Responsabilidades de los trabajadores y asistentes durante la Convención Anual
En el nombre de Al-lah, el Clemente, el Misericordioso
No hay digno de ser adorado excepto Al'lah, Muhammad es el Mensajero de Al'lah
Musulmanes que creen en el Mesías,
Hazrat Mirza Ghulam Ahmad Qadiani (as)

Responsabilidades de los trabajadores y asistentes durante la Convención Anual

Jalifa de la Comunidad Musulmana Ahmadía

Resumen

Después de recitar el Tashahhud, el Ta’awwuz y la Surah al-Fatihah, Su Santidad, Hazrat Mirza Masroor Ahmad (aba) dijo que hoy, si Dios quiere, comienza la Yalsa Salana [reunión anual] del Reino Unido.

Su Santidad (aba) dijo que en estos días, todo el mundo debería rezar para que la Yalsa se celebre con éxito, y todo el mundo sea capaz de aumentar en virtud y rectitud. Debido a la pandemia, la asistencia física es limitada, pero muchos están participando desde sus hogares y mezquitas. Todos los que participen desde otros lugares deben tomar parte en espíritu como si estuvieran físicamente en la Yalsa.

Su Santidad (aba) dijo que este año, la Yalsa es una nueva experiencia para los organizadores junto con los asistentes. Los organizadores no han podido ocuparse de determinados factores debido a las restricciones, por lo que los invitados también deben ser pacientes. Su Santidad (aba) dijo que debemos rezar para que la Yalsa vuelva a su grandeza original.

Su Santidad (aba) dijo que habrá quienes no estén satisfechos con el proceso de selección llevado a cabo para seleccionar a los asistentes. Su Santidad (aba) dijo que quienes tengan ese sentimiento deben perdonar a los organizadores, tanto si hubo deficiencias como si no, ya que es la primera experiencia de este tipo en estas circunstancias.

Instrucciones para los responsables de los servicios durante la Yalsa

Su Santidad (aba) dijo que destacaría algunos de los puntos importantes que deberían tenerse en cuenta por los responsables de los servicios y los asistentes a la Yalsa.

Su Santidad (aba) dijo que indistintamente de que la Yalsa se esté celebrando a una escala menor, no debe reducirse el nivel de hospitalidad mostrado a los invitados del Mesías Prometido (as).

Su Santidad (aba) dijo que los voluntarios no deben relajarse y deben ser hospitalarios con mucho cuidado. Entre los voluntarios durante la Yalsa de Reino Unido, algunos voluntarios se convierten en expertos en sus deberes y poseen grandes capacidades. Por lo tanto, los responsables tienen el potencial de hacer un trabajo excelente. Al mismo tiempo, el Corán nos ordena recordar constantemente las cosas buenas. Por ello, independientemente de que el número de voluntarios sea menor, éstos no deben relajarse y deben cumplir con sus deberes de la mejor manera posible.

Adoptar la virtud de la hospitalidad

Su Santidad (aba) dijo que la hospitalidad es uno de los grandes atributos de los profetas. Como tal, todos debemos adoptar esta cualidad. Durante la época del Santo Profeta (sa), cuando los invitados empezaban a llegar en gran número, el Santo Profeta (sa) dividía la responsabilidad de hospedarlos entre los compañeros. Regularmente preguntaba a los invitados si estaban satisfechos con todo. Los invitados respondían que nunca habían experimentado una hospitalidad tan grande. Esto era el resultado de las enseñanzas y el ejemplo del Santo Profeta (sa).

Su Santidad (aba) dijo que una vez, el Mesías Prometido (as) dijo que si llegaba un invitado y su comportamiento era negativo, aun así, el anfitrión debía tratarlo con mucho cuidado, y no debía responder a la dureza con dureza.

Su Santidad (aba) dijo que el Mesías Prometido (as) estableció grandes ejemplos de hospitalidad para nosotros. Y esto debía ser así, ya que el Mesías Prometido (as) debía exhibir elevados valores morales, con el fin de mostrar las hermosas enseñanzas del Islam.

Su Santidad (aba) dijo que Hazrat Mufti Muhamad Sadiq (ra) era un invitado, y a su llegada, el Mesías Prometido (as) le dijo que se encargaría de traerle comida. Pensó que el Mesías Prometido (as) enviaría a alguien a traerle comida. Sin embargo, el Mesías Prometido (as) regresó cargando él mismo una charola con comida. Entonces le dijo a Mufti Sahib (ra) que empezara a comer, tras lo cual Mufti Sahib (ra) no pudo contener las lágrimas, al ver esta hospitalidad mostrada por el Mesías Prometido (as). De hecho, había ocasiones en las que no había suficientes camas para los invitados, por lo que el Mesías Prometido (as) ofrecía su propia cama para dársela a ellos. Estos son algunos ejemplos del gran nivel de hospitalidad mostrado por el Mesías Prometido (as).

Su Santidad (aba) dijo que todos los invitados deben ser tratados por igual. No importa si se trata de un titular, un funcionario de alto rango o un conocido; todos los invitados deben ser tratados con el mismo respeto y buen trato. Esta es la verdadera esencia de la hospitalidad. Su Santidad (aba) dijo que la mayoría se adhiere a los altos estándares de hospitalidad que se espera de ellos. Los que se quedan menos deben analizarse a sí mismos y ver cómo pueden mejorar.

Mantener siempre un alto nivel de conducta moral

Su Santidad (aba) dijo que es consciente del hecho de que hay algunos invitados que pueden actuar de manera dura o impropia. Sin embargo, los voluntarios y los responsables deben mantener su alto nivel moral y actuar con gran paciencia. Su Santidad (aba) dijo que hay ciertas cosas que los voluntarios recordarán a los invitados, como el uso de una máscara, el distanciamiento social, etc. Puede que a algunos no les guste escuchar estas cosas, pero pase lo que pase, los voluntarios deben mantener su paciencia y su alta moral. Uno de los signos de un creyente es que honra a sus invitados. Esta cualidad debe encontrarse en todos.

Su Santidad (aba) dijo que, debido al clima y a las condiciones de lodo en Hadeeqatul Mahdi, también se han hecho arreglos de estacionamiento fuera del sitio, desde donde los autobuses llevarán a los invitados al sitio de la Yalsa. Es posible que algunos lleven sus coches directamente al lugar de la Yalsa e insistan en que se les deje entrar, pero los encargados de la vigilancia deberán dirigirlos con cariño y paciencia y explicarles los preparativos.

Responsabilidades de los invitados que asisten a la Yalsa

Su Santidad (aba) dijo que el Islam enseña a los invitados a ser también conscientes de sus anfitriones. No deben entrar en la casa de alguien sin informarle primero. Aunque esto no se aplica a los invitados de la Yalsa en general, este año, debido a las condiciones, también se ha establecido un límite de edad para los asistentes a la Jalsa, junto con otras condiciones. En este sentido, se han seleccionado algunas personas que cumplen estas condiciones para asistir a la Yalsa. También hay recién llegados al país que insisten en que se les permita entrar en la Yalsa. Su Santidad (aba) dijo que al ir en contra de las directivas, aumentan el riesgo potencial de discordia. Pero como dice el Islam, un invitado no debe entrar sin permiso previo. Y si se le deniega dicho permiso, deben obedecer felizmente sin ninguna queja.

Su Santidad (aba) dijo que uno de los grandes propósitos de asistir a la Yalsa es la reforma de uno mismo. Al seguir las instrucciones que pueden restringir la entrada a la Yalsa, uno aumenta su propia piedad al mostrar obediencia. Los que no han podido asistir deben rezar con gran fervor, para que los que no han podido asistir este año, puedan asistir libremente a la Yalsa en el futuro.

Su Santidad (aba) dijo que los Compañeros (ra) siempre intentaban cumplir los mandamientos del Sagrado Corán a su manera. Un compañero relata que iba a las casas de la gente a horas extrañas, para que al ser rechazado, pudiera cumplir el mandamiento del Sagrado Corán de volver a casa felizmente cuando no se le concediera la entrada por el anfitrión. Sin embargo, nunca nadie le denegó entrar.

Superación de las dificultades que se presentan durante la Convención

Su Santidad (aba) dijo que, en circunstancias normales, los organizadores no rechazan las peticiones de los invitados. Sin embargo, esta Yalsa se celebra en circunstancias excepcionales. Por lo tanto, aquellos que no puedan asistir no deben guardar ninguna rencor en su corazón. Del mismo modo, los que han recibido invitaciones deben hacer todo lo posible para asistir, salvo circunstancias atenuantes. Hay algunos que ponen la excusa de no asistir debido a la lluvia. Su Santidad (aba) recordó que en Qadian y Rabwah, la Yalsa se celebraba en campos abiertos durante los meses de invierno, y aun así la gente asistía felizmente. Incluso las anteriores Yalsas del Reino Unido, celebradas en Islamabad, se celebraban a veces durante las fuertes lluvias.

Su Santidad (aba) recordaba una de esas Yalsas a la que asistió, en la que la lluvia había entrado en la carpa, hasta el punto de que, mientras rezaban, las rodillas y las caras de los adoradores se mojaban. De hecho, Su Santidad (aba) dijo que esto también le ocurrió a él. Por lo tanto, el clima no debe ser una excusa para no asistir a la Yalsa.

Su Santidad (aba) dijo que también hay quienes ponen excusas y buscan errores para señalar. Su Santidad (aba) dijo que la gente también debe ser consciente de ello.

Su Santidad (aba) dijo que en la carpa comedor, los invitados deben respetar las medidas de distanciamiento social establecidas y todo lo que les recuerden los voluntarios. Hay algunos que no prestan atención a esto y no son conscientes de la distancia que se debe mantener. Por ello, todos los invitados deben ser extremadamente cuidadosos en este sentido. Por supuesto, hay que quitarse las máscaras para comer, pero mientras se está en la fila para conseguir comida, las máscaras deben llevarse siempre. Los voluntarios y los responsables de servicio deben obligarse a llevar siempre la máscara, independientemente del lugar en el que se encuentren. Incluso cuando se levanten o respondan a consignas (eslogan/porras) durante la Yalsa, todos deben asegurarse de seguir llevando sus máscaras. Para mantener la seguridad de todos, todos deben mantener la boca y la nariz cubiertas.

Diligencia en las medidas de seguridad

Su Santidad (aba) dijo que, para garantizar la seguridad, habrá varios controles. Los invitados deben cumplir plenamente y no molestarse por los diversos controles. Del mismo modo, no se debe descuidar la seguridad y todos deben permanecer atentos.

Su Santidad (aba) dijo que todo el mundo debería escuchar atentamente los procedimientos de la Yalsa, en lugar de reunirse en pequeños grupos y hablar unos con otros. Habrá muchos que se vean después de bastante tiempo, pero esto no debe ser una excusa o un impedimento para escuchar los procedimientos de la Yalsa. Estas reuniones tampoco deben desviar la atención de las oraciones. En estos días, uno debe centrarse en el recuerdo de Al’lah. Dondequiera que la gente esté viendo y escuchando la Yalsa, todos deben concentrarse en el recuerdo de Al’lah.

Su Santidad (aba) presentó una cita del Mesías Prometido (as) en la que decía que no hay que alabar simplemente las habilidades oratorias de los oradores, sino que todo lo que se haga debe ser por la causa de Al’lah. La gente no sale de esas reuniones habiendo sido reformada. Su Santidad (aba) dijo que esto apunta al hecho de que no debemos simplemente prestar atención a cómo suena un discurso, sino que debemos prestar mucha atención al contenido y a lo que se dice.

Su Santidad (aba) rezó para que todos los que asistan a la Yalsa o la escuchen, produzcan un verdadero cambio en su interior. Que el tiempo no presente ningún obstáculo, sino que Al’lah lo ponga a nuestro favor.

Suscríbete y recibe contenido exclusivo

Recibirás cada semana las últimas novedades de la Comunidad Musulmana Ahmadía directamente en tu mail. ¡Prometo no spamearte!

Share via