Esta semana con Hazur – 4 de junio de 2021
En el nombre de Al-lah, el Clemente, el Misericordioso
No hay digno de ser adorado excepto Al'lah, Muhammad es el Mensajero de Al'lah
Musulmanes que creen en el Mesías,
Hazrat Mirza Ghulam Ahmad Qadiani (as)

Esta semana con Hazur – 4 de junio de 2021

Transcripción

La paz sea con vosotros y bienvenidos a esta semana con Hazur. Esta semana, volvemos una vez más a Gambia para dos audiencias virtuales más, presididas por Su Santidad, Jalifa-tul-Masih (atba).

Reunión virtual con el comité de la Asociación Ahmadía de Jóvenes de Gambia

Comenzamos con el comité de la Asociación Ahmadía de Jóvenes. Su Santidad, el Quinto Jalifa (que Al’lah le ayude) presidió el sábado una reunión virtual con los miembros de la Asociación Ahmadía de Jóvenes de Gambia. La reunión comenzó con la recitación del Sagrado Corán y un Hadiz, seguidos por la recitación de un poema de Hazrat Musleh Maud [el Segundo Jalifa] (ra). La paz sea con usted, Hazur.

La paz sea contigo también.

Voy a recitar un poema escrito por Hazrat Musleh Maud (ra), aconsejando a la Asociación Ahmadía de Jóvenes Internacional. “¡Oh, jóvenes de la Comunidad! Tengo algo que deciros, “Pero la condición es que mi mensaje no sea desperdiciado.” “¡Oh, jóvenes de la Comunidad! Tengo algo que deciros.” Los Juddam [jóvenes] también exponieron pequeñas presentaciones. La paz sea con usted, amado Hazur. Es un priviliegio estar ante usted y pesentar un discurso sobre el tema de “La importancia del sacrificio financiero”. Los sacrificios varían dependiendo de las circunstancias de cada momento. Hoy en día, el sacrificio financiero es esencial, y está claro por la narración anterior que Dios Altísimo se ocupa por Sí mismo de aquella persona que participa en [ese sacrificio financiero] con una pura intención. Él nunca priva a los que se esfuerzan con su valor y sus posesiones en Su camino. La segunda mitad de la audiencia se dedicó a una sesión de preguntas y respuestas. La paz sea con usted, amado Hazur. Mi pregunta es: ¿cómo podemos servir a la Comunidad de la mejor manera posible en nuestro país?

Como verás, eres llamado Juddam-ul-Ahmadía, siervos de Al’lah; y la mejor manera posible es que seas sincero y honesto con tu trabajo, ¿verdad? Siendo un Jádim [jóven áhmadi], si se te asigna alguna tarea, siempre debes estar listo para cumplir con ese deber, para servir a la Comunidad. En lo que respecta a tu país, siempre debes ser honesto y sincero para servir a tu país, ¿verdad? Cuando trabajas en algún departamento del gobierno debes ser muy sincero y honesto. Las personas deben saber que aquella persona es trabajadora y honesta, y sincera con su trabajo. Es sincera con el país. Ama al país. Y como dices que el amor a la patria es parte de la fe, debes tener esto en mente. Entonces servirás a tu país como parte esencial de tu fe. Esto es lo que siempre debes tener en cuenta, ser sincero. Ser sincero, honesto con tu trabajo; ya sea sirviendo al país o a la Comunidad. Y las personas deberían seguir tu ejemplo; que estas son las personas que se llaman áhmadis y son muy sinceros en su trabajo y muy diligentes en el desempeño de sus funciones.

La paz sea con usted, amado Hazur. Mi pregunta es: ¿qué puede hacer África para ser autosuficiente y conseguir desarrollarse?

No solamente se trata de los africanos el conseguir un objetivo. Toda nación que trabaja duro conseguirá desarrollarse y lograr sus objetivos. Así pues, lo primero es que debéis poner más énfasis en la educación. Como verás, el índice de alfabetización debe ser muy alto. No quiere decir que todos los estudiantes adquieran educación primaria, sino que este objetivo de los gobiernos africanos debería ser que cada persona de su país, ya sea niño o niña, hombre o mujer, debe tener una educación superior. El requisito mínimo debe ser la educación secundaria, y si se trata de un título de graduado, entonces mucho mejor. Como verás, si posees educación y tu índice de alfabetización es alto, entonces esto ampliará tu mente, intentarás ver qué está haciendo el mundo y hacia dónde se dirige y cuáles deberían ser nuestras metas y objetivos. Luego arregla tus objetivos; grandes metas para que cuando arregles tus grandes objetivos, trabajes duro para lograrlos. Sé honesto y sincero con tu trabajo, como ya he dicho. Si eres maestro, deberías centrarte totalmente en enseñar a tus alumnos con una completa preparación; no deberías ir a la escuela y enseñar a los alumnos sin estar bien preparado. Si eres un empleado, debería trabajar tan duro como puedas. Si eres un funcionario, deberías ser muy sincero y honesto con tu trabajo e intentar lograr el mayor objetivo de tu tarea o completar tu tarea dentro del tiempo prescrito y lo más rápido posible. Así que trabaja duro, sé honesto y sincero con tu trabajo y nación y ello te ayudará a desarrollar y… Básicamente, como ya he dicho, la educación. Toda persona debe intentar esforzarse por adquirir una mejor educación, ¿está bien? De modo que, si eres una persona con una buena educación, tus objetivos también serán grandes. Y utiliza ese conocimiento y esa sabiduría que adquieres para la mejora de tu nación, para servir a tu nación, ¿entendido?

Que Dios le recompense, Hazur. La paz sea con usted, Hazur. Mi pregunta es: ¿cuáles son algunos de los beneficios que obtenemos de las reuniones virtuales llevadas a cabo?

Debería decírmelo tú. Esta debería ser mi pregunta, no tuya. Entonces, ¿crees que estás obteniendo algún beneficio de esta reunión o no?

Sí, estoy obteniendo beneficios porque sigo algunas de las reuniones anteriores en YouTube y he estado siguiendo las respuestas de algunas preguntas, y el consejo que le ha dado a los jóvenes áhmadis.

¿Te está ayudando?

Sí, mucho.

Entonces, has respondido tú mismo a tu pregunta.

De acuerdo, que Dios le recompense.

Al menos, uno de los beneficios que yo obtengo de esta reunión virtual es que puedo ver vuestros rostros. Puedo ver cuán fuertes y firmes son las personas de la Comunidad de acuerdo a su fe y puedo ver el amor por el Jalifato en sus rostros como puedo ver en el tuyo. Por lo tanto, estos son los beneficios que yo también obtengo.

La paz sea con usted, amado Hazur.

La paz sea contigo también.

Mi pregunta es, puesto que muchas personas se muestran escépticas o temen recibir la vacuna COVID-19, ¿cuál es su consejo al respecto?

Como verás, si la vacuna está disponible en Gambia debería intentar vacunarte sin preocuparte; quieren vacunaros con la vacuna anti-covid, por lo que no hay nada malo en recibirla. ¿De acuerdo?

Que Dios le recompense. La paz sea con usted, amado Hazur. En el Sagrado Corán, Dios ha mencionado acerca del Yín y el hombre. ¿Cuál es la diferencia entre el Yín y el hombre desde la perspectiva de la Comunidad?

Como verás, hay una connotación bastante diferente de la palabra “Yín”, ¿verdad? “Yín” significa cualquier cosa que esté oculta. Por eso a las bacterias también se las llama Yín. Aquellas personas que viven en los lugares escondidos y no salen públicamente, también se les llama Yín. Aquellas personas grandes que mantienen la distancia con el hombre común, también se les llama Yín. Por lo que había personas a las que se llamaban “Yín” en el Sagrado Corán, mencionadas en el Sagrado Corán que vinieron a escuchar las palabras del Profeta del Islam (sa). Y dijeron haber escuchado las palabras y que esas eran las verdaderas enseñanzas y que deberían tratar de creer en ellas. Eso significa que eran personas, que vinieron en secreto, que no querían exponerse y luego regresaron a su país y allí difundieron el mensaje del islam. Entonces, todo lo que está oculto se llama “Yín”; y todas las grandes personas que se mantienen alejadas del hombre común, se llaman “Yín”. Todo lo que se esconde, las bacterias, se llama Yín. El Santo Profeta (sa) ha dicho que las bacterias también son Yíns. Esta es la definición de Yín. De lo contrario, en lo que respecta a los seres humanos, los Yíns también son seres humanos, pero aquellas personas que dicen estar por encima del hombre común y tratan de mantenerse alejados del hombre común, de las personas ordinarias. ¿De acuerdo? Esta es la diferencia. De lo contrario, no hay gran diferencia. Esto es lo que podemos comprender de las enseñanzas del Sagrado Corán. De acuerdo, Sadr [presidente] Sahib, su tiempo se ha acabado.

Amado Hazur, estamos muy agradecidos de nuevo por habernos dado la oportunidad de pasar este tiempo con usted a pesar de su ocupada agenda. Continuaremos haciendo plegarias para usted.

Gracias, que Dios les recompense. Que Dios los bendiga. La paz sea con vosotros.  La paz sea con usted también.

Una clase virtual de la Asociación Ahmadía de Niños en Gambia

Un segundo evento virtual tuvo lugar el domingo, una vez más en Gambia. Esta vez, una clase virtual de la Asociación Ahmadía de Niños. Tras la recitación del Sagrado Corán y pequeñas presentaciones, los Atfal [niños] tuvieron la oportunidad de hacer preguntas sobre una serie de temas. ¿Cuáles son las maneras de establecer una relación significativa con Dios?

La mejor manera es que siempre debes pensar que sea lo que sea que estés haciendo, Dios Altísimo está cuidando de ti. Hagas lo que hagas, Dios Altísimo te está viendo. Entonces, cuando tienes este tipo de mentalidad de que, sea lo que sea que estés haciendo Dios está cuidando de ti, entonces no harás cosas malas, ¿verdad? Y tratarás de seguir todo lo que Dios dice que hagamos. Y tratas de dejar todas las cosas que Dios Altísimo dice que no debes hacer. ¿Verdad? Así que siempre piensa que Dios Altísimo está observando todas tus acciones estés donde estés. Puedes esconderte de las personas, pero no puedes esconderte de Dios Altísimo. Esto en primer lugar. En segundo lugar, como Dios Altísimo ha dicho que las cinco oraciones diarias son obligatorias, tienes que ofrecer estas cinco oraciones diarias. De modo que cuando reces, haz plegarias a Dios Altísimo en tus postraciones para que te fortalezca y te haga firme, para que tengas una buena relación con Dios Altísimo, y que Dios Altísimo escuche tus plegarias. Y cuando tus plegarias sean escuhadas [contestadas], entonces desarrollarás tu relación con Dios Altísimo. ¿Está bien? De una manera mucho mejor. De modo que nunca dejes las cinco oraciones diarias. Y mientras estas rezando, debes orar a Dios Altísimo para que siga fortaleciendo este vínculo más que antes.

La paz sea con usted, amado Hazur.

La paz sea contigo también.

Mi pregunta es: ¿a quién deberia de complacer para agradar a Dios?

Dios Altísimo dice que debes de recitar el Durud [invocar bendiciones sobre el Profeta del islam (sa)]. ¿Verdad? Si recitas el Durud, Bendice, Oh Al-lah, a Mohammad y a la gente de Mohammad, omo colmaste de bendiciones a Abraham y al pueblo de Abraham. Tú eres sin duda el Digno de alabanza, el Exaltado. Concede prosperidad, Oh Al-lah, a Mohammad y a la gente de Mohammad, como concediste prosperidad a Abraham y al pueblo de Abraham. Tú eres sin duda el Digno de alabanza, el Exaltado. Entonces Dios Altísimo se complacerá y escuchará tus plegarias. Agradará a Dios Altísimo. Así pues, Dios Altísimo dice que todo lo que [esté] escrito en el Sagrado Corán, son Sus mandamientos. Y todo aquello que el Santo Profeta (sa) ha hecho, es su Sunnah. De modo que, si quieres complacerLe, sigue la Sunnah del Santo Profeta (sa). Y, más tarde, como profetizó el Santo Profeta (sa) en los últimos días vendrá el reformador de la época. Entonces, Dios Altísimo dice si quieres complacerLe entonces acepta también a ese reformador que fue el verdadero servidor del Santo Profeta (sa) y cuyo advenimiento también fue predicho en el Sagrado Corán. Por lo tanto, si aceptas al Mesías Prometido (as) y sigues su enseñanza de complacer también a Dios Altísimo; y tras esto, el sistema que nos fue dado por Dios Altísimo tras el fallecimiento del Mesías Prometido (as), es decir el Jalifato. Si estáis unidos al Jalifato, os convertiréis en una comunidad y una fuerte comunidad. Y entonces habrá unidad. Y cuando existe unidad, Dios Altísimo se complacerá a los veros unidos. Así pues, cuando agradas a Dios Altísimo, tienes que seguir los mandamientos que aparecen en el Sagrado Corán, y entonces sigues la Sunnah del Santo Profeta (sa). Y entonces sus Hadices [dichos del Santo Profeta (sa)] y tradiciones. Además, intenta aceptar y seguir la enseñanza del Mesía Prometido (as), las cuales son las verdaderas enseñanzas del islam.

Y la explicación y elaboración de los dichos del Santo Profeta (sa), el Sagrado Corán. De esta manera puedes complacer a Dios Altísimo. Cuando sigas todo esto, agradarás a Dios Altísimo y el objetivo definitivo de una persona debería ser el agrado de Dios Altísimo. Y si agradas a Dios Altísimo, Dios se alegrará de verte, si sigues todo esto. Y entonces Él aceptará tus plegarias y Se agradará de tí.

La paz sea con usted, mi amado Hazur. Mi pregunta es: como áhmadis, ¿podemos celebrar nuestros cumpleaños?

Como verás, como niños áhmadis, sí podéis celebrar vuestros cumpleaños en vuestras casas. No hay necesidad de gastar dinero invitando a más personas a vuestros cumpleaños. Podéis sentaros con los miembros de vuestra familia y preparar algún dulce y disfrutarlo. Alguna tarta, algún pastel. Incluso preparar un festín y disfrutarlo, cualquiera que os guste. Pero invitar a muchas personas y celebrar [el cumpleaños] de una manera que es lujosa, no está permitido. Nunca celebramos el cumpleaños del Santo Profeta (sa). De modo que si no celebramos incluso el cumpleaños del Santo Profeta (sa), cuál es la necesidad de celebrar el nuestro. Pero solamente para disfrutarlo, para recordar que es vuestro cumpleaños, podéis sentaros con los miembros de vuestra familia e incluso vuestras madres pueden prepararos una buena comida; una tarta, un pastel, o cualquier otro dulce o comida que os guste, cualquier festín. Podéis disfrutar en casa, pero no para invitar a vuestros compañeros. No, es una pérdida de tiempo y dinero. En su lugar, si tenéis suficiente dinero, podéis donar una cantidad, para que los pobres también puedan disfrutar un poco de comida y dinero. Hay bastantes personas pobres en el mundo que incluso están privadas de su comida diaria. Están hambrientos. Están sufriendo. Entonces, en lugar de gastar comida y dinero en algo que es simplemente inútil, mejor deberíais ayudar a los pobres, para que al menos puedan comer y disfrutar de su vida. Pero también debéis celebrar vuestros cumpleaños ofreciendo dos oraciones voluntarias (Nafl). Rezad a Dios Altísimo por haberos bendecido con esta vida y haberos bendecido con tantas cosas. Así que agradeced a Dios Altísimo por esto y también buscad Su ayuda y haced plegarias para que Dios simepre os fortalezca. Os fortalezca más en el futuro para que podáis ser un activo útil para vuestra Comunidad y para la nación. ¿De acuerdo? ¿Está bien?

La paz sea con usted, mi amado Hazur. Mi pregunta es: ¿cómo podemos amar a Hazur y estar entregados a la institución del Jalifato?

Como verás, si estás siguiendo los mandamientos de Dios Altísimo y estás siguiendo las instrucciones del Jalifa del momento, lo principal es que debes amar la institución del Jalifato y una vez que estés decidido en ello, harás todo lo posible por salvar la institución del Jalifato. Entonces, eso significa que eres la persona que amaba al Jalifa del momento. Y también sigue las instrucciones que te son dadas por el Jalifa del momento, ya que el Jalifa del momento siempre da las instrucciones de acuerdo con las enseñanzas del Sagrado Corán y la Sunnah del Santo Profeta (sa) y según la elaboración de esas enseñanzas por el Mesías Prometido (as). ¿De acuerdo? Entonces, si estás siguiendo las instrucciones de Jalifa-tul-Masih, escuchas sus sermones, eso significa que amas a Jalifa-tul-Masih y estás decidido a salvar y ayudar a la institución del Jalifato. Y ese debería ser tu único y principal propósito. ¿Está bien?

Que Dios le recompense. ¿Qué oración más le gusta y recita más Hazur?

Hay muchas oraciones que me gustan. Me gusta la oración [árabe] – “My Lord, I am in need of whatever good Thou mayest send down to me.” [Sagrado Corán 28:25]. Hay muchas oraciones. [Árabe] “Señor mío, concédeme la sabiduría “y úneme a los justos.[…]” [Sagrado Corán 24:84-85] Y entre aquellos quienes hacen buenas obras. Y fortalece también mis palabras para que la spersonas puedan entenderlas. De modo que hay muchas oraciones que me gustan y recito. Además del Durud e Istigfar [arrepentimiento]. El Istigfar debe ser principlamente recitada por toda persona. Incluso yo trato de dar especial énfasis en hacer Istigfar, de modo que vosotros también debéis de hacer Istigfar y recitar el Durud para que Dios Altísimo os salve de vuestros pecados, cualquier maldad que os venga a la mente. Por lo tanto, si estáis haciendo Istigfar, Dios Altísimo os salvará [del pecado]. Así que vosotros también debéis de hacer Istigfar. ¿De acuerdo?

Sí. La paz sea con usted, amado Hazur.

La paz sea contigo también.

Amado hazur, suelo enfadarme mucho. ¿Podría hacer plegarias para que no me enfade?

¿Te enfadas a menudo?

Sí.

Te enfadas mucho y no quieres que te pase, entonces en ese caso deberías tomar un vaso de agua fría cuando te enfades. ¿Tus hermanos son menores o mayores que tú?

Mis hermanos son más pequeños que yo.

¿Eres el más mayor?

Sí.

¿Cuántos años tienes? ¿Diez años?

Sí, tengo diez años.

Debes ser compasivo con tus hermanos pequeños. Debes ser compasivo con aquellos que son más jóvenes que tú y no te enojes con ellos. Debes beber más agua fría [cuando estés enfadado] y también recitar Istigfar y no te enojarás y también bebe agua fría. ¿Está bien?

Sí.

La paz sea con usted, amado Hazur. Mi pregunta es: queremos que venga a visitar Gambia.

De acuerdo, entonces reza por ello. Reza para que Dios Altísimo haga que mi visita a Gambia sea lo antes posible. Yo también quiero visitar Gambia. No sé si vosotros estáis más ansiosos por mi visita o si yo estoy más ansioso que vosotros. Está bien, ambos deberíamos orar. Cuando Dios Altísimo acepte nuestras plegarias, visitaré Gambia si Dios quiere. ¿Está bien? Entonces te veré allí personalmente. ¿De acuerdo?

Que Dios le recompense.

Sadr Sahib, su tiempo se ha acabado ahora. Casi una hora. Creo que ha sido un abuena reunión con su Atfal-ul-Ahmadía. No sé si ellos disfrutaron o no de la reunión, pero yo he disfrutado sentrame con ellos.

MashAl’lah. Estamos disfrutando de todas las reuniones que tenemos con usted y le estamos muy agradecidos por dedicar especialmente dos semanas a la República de Gambia.

Y los Atfal, ¿disfrutaron también?

Estoy bastante seguro y ellos también están respondiendo de sí haber disfrutado.

Está bien. Que Dios los bendiga. Nos vemos la próxima vez, si Dios quiere. La paz sea con vosotros.

La paz sea con usted también.

Resumen del Sermón del viernes

Esto fueron los momentos más destacados de las dos reuniones llevadas a cabo la semana pasada en Gambia. Finalizamos ahora con nuestro segmento final, el resumen del Sermón del Viernes. Su Santidad, el Quinto Jalifa (que Al’lah le ayude) continuó con su serie sobre los Compañeros del Santo Profeta (sa) durante el Sermón del Viernes. Una anécdota de la cual habló, fue sobre el Tratado de Hudaibiyah y los grandes sacrificios que hicieron los musulmanes durante la era temprana de la persecución.

Mientras se escribían las condiciones del Tratado de Hudaibiyah, Abu Yandal, el hijo de Suhail-bin-Amr, quien fue el embajador de Quraish, encontró de repente camino a esta asamblea, tropezando con grilletes y esposas. Este joven había sido encarcelado por el pueblo de La Meca al convertirse en musulmán y lo habían sometido a una severa aflicción. Cuando supo que el Santo Profeta (as) se había acercado tanto a La Meca, de alguna manera, escapó del encarcelamiento de los Quraish y todavía atado con sus grilletes, logró tambalearse hasta Hudaibiyah. Por casualidad, llegó allí en el momento en que su padre estipulaba la condición: “Todo hombre que venga a los musulmanes del pueblo de La Meca, “aunque sea musulmán, será devuelto.” Abu Yandal se arrojó ante los musulmanes y lloró muy dolorosamente: “¡Oh, musulmanes! Estoy siendo sometido a este tormento. “¡Simplemente por haber aceptado el Islam! ¡Salvádme por el amor de Dios!” Al ver esto, los musulmanes comenzaron a agitarse, pero Suhail también permaneció obstinado y dijo al Santo Profeta (sa): “De acuerdo con este tratado, esta es la primera demanda que le hago, que me devuelva Abu Yandal.” Para resolver el problema, el Santo Profeta (sa) dijo: “Dejádlo ir y concédenos Abu Yandal como acto de favor y amabilidad.” Suhail dijo: “No, nunca.” El Santo Profeta (sa) dijo: “¡Suhail! ¡No seas obstinado! Escúchame en esto.” Suhail dijo: “No puedo aceptar esto de ninguna forma.” Ante esto, Abu Yandal gritó una vez más: “¡Oh, musulmanes! ¿Enviarán a su hermano musulmán de regreso a los idólatras “tras haber sufrido un tormento tan severo?” El Santo Profeta (as) permaneció en silencio durante un tiempo, y después, dolorosamente, dijo: “¡Oh Abu Yandal! Ten paciencia. “Mira hacia Dios, pues Él es quien de hecho hará los arreglos para tu liberación y por tus débiles hermanos musulmanes. En este momento, estamos sujetos a nuestras circunstancias, porque ya hemos llegado a un acuerdo con la gente de La Meca y no podemos actuar en violación de este tratado.”

Suscríbete y recibe contenido exclusivo

Recibirás cada semana las últimas novedades de la Comunidad Musulmana Ahmadía directamente en tu mail. ¡Prometo no spamearte!

Share via