd., 2018), 354-355.

Suscríbete y recibe contenido exclusivo

Recibirás cada semana las últimas novedades de la Comunidad Musulmana Ahmadía directamente en tu mail. ¡Prometo no spamearte!

Share via