¿Promulgó el Santo Profeta Muhammad (sa) la muerte por apostasía?
En el nombre de Al-lah, el Clemente, el Misericordioso
No hay digno de ser adorado excepto Al'lah, Muhammad es el Mensajero de Al'lah
Musulmanes que creen en el Mesías,
Hazrat Mirza Ghulam Ahmad Qadiani (as)

¿Promulgó el Santo Profeta Muhammad (sa) la muerte por apostasía?

La afirmación que la apostasía es la “pena máxima” en el islam es falsa y se basa en la suposición incorrecta de que la apostasía es un crimen que el hombre puede castigar. El islam exhorta a los musulmanes a seguir siendo musulmanes. ¿Pero qué fe anima a sus seguidores a marcharse? Aún así, el islam es bastante liberal. Algunos cristianos declaran el infierno eterno para los que abandonan el cristianismo. Algunos judíos se consideran el pueblo elegido, con exclusión de todos los demás. Algunos hindúes creen en el sistema de castas, y prohíben a cualquier persona unirse o abandonar su casta. Por lo tanto, es muy sorprendente que los críticos se opongan a la propuesta islámica de no abandonar el islam.

En cualquier caso, el islam define la “Pena máxima”. De hecho, el asesinato y la traición son los únicos motivos por los que una persona puede recibir la pena capital en el Islam [2]. El Sagrado Corán no promueve la pena capital por ningún otro motivo. Y, como se mencionó anteriormente, incluso cuando la pena capital es una posibilidad, es por permiso, nunca por mandamiento.

Los críticos afirman que el “Sagrado Corán prescribe la muerte [para los apóstatas]”, pero no sólo el Islam no prescribe la muerte para los apóstatas, sino que el Corán fue la primera escritura religiosa que declaró categóricamente: “No ha de existir coacción en la religión.” [3] Asimismo, el Sagrado Corán afirma repetidamente que los musulmanes, incluido el Santo Profeta Muhammad (sa) sólo pueden amonestar a los no musulmanes en materia religiosa [4].  El Corán se refiere a la incredulidad más de 150 veces, y  nunca se da autoridad al hombre para castigar al incrédulo. Si el Islam sanciona la muerte por apostasía, ¿por qué el Corán aborda -pero nunca sanciona- el castigo capital para el apóstata que cree y no cree repetidamente? 5] Como la mayoría de estos versículos fueron revelados en Medina, no en La Meca, los críticos no pueden recurrir al “argumento” de la abrogación de los versículos coránicos.

El ejemplo del Santo Profeta Muhammad (sa) corrobora la opinión de que en el islam no existe ningún castigo por la apostasía. Una vez, un beduino converso al islam sufrió una fiebre mientras estaba en Medina. Pidió ser liberado de su juramento tres veces y se le negó tres veces. Aun así, salió ileso de Medina. [6]

En contraste con el Sagrado Corán, los versos bíblicos exigen claramente la muerte por apostasía. Por ejemplo, la Biblia dice:

Si tu propio hermano, o tu hijo o tu hija, o la esposa que amas, o tu amigo más íntimo te seduce en secreto, diciendo: “Vayamos a adorar a otros dioses” (dioses que ni tú ni tus padres habéis conocido, dioses de los pueblos que te rodean, ya sean cercanos o lejanos, desde un extremo del país hasta el otro), no le cedas ni le escuches. No tengas piedad de él. No le perdones ni le protejas. Debes darle muerte con toda seguridad. Tu mano debe ser la primera en darle muerte, y luego las manos de todo el pueblo. Mátenlo a pedradas, porque trató de apartarlos del SEÑOR su Dios, que los sacó de Egipto, de la tierra de la esclavitud. [7]

Argumentar que el Nuevo Testamento no sanciona la apostasía es inútil, ya que Jesucristo declaró que nada del Antiguo Testamento queda abrogado [8]. En consecuencia, destacados teólogos cristianos como Tomás de Aquino han avalado la muerte por apostasía:

Los herejes y los apóstatas pueden ser obligados, incluso físicamente, a cumplir sus promesas y a mantener lo que una vez profesaron… adoptar la fe es voluntario, pero atenerse a ella una vez adoptada es obligatorio. Sobre los herejes hay que decir dos cosas. Su pecado merece el destierro no sólo de la iglesia por la excomunión, sino también del mundo por la muerte. [9]

Es notable que, mientras los críticos aprueban tales enseñanzas, encuentran una falta en el Corán por restringir ruidosamente cualquier castigo mundano por la apostasía.

Finalmente, el islam no limita la apostasía [10]. Cualquier “castigo” en el que incurra un apóstata es un asunto entre esa persona y Dios. Sin embargo, el Sagrado Corán es claro: la apostasía no es un crimen “definitivo”, los apóstatas no deben ser dañados y mucho menos condenados a muerte; y aquellos que deciden abandonar el Islam tienen todo el derecho a hacerlo.

1] Sagrado Corán 2:257.

2] Sagrado Corán 5:33, Por este motivo, prescribimos a los hijos de Israel que quien matara a una persona, salvo que fuera por asesinar a otra persona o por sembrar la discordia en el país, sería como si hubiese matado a toda la humanidad; más quien diera la vida a uno sería como si hubiese dado la vida a toda la humanidad. Y nuestros Mensajeros llegaron a ellos con Signos claros, pero a pesar de eso muchos de ellos cometen excesos en la tierra.

3] Sagrado Corán 2:257.

4] Sagrado Corán 4:64; 6:70-71; 10:109; 11:47; 50:46; 88:22-23.

5] Sagrado Corán 2:218; 3:21, 73, 91; 4:138; 5:55, 62, 93, 100; 9:3, 66-68, 74; 16:107; 47:26-27; 63:2-7.

6] Bujari [El Cairo, s. f.], vol. 1, libro 3, nº 28.

7] Deuteronomio 13:6-10 (énfasis añadido).

8] Mateo 5:17-18; 23:1-3.

9] Summa Theologiae – A Concise Translation by T. McDermott, 339-40.

10] Sagrado Corán 4:138; 10:100; 18:30.

Suscríbete y recibe contenido exclusivo

Recibirás cada semana las últimas novedades de la Comunidad Musulmana Ahmadía directamente en tu mail. ¡Prometo no spamearte!

Share via