Las bendiciones de la Yalsa que se han visto en todo el mundo
En el nombre de Al-lah, el Clemente, el Misericordioso
No hay digno de ser adorado excepto Al'lah, Muhammad es el Mensajero de Al'lah
Musulmanes que creen en el Mesías,
Hazrat Mirza Ghulam Ahmad Qadiani (as)

Las bendiciones de la Yalsa que se han visto en todo el mundo

Califa de la Comunidad Musulmana Ahmadía

Sermón del viernes, 13 agosto 2021.

Pronunciado en la Mezquita Mubarak de Islamabad (Tilford, Surrey), Reino Unido.

Después de recitar el Tashahud, el Taawwuz y el Surah Al-Fatiha, Hazrat Jalifatul Masih V (aba) dijo:

Todas las alabanzas son para Dios, ya que el Yalsa Salana de la Comunidad del Reino Unido ha tenido lugar después de un intervalo de dos años y sus tres días de ambiente espiritual llegaron a su fin el pasado domingo. Debido a la pandemia del covid-19, el Yalsa no pudo celebrarse en el 2020 y esta vez su comité organizador pensó que, dado que las condiciones eran más o menos las mismas, quizá tampoco habría Yalsa este año; y por esta suposición no prestaron la atención debida para hacer sus preparativos, hecho que ya mencioné en el sermón del viernes pasado. Pero cuando se les informó de que el Yalsa Salana tendría lugar, con la Gracia de Dios, comenzaron sus preparativos, aunque sentí que no lo hacían con plena convicción y me preocupaba que si los organizadores continuaban así de relajados, tal vez los trabajadores también tendrían una actitud similar. No obstante, al mismo tiempo, tenía la fe de que Dios Altísimo facilitaría, por Su Gracia, las mejores condiciones para llevar a cabo los preparativos así como los trabajadores. Por eso, en una ocasión dije con toda firmeza al comité organizador que si seguía trabajando a medias y dudaba de si el Yalsa se iba a celebrar o no y tenía pocas esperanzas de ello, nombraría un nuevo comité organizador. Estas palabras mías los pusieron en movimiento y a partir de entonces el trabajo comenzó a realizarse de manera muy rápida, a pesar de que la labor comenzó con retraso.

Sin embargo, los voluntarios, que trabajaban bajo sus órdenes y que de hecho son la verdadera fuerza de trabajo y mano de obra, parecían estar esperando ansiosamente desde antes e inmediatamente llegaron de muchas áreas diferentes para ayudar en la preparación del Yalsa. La verdad es que había una larga fila de trabajadores dispuestos a colaborar durante los días del Yalsa Salana. No obstante, como el Yalsa se iba a celebrar a una escala mucho menor, fue muy difícil seleccionarlos. En cualquier caso, tanto los hombres como las mujeres tuvieron que hacer una selección para ello. Las mujeres más o menos escogieron únicamente a una quinta parte de sus trabajadoras y los hombres la redujeron quizá en un tercio. En este sentido, los que no fueron seleccionados se sintieron decepcionados por no poder servir y, por lo tanto, me gustaría decirles a todos estos hombres, mujeres, niños y niñas -a los que se les encargaban trabajos previamente- que Dios Altísimo recompensa a uno por sus intenciones. Vuestra intención de servir a los invitados del Mesías Prometido (as) se ha cumplido y aunque no habéis tenido la oportunidad real de servir, Al’lah no os privará de vuestra recompensa debido a vuestras intenciones. Así pues, ruego que Dios Altísimo conceda a todos ellos la más excelente recompensa por su fervor a la hora de servir.

Además, como es mi costumbre, en el sermón del viernes que sigue al Yalsa Salana, quiero expresar mi agradecimiento a los voluntarios que prestaron su servicio en los distintos departamentos. También me escriben personas de todo el mundo para expresar su agradecimiento a los voluntarios. Cualquiera que fuera la tarea que se les asignara, se esforzaban por cumplirla de la mejor manera. En espescial, quiero destacar que debido a la lluvia, en un momento dado, hubo un gran problema para sacar los coches de la zona de aparcamiento y los voluntarios trabajaron de forma asombrosa, y prácticamente levantaron los coches del barro. Al mismo tiempo, voluntarios que prestaban servicio en otros departamentos les ayudaban cuando descansaban de sus obligaciones. Algunos de ellos me escribieron y mencionaron que se habían unido a esa tarea. Más tarde, al evaluar el estado del aparcamiento, se hicieron arreglos para aparcar los vehículos en otro lugar, pero en cualquier caso el primer día y parte del segundo hubo un gran reto para sacar los coches. Esta dificultad fue captada por el objetivo de las cámaras y también fue mostrada al mundo a través de la MTA. De este modo, tanto los áhmadis como los no-áhmadis de todos los países que estaban presenciando estas escenas expresaron su gran asombro. De hecho, al presenciar este espectáculo, los no-áhmadis y los no-musulmanes dijeron que era increíble presenciar una escena así en esta época. Tanto si se trataba de un oficial o de un obrero, todos estaban cubiertos de barro para sacar los coches del fango. Estas son las personas que trabajan como “yinns” (gente que no se les ve fácilmente) y que han sido concedidas a la Comunidad del Mesías Prometido (as) por Dios Altísimo.

Del mismo modo, hay otros departamentos: el de higiene, el de servicio y preparación de la comida, el de los “rotis” (panes). Después, una de las tareas más importantes antes del Yalsa es montar las carpas, colocar los placas para los caminos, etc. y hay varias otras tareas preliminares para los preparativos del Yalsa Salana, y para ayudar en esto los voluntarios venían regularmente cada semana. Ahora, para recogerlo todo, hay muchos que están ofreciendo días de sacrificio para esto. Por tanto, hay varios departamentos implicados y la gente de todo el mundo que estaba viendo la MTA y la transmisión en directo ha quedado muy impresionada al ver cómo se llevaban a cabo estas tareas. Los invitados que asistieron también se llenaron de emociones de gratitud.

Las diversas escenas mostradas por la MTA y los diferentes programas que preparó para mostrar los distintos aspectos del Yalsa se hizo con gran esfuerzo, y la MTA ha hecho plena justicia. No solo mostraron el Yalsa al mundo, sino que además nos retransmitieron a nosotros en el Yalsa Gah (la carpa principal) y al resto del mundo las escenas en varios países donde la gente se había reunido para ver los procedimientos del Yalsa Salana, junto con el trabajo de los voluntarios antes y durante el Yalsa y también los diversos discursos educativos y “tarbiyyati” (de formación) pronunciados en el Yalsa Gah fueron mostrados por la MTA de tal manera que los áhmadis y los no-áhmadis de todo el mundo están asombrados y agradecidos de haber presenciado dichas escenas, ya que retrataron una imagen en la que personas de diferentes países y naciones se habían reunido bajo un mismo techo.

Por consiguiente, me gustaría agradecer a todos los voluntarios, tanto a los hombres como a las mujeres, que a pesar de las difíciles circunstancias -y para los que el aviso del Yalsa fue bastante inesperado en cierto modo-, y a pesar de los desafíos planteados por el clima, trabajaron desinteresadamente e hicieron plena justicia a sus obligaciones. También me gustaría darles las gracias en nombre de todos los que vieron el Yalsa desde todo los distintos países del mundo y me han escrito expresando su gratitud. Inicialmente pensé que después de expresar mi agradecimiento a los voluntarios retomaría el tema habitual de mis sermones, pero estoy recibiendo muchos informes y cartas en los que áhmadis y no-áhmadis de todo el mundo han expresado su extraordinaria emoción por el impacto que el Yalsa Salana ha tenido en ellos, y los resultados positivos que ha provocado en ellos tras ver el Yalsa. Por ello, he decidido que, al igual que en años anteriores, en el sermón de hoy, mencionaré algunos de esos sentimientos y las bendiciones recibidas; y como no es posible mencionarlos todos, he seleccionado algunos de ellos como ejemplo.

El Yalsa Salana de este año, que se ha celebrado en circunstancias muy singulares, ha abierto las puertas de la Gracia de Dios Altísimo de tal forma que uno sigue inclinándose ante Al’lah en señal de gratitud. Dios concede Su Gracia de muchas maneras a pesar de las circunstancias actuales. Un aspecto del Yalsa que se echó de menos y que ha sido generalmente mencionado por todo el mundo es que este año no pudimos celebrar la “Ceremonia Internacional del Baiat”, que esperaban con impaciencia. Sin embargo, en las circunstancias actuales era difícil organizar el Baiat o juramento de iniciación y no había otra opción.

Ahora, mencionaré brevemente algunos de estos informes y los sentimientos de la gente.

Este año, por primera vez, distintas Comunidades participaron en el Yalsa mediante la retransmisión en directo. Es decir, la gente estaba sentada escuchando el Yalsa Salana en sus propias áreas y podía ser vista en la pantalla del Yalsa Gah (carpas principales). Por ejemplo, había cinco lugares en el Reino Unido donde se hicieron estos preparativos en los que las personas se sentaron juntas para verlo. A pesar de la diferencia horaria, los miembros de la Yamat  y los huéspedes se habían congregado para ver el Yalsa Salana en varios países, como Australia, Indonesia, Guatemala, Bangladesh, etc. Además del Reino Unido, otros miembros participaron en el Yalsa mediante la transmisión en directo desde 37 lugares de 22 diferentes países. Este año, por primera vez, se ha retransmitido en directo desde la sección femenina y las mujeres de diferentes países han expresado su alegría. Según una estimación, la sesión de mujeres y el programa que incluía sus discursos fueron vistos y escuchados aproximadamente por 30 a 35 mil mujeres. Entre los países que participaron mediante la retransmisión en directo se encontraban los Estados Unidos, Canadá y Guatemala -y la gente se había reunido en numerosos centros de cada país-; Guyana, Australia, Indonesia, Bangladesh, Isla Mauricio, Kababir (Haifa, Israel), India, Burkina Faso, Ghana, Nigeria, Gambia, Tanzania, Francia, Suiza, Alemania, Suecia, Bélgica, Finlandia, Holanda y otros muchos países.

Un amigo no-áhmadi de Níger, Isa Sahib, vino a la misión los tres días para escuchar mis discursos y dice:

“Antes de esto, había oído que la Comunidad Musulmana Ahmadia estaba en contra del Islam y que tenían una televisión dentro de la mezquita, lo que no estaba permitido. No obstante, después de ver el Yalsa, me he dado cuenta de que si todo el mundo musulmán se uniera como el Ahmadíat está unido y transmitiera el mensaje del Islam como ellos, entonces los musulmanes se volverían tan poderosos que ningún poder en la tierra podría hablar en su contra. La unidad y el vínculo de la Comunidad Musulmana Ahmadía que he presenciado en el Yalsa es una prueba de su veracidad”.

En Zambia, además de los miembros áhmadis y los nuevos conversos, algunos invitados no-áhmadies también presenciaron el Yalsa y en un lugar se reunieron 35 no-áhmadis para ver el Yalsa Salana. Al ver los procedimientos del mismo, un profesor cristiano comentó:

“He disfrutado mucho viendo los procedimientos del Yalsa y he aprendido sobre las enseñanzas del Islam”. Además dijo: “Basándome en mi conocimiento y comprensión, ahora he entendido que el Islam es la única religión verdadera y que no hay ninguna otra religión en el mundo que realmente ayude a los necesitados. He tenido la oportunidad de aprender mucho”.

El misionero encargado de Gabón escribe:

“Un oficial de policía no-musulmán, junto con su esposa, vinieron a la misión para ver los procedimientos del Yalsa. Antes de esto nunca mostró mucho interés en la Comunidad, aunque después de escuchar el relato sobre la aceptación del Ahmadíat de un nuevo converso del Líbano, preguntó tras el Yalsa cómo podía ver la MTA. Tras esto, se le informó de que podía verla también a través de YouTube. Inmediatamente sacó su teléfono del bolsillo y abrió el canal francés de la MTA en YouTube y comenzó a verla. Luego dijo que aprendería más sobre la Comunidad Musulmana Ahmadia a través de este canal”.

Un amigo nigeriano, que no es áhmadi, escuchó los procedimientos del Yalsa y dijo:

“Después de los procedimientos de este Yalsa Salana, estoy convencido de que si hay un grupo verdadero en este mundo es la Comunidad Musulmana Ahmadia y muy pronto me uniré a ellos”.

Otro amigo no-áhmadi comentó:

“Ciertamente, esta es una Comunidad de gente veraz y de creyentes. Observé que, a pesar de la intensa lluvia, los voluntarios estaban ocupados en realizar sus tareas y proporcionar comodidad a los huéspedes”. También declaró que estaba muy impresionado por mi discurso a las mujeres.

El misionero jefe de Japón escribe que un amigo japonés no-áhmadi, que es de Hiroshima, Mashima Osamo Sahib, que cuando visité Japón y viajé a Hiroshima estaba allí y nos hospedó, y que también asistió a la conferencia de paz en 2017, esta vez ha declarado:

“En estos momentos estoy viendo el Yalsa y acabo de escuchar el sermón del viernes de hoy  6 de agosto. Al ver esto he recordado el servicio prestado por la Comunidad en Japón y cómo el segundo Jalifa de la Yamat [Hazrat Jalifatul Masih II (ra)] se pronunció contra la destrucción causada en Hiroshima por la bomba atómica en su sermón del viernes 10 de agosto de 1945. Esta fue una de las primeras voces que se pronunciaron a favor de Hiroshima. Luego, el actual Jalifa visitó Hiroshima y su mensaje de paz y armonía tiene un gran significado para mí. Hoy, al ver la MTA en el Día de Hiroshima, primero es mi deseo que al igual que la MTA África, la MTA Japón también se establezca muy pronto y segundo, después de presenciar la atmósfera del Yalsa y la unión de la gente de todo el mundo, sigue arraigándose en mi corazón la idea de que la Comunidad juega un papel muy importante en la unión del mundo en una sola plataforma y el establecimiento de la paz y la armonía en la tierra”.

Un profesor no-áhmadi de Nusaka (Zambia) dice:

“Hoy he aprendido algo de vuestro Jalifa y es que en el Islam las mujeres tienen pleno derecho a expresar su opinión, y que el Islam concede a las mujeres el derecho a elegir a su compañero de vida en el matrimonio. No obstante, en algunas culturas se obliga a la gente a casarse y pasan por alto los derechos de las personas”. Además dijo que el Islam es la única religión que ha hecho hincapié en los derechos de las mujeres. Añade: “Si el Islam permite que un hombre se case más de una vez, al mismo tiempo subraya que debe defender la igualdad y que si uno no puede defender la justicia, entonces debe casarse solo con una. Esta es una hermosa enseñanza islámica y solo el Ahmadíat defiende estas enseñanzas”.

Luego, Maman Ghali Sahib, un amigo no-áhmadi de la región de Tasawa, en Níger, dice:

“Es la primera vez que asisto y estoy muy impresionado. Si otros grupos musulmanes siguieran vuestro ejemplo, los musulmanes de todo el mundo progresarían muchísimo”.

Usama Sahib, un ingeniero no-áhmadi de Níger, comenta:

“Lo que más me impresionó fue que había representantes de varios países y que a pesar de las diferencias lingüísticas y culturales, y el brote mortal de coronavirus, el nivel de obediencia y la perfecta organización eran un espectáculo digno de ver”.

El Amir Sahib de Níger hace  una referencia a Maryam Sahiba, una invitada no-áhmadi, quien dijo:

“Escuchando los discursos del Imam de la Comunidad Musulmana Ahmadía aprendí sobre los verdaderos derechos y deberes de las mujeres. De hecho, las condiciones que padece la mujer en África son tales que quienes viven en el mundo desarrollado son incapaces de comprender. Vuestras palabras y acciones están en armonía”. Ella sigue escribiendo: “Cuando vuestras acciones y palabras están en armonía no hay nadie mejor que vosotros”.

Por tanto, cada áhmadi debe asegurarse de transmitir esta enseñanza en su hogar. No se trata de expresarlo solamente en un discurso, sino de conseguir que las verdaderas enseñanzas del Islam tengan un efecto positivo y permanente en la gente.

Farid Musa, un señor no-áhmadi de Níger, también elogió el discurso de Lallna (asociación de mujeres) y por su parte, Maryam Ilyas Sahiba, otra mujer no-áhmadi, escribe:

“Después de aprender más sobre los derechos de las mujeres y las verdaderas enseñanzas del Islam, me siento orgullosa de ser mujer. Si la gente entendiera esto, el mundo se convertiría en un paraíso”.

Nafisa Adamus, otra mujer más no-áhmadi de Níger, cuenta:

“Escuché un discurso del Imam de la Comunidad Musulmana Ahmadía por primera vez y me ha quedado bien claro que el respeto y el honor otorgados a las mujeres por nuestro Maestro, el Santo Profeta (sa), se cumple en la actualidad en la Comunidad Musulmana Ahmadía”.

En este sentido, quisiera reiterar que todo hombre áhmadi debe reflexionar sobre esto y asegurarse de que su conducta en casa es buena. No engañéis al mundo.

El Amir Sahib de Nigeria escribe que un no-áhmadi, Al-Hall Husain Sahib, es un hombre de negocios de profesión y siempre está ocupado debido a su trabajo. Sin embargo, cuando fue invitado a asistir al Yalsa Salana aceptó y tras verlo esta persona dijo:

“Asistí a vuestra convención anual como una formalidad, pensando que sería un evento mundano, pero una vez comenzado el Yalsa, decidí que asistiría los tres días. Lo que más me impactó fue el ambiente existente en el mismo. Observaba a los voluntarios trabajando y parecía como si sus corazones estuvieran llenos de una pasión particular que les daba ánimos, porque de lo contrario eso no haría podido ser hecho por una persona mundanal”.

El misionero de Guinea Conakry relata que el misionero local de la región de Kinyar había invitado al alcalde local. Él le respondió que no se encontraba bien, pero que su hijo asistiría. El día que asistió, yo iba a comenzar mi discurso para las mujeres. En realidad, hay una gran escased de electricidad en esa zona y en estos momentos están pasando por la estación de las lluvias, y cuando se va la luz, el corte dura varias horas. Dice que cuando el programa estaba a punto de comenzar, se cortó la luz. El invitado ya había llegado y no había un generador. El misionero dijo que comenzaron a orar: “¡Oh Dios Altisimo! Por la veracidad de la Comunidad, muéstranos un milagro hoy y restablece la electricidad”. Narra que suplicaron fervientemente y cuando todavía no había llegado al estrado para dar mi discurso, se restableció la electricidad, por lo que cuenta que Dios Altisimo escuchó las oraciones de estos humildes siervos del Mesías (as) de la época y manifestó una señal de su verdad y del Islam, lo que produjo un gran impacto en su invitado. Sorprendentemente, tan pronto como terminó el discurso, la electricidad se fue de nuevo. El invitado también contó que nunca antes había escuchado un discurso tan detallado y que todo lo que los musulmanes han difundido en contra de la Yamat es falso.

Un misionero de Camerún dice que el jefe de una aldea cerca de la zona norte de Marwa, Al-Hayi Usman, que no es áhmadi, vio los actos del Yalsa en MTA África. Después de esto, dijo:

“Desde que éramos niños hemos escuchado que cuando aparezca el Imam Mahdi el mundo entero lo verá. Al contemplar hoy los actos de la Convención Anual, estoy convencido de que la Comunidad Musulmana Ahmadía es verdaderamente la Comunidad del Imam Mahdi, a quien todo el mundo puede ver en este momento. Muchas personas de varios países han participado en el Yalsa Salana a través de la MTA y han podido ver y escuchar al Imam de la Comunidad Musulmana Ahmadía. Hoy, he sido testigo del cumplimiento de las palabras del Profeta de Dios (sa)”.

Con respecto a los Baiats a través de la Convención Anual, el Amir Sahib de Mali escribe que un maestro de la ciudad de Kita, Umar Bari Sahib, lo llamó y le dijo:

“Aunque no soy áhmadi, yo y toda mi familia seguimos los actos del Yalsa con gran entusiasmo. En particular, cuando se alzarban varias consignas durante el discurso del Jalifa, todos los miembros de mi familia las repetían también apasionadamente”. Umar Bari Sahib afirmó además que pronto vendría a la misión junto con su familia y se uniría a la Comunidad Musulmana Ahmadía.

El misionero encargado de Camerún dice que un imam jefe en Camerún, Duwala Faruq Sahib, comentó:

“Escuché los discursos de la Convención del Reino Unido a través de MTA África. La gente dice que los miembros de la Comunidad son incrédulos y que ésta es una organización terrorista. Su respuesta es el versículo en relación a Jatam-an-Nabiyyin (Sello de los Profetas), que estaba escrito en negrita en la pantalla detrás del escenario. A través de la MTA, ahora se desterrarán muchos conceptos erróneos sobre la Yamat, si Dios quiere”.

El Amir Sahib de Tanzania escribe que una señora no-áhmadi de la región de Arusha, Jaabu Sahiba, dijo:

“Era la primera vez que asistía a la Convención Anual. Nunca antes en mi vida había visto una reunión tan pacífica. Por lo general, la gente hace mucho ruido durante las reuniones y se organizan varios programas de entretenimiento para mantener su interés. No obstante, yo no ví nada parecido durante esta Convención. De hecho, en cada programa se destacaban las verdaderas enseñanzas del Islam. Sin lugar a dudas, el amor que los áhmadis sienten por su Jalifa no se puede encontrar en ningún otro lugar del mundo”.

Después de participar en los eventos, un jefe local de la ciudad de Marwa (Camerún) dijo:

“Es un logro excelente de la Yamat que el Yalsa se traduzca a tantos idiomas diferentes y la gente se beneficie de ello. Yo también he sacado provecho de la Convención y he aumentado mis conocimientos. La MTA es una bendición. Ahora instalaré una conexión por cable y me beneficiaré de ver la MTA en casa para aumentar mis conocimientos”.

Incluso los no-áhmadis ahora aprovechan la MTA y se benefician de este conocimiento espiritual. Este es un camino hacia el progreso, siempre que uno desee progresar espiritualmente. Por eso los áhmadis deberían prestar más atención a la MTA.

El misionero en jefe de Gabón escribe que un nuevo áhmadi escribe:

“Con seguridad, este es el Yalsa de todo el mundo, en el que nosotros y personas de otros países participamos. Esto también aumenta nuestra fe. A pesar de la diferencia horaria, personas de todo el mundo asisten a la Convención Anual. Esta escena solo se encuentra en la Comunidad Musulmana Ahmadía, ya que no es posible para otros musulmanes hacer esto”.

Ali Sahib, que pertenece a una ciudad en la provincia oriental de Zambia, Lusangazi, nuevo áhmadi y también jefe de su área, dice:

“Hemos entrado en la Comunidad Musulmana Ahmadía desde el cristianismo y el Ahmadíat fue formalmente establecido en nuestra aldea en febrero de 2021. Desde entonces, los eruditos no-ahmadís han visitado nuestra zona varias veces tratando de llenar nuestros corazones con distintos conceptos erróneos y dudas sobre el Ahmadíat”. (Es sorprendente que nadie los visitó mientras eran cristianos y cuando entraron en la Comunidad Musulmana Ahmadía los eruditos no-áhmadis les visitaban con el objetivo de rectificar su fe).

Y sigue diciendo:

“Ahora hemos podido seguir la Convención Anual del Reino Unido en vivo. Por primera vez en nuestras vidas, hemos visto escenas de un encuentro organizado al que, a pesar de las circunstancias relacionadas con la pandemia, la gente asistió masivamente y representantes gubernamentales de varios países enviaron sus video-mensajes. Por la gracia de Dios Altísimo, después de ver el Yalsa Salana, todas nuestras dudas y conceptos erróneos se han disipado. La Comunidad Musulmana Ahmadía no es el nombre de un grupo pequeño, sino el nombre de una Comunidad Internacional. La forma en que el Jalifa de la época ha destacado las enseñanzas islámicas en relación con los derechos de las mujeres y otros colectivos nos asombró. En otras palabras, las mujeres también tienen derechos a los que antes no dábamos importancia. Nos llevaremos todo lo que hemos escuchado y visto aquí y -si Dios quiere- lo transmitiremos a los demás con el objetivo de fortalecer la fe y tratar de actuar en consonancia”.

Un nuevo áhmadi de Malasia, Rusli bin Mopasuli Sahib, dice:

“Habiendo visto la Convención Anual en el Reino Unido, estoy extremadamente agradecido a Dios Altisimo por haberme permitido unirme a la Comunidad Musulmana Ahmadía y reconocer al imam de esta era. Aunque no estaba presente allí, tuve la oportunidad de ver al Jalifa actual y escuchar sus discursos. Si no me hubiera unido a la Comunidad Musulmana Ahmadía, me habría visto privado de estas bendiciones. Ahora prometo ser siempre sincero y obediente al Jalifato”.

Preshila Marlin Sahiba de Brasil nos cuenta:

“Hace unos meses hice el juramento de iniciación. Me siento afortunada por haber tenido la oportunidad de ver el Yalsa Salana por primera vez y, a pesar de mi falta de comprensión del idioma, he aprendido mucho. Doy gracias a Dios por permitirme aceptar el Ahmadíat”.

El misionero encargado de Guinea Bissau escribe que cuatro mujeres conversas que viven en una aldea lejana llamada Kasini caminaron ocho kilómetros hasta su Comunidad cercana en Masra para escuchar los discursos del Yalsa Salana y cuando siguieron mis sermones dijeron:

“Por la Gracia de Dios hemos aceptado el Ahmadíat, pero hoy, habiendo escuchado el discurso del Jalifa, sentimos lo lejos que estamos de tal maravillosa bendición. Hoy nuestra fe en el Ahmadíat se ha completado al 100% y hemos hecho el juramento de venir siempre a escuchar los sermones del Jalifa”.

Así es como Dios Altísimo está produciendo cambios en las personas.

La gente de Guyana también se reunió para ver la transmisión en vivo del Yalsa. Un nuevo converso, Muzafar Kyusi Sahib, escribe:

“Este era mi primer Yalsa Salana y la experiencia ha sido excepcional, especialmente poder sentarme con mis hermanos áhmadis, ver el Yalsa y al Jalifa, y escuchar su discurso. Ha sido una experiencia maravillosa para mi. Nunca he escuchado a una mujer musulmana recitar el Sagrado Corán de forma tan bella”. Elogió la recitación y luego añadió: “Los miembros de nuestra Comunidad procedentes de varios pueblos y aldeas se reunieron en un lugar para escuchar el Yalsa. Todo esto es debido a las bendiciones que Dios Altísimo ha otorgado a la Yamat a través del Jalifato y del Ahmadíat. Asimismo, ha sido maravilloso ver a las Comunidades de todo el mundo participar virtualmente en la Convención. He visto como la Yamat se ha establecido en tantos países que ni siquiera conocía. Además, he podido presenciar como los miembros de la Comunidad se unen y trabajan juntos durante el Yalsa. Por ejemplo, una persona que trabaja en un banco en Reino Unido dejó su trabajo para servir como voluntario en la Convención mientras dormía en su coche. Todo esto demuestra que los miembros de la Yamat son sinceros y realizan grandes sacrificios. Además aprendí sobre los diferentes derechos que se mencionaron en los discursos”.

Así es como expresó sus sentimientos.

Safwan Naik Sahib, un nuevo converso de la Isla de Mauricio dice:

“Esta fue la primera vez que participé en el Yalsa a través de la retransmisión en directo. Ciertamente, esta experiencia me ha acercado al Jalifato, pues cada palabra del Jalifa ha tocado mi corazón y me siento muy satisfecho por haber decidido unirme a la Yamat. Estoy aprendiendo mucho acerca del Mesías Prometido (as) gracias a los programas de MTA”.

Ashraf Zia Sahib de Austria escribe que Donatella Sahiba, que es también de Austria, realizó el juramento de lealtad a principios de año y dijo:

“Todo aquello que el Jalifa de la época decía inducía un sentimiento de pasión en mi interior. Mientras escuchaba su discurso, las lágrimas fluían de mis ojos. El Islam es ciertamente un camino que concede vida y nos dirige hacia la verdad. Mi vida está cambiando gradualmente. Me siento profundamente agradecida a Dios Altísimo por permitirme aceptar el Ahmadíat”.

Hay muchas anécdotas sobre personas que han aceptado el Ahmadíat después de la Convención. Una persona no-áhmadi, Hasan Sahib de Costa de Marfil, ha dicho:

“Tuve la oportunidad de ver los programas de los tres días del Yalsa Salana. Ha sido muy inspirador para mi fe. La falsedad no perdura y muere por si misma, mientras que la verdad permanece. De acuerdo con este principio, el progreso diario de la Comunidad Musulmana Ahmadía es, en si mismo, un testimonio de su veracidad. Tras la conclusión de la Convención Anual, hablé con algunos de mis amigos en un restaurante, cuando una persona desconocida nos escuchó y dijo: ‘Si acaso hay actualmente alguna Comunidad que siga las verdaderas enseñanzas del Islam, únicamente puede ser la Comunidad Musulmana Ahmadía’. Tras decir eso se fue, pero confirmó lo que estábamos comentando sobre el hecho de que la Yamat sigue el verdadero Islam no solo de palabra, sino también en la práctica”.

Después, Hasan Sahib se reunió con el mualim (misionero de la Comunidad) y le dijo que quería realizar el juramento de lealtad para unirse a la Comunidad Musulmana Ahmadía, y que no quería verse privado de la verdad durante más tiempo.

El misionero jefe de Congo Brazaville escribe:

“Una Comunidad en Bamboma tuvo la oportunidad de retransmitir todos los programas en directo durante los tres días de la Convención Anual en la TV y la radio. En esta zona solo hay un canal de TV y continuaron repitiendo los programas del Yalsa. Según una estimación, unas 4.000 personas han escuchado y visto la Convención, y 30 Comunidades en las aldeas cercanas a Gamboma participaron en el Yalsa Salana a través de la radio. En estas zonas no hay electricidad y por eso lo escucharon a través de la radio. Además siguieron todos mis discursos porque se tradujeron al idioma local de Lingala. Alhamdolil’lah (alabado sea Dios), el programa fue un éxito, algo que expresaron tanto los miembros de la Comunidad como las personas ajenas. Durante estos tres días estuvimos inmersos en el ambiente de la Convención. Se preparó comida al igual que se hace en el Yalsa y, por la Gracia de Dios, durante el mismo doce personas tuvieron el honor de unirse a la Comunidad Musulmana Ahmadía”.

El misionero jefe de Guinea Bissau escribe que, por la Gracia de Dios, tras aceptar el Ahmadíat, la mayoría de los nuevos conversos regularmente predican el mensaje en sus zonas y a sus familiares cercanos. Debido a la ocasión bendita de la Convención Anual del Reino Unido, cuando se instó a los miembros a ver el Yalsa Salana, todos los nuevos conversos llamaron a sus familiares y amigos no-áhmadis para decirles que escucharan especialmente mis cuatro discursos durante la Convención. La gente caminó o viajó en bicicleta 18 km y hasta 30 km para llegar hasta aquí. La mayoría de la gente vino solo para escuchar el discurso del primer día, pero cuando lo siguieron, cambiaron de opinión y se quedaron los tres días; y tras escuchar el discurso de clausura del tercer día dijeron:

“Vuestro Jalifa se ha ganado nuestros corazones y el Islam que ha presentado es sin duda el auténtico Islam”.

En esta ocasión, 127 personas, hombres y mujeres, aceptaron el Ahmadíat y todos realizaron el juramento de lealtad.

Ibrahim Sahib, un misionero de Congo dice que invitaron a un amigo cristiano, Muk Nagachibi Sahib, para participar y ver la Convención con su mujer, y tras ver el Yalsa Salana, le dijo a su mujer:

“Me parece a mi que nunca encontraremos unas enseñanzas y una guía como estas en ningún otro lugar. Hemos malgastado una gran parte de nuestras vidas como cristianos. Lo que hemos aprendido aquí en estos tres días no lo habríamos aprendido en nuestra vida si hubiésemos continuado siendo cristianos. Es mejor si nos unimos a ellos”.

De esta manera, tanto el marido como la mujer y todos sus hijos realizaron el juramento de lealtad y se unieron a la Comunidad.

El misionero jefe de Guinea Bissau escribe que Kambajao Sahib, un amigo no-áhmadi de la región de Bafata, escuchó los programas de la Convención Anual del Reino Unido durante los tres días y mis discursos, y comentó:

“El Islam necesita un líder y este liderazgo existe en el Jalifa de la Comunidad Musulmana Ahmadía. El mundo musulmán entero puede unirse a través de ella”.

Tras la conclusión de la Convención, hizo el Baiat inmediatamente y se unió a la Yamat.

Angutaani Sahib, un cristiano de Congo Brazaville escribe:

“Nunca me interesó la religión porque tras asociarme con los cristianos, sentí que la gente religiosa no es sincera. Mi hermano ya era miembro de la Comunidad y me invitó a participar en la Convención. Tras su petición, participé y vi el Yalsa, y comencé a sentir un cambio gradual en mi interior y a desarrollar un interés por la religión. Tras escuchar el discurso del Jalifa, mi corazón, por primera vez, fue testigo de la verdad de la religión, pues las religiones verdaderas tienen el poder de transformar el corazón. Por primera vez en mi vida acepto el Islam Ahmadíat como mi fe”.

Un amigo no-áhmadi de Nigeria tuvo la oportunidad de realizar el Baiat tras escuchar los programas de la Convención y escribe:

“Me sentí muy influenciado por los programas del Yalsa y al final he encontrado la verdad que estaba buscando. Ahora deseo realizar el Baiat”.

Muzafar Iqbal Sahib de Senegal escribe que durante los tres días de la Convención, todos mis discursos fueron retransmitidos en directo en cuatro estaciones de radio y un canal de TV en la región de Ambur. Como resultado, tras escuchar estos discursos un presentador de radio aceptó el Ahmadíat. El presentador de radio es una persona bien formada y popular entre la gente y comentó:

“He oído muchas cosas acerca de la Yamat, pero después de escuchar las palabras de vuestro Imam, hoy he descubierto la verdad y me uniré a la Comunidad Musulmana Ahmadía”.

Ese mismo día, realizó el Baiat junto con su familia.

Por otra parte, un imam local de Marwa en Camerún dice:

“El aspecto más destacado de la Convención fueron los discursos del Imam de la Yamat. Todo lo que dice el Jalifa de la Comunidad lo hace basándose en el Corán y los Hadices, y esto ha tenido un profundo impacto en mi corazón. Ciertamente, esta Comunidad y su Jalifa provienen de Dios. Mi corazón se siente satisfecho”.

Como resultado, él y todos sus amigos aceptaron el Baiat y se unieron a la Yamat. Por la Gracia de Dios Altísimo, hay también gente erudita que juzgan con integridad y cuando ven la verdad la aceptan.

Algunos no-áhmadis de Mali han aceptado el Ahmadíat tras escuchar los programas del Yalsa. Antes de la Convención, los canales de radio locales de la Comunidad retransmitieron muchos programas sobre el Yalsa y anuncios e información diaria sobre el mismo y dicen:

“Ofrecimos una invitación abierta a todos para venir y ver la Convención en la misión. Como resultado, áhmadis y no-áhmadis se juntaron para ver el Yalsa. El último día de la Convención, cuatro personas realizaron el Baiat y se unieron a la Comunidad Musulmana Ahmadía. Estos individuos tienen un alto nivel educativo y dicen que habían escuchado la radio en la ciudad de Kai y estaban interesados en el Ahmadíat. Cuando escucharon acerca de la Convención en la radio, se sintieron incluso más intrigados y decidieron que debían ver el Yalsa Salana. Tras ver la Convención, admitieron que el progreso y la victoria del Islam está unidos únicamente al Ahmadíat, pues el Islam que representa ante mundo es el auténtico Islam. Lo más importante es que los musulmanes necesitan desesperadamente un Jalifa que les guíe y actualmente el Jalifato existe a través del Ahmadíat”.

También dijeron que tienen una fe firme en el Ahmadíat y que deseaban conocer cual es la cantidad de “chanda” (contribución monetaria) prescrita mensualmente para que pudieran participar en servir a su fe.

El Amir Sahib de Mali narra:

“En la región de Kai, los no-áhmadis también llegaron a la misión para ver la Convención. El tercer día del Yalsa, cuando se mostró un documental con anécdotas inspiradoras de los Baiats anteriores, los no-áhmadis, que tenían un alto nivel de educación, comenzaron a preguntar sobre las condiciones del Baiat. Durante el descanso, el misionero les leyó las mismas en su lengua local. Tras esto, un no-áhmadi dijo: ‘Esto es un resumen del Islam y contiene una guía excelente sobre como debemos dirigir nuestras vidas’. Además, dijo: ‘Es fundamental que todos se adhieran a esto’. Después de la Convención aceptó el Baiat”.

La gente también participó en el Yalsa desde Ghana a través de la transmisión en vivo. Los preparativos para ver el Yalsa se hicieron en los exuberantes terrenos verdes de Bustan-e-Ahmad en Accra y cuentan que había un ambiente verdaderamente especial. Las intervenciones en directo del Yalsa Salana se mostraron a los hombres y mujeres en dos grandes pantallas de vídeo. En los tres días asistieron más de 2.500 personas, entre hombres y mujeres. También se realizaron amplios preparativos en la mezquita central de Kumasi y en los tres días asistieron allí más de 2.000 personas. En 14 mezquitas de la región del Alto Oeste se hicieron preparativos para que los miembros vieran el Yalsa y se hicieron arreglos similares en otras regiones. En Wa, había 12 lugares diferentes y en el resto de las regiones 14, donde se reunieron los miembros. De este modo, más de 2.000 personas presenciaron los actos del Yalsa Salana también aquí. Por su parte, la MTA estaba disponible a través de otros canales de televisión. Así pues, además de la MTA África y la MTA Ghana, los actos del Yalsa también se emitieron en otros tres canales de televisión nacional de ese país.

Akram Ali Al-Kehlani Sahib de Yemen dice:

“Hoy, a través de este Yalsa y de sus discursos, el Jalifa de la época ha revitalizado nuestro espíritu. Las lágrimas de nuestros ojos se habían secado y ahora han vuelto, y nuestros corazones se han ablandado después de haberse endurecido. Si todo el mundo escuchara el discurso del Jalifa que pronunció ante las mujeres y se adhiriera a él, entonces toda nuestra sociedad se reformaría al cien por cien. Asimismo, el discurso de clausura fue uno de los momentos más destacados de todo el acto. No se puede encontrar un ejemplo similar de tal organización. Todos los rostros eran alegres y sostenían una sonrisa. Esta es realmente una bendición de Dios que Él ha establecido esta Yamat”.

Yamir Ali Sahib, de Yemen, afirma:

“Los tres días del Yalsa Salana fueron para nosotros como el Eid en el que fuimos testigos de las bendiciones de Dios Altísimo que descendieron y del cumplimiento de las promesas que Él concedió al Mesías Prometido (as). Debido al Yalsa, nuestra fe en el Jalifato ha seguido aumentando día a día porque hemos sido testigos de cómo Al’lah está concediendo apoyo al Jalifato Ahmadía. Sin Jalifato, no hay nada más que oscuridad. Aunque no estábamos físicamente presentes en el Yalsa, nuestros corazones estaban con vosotros y experimentábamos la atmósfera pura y espiritual del Yalsa como si estuviéramos allí”.

Además, dice:

“Después de ver al Jalifa actual y escuchar sus consejos, nuestras emociones fueron indescriptibles. Tuvo un profundo impacto en nuestros corazones. Me beneficié mucho de sus discursos, ya que me llamaron la atención sobre muchas de mis responsabilidades y me enteré de muchos males que estaba cometiendo sin saberlo”.

Y añadió:

“Me sentí muy conmovido al ver cómo los áhmadis de diferentes países se habían reunido para el Yalsa y recé para que Dios Altísimo nos conceda rápidamente un lugar en Yemen donde podamos sentarnos juntos y participar en futuros Yalsas”.

Hamid Sahib de Jordania escribe:

“Cada año, personas de muchísimos países asisten al Yalsa y dan testimonio de la veracidad de la profecía del Mesías Prometido (as). El Yalsa Salana de este año fue único porque muchos áhmadis de todo el mundo participaron en el mismo a través de internet y de la MTA. Al’lah concede Su apoyo a la Yamat en todas las circunstancias porque esta es una Comunidad veraz. Considero que la Convención Anual de este año, en la cual estuvo presente el Jalifa actual, ha sido una experiencia espiritual especial o como el ejemplo del Paraíso en este mundo, en el que hemos probado sus frutos durante los tres días. Parece que se ha levantado una tienda celestial en la atmósfera espiritual para la propagación del Islam”.

Muhammad Badar Sahib de Siria dice:

“En el Yalsa, a pesar de la diferencia de origen, raza y cultura, los musulmanes áhmadis se muestran unidos detrás de su Jalifa, bajo la bandera de la Comunidad”.

Y añade:

“El dicho de Dios Altísimo se ha hecho realidad, en el sentido de que aunque uno gastara toda la riqueza del mundo, no podría unir los corazones de la gente, ya que es solo Dios el único que puede unir los corazones de las personas (que es un versículo del Sagrado Corán) y Al’lah nos ha concedido Su gracia y Sus bendiciones”.

Aparte escribe:

“Se podía ver el amor que emanaba de los rostros de todos los asistentes y uno también podía sentir una sensación de paz y armonía. Parecía que todos los áhmadis estábamos detrás de nuestro líder espiritual en medio de un oasis en el desierto, donde la atmósfera era completamente pacífica y armoniosa. Me he dado cuenta de que tengo muchas debilidades y tendré que esforzarme mucho para lograr un cambio virtuoso dentro de mí; y habré de alcanzar el nivel más alto de rectitud y tendré que dar prioridad a mi fe por encima de buscar objetivos mundanales; y por último, he aprendido que para tener un ambiente agradable en casa, hay que tratar a las mujeres con amor y amabilidad”.

Abdur Rahman Sahib del Líbano, que vive en Alemania, dice:

“Seguí los tres días del Yalsa con los miembros de la Comunidad en la mezquita de Berlín, sentí la atmósfera espiritual del Yalsa y me beneficié mucho del mismo. La falta de espiritualidad que sentíamos se ha saciado”.

Umar Sahib de Cisjordania (Palestina) narra:

“Deseo que el Yalsa se celebre todos los días para que podamos llegar a ser como los profetas y los santos. Fue un ambiente único. Escuché el Yalsa Salana junto a mis compañeros, donde había una atmósfera de amor y hermandad”.

Rizwan Shahid Sahib de Costa de Marfil escribe:

“André Sahib, que es el presidente de la Comunidad en Mahsher, dijo que el aspecto más poderoso del Yalsa es que los áhmadis de todo el mundo están unidos bajo la bandera del Jalifato y muestran completa obediencia al mismo. Es de día en algunos lugares y de noche en otros, pero todos están sentados atentamente para escuchar el discurso del Jalifa y rejuvenecer su fe”.

Ilyas Kurbatov Sahib, presidente nacional de la Comunidad de Kirguistán, dice:

“Al escuchar los discursos del Yalsa, fui incapaz de controlar mis emociones y los ojos se me llenaron de lágrimas. Vi el Yalsa Salana en YouTube y me sentí abrumado cuando leía los comentarios de mis hermanos y hermanas que deseaban a todos un próspero Yalsa y se enviaban saludos de paz, y que pertenecían a diferentes naciones como por ejemplo, Rusia, Ucrania, Armenia, Kazajistán, Kirguistán, etc. Esta escena me llegó al alma”.

Sulaiman Sahib, un miembro áhmadi de Níger, escribe:

“Fue un honor para mí escuchar las palabras del Jalifa en directo en mi lengua materna: el hausa”. Y continúa: “La incorporación de la traducción en lengua hausa en la MTA 5 ha mejorado mucho nuestro Yalsa, pues ha sido como si el Yalsa y el Eid hubieran llegado a la vez para nosotros”. Además afirmó: “El deleite que se experimenta al oír la traducción del Jalifa en lengua hausa es un lujo que solo pueden apreciar de verdad los que entienden dicha lengua”. Era la primera vez que los discursos estaban disponibles en lengua hausa.

Por otra parte, un miembro de la Comunidad de Indonesia, Swetunu Sahib, dice:

“Haber visto el Yalsa Salana y escuchado los discursos del Jalifa de la época ha inculcado un nuevo espíritu de amor por el Jalifato en los corazones de mi familia. Vimos ejemplos extraordinarios de hermandad, como no se pueden ver en ninguna otra parte del mundo. Sin duda, el Jalifato es la encarnación del amor y la paz que no distingue entre el color y el origen de todos los seres humanos”.

Atif Zahid Sahib de Australia escribe:

“La transmisión en directo del discurso de apertura comenzó a las 00:55 de la madrugada. A pesar de ello, la gente se había reunido y escuchaba los discursos del Yalsa con total concentración, e incluso una persona había traído a su hijo pequeño con él. El sermón del viernes terminó a las 22:30 hrs y entonces le dijo a su hijo que se fuera a casa, pero él le respondió que quería escuchar el discurso y se quedó allí hasta tarde”.

Además cuenta:

“El discurso de clausura iba a comenzar muy tarde el domingo y el día siguiente era laborable. Por eso nos preocupaba que la gente no viniera a la mezquita, aunque por la gracia de Dios Altísimo, la gente se reunió en la mezquita en gran número para escuchar el discurso final. De hecho, el número de personas que acudió al discurso de clausura fue mayor que el que se reunió para ver el de apertura”.

Ibrahim Sahib, que es originario de Guinea Conakry, pero que se encuentra en Brasil por sus estudios, narra:

“Una cosa que es digna de mención para mí y que me gustaría destacar es la institución del Jalifato, en virtud de la cual personas de diferentes naciones se reúnen y escuchan los discursos y los procedimientos del Yalsa. Esto es una prueba de que la Comunidad Musulmana Ahmadía es la verdadera representación del Islam. Si el Imam Mahdi (as) no hubiera aparecido, nunca habría existido tanta armonía entre nosotros ni habríamos estado unidos. Estoy muy agradecido porque a través de los discursos del Yalsa Salana mis conocimientos han aumentado mucho y también estoy agradecido a Dios por ser miembro de esta Yamat”.

Ata Khano Wadi Liyara Sahiba ha expresado lo siguiente:

“Fue maravilloso ver la sinceridad y el interés con que se escucharon los discursos. Al escuchar los sermones del Jalifa, la persona se sumerge en otro mundo, lo que provoca el renacimiento del Islam. Toda la familia se sentó junta para escuchar los discursos del Jalifa, especialmente el que se dirigió a Lallna (mujeres), en el que se explicaron los derechos de las mismas en el Islam. Después de escuchar este discurso, debemos postrarnos ante Dios Altísimo aún más que antes al ver cómo Al’lah ha salvaguardado nuestros derechos como mujeres”. Dice que los discursos la llenaban de emociones.

Byron Sahib de Guatemala escribe:

“Para mí, el Yalsa Salana ha sido un momento especial y realmente un milagro, porque poco antes del Yalsa, varios miembros de la Comunidad de Guatemala se contagiaron del coronavirus, cayeron enfermos y su salud empezó a deteriorarse. No obstante, hoy todos los miembros de la Yamat de Guatemala están reunidos para escuchar el Yalsa y ningún miembro está enfermo. Cuando era cristiano, mis creencias sobre los milagros eran muy extrañas. Después de unirme a la Comunidad Musulmana Ahmadía, ahora comprendo la verdadera realidad de los milagros y que un verdadero milagro es que una persona produzca una transformación virtuosa dentro de sí misma. Hace un año, venía solo a la mezquita y parecía imposible que mi familia la visitara o aceptara el Islam. Hoy han venido aquí conmigo mi mujer y mis hijos, mi madre, uno de mis hermanos, mi cuñado y su familia, y todos están sentados escuchando los discursos del Yalsa Salana. De hecho, lo considero un milagro”.

Esta persona es un áhmadi muy sincero y humilde, con unos ingresos modestos, pero tiene una gran pasión por propagar el mensaje del Islam-Ahmadíat. Allá donde va, propaga su mensaje y trae a mucha gente a visitar la mezquita a su costa.

Romero Martínez, que también es de Guatemala, narra:

“Hoy ha sido un día especial para mí, porque viendo los procedimientos del Yalsa del Reino Unido en la MTA y los enlaces de vídeo con otros lugares, ahora estoy convencido de que esta Comunidad Internacional es una Organización Divina. El Jalifa es, en efecto, designado por Dios y quien nos aconseja sobre cómo debemos comportarnos los musulmanes en la sociedad. Estoy encantado. A partir de ahora siempre escucharé los sermones del Jalifa”.

Este señor enseñó sobre la Biblia durante 35 años y llegó a ser miembro de diferentes confesiones cristianas, pero debido a sus conflictos internos, cambiaba de una organización a otra. Ahora ha aceptado el Islam-Ahmadíat después de investigar por sí mismo. Vive a 20 km de la mezquita y desde que aceptó el Ahmadíat, solo ha faltado una vez a las oraciones del viernes porque se le estropeó el coche. Por lo demás, acude con regularidad a la mezquita para la oración de los viernes y ofrece regularmente las cinco oraciones diarias en casa.

Por su parte, Orleen Benzelize de Guatemala ha enviado lo siguiente:

“Al unirme a los procedimientos en vivo del Yalsa Salana del Reino Unido, me he dado cuenta de que la Yamat está unida como una sola Comunidad y parece como si todos estuvieran unidos como uno solo. Agradezco a Dios Altísimo que nos haya concedido la oportunidad de formar parte de esta Yamat. Me entristece que una gran parte del mundo siga privada de escuchar las palabras del Jalifa. Esta es la razón por la que hay problemas en todo el mundo y existen guerras. Por mi parte, tras haber entrado en la Comunidad, he aprendido que todos los problemas se pueden resolver a través de las oraciones y en realidad muchos de mis problemas se han resuelto gracias a las oraciones. Por ejemplo, mi casa, que se estaba cayendo a pedazos, se salvó gracias a las oraciones del Jalifa. No sé con qué palabras podría agradecérselo”.

Finalmente dice:

“Habiendo participado en el Yalsa por primera vez, puedo decir que este es un año de grandes éxitos y victorias. Aunque no somos perfectos, pero un nuevo viaje espiritual ha comenzado y asistiré al Yalsa todos los años”.

Isa Baba, un miembro áhmadi de Níger, dice:

“En el sermón del viernes oí hablar de la hospitalidad y de cómo el Imam Mahdi (as) sacrificaba su propia comodidad por el bien de sus invitados, y el Jalifa presentó un ejemplo del Mesías Prometido (as) en el sentido de que ofrecía su propio ‘charpoy’ (cama) para la comodidad de sus invitados y pasó toda la noche con dificultades. Luego fuimos testigos de esta atmósfera de hermandad en el Yalsa y de cómo los coches atascados en el barro eran sacados por ‘juddam’, que no se preocupaba de sí mismos. Esta falta de fraternidad en el mundo musulmán es quizá la razón por la que están siendo humillados y deshonrados en el mundo, y la solución a este asunto nos la ha dicho el Jalifa”.

Samad Ghauri Sahib de Albania escribe:

“Un amigo mío, el Dr. Buyar Sahib, me dijo que había visto los discursos del Jalifa y también los demás procedimientos del Yalsa Salana del Reino Unido. Comentó que en estos tiempos, el Yalsa Salana es esencial para guiar a la gente y dijo que los discursos del Jalifa se pronunciaban con palabras sencillas, pero contenían un gran mensaje para los tiempos actuales. En esta época, en la que todos los códigos morales han sido destruidos, o se están arruinando, estas palabras garantizarán a las personas sus derechos y salvarán al mundo. La gente mundana afirma que concederán a las personas sus derechos, pero olvidan que estos derechos fueron establecidos por el Santo Profeta (sa) hace 1.500 años, cuya bandera es enarbolada hoy día por la Comunidad Musulmana Ahmadía. Luego, ser testigo de las escenas del Yalsa Salana y de los servicios prestados por Humanity First en las zonas subdesarrolladas de África, me impactó mucho; puesto que ver los ojos llenos de luz de esos niños revelan la verdad y exponen lo que los líderes mundanos están escondiendo, pues sus elocuentes promesas y propaganda no son nada. Esos ojos requieren los medios necesarios para vivir y el agua es una parte clave de la vida, cuyo deleite algunos de ellos estaban probando por primera vez”.

Con motivo del Yalsa Salana se recibieron 109 mensajes de buena voluntad de personalidades destacadas procedentes de 9 países distintos del Reino Unido, que consistieron en vídeo-mensajes, de audio y por escrito.

Además del Reino Unido, llegaron mensajes de Estados Unidos, Sierra Leona, Gambia, Senegal, Kenia, España, Holanda y Alemania; además del Primer Ministro del Reino Unido y de Canadá, del líder del Partido Laborista y de los Demócratas Liberales del Reino Unido, así como de otros políticos de este país; también de ocho ministros, 11 ministros que ejercen como oposición, cuatro ex-secretarios de Estado, el Comisario de Policía de Londres, 6 líderes religiosos y además 13 alcaldes. Finalmente, se recibieron mensajes de personas de todos los ámbitos de la vida.

La MTA África informa de que este año, al igual que los anteriores, las sesiones del Yalsa Salana U.K. se vieron y escucharon a través de la MTA África en todo el continente, y acabamos de conocer las impresiones de la gente sobre el Yalsa. Por la Gracia de Dios Altísimo, además de la MTA África, las sesiones del Yalsa Salana se emitieron también en otros canales locales africanos. Este año, en Gambia, Sierra Leona, Liberia, Ghana, Uganda, Mali, Ruanda, Burundi, Senegal y Burkina Faso mis discursos se transmitieron directamente en 14 cadenas de televisión diferentes. Según una estimación, más de 55 millones recibieron el mensaje del Islam a través de ella. Los invitados al Yalsa que asisten desde África y, que no pudieron participar en los procedimientos debido a las restricciones del covid-19,  expresaron su deseo de unirse al Yalsa.

La traducción de los discursos del Yalsa Salana se ofreció por primera vez en lengua hausa, un idioma hablado por más de 50 millones de personas en África. Aparte, 16 canales de televisión africanos emitieron segmentos de noticias sobre el Yalsa Salana U.K. El número de espectadores de estos canales supera los 60 millones.

Por su parte, un misionero de Uganda, Zaki Sahib, escribe:

“Antes del Yalsa, los opositores de la Comunidad habían empezado a difundir propaganda contra la Comunidad, diciendo que esta gente tiene un Corán diferente, etc., por lo que no debían ver los procedimientos del Yalsa Salana. (O sea, cuando se mostró a la gente el anuncio del Yalsa para que se uniera al mismo, los opositores empezaron a insistir en que no debían seguirlo, diciendo que esa gente tiene su propia versión del Corán). Como resultado de esta propaganda, gran parte de la atención de la población ugandesa se dirigió al Yalsa Salana. Esto tuvo el efecto exactamente opuesto al que se pretendía y muchos no-áhmadis expresaron que esta propaganda en realidad les hizo sentir curiosidad, y después de ver y escuchar los programas, sus opiniones sobre la Yamat han cambiado. Aparte, dijeron que se han dado cuenta de que los áhmadis creen en el mismo Sagrado Corán que ellos. De hecho, aman el Corán incluso más que ellos”.

Un amigo católico de Uganda escribe:

“Vi el anuncio del Yalsa en la cadena de televisión nacional de Uganda, en el que se explicaba que se estaba celebrando una conferencia islámica en el Reino Unido. Y así, el sábado, cuando encendí la televisión para verlo, vi a un hombre con turbante blanco pronunciando un discurso. Empecé a escuchar el sermón y me vi incapaz de levantarme de delante del televisor. Acabé escuchando todo el discurso de principio a fin”.

Continúa diciendo:

“Las enseñanzas sobre la mujer que presenta el Islam no pueden encontrarse en ningún otro lugar y nunca antes había visto a ninguna otra persona alzar la voz a favor de los derechos de la mujer de esta manera”.

Esta persona marcó inmediatamente el número de contacto proporcionado en la pantalla, diciendo que deseaba que se le proporcionara el guión del discurso que se dio en la sesión de las mujeres. Por lo tanto, se le enviará una copia, Insha Al’lah, si Dios quiere.

Un amigo no-áhmadi llamado Abdul’lah Koi Sahib de Liberia afirma:

“Mi intención de ver el Yalsa Salana era comprobar la diferencia entre los musulmanes áhmadis y los demás musulmanes; y para que me quedara claro si las afirmaciones de los clérigos no-áhmadis son ciertas o no. Después de ver el Yalsa, me ha quedado muy claro que todo lo que dicen contra esta Yamat es solo propaganda negativa y es todo mentira. En realidad, a través de la Comunidad Musulmana Ahmadía el verdadero mensaje del Islam se está propagando por todo el mundo y considero que es mi responsabilidad personal informar a los demás sobre esta realidad: que solo la Comunidad Musulmana Ahmadía está transmitiendo verdaderamente el mensaje del Islam”.

Otro amigo no-áhmadi de Liberia dijo lo mismo, pues afirma que sintonizó con la retransmisión del Yalsa para fomentar la tolerancia religiosa y cuenta que:

“Cuando leí el versículo del Corán escrito en la pantalla de fondo del escenario, me quedé sorprendido, porque los clérigos no-áhmadis difunden que los musulmanes áhmadis no consideran al Santo Profeta Muhammad (sa) como el Sello de los Profetas, ni lo respetan. Pero, al contrario, los áhmadis están difundiendo el amor del Santo Profeta (sa) por todo el mundo. Y la forma en que el Jalifa de los áhmadis enfatizó repetidamente las enseñanzas del Sagrado Corán y mencionó al Santo Profeta (sa) una y otra vez en su discurso, es en sí misma una prueba concluyente de su amor por el Mensajero de Dios (sa)”.

Hay muchísimos relatos en este informe, pero en cualquier caso, por la Gracia de Dios Altísimo, también hubo cobertura del Yalsa Salana a través de la prensa y otros medios de comunicación. Aquí, la BBC lo cubrió en su emisora regional, la BBC South también le dio cobertura y además emitió un documental, y la BBC World emitió un reportaje en un canal que se ve en más de 200 países. Aparte, el canal de noticias nacionales de la BBC recogió este informe y lo siguió repitiendo unas cuantas veces.

Por su parte, el Departamento de Prensa y Medios de Comunicación de la Yamat informa de que, aunque es difícil evaluar el alcance exacto de esta cobertura, según una estimación, la cifra total fue de unos 52 millones de espectadores. Al mismo tiempo, 40 páginas web cubrieron el Yalsa Salana, con una audiencia colectiva de 27 millones. Incluso 20 periódicos y otras publicaciones escribieron artículos, etc., sobre el Yalsa, con un número de lectores de 735.000. Finalmente, 16 programas de radio emitieron información sobre el Yalsa Salana, llegando a unos 16 millones de oyentes. Asimismo, 12 canales de televisión ofrecieron cobertura, con un alcance colectivo de hasta 2,1 millones de personas. Además de todos estos medios, a través de las redes sociales también se transmitió el mensaje del Yalsa a 6,3 millones de personas.

El Amir Sahib de Bangladesh escribe que en la mezquita central de Dhaka, Narayanganj, Bahman Bariya y Chittagong, se unieron a través de la transmisión en vivo y dicen que, según el informe, más de 800 invitados no-áhmadis se unieron a los procedimientos y se beneficiaron de ellos. Luego, dicen que 10 medios y portales de noticias online bengalíes publicaron artículos sobre el Yalsa con fotos. De ellos, tres son muy conocidos y tienen mucha reputación. Según una estimación muy conservadora, el alcance colectivo del mensaje a través de los periódicos y portales online fue de al menos 5,4 millones de personas.

También está la cobertura conseguida a través de la MTA Internacional, pues más de 15 millones de personas la visitaron a través de su canal de YouTube. Cerca de 500.000 horas de cobertura de la MTA del Yalsa fueron vistas en YouTube. En Instagram, 35.000 personas visitaron la página de la MTA, llegando a 1,97 millones de personas. En Twitter, más de 100.000 personas vieron el mensaje del Yalsa, con más de 35.000 likes y retweets; y 550.000 personas también vieron el mensaje a través de Facebook. Además, la propia página web de la MTA fue vista 100.000 veces y más de 200.000 personas sintonizaron con los procedimientos a través de MTA “on demand” (accediendo a la MTA cuando lo desearon).

Por consiguiente, estos han sido brevemente tan solo algunos relatos, e incluso entonces me ha llevado bastante tiempo.

¡Que Dios Altísimo conceda bendiciones duraderas como resultado de este Yalsa!

¡Que los corazones de las almas puras se inclinen cada vez más hacia el Ahmadíat, el Verdadero Islam, y que Dios mantenga a los miembros de la Comunidad y a todas las almas sinceras protegidas del mal de estos llamados “ulemas” (clérigos musulmanes)!

Resumen

Después de recitar el Tashahhud, el Ta’awwuz y la Surah al-Fatihah, Su Santidad, Hazrat Mirza Masrur Ahmad (aba) dijo que, por la gracia de Al’lah, la Comunidad Musulmana Ahmadía tuvo la bendita oportunidad de comenzar su Yalsa Salana el viernes anterior. Debido al coronavirus, no se celebró el año anterior, y existía la posibilidad de que no se celebrara una vez más este año. Su Santidad (aba) dijo que tal vez hubiera relajación en los preparativos previos, lo que, a su vez, llevaría a los voluntarios a estar relajados también, pero también tenía confianza en Al’lah de que se llevaría a cabo de manera adecuada.

Agradecimiento a todos los trabajadores y voluntarios

Su Santidad (aba) dijo que al haber recordado a los trabajadores sus responsabilidades, muchas personas, tanto hombres como mujeres, se presentaron como voluntarios y prestaron sus servicios. Su Santidad (aba) dijo que Al’lah Todopoderoso recompensará a todos ellos según sus intenciones, incluso a aquellos que no pudieron venir a servir a pesar de su deseo.

Su Santidad (aba) mencionó que muchas personas le escribieron para expresar su gratitud a todos los trabajadores y voluntarios. Ayudaron especialmente a desatascar los coches en el terreno embarrado, lo que fue una gran tarea. Este esfuerzo no pasó desapercibido y la MTA incluso lo retransmitió, lo que dejó una gran impresión en la gente.

La MTA Internacional mantiene el espíritu de la Yalsa Salana

Asimismo, muchos voluntarios vinieron a ayudar en otros ámbitos como la limpieza, la cocina y el servicio de comida, la colocación de las pistas en el suelo, etc. De nuevo, muchos quedaron impresionados por estos esfuerzos al haberlos visto por la MTA. No sólo se retransmitió la Yalsa a todo el mundo, sino que también se mostraron todos los preparativos y procedimientos, de forma que les dejó asombrados y les infundió un espíritu de gratitud por sus esfuerzos.

Su Santidad (aba) expresó su gratitud a todos los que trabajaron desinteresadamente y dijo que presentaría algunos de los sentimientos que le fueron expresados por correo desde todo el mundo.

Su Santidad (aba) dijo entonces que, sin embargo, faltó una cosa, que era la ceremonia global de Bai’at [juramento de lealtad] que muchos esperaban.

A continuación, Su Santidad (aba) dijo que habían participado personas de 22 lugares del mundo, aparte del Reino Unido, como Estados Unidos, Canadá, Guatemala, Bangladesh, Níger, Mauricio, Gambia, Francia, Alemania, Finlandia y muchos otros.

Testimonio de las bendiciones del Jilafat y de la Yalsa

Una persona de Níger que era un opositor del Ahmadíat, observó los tres días de los procedimientos. Después admitió que todo esto era una prueba de la veracidad del Islam y quedó muy impresionado, esperando que todo el mundo musulmán pueda seguir este ejemplo.

Su Santidad (aba) dijo que un no-musulmán de Nigeria observó los procedimientos de la Yalsa y dijo que esta es ciertamente una verdadera comunidad de Dios, y que deseaba unirse a Ahmadíat.

Una profesora no musulmana de Zambia dijo que después de haber visto los procedimientos de la Yalsa en la MTA, se convenció de que el Islam es la única religión que da a las mujeres sus plenos derechos y quedó impresionada por las enseñanzas islámicas sobre las responsabilidades de hombres y mujeres.

Su Santidad (aba) recordó a todos los ahmadíes que deben mantener este nivel de obediencia y de dar un buen ejemplo incluso en sus hogares, no sólo durante los tres días de la Yalsa. No sea que engañemos al mundo haciéndolo sólo en esos tres días.

Su Santidad (aba) dijo que una persona mencionó que estaba muy impresionada por la atmósfera durante la Yalsa y el espíritu de sacrificio y servicio. De hecho, esto es algo que sólo puede mostrar una comunidad de Dios.

Su Santidad (aba) mencionó que un jefe de un pueblo de Camerún dijo que siempre le habían enseñado que cuando el Imam Mahdi viniera, todo el mundo lo vería. Al ver la Yalsa, estaba convencido de que estaba viendo a la comunidad del Imam Mahdi y a su representante en el Califa de la Comunidad Musulmana Ahmadía.

Un musulmán no ahmadí de Tanzania dijo que era la primera vez que veía la Yalsa. Todas las ideas erróneas que habían oído sobre el Ahmadíat se eliminaron y no vieron más que amor y verdad.

Su Santidad (aba) relató que un nuevo converso de Malasia dijo que después de ver la Yalsa Salana Reino Unido, estaban muy agradecidos a Al’lah por haberles permitido aceptar el Ahmadíat y que se habrían visto privados de todas estas bendiciones si no hubieran formado parte de una comunidad tan bendecida. También dijeron que ahora prometerán fortalecer su vínculo con Su Santidad (aba).

Su Santidad (aba) dijo que muchas personas elogiaron la maravillosa organización durante la Yalsa, a pesar de las difíciles circunstancias, y otros elogiaron las hermosas recitaciones durante los procedimientos.

Una persona de Mauricio dijo que estaba muy impresionada por toda la Yalsa, y que cada una de las palabras del Califa (aba) durante sus discursos dejó una impresión en su corazón.

Cómo la Jalsa sigue atrayendo almas a la verdad

Una persona de Costa de Marfil dice que después de haber visto la Yalsa, él y unos amigos estaban hablando de la Comunidad Ahmadía en un restaurante. Después de algún tiempo, una persona desconocida habló y dijo que si alguna comunidad está actuando sobre las verdaderas enseñanzas del Islam hoy en día, es la Comunidad Musulmana Ahmadía. Tras decir esto, se levantó y se fue. Más tarde se reunió con el Mu’al’lim de la Comunidad y dijo que deseaba no estar más privado de tales bendiciones y así entró en Ahmadíat.

Un Mu’al’lim del Congo dijo que un amigo cristiano observó todo el proceso de la Yalsa junto con su esposa. Al hacerlo, le dijo que no cree que puedan encontrar tales enseñanzas y guía en ningún otro lugar. Luego le dijo que han desperdiciado gran parte de su vida en el cristianismo y que lo que han aprendido durante estos tres días no lo podrían encontrar en toda una vida en el cristianismo. De este modo, tanto ellos como sus hijos aceptaron el Ahmadíat.

Su Santidad (aba) dijo que los discursos fueron transmitidos en Senegal a través de 4 canales de radio y en la televisión. Un presentador de radio muy educado quedó muy impresionado con las palabras del Califa (aba) y estaba seguro de haber encontrado la verdad. Él y su familia se unieron a Ahmadíat a partir de este momento.

Su Santidad (aba) dijo que una persona de Guatemala mencionó que tenía la certeza, después de haber visto la Yalsa Salana del Reino Unido, de que ésta es una comunidad divina. Solía enseñar la biblia durante muchos años, pero tras investigar sobre Ahmadíat, su vida cambió completamente y comenzó a rezar regularmente y a asistir a la mezquita.

Luego, Su Santidad (aba) dijo que una persona en Albania observó los procedimientos de la Jalsa y dijo que el mensaje del Califa (aba) era lo que salvaría a la humanidad y les recordaría sus responsabilidades. Lo que vio durante la Yalsa y los servicios que se prestan, como los de Humanity First en todo el mundo, le impresionaron mucho.

Su Santidad (aba) presentó varias impresiones de otras personas que expresaron su asombro por las enseñanzas que habían aprendido, y dijeron que el mundo musulmán necesita con toda seguridad un Califa que los una, al igual que la Comunidad Musulmana Ahmadía es una comunidad unida, que está difundiendo las verdaderas enseñanzas del Islam. Dijo que muchas personas se unieron más tarde a Ahmadíat desde varios países del mundo después de haber escuchado los procedimientos de la Yalsa y las palabras del Califa.

Mensajes de soporte de personalidades

Su Santidad (aba) mencionó que muchas personalidades de todo el mundo dieron sus mensajes de soporte, algunos de los cuales fueron por video, mientras que otros fueron por escrito. El Primer Ministro del Reino Unido, el Primer Ministro de Canadá, el líder del Partido Laborista, el líder de los Demócratas Liberales, y muchos otros ministros, expresaron su soporte y mensajes de buena voluntad.

Cobertura mundial de la Yalsa Salana del Reino Unido

Su Santidad dijo que mucha gente vio los procedimientos de la Yalsa Salana del Reino Unido a través de MTA África, pero aparte de eso también se vio en vivo en muchos otros canales de televisión. Mencionó que el mensaje llegó a muchos millones de personas según una estimación.

Su Santidad (aba) dijo que una persona que no era ahmadí vio los procedimientos de la Yalsa para saber cuál era la diferencia entre Ahmadíat y otros grupos musulmanes. Al hacerlo, se convenció de que toda la propaganda contra Ahmadíat era totalmente falsa y que sólo a través de la Comunidad Musulmana Ahmadía se presentan al mundo las verdaderas enseñanzas del Islam. Dijo que sentía que era su responsabilidad transmitir ahora este mensaje a todos los que le rodeaban.

Su Santidad (aba) dijo que, a través del departamento de Prensa y Medios de Comunicación, la Yalsa fue transmitida por la BBC en numerosas ocasiones. Según una estimación, esta cobertura llegó a 52 millones de personas. 40 sitios web publicaron la cobertura de la Yalsa. 20 periódicos dieron cobertura a la Yalsa. Se emitieron 16 programas de radio que llegaron a 16 millones de personas. 12 canales de televisión también dieron cobertura a la Yalsa, que llegó a 2.2 millones de personas.

A través del canal de YouTube de la MTA, más de 15 millones de personas vieron los procedimientos de la Yalsa, 35,000 personas los visitaron a través de su Instagram y más de 100,000 visitaron su página de Twitter. Más de 550,000 visitaron también su página de Facebook.

Su Santidad (aba) rezó a continuación para que la Yalsa siga dando buenos resultados y permita que cada vez más personas dirijan su atención hacia el verdadero Islam, y que la gente sea salvaguardada del mal de los llamados clérigos.

Suscríbete y recibe contenido exclusivo

Recibirás cada semana las últimas novedades de la Comunidad Musulmana Ahmadía directamente en tu mail. ¡Prometo no spamearte!

Share via