Líder de la Comunidad Musulmana Ahmadía coloca la primera piedra de una nueva mezquita en Raunheim, Alemania

Hazrat Mirza Masrur Ahmad

Hazrat Mirza Masrur Ahmad

Jalifatul Masih V

Su Santidad, Hazrat Mirza Masrur Ahmad (Mir‐za Mas‐ rur Ah‐mad), es el quinto Jalifa (Califa) de la Comunidad Musulmana Ahmadía. Elegido para esta posición vitalicia el 22 de abril de 2003, desempeña su cargo como jefe espiritual y administrativo mundial de una organización religiosa internacional con decenas de millones de miembros repartidos en 200 países.

Ver más sobre el autor

Líder de la Comunidad Musulmana Ahmadía coloca la primera piedra de una nueva mezquita en Raunheim, Alemania

Su santidad, Hazrat Mirza Masrur Ahmad dice que el mundo está atravesando momentos extremadamente peligrosos

La Comunidad Musulmana Ahmadía se complace en anunciar que el 18 de Abril del 2017, el líder mundial de la Comunidad Ahmadía Musulmana, el quinto Califa, Su Santidad, Hazrat Mirza Masrur Ahmad colocó la primera piedra de la primera mezquita áhmadi musulmana en la ciudad alemana de Raunheim.

Asistieron a la ceremonia alrededor de 135 invitados entre los que se incluía  Thomas Juhe, el alcalde de Raunheim.

El discurso principal lo pronunció Su Santidad, Hazrat Mirza Masrur Ahmad, quien explicó el verdadero propósito de las mezquitas, habló de su preocupación sobre el incremento de la inestabilidad de la situación global y explicó que el islam promueve la libertad religiosa y la democracia.

Hablando sobre el riesgo de un incremento de guerras en el mundo, Su Santidad, Hazrat Mirza Masrur Ahmad dijo:

“Por un lado, las llamadas organizaciones extremistas musulmanas aún entrañan un gran riesgo y, por otro, observamos que las hostilidades aumentan rápidamente entre ciertos países, lo cual nos está llevando a un camino muy peligroso. Ya sea a través de los conflictos de Europa, Corea u otros lugares del lejano oriente, existen muchos frentes que pueden hacer estallar una guerra.”

Su Santidad Hazrat Mirza Masrur Ahmad continuó diciendo:

“Es mi esperanza y oración que todo aquellos que aprecian la humanidad y entiendan la grave situación a la que se enfrenta el mundo trabajen para unir a la humanidad y establecer la verdadera paz en el mundo. Ciertamente, los políticos y las personas de influencia deben esforzarse en en persuadir a sus gobiernos a esforzarse por establecer la paz en lugar de avivar conflictos y arrastrarnos hacia el abismo. En esta época, el mundo debe tener como objetivo la reconciliación y la unión de la gente.”

Su Santidad dijo que la violencia y el derramamiento de sangre que se está llevando a cabo en el nombre del Islam en mundo musulmán y no musulmán contrastan notablemente con las verdaderas enseñanzas del Islam. Informó que el verdadero significado del “islam” era ‘paz’ y que sus enseñanzas comprendían la libertad de credo, e invitó a los musulmanes a vivir en paz con los no musulmanes.

Su Santidad también mostró su agradecimiento a los dignatarios locales que anteriormente habían destacado las contribuciones positivas que los áhmadis musulmanes estaban realizando para su sociedad, así como por sus esfuerzos en promover la paz.

Su Santidad, Hazrat Mirza Masrur Ahmad dijo:

“Me alegro que aquellos que han hablado anteriormente tengan una imagen positiva de la Comunidad Ahmadía Musulmana y consideren que los áhmadis musulmanes se hallan bien integrados en Alemania. La razón por la que nos hallamos integrados es porque seguimos las verdaderas enseñanzas del islam, y una vez se construya esta mezquita quedarán aún más patente la virtud y la conducta moral elevada de los miembros de nuestra Comunidad. Se podrá comprobar que en vez de promover el odio y sembrar la división, el minarete de esta mezquita será un símbolo de paz, unidad, amor y compasión.”

Su Santidad habló del gran énfasis que pone el islam en el cumplimiento de los derechos de los vecinos. Dijo que el Santo Profeta Muhammad (la paz sea con el) mencionó que Al-lah había hablado en tantas ocasiones de los derechos de los vecinos que pensó que incluso podrían considerarse herederos legítimos de la propia fortuna propia.

Refiriéndose al ámbito de los vecinos en el Islam, Su santidad, Hazrat Mirza Masrur Ahmad dijo:

“La categoría de aquellos que se pueden considerar vecinos es muy amplia según el islam. Incluye los compañeros de viaje de la persona, los compañeros de trabajo y todas las personas que conviven en su entorno.”

Hazrat Mirza Masrur Ahmad continuó diciendo:

“En esencia, toda la población de una ciudad son vecinos de los áhmadis musulmanes y de nuestras mezquitas. Por ello, todos los que acuden a la mezquita a rezar tienen la obligación de cumplir con los derechos de sus vecinos y asegurarse de no causarles nunca ningún daño o dificultades. Al contrario, deben amarlos, cuidarlos y servirlos.”

Durante el discurso, Su santidad subrayó la importancia que el islam otorga al acatamiento de las leyes del país. Su Santidad citó un dicho famoso del Santo Profeta Muhammad (la paz sea con el) en el que afirmó que el amor al país era parte de la fe.

Su Santidad, Hazrat Mirza Masrur Ahmad dijo:

“Las leyes de un país estas elaboradas para proteger a la gente de las injusticias y para crear facilidades. Todo verdadero musulmán está obligado a seguir las leyes del país, por lo que si alguien alberga temor o reserva alguna debe saber que el islam no permite a los musulmanes involucrarse en nada ilegal o crear el desorden. Cualquier musulmán que actúe contra este principio es culpable de violar las verdaderas enseñanzas del islam y mancillar injustamente su nombre.”

Después, Su Santidad indicó que la libertad religiosa era un principio fundamental del islam, donde el Santo Corán garantiza el derecho de todas las personas a seguir y practicar sus creencias.

Su Santidad dijo que la libertad religiosa era un componente esencial de cualquier sociedad de éxito y pacífica.

Su santidad, Hazrat Mirza Masrur Ahmad dijo:

“En realidad, la libertad religiosa puede crear paz en una sociedad. Creemos que las grandes creencias fueron fundadas por un profeta enviado por Dios y por ello es imposible negar la libertad religiosa de nadie o perjudicarle.”

Su Santidad, Hazrat Mirza Masrur Ahmad dijo:

“A los primeros musulmanes se les concedió el derecho a la defensa propia después de años de amarga persecución porque los oponentes del islam se habían propuesto destruir la institución de la misma religión. El Santo Corán indica muy claramente que, de no habérselo impedido, no hubieran permanecido sinagogas, iglesias, templos, mezquitas o lugar alguno de adoración. Así pues, el permiso para las guerras defensivas de los primeros años del islam era para proteger a todas las religiones y preservar el principio de la libertad religiosa para siempre”

Su Santidad también indicó que el islam no se oponía a la democracia si no que defendía la verdadera democracia basada en la honestidad y justicia.

En lugar de votar a amigos o aliados, Su Santidad dijo que la gente debería votar a aquellos que consideren más aptos y tengan la mejor visión y estrategia.

Su Santidad, Hazrat Mirza Masrur Ahmad dijo:

“El islam enfatiza que debe existir libertad democrática y enseña que cuando se escogen líderes, la gente debe escoger aquellos que cumplan sus responsabilidades y sus compromisos con integridad. Esto requiere que trabajen por la mejora de su gente y de su país y desechen todo tipo de interés personal por el bien mayor. El islam enseña que la afiliación a determinado partido no debe ser el factor decisivo a la hora de escoger un líder, si no que se debe elegir a aquellos que ayuden al progreso de la gente y del país.”

Finalizando su discurso, Su santidad, Hazrat Mirza Masrur Ahmad dijo:

“Espero que, con la ayuda de Dios, cuando se construya esta mezquita, los áhmadis musulmanes locales cumplan con sus deberes religiosos sirviendo a la gente local y a la nación y también demuestren más que nunca las verdaderas y pacíficas enseñanzas del islam a través de su conducta”

Con anterioridad, el presidente nacional de la Comunidad Ahmadía Musulmana de Alemania, Abdullah Wagishauser dio un discurso de bienvenida al que siguieron los comentarios de los invitados.

El alcalde de Raunheim, Thomas Juge dijo:

“Los áhmadis musulmanes han establecido aquí en Raunheim, un ejemplo para los demás y han demostrado ser gente extremadamente pacífica y buena”

Sabine Bachle-Sholz, miembro de la asamblea provincial dijo:

“Es un gran honor para todos haber conocido a Su Santidad, Hazrat Mirza Masrur Ahmad, y el hecho de que haya visitado nuestra ciudad. Los áhmadis musulmanes son gente pacífica que respeta nuestra democracia y acata las leyes. Por ello, estoy segura de que esta mezquita será un símbolo de paz y dialogo.”

Tras concluir su discurso, Su Santidad, Hazrat Mirza Masrur Ahmad, colocó la primera piedra de la nueva mezquita.

La respetada esposa de Su Santidad, Hazrat Amtul Sabuh Begum, también colocó una piedra para la fundación de la mezquita y después el alcalde, otros dignatarios y algunos encargados áhmadis musulmanes de departamentos centrales, nacionales y locales también colocaron piedras.

La sesión formal concluyó con una oración silenciosa dirigida por Su Santidad, a la que siguió una cena.