Repaso de la convención anual de 2019
En el nombre de Al-lah, el Clemente, el Misericordioso
No hay digno de ser adorado excepto Al'lah, Muhammad es el Mensajero de Al'lah
Musulmanes que creen en el Mesías,
Hazrat Mirza Ghulam Ahmad Qadiani (as)

Repaso de la convención anual de 2019

Califa de la Comunidad Musulmana Ahmadía

Después de recitar Tashahhud, Ta’awwuz y Surah Al-Fatihah, Hazrat Jalifatul Masih V (aba) dijo:

Por la gracia de Al-lah el Exaltado, el domingo pasado, la convención anual de tres días llegó a su conclusión. Por la gracia de Al-lah el Exaltado, recibimos innumerables bendiciones por parte de Él durante estas reuniones. En el sermón del viernes que sigue al Yalsah, generalmente menciono el impacto que ha tenido el Yalsah por la gracia de Al-lah el Exaltado, y este efecto generado por el ambiente del Yalsah no solo lo sienten los miembros de la Comunidad sino también los invitados no áhmadis también. Gracias a ello son capaces de aumentar su conocimiento sobre el islam y, como resultado, desaparecen sus reservas con respecto al islam.

Sin embargo, primero me gustaría agradecer a todos los trabajadores y trabajadoras, independientemente del departamento y la capacidad en la que hayan trabajado; desde asistentes hasta ostentadores de cargos, todos los hombres, mujeres, niños, jóvenes y viejos han cumplido con sus deberes y obligaciones con todo el entusiamo desinteresadamente. Han mostrado la verdadera imagen del islam a los invitados a través de sus ejemplos prácticos. Los asistentes también merecen un agradecimiento especial. Se presentaron en gran número para servir a los invitados del Mesías Prometido (as) y ellos son los que llevan a cabo el trabajo en realidad. ¡Que Al-lah el Exaltado los recompense a todos!

Además de los trabajadores del Yalsah, hay trabajadores empleados permanentemente por las oficinas centrales. Están los trabajadores de la MTA, que también incluyen voluntarios del Reino Unido y de otros países. Algunos han trabajado en la preparación de los documentales que se transmitieron y algunos trabajaron en los estudios. En resumen, cada departamento juega un papel muy activo durante el Yalsah. La exposición organizada por la revista Review of Religions también tiene un impacto muy positivo. Luego están las exposiciones del Departamento de Archivos y de la Biblioteca de Imágenes [Majzan-e-Tasawir]. Todos estos departamentos están muy activos durante los días de Yalsah. Todos los trabajadores que trabajaron antes de Yalsah, así como los que trabajaron después, juegan un papel importante. Por lo tanto, todos ellos merecen nuestra gratitud.

Ahora, presentaré los comentarios y sentimientos de algunos de los invitados dentro del tiempo disponible.

Malay-Ho Yaqub Sahib, vicepresidente de la comunidad musulmana de Benin, participó en el Yalsah de este año y dijo:

“He realizado el Hall (peregrinación a la Meca) más de veinte veces, sin embargo, me percaté de un nivel de organización mucho mayor que el que vi en el Hall. Nunca en mi vida he presenciado una atmósfera como la que he visto en el Yalsah. Anteriormente he asistido a muchas conferencias y reuniones religiosas, pero nunca experimenté una atmósfera como la del Yalsah Salanah. El nivel de organización desde la recepción en el aeropuerto, y el transporte al alojamiento fue tal que parecía que uno estaba en casa. Conocí a personas de todos los sectores de la sociedad en el Yalsah, incluidos ingenieros, médicos, profesores y muchas otras personas altamente educadas e intelectuales, que nos atendieron con gran humildad”.  Estaba muy complacido al observar esto.

Luego declaró en lo que respecta a mis discursos:

“Hemos recibido el verdadero mensaje del islam, y este es el mensaje que el mundo islámico y los musulmanes necesitan, por lo que permite eliminar las reservas que las personas tienen sobre el islam.”

Además declara:

“Al venir aquí, he aprendido mucho. El Ahmadíat es el verdadero islam.”

Luego dice:

“Regresaré a Benin y le diré a la gente que no deben escuchar a los demás, sino que deben aprender sobre el Ahmadíat, ya que solo los musulmanes áhmadis representan el verdadero honor del Santo Profeta (sa).”

Luego, Semun Suwadogu Sahib de Burkina Faso, quien es el ministro de Asuntos Religiosos, así como el ministro del Interior y el ministro del Estado expresó sus sentimientos diciendo:

“Como Ministro de Asuntos Religiosos, respeto a todas las religiones. Tras participar en el Yalsah, muchas de mis preguntas han sido respondidas. Recibí respuestas a preguntas que ni siquiera hice. Esto me ha ayudado mucho. Esta ha sido la primera vez que asistí al Yalsah. Los pensamientos puros y la atmósfera del Yalsah me han ayudado mucho desde una perspectiva espiritual. Somos capaces de vivir juntos si actuamos con principios, amor y moralidad.”

Luego, en relación con los trabajadores del Yalsah, dijo:

“Los trabajadores voluntarios en el Yalsah estaban limpiando inodoros, lavando platos y niños pequeños distribuían agua. Todo esto no podría haber sido posible sin un sentido de sacrificio. Esta pasión por servir a los demás es extraordinaria.”

Luego dice:

“También fui a la mezquita Fazl. Es una mezquita histórica, que era bastante pequeña, pero tenía una gran atracción, simplicidad y belleza. En relación con la ceremonia Bai’at [Pacto de Lealtad] dice:

“Fue una cadena de sinceridad, devoción y obediencia, que puede servir de ejemplo para el mundo, pero la gente no presta atención a las palabras del Jalifa. El mundo de hoy persigue objetivos materialistas. Sin embargo, los efectos negativos de este materialismo también están afectando al hombre.”

Con respecto a mis discursos, dijo:

“En su discurso, Su Santidad presentó un código de conducta para establecer una sociedad excelente; los derechos de los padres y los derechos de los niños.”

Todos estos asuntos que se presentaron en el discurso final impactaron en gran medida a muchas personas y la mayoría de las personas hicieron comentarios similares.

Sayoba Ragu Sahib, de Burkina Faso, miembro del Parlamento, dijo:

“El Yalsah fue excelente. Todo estaba organizado y todos estaban comprometidos. Personas de todo el mundo, jóvenes, viejos, hombres y mujeres estaban preparados para prestar cualquier servicio por el islam. Creo que hoy, el islam se propaga a través del Ahmadíat. Los áhmadis se ayudan mutuamente y siempre están listos para ayudar a los demás. En relación a mí, dijo: “Oró por nuestros gobernadores y por el establecimiento de la paz, que es un tesoro para nosotros. Con motivo del Yalsah, fuimos recibidos de manera excelente. Todos los otros discursos también fueron maravillosos.”

El gran rabino de Grecia, Gabriel Negrin Sahib, dice:

“Estoy agradecido a Dios el Exaltado porque me ha concedido el honor de ser parte de este sorprendente Yalsah internacional. La atmósfera del Yalsah y el corazón abierto de los organizadores y los participantes retratan abiertamente el lema de la Comunidad: ‘Amor para todos’. Como rabino, he experimentado un sentido de aceptación y respeto por otras religiones y creencias.”

Dice además:

“Todos los respetados imames con los que tuve la oportunidad de conocer y hablar, me honraron desde el fondo de sus corazones. Luego dice: “Estaba realmente feliz por el hecho de que pude usar mi ropa específica: sombrero en mi cabeza, la Kipá, en medio de miles de hermanos musulmanes sin ninguna señal amenazante, miradas enojadas y, Dios no lo quiera, reacción violenta. Esto contrasta significativamente con lo que he experimentado en otros lugares.”

Dice:

“Me cuidaron en todos los aspectos. Incluso me proporcionaron comida de acuerdo a mis necesidades. Incluso se hicieron ajustes para mis obligaciones religiosas y esta no es una tarea fácil. Sin embargo, los organizadores del Yalsah y mis anfitriones hicieron todo esto por mí.”

El jefe de un templo budista en Japón, Yoshida Nokeiko, asistió al Yalsah. Según él, la madre del Rey Meiyi fue discípulo en este templo y las cenizas de la madre del Rey han sido enterradas en su templo, que se encuentra en Tokio. Él dijo:

“Al ver la atmósfera en el Yalsah, el corazón experimenta la verdadera paz. A pesar de que todos son revisados ​​por razones de seguridad, no he visto a nadie pelear o discutir. Desde la comida hasta los discursos, todo el programa estuvo muy bien organizado.”

En relación con mi discurso sobre la religión, dice:

“Parecía estar de acuerdo con la necesidad de la época actual. Hoy en día, es realmente esencial explicarle al mundo que a través de las enseñanzas religiosas que nos enseñan elevadas cualidades morales, podemos cumplir los derechos de los demás. Además, dice: “Incluso la sociedad japonesa se enfrenta a problemas con respecto a padres e hijos y sus relaciones separadas. A pesar de todos los esfuerzos, somos incapaces de contrarrestar esta ola y podemos usar su guía y aprovecharla también en nuestra sociedad y así lo intentaré y lo haré.”

Luego dice:

“Antes de esto, no tenía una impresión negativa sobre el islam. Sin embargo, al ver la atmósfera del Yalsah, cuando se acercaba el momento de la ceremonia del Bai’at, no pude controlarme y decidí que debía extender mi mano hacia usted para formar una sociedad basada en el amor y la hermandad. Por lo tanto, participé en el Bai’at también. Acepto su liderazgo y prometo apoyarlo en los esfuerzos por la paz mundial.”

Esto no significa que haya realizado el Bai’at, sin embargo, dice que trabajará con nosotros con el propósito de establecer la paz en el mundo.

Una invitada argentina, Judith Sahiba, quien es cristiana pero su esposo aceptó el Ahmadíat hace diez meses, dice:

“Soy abogada de profesión. Mi discurso favorito del Yalsah fue el discurso final pronunciado por el Imam de la Comunidad (ella está hablando sobre mi discurso), en el que destacó elaborada y bellamente los derechos humanos establecidos a través de las enseñanzas islámicas. Estaba algo preocupada antes del evento y tenía algunas reservas para asistir al Yalsah. Pensé que, debido al gran número de personas que se reúnen, ciertamente debe haber algunos desacuerdos y disputas. Sin embargo, la forma en que se reúnen es completamente diferente a la forma en que nos reunimos nosotros. A pesar de la avalancha de personas y personas reunidas en un número tan grande, había una atmósfera constante de amor, afecto y paz. La gente tenía una sonrisa constante en sus caras.”

Además, dice:

“También me preocupaba que me ordenaran y presionaran para que observara el velo islámico para poder participar en el Yalsah. Sin embargo, me sentí muy cómoda estando cerca de usted sin observar el velo islámico y vuestros hombres y vuestras mujeres me trataron con gran respeto. De hecho, sentí que me estaban cuidando más que a los demás.”

El Ministro de Correos y Telecomunicaciones de Liberia, Cooper W. Kura Sahib, asistió al Yalsah. Dijo:

“Los diversos programas del Yalsah se llevaron a cabo de una manera tan hermosa que no pude encontrar ningún defecto en ellos. Hasta el punto que ciertos departamentos del Yalsah, desde el departamento de relaciones públicas hasta la cocina, trabajaron juntos como uno solo ente. Lo mejor de todo fue que toda la organización estaba siendo gestionada por equipos voluntarios que cooperaban entre sí y trabajaban codo con codo en un ambiente de hermandad. En toda mi vida profesional, no he visto el tipo de compromiso hacia el trabajo voluntario como estos voluntarios mostraron hacia el suyo. Durante los programas del Yalsah, pude ver cómo los participantes del Yalsah mostraban amor y respeto mutuo. Organizar a un nivel tan extenso para una multitud de más de 39,000 personas sin ninguna deficiencia organizativa y organizar un programa completo; para mí, al menos, es una hazaña asombrosa.”

Había una invitada uruguaya, profesora de estudios orientales en una universidad. Dice:

“He estado estudiando varios países musulmanes y organizaciones musulmanas durante más de treinta años. Dice: “Habiendo participado en su convención, he llegado a ver dos cosas sobresalientes que no he visto en ningún otro lugar. El primero es la unidad de la Yama’at y el ejemplo de su solidaridad a través de un solo líder que no he visto en ningún otro lado. Desde los misioneros hasta los voluntarios que trabajan para varios departamentos, ya sea que estén sirviendo comida o conduciendo automóviles, todos tenían una característica común; que cada uno de ellos expresa sentimientos extraordinarios de sinceridad y obediencia en su relación con su Jalifa.”

Este es el estándar que pueden ver tanto los amigos de la Yama’at como todos los que envidian a la Yama’at. Debido a esto, los malvados intentan crear discordia, pero esto es lo que tenemos que defender hoy, tanto con nuestros actos como con la oración.

Luego habla del segundo aspecto y dice:

“No existe forma de racismo en la comunidad. Tanto si uno es un áhmadi de nacimiento o un nuevo converso, árabe o no árabe, pakistaní o no pakistaní; la Comunidad Ahmadía está libre de toda forma de racismo y prejuicio.”

Esta es una excelencia que no solo debe exhibirse temporalmente durante estos tres días, sino que debe adoptarse permanentemente. De hecho, este fue el mensaje final que el Santo Profeta (sa) nos impartió, es decir, que ningún blanco tiene superioridad sobre un negro, ni un negro sobre un blanco, ningún árabe tiene superioridad sobre un no árabe ni un no árabe sobre un árabe. Como seres humanos, todos son absolutamente iguales.

Luego vino un invitado de Marruecos, que es profesor de filosofía. Dice:

“Nos vamos con muy buenas impresiones de este Yalsah. Esta fue una buena oportunidad para analizar de cerca la Yama’at. En esta reunión internacional, fuimos testigos de una estructura organizativa muy sólida y una excelente recepción y hospitalidad de los invitados. De esta manera, llegamos a conocer el sentimiento noble y moral de la Comunidad Ahmadía, que de hecho es un reflejo perfecto de las enseñanzas del islam y del Santo Profeta (sa). Por medio de este Yalsah, las mentiras presentes en la propaganda de los oponentes también han quedado en evidencia. Esas personas mantienen sin rumbo un gran rencor y enemistad contra esta comunidad divina. ¡Que Al-lah continúe otorgándoles la capacidad de servir a la humanidad!

Luego, el Sr. Al Haall Muhammad Wakil Yaatara, de Guinea Conakry, quien es el Inspector General de Asuntos Religiosos, declara:

“El aspecto que más me impactó fue que el entrenamiento moral de los áhmadis se realiza exclusivamente de acuerdo con las enseñanzas del islam. Todos los áhmadis que se han reunido aquí mostraban el ejemplo más elevado de hermandad islámica y como si fueran la progenie de la misma madre y vinieran de un solo hogar. Había un extraordinario orden y disciplina, los rostros sonrientes de los voluntarios, entrada y salida libres del área del Yalsah sin molestar a nadie; todo parecía como si todos estuvieran divinamente inspirados. Al ver todo esto, consideró que si alguien puede retratar al islam en el verdadero sentido, solo lo puede hacer la Comunidad Ahmadía. Afirma: “He tenido la oportunidad de visitar países islámicos, incluida Arabia Saudita en múltiples ocasiones. Pero digo esto con plena conciencia y conocimiento de que nunca he encontrado una atmósfera tan llena de hermandad islámica. No dudo en afirmar que reunir a casi 40.000 personas en un solo lugar, predicarles constantemente las enseñanzas islámicas y pasar estos días sin ningún conflicto ni discordia, pasar el día en el amor del Mensajero de Al-lah es una excelencia única que tiene la Comunidad Ahmadía”.

Luego, está otra mujer, Fanta Fauqana Umar Sahiba de Guinea Conakry, que es teniente en el aeropuerto de aduanas en Guinea. Ella ha jurado el Pacto de Lealtad y es una nueva conversa. Ella dice:

“Después de sentirme impresionada por las enseñanzas del Ahmadíat, aunque me convertí en áhmadi, mi corazón aún albergaba miedo de si había cometido un error o no, porque después de ver la oposición contra la comunidad y toda la propaganda anti-ahmadía en Guinea, a veces me preocupaba. Sin embargo, participando ahora en el Yalsah Salanah UK, puedo asegurar por Dios que todas mis incertidumbres y dudas se han disipado, y me he convencido de que si hay alguna comunidad hoy en el mundo que pueda representar al islam, es precisamente la Yama’at Musulmana Ahmadía”.

Dice: “Cuando pueda tener imágenes de vídeo de este Yalsah, enseñaré esta verdad y realidad a toda mi familia”; al final, ella pide una oración para que Al-lah el Exaltado permita que toda su familia acepte el Ahmadíat, el verdadero islam, con auténtica sinceridad en su corazón.

Chantel Mala Fetalli, la Consejera General de Gabón en Benin, dice: “Con anterioridad participé en el 50º Yalsah Salanah, y ahora participo felizmente en el 53º Yalsah Salanah, con sentimientos de profunda y sincera gratitud. La primera vez noté el ambiente espiritual, y también esta vez he sentido la misma energía espiritual y con las mismas emociones [que siento] hacia todos aquí – jóvenes y mayores, ancianos, niños y mujeres-, todos se encuentran con mucho amor. En lo que respecta a la organización, simplemente no tengo palabras para explicarlo. La organización de los voluntarios de la Yama’at Ahmadía es un ejemplo de excelencia. Cada cosa estaba en el sitio y lugar donde debía estar. Todo era del más alto calibre, y cada uno de los voluntarios mostraba humildad. Mostraban pasión por servir, siempre dispuestos a ofrecer cualquier tipo de ayuda. Comencé a considerarme parte de este entorno y no me sentí una extraña en lo más mínimo. Los discursos también fueron magníficos y llenos de enseñanzas. La hospitalidad fue excelente y también tuve la oportunidad de ver las exposiciones. Fueron muy provechosas porque ayudan a comprender mejor la historia del Ahmadíat. Había mucha información en las exposiciones, y nos han dado la oportunidad de aprender sobre el servicio que esta comunidad hace a la humanidad”.

Comlin Pitras Sahib, miembro del Parlamento y jefe de la Comisión de Finanzas de Benin, comentó:

“Esta era mi primera vez en el Yalsah de la Comunidad Ahmadía. Estaba muy impresionado”.

Dice:

“Cuando estaba a punto de comenzar mi viaje para el Yalsah en Benin, nunca pude imaginar que estaba a punto de asistir a una convención tan enorme y magnífica. Gente de todos los orígenes y ámbitos de la vida estaban allí y, sin embargo, no vi ningún signo de disgusto en ninguno de sus rostros. Todos me cuidaron muy bien desde el momento en que aterricé en el aeropuerto para este Yalsah. Jóvenes y mayores, todos me sirvieron excelentemente. Parecía como si todos se hubieran olvidado de sí mismos y en su lugar se dedicaran a servir a los huéspedes”.

Luego dice:

“Gente de diferentes culturas, idiomas y razas – ¿cómo organizáis y mantenéis la disciplina de todas estas personas, sin ningún clamor o disputa, y sin la ayuda de ninguna fuerza policial o ejército? Me pregunto cómo es posible que, a pesar de tantas personas diferentes, no hubiera ningún conflicto o disputa”. Dice: “Después de reflexionar sobre esto, la conclusión es que solamente es posible debido a vuestro arduo trabajo y a la asistencia divina”. Luego, sobre mis discursos, dice: “Son vitales para la paz internacional. También disfruté mucho de las exposiciones en las que se explicaba la historia de la Yama’at Ahmadía. Me dolió mucho escuchar los horribles acontecimientos que rodearon a los mártires del Ahmadíat y aprendí mucho sobre sobre la Yama’at”.

Un ex primer ministro de Gabón y miembro del parlamento, Paul Biyoghe, también asistió al Yalsah. Dice:

“Que miles de personas de más de cien países se reúnan en una sola convención ha sido una experiencia completamente única para mí. Un gran número de voluntarios trabajó día y noche para garantizar las necesidades de todos, y cada uno de ellos estaba siempre dispuesto a servir al otro por igual – jóvenes y mayores, ancianos, niños y mujeres-. No tuvieron lugar incidentes desafortunados. También tuve la oportunidad de aprender mucho sobre el islam y especialmente sobre el Ahmadíat gracias a los discursos pronunciados en el Yalsah. En Gabón, nuestro país, la Yama’at Ahmadía es relativamente nueva. Solía ​​pensar que los musulmanes áhmadis son como todos los demás musulmanes. Sin embargo, cuando recibí la invitación para asistir al Yalsah, pensé que debía personalmente ir a ver qué tipo de personas eran. ¿Es el islam del Ahmadíat el mismo que nosotros vemos en la televisión, el que está arruinando la paz del mundo? La verdad es que realmente he quedado muy impresionado por vuestro trabajo aquí. Vosotros sois personas trabajadoras, vuestro islam es el verdadero islam y hoy el mundo lo necesita. Mi país también necesita este mismo islam”.

Otra persona de Gabón, Pasdalo Wadunka Sahib, Director del Gabinete del Ministerio de Asuntos Exteriores, dice:

“El ambiente del Yalsah era profundo, con una atmósfera muy espiritual; nunca lo podré olvidar. Me ha impresionado mucho la organización de esta convención. Todos, jóvenes y mayores, estaban interconectados y trabajaban juntos como en una cadena”. Luego dice: “Participar en el Yalsah de la Yama’at Ahmadía me ha dado la oportunidad de presenciar un ejemplo práctico de las enseñanzas coránicas y bíblicas. Todos han convivido formando una gran familia”. Del mismo modo, también mencionó mis discursos, diciendo: “Me impresionaron enormemente. Al participar en el Yalsah, pude aprender mucho y descubrir y comprender todavía más sobre el islam. No soy musulmán, pero ahora me considero uno más. Del mismo modo, también tuve la oportunidad de visitar las diversas exposiciones y carpas en el Yalsah, que aumentaron mucho mi conocimiento”.

Luego, un invitado llamado Harry Alegonsa, que actualmente es asesor del Presidente de la República de África Central, dice:

“La organización fue extraordinaria. Durante el Yalsah, los voluntarios de la Yama’at Ahmadía, entre los cuales había ancianos y jóvenes y personas de todos los ámbitos de la vida, demostraron el excelente mérito de su organización al obedecer a su Jalifa. La Yama’at Ahmadía tiene un propósito central: establecer la fraternidad universal en el mundo. Y para lograrlo trabaja día y noche, mientras que en otras organizaciones del mundo, este nivel de sinceridad apenas se ve”.

Luego dice:

“Las enseñanzas son verdaderamente profundas y elevadas. Las enseñanzas islámicas que presentáis, que tienen un efecto en el corazón, son muy diferentes de lo que la gente atribuye a la Yama’at Ahmadía, y debido a la falta de conocimiento y comprensión, se afirman vanas mentiras sobre ellas. Me gustaría aprovechar esta oportunidad para expresar la felicitación en mi nombre y en el de mi país, y extiendo mi invitación a la Yama’at Ahmadía para que también den a conocer estas enseñanzas y este amor en mi país. Después de muchos años de guerra y lucha, finalmente ahora mi país avanza hacia la paz, y a través de vuestras enseñanzas se puede lograr una paz duradera”. Y dice: “El ambiente del Yalsah simplemente no se puede olvidar; trataré de participar en el Yalsah todos los años para intentar adquirir serenidad espiritual, y rezo por ello”.

Luego dice:

“Ahora, volveré y difundiré el mensaje de la Yama’at Ahmadía a otros, [haciéndoles saber] que, de hecho, este es el verdadero islam”. Dice:” El Bai’at internacional tuvo un profundo efecto en mí. Yo no soy áhmadi, pero mientras tomábais el Pacto de Iniciación, me prometí a mí mismo que ayudaría en la medida de mis posibilidades a esta comunidad en mi propio país”. También tuvo una audiencia conmigo y me dijo que debería considerarlo mi embajador en la República de África Central.

El Viceministro de Religión en Paraguay, Fernando Griffiths Sahib, también asistió al Yalsah. Dice:

“Estoy muy contento de haber aprendido sobre la Comunidad Ahmadía. Me encantó el hecho de que innumerables personas servían como voluntarios y todos trabajaban hacia un propósito común. Siento que Paraguay, como país, puede aprender mucho de vuestra comunidad”.

Sobre mis discursos, dijo:

“Se puso gran énfasis en la educación y capacitación de los niños y también en mantener buenos lazos con parientes y amigos, y me gustó especialmente lo que dijo Su Santidad sobre las mujeres y niños a la luz de las enseñanzas del islam”. Dijo también que, la organización a pesar de ser temporal, fue extraordinaria.

Después de asistir al Yalsah, Idar Saffin Sahib, de Moscú, dijo:

“Somos una familia que ha venido por primera vez para participar en el Yalsah desde Moscú. Disfrutamos mucho del Yalsah, lo recordaremos durante mucho tiempo y también informaremos a nuestros amigos sobre estos recuerdos. Toda la organización fue excelente. El trabajo de los voluntarios fue magnífico y nos recibieron con una actitud muy positiva. Siempre estaban dispuestos a ayudar con una sonrisa. Me agradó mucho ver a niños pequeños trabajando voluntariamente, y a cada paso nos atendían tan bien que sentíamos como si fueran nuestros”.

Hay también un invitado de Brasil llamado Mauru Henry, que es el presidente de la concejalía de Petrópolis, y dice:

“Me siento extremadamente feliz de haber tenido la oportunidad de representar a mi país Brasil en este magnífico Yalsah Salanah. Los discursos del Jalifa son un monumento del verdadero islam. Sus palabras descienden de forma natural sobre el corazón. Pasé los tres días del Yalsah en un ambiente espiritual y no sentí en absoluto cansancio ni agotamiento. Presenciar el espectáculo de la oración congregacional en el Yalsah fue algo extraordinario y maravilloso para mí, ese momento en el que todos se levantan y se sientan al sonido de una sola voz (él no es musulmán, pero observó las oraciones). Aparte de esto, otra cosa que ha dejado un impacto extraordinario en mí, y que simplemente no puedo dejar de mencionar, es que tan pronto como el Jalifa llega a cualquier lugar, la multitud de miles de personas se calla inmediatamente. Nadie necesita decirle a nadie que se calle. Esto demuestra que no solo entre los organizadores, sino también en los corazones de cada persona, existe un enorme respeto genuino y admiración por el Jalifa, y estos son los recuerdos que me llevo conmigo”. Luego, dice: “Lo que he sentido aquí es que este es el verdadero islam, y lo difundiré en mi centro y en mi concejalía. En verdad, que este es el verdadero islam”.

Luego, Orly Mesías, que había venido de Ecuador y es el obispo de su región, dice:

“La organización del Yalsah fue espectacular. La comida era diferente para mí, pero me gustó. La atmósfera del Yalsah era como una gran reunión familiar en la que no se excluye ningún sentimiento, y a pesar de que muchos no se conocían, había un sentimiento de familia y de paz. Los discursos del Jalifa contenían todos los elementos necesarios para cambiar nuestra perspectiva. Lo que más me gustó acerca de estos discursos fue que Su Santidad no dijo nada negativo sobre otras naciones o fes. En cambio, todo su enfoque se centraba en las enseñanzas verdaderas y positivas del islam. El Imam de la Yama’at Ahmadía leyó un hadiz en el que se afirma que en el día del juicio Dios dirá a Sus siervos: ‘Tenía hambre y no me alimentaste; estaba sediento y desnudo y tú no me diste agua o ropa’. Esto mismo también se menciona en la Biblia, lo cual me impactó. Fue entonces cuando entendí que todas las enseñanzas religiosas son de un solo Dios”. ¡Que Al-lah el Exaltado le permita comprender también que el Dios de quien se originan estas enseñanzas ha enviado también al Santo Profeta Muhammad (sa), y que estas personas acepten las verdaderas enseñanzas del islam!

Continúa diciendo:

“Cuando salí de mi casa con el propósito de asistir a esta convención, el islam no era más que otra religión en mi corazón. Sin embargo, después de venir aquí, he aprendido que el islam no es solo el nombre de una fe, sino el nombre de una gloriosa hermandad. Es una sola tribu, una sola familia. Me ha impresionado extraordinariamente el sistema islámico de hermandad y he presenciado la pasión y el espíritu de sacrificio que todos ustedes poseen”.

Luego, sobre la ceremonia internacional del Bai’at, dice:

“Al principio, simplemente sentí que este evento conllevaba un sentido de importancia para todos los participantes del Yalsah. Sin embargo, tan pronto como comenzó el Bai’at, alguien puso su mano sobre mi hombro, y yo también puse mi mano sobre el hombro de la persona que estaba delante de mí, y sentí que había como una corriente eléctrica fluyendo a través de los participantes del Yalsah. Sentí especialmente que después de este evento, los áhmadis se sienten totalmente renovados, y su condición era como si se les hubiera otorgado plenamente una nueva vida. Agradezco a todos el hecho de poder participar en esta convención y a quienes me presentaron las verdaderas enseñanzas del Islam”. Además, dice: “Y ahora me he dado cuenta de que no debemos pensar que toda la fe del islam es errónea solo por las acciones de una pequeña minoría de personas”.

Mencionaré un punto que dijo sobre el departamento de traducción, esto es algo que ha escrito y es una deficiencia que debemos abordar. Escribió en referencia al departamento de traducción de MTA que la traducción al español de los procedimientos se limitaba solo a un área restringida de las sillas. Si alguien más quisiera ocupar otra silla fuera de ese área restringida, la traducción quedaba fuera del alcance y ya no se podría escuchar la traducción. Es necesario aumentar el alcance del área de traducción al español, no solo la traducción al español, sino que todas las traducciones deben verificarse en cuanto a esto. A través de estos invitados, también llegamos a conocer algunas de nuestras deficiencias.

Barbera Hochay Sahiba de Eslovenia, que es profesora de cristianismo, dice:

“Nunca he visto el islam que presenta la Yama’at Ahmadía. Después de asistir al Yalsah, siento que estoy presenciando un nuevo islam. La organización de la convención es de un nivel muy alto, no hubo problemas, conflictos ni desorden y estoy muy impresionada por todo esto”. Luego, dice: “La perspectiva de la Yama’at Ahmadía con respecto a la crucifixión de Jesús (as), su posterior migración, y su muerte natural parecen ser la más creíble y ofrece una interpretación más cercana a los hechos”.

Había una familia bosnia que también se unió al Yalsah. El cabeza de familia, Sinaij Vejak, es un miembro del Parlamento. Uno de los miembros de la familia era un oficial del gobierno mientras que el otro era un miembro del parlamento. Dijo: “En primer lugar, estoy muy agradecido a la Yama’at Ahmadía por haberme dado a mí y a mi familia la oportunidad de pasar algunos días en un ambiente de amor pacífico y tranquilo. La experiencia del Yalsah Salanah U.K fue completamente nueva para nosotros. No tengo las palabras para expresar la belleza y la excelencia de la organización del Yalsah. Los organizadores se ocuparon de cada pequeño detalle, y los voluntarios cumplieron sus responsabilidades con una sonrisa en sus rostros. En la exposición Humanity First me informaron que este esfuerzo benéfico se inició debido a mi país. Durante la guerra, la Comunidad Ahmadía prestó un servicio desinteresado y continúa haciéndolo incluso hoy”. Luego continúa mencionando que la reunión que mantuvo conmigo fue lo que más le impresionó a él y su familia. Dijo que su reunión conmigo estuvo muy bien. Luego dice: “Hoy, declaro abiertamente que mantendré esta amistad y lealtad hasta mi último aliento, y que estoy dispuesto a colaborar con la Comunidad en todo lo posible, tanto dentro como fuera de Bosnia “.

Un invitado llamado Monis Sinanovich, un autor de Eslovenia que era musulmán de nacimiento pero que no tenía interés en el islam y solo era musulmán de nombre, dice: “Hace dos años, comencé a aprender sobre el islam y comencé a ofrecer mis oraciones, pero nunca recé detrás de ningún Imam. Comencé a disfrutar de las oraciones en congregación por primera vez cuando vine aquí y fue una experiencia única. Durante los últimos dos años, cuando comencé a interesarme por el islam, no me había vinculado a ninguna comunidad islámica ni había seguido ninguna interpretación del islam. En cambio, intenté de entender el islam usando mi propio intelecto y mi corazón. Sin embargo, cuando conocí el Ahmadíat, me pareció que las enseñanzas de la Comunidad Ahmadía eran exactamente las mismas que entendí sobre el islam, es decir, que las enseñanzas estaban de acuerdo con la naturaleza humana. Un aspecto que realmente le gustó era que los áhmadis practicaban lo que decían. Por lo tanto, este es un gran desafío para nosotros, ya que nuestras acciones deben corresponder con nuestras palabras, es decir, que debemos practicar lo que decimos.

Un invitado ruso, Izzat Sahib dijo:

“Esta es la primera vez que asisto al Yalsah. Mi abuelo paterno insistió en que viniera al Yalsah”. Su abuelo paterno le dijo que fuera, tras recibir una invitación por parte de los áhmadis. Luego dice: “La verdad es que los miembros de esta comunidad me dejan asombrado. Todos los áhmadis que asisten al Yalsah siempre te saludan con cortesía, siempre están dispuestos a ayudar y siempre dan el mejor consejo posible a quienes tienen dificultades”.

Un grupo de Holanda asistió al Yalsah y entre la delegación estaba Von Bommel, ex miembro del Parlamento y una psicóloga. El ex miembro del Parlamento dice:

“Conozco muy bien a la Yama’at, pues he asistido al Yalsah anteriormente. Incluso esta vez, la organización fue muy impresionante. Todavía no consigo entender cómo los voluntarios consiguen administrar esto de forma tan excelente”.

Otra invitada, la Sra. Miktia, que tiene antecedentes iraníes, también quedó muy impresionada por la organización. Estaba especialmente sorprendida de que la Comunidad hubiera podido adquirir un complejo tan enorme y el modo en que se organizaba todo a tan gran escala. Recibió información de la comunidad con referencia a Hazrat Salman Farsi (ra) y el advenimiento del Mesías Prometido (as) por parte de algunas personas que le hicieron Tabligh, lo que le dejó una buena impresión.

Wascos Sahib de Italia, profesor de Jurisprudencia Islámica y Sharia en la Universidad de Nápoles, escribe:

“Para mí, el Yalsah Salanah tuvo mucho éxito. Escuché el último discurso pronunciado por el Imam de la Comunidad Ahmadía y realmente me gustó, especialmente la parte donde Su Santidad mencionó los derechos de las familias y los niños, y en especial los derechos de las mujeres. Participé en la ceremonia internacional del Bai’at y me sentí muy emocionado durante este acto”.

Magdalena Sahiba de Italia, quien tiene un doctorado en estudios islámicos y árabes de la Universidad del Vaticano, escribe:

“El Yalsah Salanah era excelente, pacífico y la atmósfera rebosaba de amor. Toda la organización fue excepcional y los discursos también fueron muy buenos. No eran solo para los áhmadis, sino que también eran informativos para todos los invitados. Todo lo que aprendí sobre el Ahmadíat, especialmente las enseñanzas del islam, fue excelente”.

Yawad Bolamil Sahib, que trabaja en el Ministerio de Justicia de Francia, dijo:

“Tuve la oportunidad de asistir al Yalsah por primera vez y estuve complacido de conocer de cerca a la Comunidad. Durante el Yalsah quedé muy impresionado por la exposición IAAAE y de Humanity First, así como todo el trabajo humanitario. En realidad, la verdadera fe es la que lucha por la humanidad sin distinción de raza o el origen de la persona. Quedé muy impresionado al ver la gestión del sistema de seguridad, etc., y también había mucha profesionalidad en cada una de las personas”.

Entre la delegación española participó una invitada llamada Susana Morales, que es abogada. Al referirse al lema “Amor para todos, Odio para nadie”, dijo:

“En mi opinión, este lema retrata plenamente esta reunión excepcional. He visto reunirse personas de diferentes orígenes. Esta es una religión que debe esforzarse por establecer la paz en el mundo y combatir las injusticias. Indudablemente, estos pocos días han dejado una impresión imperecedera en mí y nunca podré olvidarlos”.

Un invitado de Brasil llamado Don Francisco, un católico que es propietario de un periódico y de una estación de radio y que también tiene vínculos con la familia real dice:

“Suelo estar involucrado en distintos programas religiosos, pero la organización sobresaliente del Yalsah fue maravillosa y aprendí mucho de ello. He experimentado cambios en mi interior”. Luego dice: “Fui a una mezquita de la India con mi esposa, pero mostraron una conducta muy inapropiada con nosotros. Sin embargo, durante el Yalsah e incluso después, me trataron con honor y respeto”.

Eustaquio Sahib, de España, ex miembro del Parlamento del Partido Socialista, dijo:

“Soy reacio a las enseñanzas religiosas. Sin embargo, veo que la Comunidad Ahmadía predica el amor en la práctica, por lo que me he acercado a la comunidad. La ceremonia del Bai’at de ayer ha generado sentimientos virtuosos dentro de mí por lo que nunca podré olvidar esta experiencia. Durante estos días, sentí que soy un áhmadi, que desea difundir la paz y el amor en el mundo y esforzarse por lograrlo”.

Nizam-ud-Din Sahib, un juez retirado de Bangladesh que asistió al Yalsah, escribe:

“No soy áhmadi, pero los áhmadis son musulmanes y han sufrido persecución en muchos países durante largo tiempo. Como activista humanitario, siempre simpatizo y apoyo a la Comunidad Ahmadía y he viajado a muchos países. Todo ser humano tiene derecho a propagar sus creencias. Ví la disciplina, el amor y el respeto que los miembros de la comunidad tenían por su Jalifa, y su sed de conocimiento. Todas estas cosas fueron muy inspiradoras. Escuché con atención todos los discursos y se eliminaron muchos de los conceptos erróneos que tenía. Los áhmadis deben hablar en lo posible para que se puedan erradicar todos los conceptos erróneos. Anteriormente yo también creía que los áhmadis no consideraban al Santo Profeta (sa) como Jataman Nabiyyin [el Sello de los Profetas].  Sin embargo, este no es el caso, y lo descubrí al venir aquí. En resumen, he aprendido muchas cosas nuevas en el Yalsah y estoy agradecido con todos, especialmente con el Imam de la Comunidad Ahmadía”.

Hugh Farey, un cristiano católico, científico y ex editor de la Sociedad Británica de la Sábana Santa de Turín dice: “He asistido al Yalsah regularmente durante los últimos cinco años y debo admitir que el aura bendita y la atmósfera espiritual que sentí la primera vez que me invitaron a asistir no ha disminuido. Soy un experto en la Sábana Santa de Turín, una tela que es de particular interés para la Comunidad Ahmadía porque los áhmadis creen que es una prueba de que Jesús no murió en la cruz. A pesar de que la mayoría de los expertos creen que la imagen es la del hombre que había fallecido, este hecho no los disuade a invitar a expertos en este campo. Dejan de lado el hecho de que se puede pertenecer a una fe diferente y los invitan nuevamente. Mi propio análisis de que esta tela era de la Edad Media no contradice la creencia de los áhmadis de que Jesús sobrevivió y luego viajó a Cachemira. (Él está explicando su punto de vista y dice que también es de la misma opinión que los áhmadis.) La exposición Review of Religions es un testimonio de la mentalidad abierta, y la naturaleza pacífica y equilibrada de los áhmadis”.

Dice, además:

“Mantuvimos distintos intercambios, así como debates de grupo. Un médico de EE. UU., que es cirujano de trauma, estuvo en el panel por primera vez. Su amplio conocimiento y experiencia reforzaron aún más los argumentos de que el hombre cuya imagen está en la mortaja sobrevivió a la crucifixión”. Quedó muy impresionado.

Peter Williams, profesor de la Universidad de Cambridge y miembro oficial del Comité de la Sábana Santa de Turín, afirma:

“Este es mi primer Yalsah y lamento no haber asistido antes. Me gustaría participar en estas convenciones en el futuro y estoy seguro de que asistiré en el futuro. Sin embargo, esta reunión me ha impresionado mucho. El hecho de que la gente participe en un número tan elevado y muestre la Sábana Santa de Turín con tanto afecto y atención, y gaste tanto dinero por la exposición, así como la seriedad de la que hizo gala la exposición, demuestra que la gente [es decir, los áhmadis] anhelan aprender más al respecto, aunque nosotros mismos aún no lo hemos llegado a entender bien.

También estuvo presente una delegación de nativos canadienses. El jefe Mahemgam Henry dice:

“Fue muy importante para mí asistir al Yalsah Salanah porque transformó mi vida por completo. Ahora conozco mucho mejor que antes el islam y estoy convencido de que el islam tiene muchas similitudes con las antiguas religiones de Canadá. Me sorprendió saber que el islam otorga derechos similares a las mujeres. Antes solo podía ver hombres por doquier, pero luego me informaron que las mujeres tienen sus propios arreglos como los hombres. Esto es algo que muchos no-musulmanes desconocen, por lo tanto, a partir de ahora les diré que el islam no diferencia entre los derechos de los hombres y de las mujeres.”

También tuvo una reunión conmigo y expresó sus sensaciones al respecto que también fueron muy positivas.

Del mismo modo, el Jefe Wren Warren Shabuar también ha expresado sus sensaciones sobre el Yalsah al decir:

“Estoy encantado de haber tenido la oportunidad de dirigirme a una reunión tan grande. Nunca podría haber imaginado que el islam era una religión tan pacífica y que enseñaba a amar la creación de Dios.”

Además, dice:

“Era mi deseo presentar al Imam de la Comunidad Ahmadía el regalo del más alto honor de mi comunidad aborigen. Expresé este sentimiento a mi anfitrión y para cumplir este deseo mío, decidí regalar una pluma de mi tocado hecha de plumas de águila, ya que es algo de gran valor para nosotros (llevan un tocado hecho de plumas de águila). Este es un regalo que no ofrendado antes a ningún líder. Tengo en muy alta estima a la Comunidad Ahmadía y sus creencias.”

También pasó un tiempo conmigo y, en relación con la reunión, dijo que disfrutó muchísimo, al mismo tiempo que me presentaba la pluma que me regaló.

Una invitada de Belice, Weny Trao, que es la directora del canal News for Love FM, dice:

“La unidad que he visto entre los áhmadis es algo que puede dar una nueva vida a cualquiera. Al ver esta unidad, uno desea ver la paz establecida. Nos proporcionaron todo tipo de facilidades y todo estaba bien organizado. Los sermones del Imam de la Comunidad Ahmadía estaban en total conformidad con las necesidades del mundo actual. El discurso que más me impresionó fue el discurso en la zona de las mujeres. Toda esta experiencia me ha permitido comprender mejor el islam. Después de haber asistido al Yalsah, tuve la oportunidad de hacer preguntas sobre las creencias del Ahmadíat y esto me benefició enormemente.”

Chester William Sahib de Belice, que trabaja como inspector de policía, afirma:

“Mi conocimiento sobre el islam ha aumentado. Antes de asistir al Yalsah, sentía que todos los musulmanes eran iguales, sin embargo, ahora me he dado cuenta de que existen muchas sectas dentro de él. Los áhmadis promueven la paz e invierten mucho tiempo en la reforma de su juventud, lo cual es encomiable.”

También asistió oficialmente un miembro del Congreso del Gobierno de los Estados Unidos y también el representante de la Comisión de los Estados Unidos para la Promoción de la Libertad Religiosa.

Un representante de los musulmanes uigures en China también asistió y dijo:

“He tenido la oportunidad de asistir al Yalsah Salanah de EEUU y el Yalsah Salanah de Reino Unido y es notable ver cómo los miembros de la Comunidad trabajan juntos en armonía. Fue muy impresionante ver a todos los voluntarios de la comunidad trabajar de una manera tan sincera y desinteresada.”

Todos expresaron que el ambiente de los Yalsahs inspira a los jóvenes a crear unidad entre ellos.

Dejaré de lado algunos de los otros detalles que tengo aquí.

No obstante, mencionaré a un periodista de Argentina. Afirma:

“Como periodista, tengo la oportunidad de asistir a muchos eventos. Sin embargo, lo más notable de su Yalsah es que cada miembro parece ser también parte del equipo organizador que se encarga de la hospitalidad. Son al mismo tiempo asistentes, como son organizadores. En otros eventos, hay una distinción clara y visible entre los asistentes y los organizadores. De hecho, para realizar dicho evento, se contrata personal externo, sin embargo, en su evento parecía que los asistentes eran invitados y anfitriones. Cada vez que era necesario, los invitados cumplían el papel de anfitriones.”

De hecho, este es un aspecto hermoso que debe ser visible en todos nuestros Yalsahs.

Un periodista de Colombia, Jesús Caiblum, quien también es abogado, afirma:

“Realmente me gustó el discurso del líder de la Comunidad en el que habló sobre los derechos humanos. Como periodista, he tenido la oportunidad de conocer a muchos líderes políticos, sociales y religiosos de renombre en el mundo y ahora también he conocido al líder de la Comunidad Ahmadía y estoy encantado de haberlo conocido. Deseo que, para iluminar al pueblo colombiano sobre las hermosas enseñanzas del islam, se envíen misioneros áhmadis a Colombia, ya que mi país lo necesita desesperadamente.”

El presidente de BBST en Uganda, afirma:

“Me sorprendió ver una reunión tan grande con tanta disciplina. No había oficiales del ejército o de la policía presentes. Soy cristiano y visité la exposición “Jesús en la India”. Estaba hablando con uno de los organizadores sobre Jesús (as) y, a través de las referencias de la Biblia, me habló de ciertas cosas que nunca había escuchado antes. Me sorprendió descubrir que los áhmadis tienen más conocimiento de la Biblia que los cristianos.”

Arnadiya Sahib, representante de un canal de televisión en Bolivia y también presentador de un programa declara:

“Esta fue una experiencia muy exitosa para mí. Anteriormente, tuve la oportunidad de asistir al Yalsah Salanah en Canadá. Al asistir a los Yalsahs, he aprendido las verdaderas enseñanzas del islam. La atmósfera del Yalsah y los diversos discursos pronunciados durante el Yalsah han eliminado todas mis dudas e ideas erróneas sobre el islam.”

Otro invitado vino de Ucrania, el Dr. Egar Sahib, experto en el campo de los estudios religiosos. Tiene un doctorado y también ha escrito dos libros. Ha estudiado la literatura de la Yama’at en gran profundidad. Asistió al Yalsah y también hizo el Bai’at. Es el primer áhmadi de Ucrania. Expresando sus sentimientos, declara:

“He tenido la oportunidad de asistir a muchas conferencias y reuniones internacionales sobre diversos temas. Sin embargo, asistir al Yalsah ha tenido un impacto tan profundo en mi alma, que permanecerá conmigo desde esta vida hasta la próxima.”

Además declaró:

“Hay una hermosa palabra en el idioma árabe llamada ‘Nur’ que significa luz; el Yalsah Salanah es la luz radiante de la fe y el amor que ilumina a toda la humanidad a través de ella.”

Además declara,

“Al escuchar los discursos de Jalifatul Masih, he aprendido sobre el verdadero propósito de mi vida en este mundo.”

También elogió a los organizadores y declaró que trabajaron con mucha diligencia.

Del mismo modo, hubo muchas impresiones de quienes asistieron desde México. Compartiré una de ellas. María Sahiba dice:

“Solo han pasado dos meses desde que acepté el islam. Tenía muchas preguntas sobre el islam, pero después de haber asistido al Yalsah, mi conocimiento del islam ha aumentado aún más y todas mis preguntas y dudas han sido eliminadas. Asistir al Yalsah fue una experiencia inolvidable. Después de haber asistido al Yalsah, estoy orgullosa del hecho de que soy musulmana y he prometido que a partir de hoy, usaré con orgullo mi hiyab y siempre lo seguiré usando.”

Una conversa reciente de Paraguay dice:

“Fue una experiencia maravillosa y también escuché sus discursos, a los que uno realmente debería adherirse.”

En referencia a mis discursos, ella dice:

“Pude obtener las respuestas a todas mis preguntas. Parece que preparó sus discursos en base a mis preguntas. Regreso con una gran cantidad de conocimiento espiritual.”

Ciertamente, esta es la obra de Al-lah el Exaltado, ya que Él ayuda en la preparación de los discursos que luego tienen un impacto tan grande en las personas.

Dejaré de lado el resto de las impresiones por ahora y presentaré el informe de nuestro departamento central de comunicación y prensa. Hasta ahora, se han publicado 183 informes en los medios. Los medios continúan cubriendo el evento y a través de esta cobertura, el mensaje ha llegado a más de 173 millones de personas. Los medios de comunicación que cubrieron [el Yalsah] incluyen: BBC Radio 4, BBC World Service, BBC Asian Network, Telegraph, un periódico nacional holandés, Sky News, ITV, Express, Huffington Post, Press Association, que es una agencia de noticias, EFE, que es una agencia de noticias española y Yahoo News. Los medios que cubrieron el evento procedían de muchos países, entre los que se incluyen: Reino Unido, Brasil, Holanda, España, Argentina, Panamá, Colombia, Chile, Perú, Venezuela, Camerún, Nigeria, Bélgica, Ghana, Italia, etc.

Alhamdu-lil-lah [¡alabado sea Al-lah!] que a través de MTA África, 18 canales dieron cobertura del Yalsah. Por la gracia de Al-lah el Exaltado, aparte de los miembros de la Comunidad, hay muchas impresiones de no-áhmadis que quedaron muy impresionados por los procedimientos del Yalsah.

¡Que Al-lah el Exaltado permita que los Yalsahs se conviertan en un medio para aumentar la fe de todos aquellos áhmadis que han sido parte de él! ¡Que se adhieran e inculquen todo lo que escucharon y observaron durante el Yalsah! Además, que la cobertura de la prensa y los medios de comunicación a través de los cuales se han enviado informes a todo el mundo, que Al-lah el Exaltado permita que generen un impacto en los corazones de las personas y que se convierta en un medio para que acepten el Ahmadíat, el verdadero islam.

Después de las oraciones del viernes, dirigiré la oración fúnebre in absentia del respetado abogado Muyib-ur-Rehman Sahib. Falleció el 30 de julio de 2019 en la Institución Tahir Heart en Rabwah a la edad de 85 años, “ciertamente a Al-lah pertenecemos y a Él retornaremos.”

Muyib-ur-Rehman Sahib por la gracia de Al-lah el Exaltado fue un Musi. Su padre, Maulana Zil-ur-Rehman Sahib era un misionero y envió a su esposa e hijos, incluido Muyib-ur-Rehman Sahib, a Qadian para su formación desde Bangladesh. El padre de Muyib-ur-Rehman Sahib fue uno de los primeros estudiantes de Hazrat Hafiz Roshan Ali Sahib. Académicos como Maulana Yalal-ul-Din Sahib Shams y Ghulam Ahmad Sahib Badhomlai, etc. fueron sus contemporáneos. Su padre sirvió durante aproximadamente 36 años en Bengala.

Muyib-ur-Rehman Sahib era abogado de profesión y por la gracia de Al-lah el Exaltado era un abogado muy exitoso y prestó muchos servicios para la Yama’at. En 1980, Hazrat Jalifatul Masih III (rh) lo nombró Amir de Rawalpindi y sirvió en calidad de Amir hasta 1998. También sirvió en gran medida en el caso legal relacionado con la mezquita Mari Road Rawalpindi en 1974. En 1978, defendió el caso de la mezquita Dera Ghazi Jan en la Corte Suprema. Luchó con éxito por muchos de los casos legales de Yama’at y abogó por la justicia. En 1978, se convirtió en uno de los miembros de la junta permanente del Maylis-e-Shura. También tuvo la oportunidad de ayudar a la preparación de las normas y reglamentos del Sadr Anyuman Ahmadía. Como miembro del Comité Fiqah, también tuvo la oportunidad de ayudar a la preparación de la parte 1ª del Fiqah Ahmadía.

También tuvo la oportunidad de pronunciar discursos en el Yalsah Salanah de 1977 y 1978 sobre el tema del Islam y la libertad Religiosa. De 1979 a 1983, pronunció varios discursos en el Yalsah Salanah sobre los siguientes temas: El comienzo de la disidencia en el islam, el áhmadi a los ojos del Mesías Prometido (as), la ciudadela de la paz y los frutos del Ahmadíat. También tuvo la oportunidad de aparecer en numerosos programas de la MTA, en los que respondía a varias alegaciones. Mediante la gracia de Al-lah el Exaltado poseía un gran conocimiento religioso y secular. También tenía grandes habilidades de oratoria, pues Al-lah el Exaltado le había regalado un talento particular en este aspecto. Utilizó esta habilidad con gran preeminencia, y Al-lah el Exaltado le capacitó para servir enormemente a la Yama’at. Algunos de los programas de MTA en los que apareció trataban sobre los debates del veredicto de 1974 de la Asamblea Nacional de Pakistán, entrevistas a historiadores de renombre mundial, o los múltiples atractivos del libro Barahin-e-Ahmadiyya, etc.

En 1984, tuvo la oportunidad de litigar contra la ordenanza relativa a “Prohibir el Qadianiyyat” y, ciertamente, hizo justicia en su lucha contra este caso. También tuvo la oportunidad de defender los casos de la Yama’at en los tribunales militares, y asimismo ayudó legalmente a los Asiran-e-Rah-e-Maula [los encarcelados por declararse áhmadis].

En 1993, también tuvo la oportunidad de servir como miembro del comité que luchaba a favor de los derechos humanos básicos en la Corte Suprema. También tuvo la oportunidad, en 1976, de leer sus trabajos de investigación en el Consejo de Juristas organizado en Karachi. También asistió a varios seminarios, y se reunió con intelectuales y expertos en el campo del derecho en el Reino Unido, Alemania, Suiza, Estados Unidos, Japón, etc. para deliberar sobre el tema de los derechos humanos. También tuvo la ocasión de dirigirse a estudiantes de derecho de la Universidad Estatal de Minnesota en EE. UU. y también de grabar sus declaraciones como testigo experto durante 18 horas en un tribunal en Alemania. En 2014, la Yama’at de EEUU organizó una serie de conferencias en varias universidades a las que fue invitado a hablar sobre religión y libertad de conciencia. En 2017, se celebró una Conferencia sobre el Corán en la Universidad de Rice, a la que también se invitó a la Comunidad Musulmana Ahmadía. Lo nombré para asistir como nuestro representante en la conferencia y tuvo la oportunidad de presentar las bellezas del Sagrado Corán a todos los presentes, a la luz de los escritos del Mesías Prometido (as) y, verdaderamente, hizo un gran papel al representar a la Comunidad. También tuvo la oportunidad de explicar los problemas legales ante la Junta de Inmigración de Suiza y Canadá. Sus servicios son innumerables. Mediante la gracia de Al-lah el Exaltado, cada responsabilidad de la Yama’at que le fue encomendada, la cumplió con la pasión de un Waqf [consagrado de por vida] y la desempeñó con verdadera dedicación.

Estaba casado con su prima paterna, y su esposa había fallecido en 1999. Deja 3 hijos: Aziz-ur-Rehman Waqas Sahib, abogado en Rawalpindi que también nos ayuda en los casos legales a los que se enfrenta la Yama’at, el Dr. Ataur-Rehman Maaz, que actualmente se encuentra en Qatar, y Jalil-ur-Rehman Hammad Sahib, que también vive en Pakistán.

¡Que Al-lah el Exaltado conceda al difunto Su perdón y misericordia, y le otorgue una posición elevada entre Sus queridos! Como mencioné, después de las oraciones, dirigiré su oración fúnebre in absentia.

Share via