En el nombre de Al-lah, el Clemente, el Misericordioso
No hay digno de ser adorado excepto Al-lah, Muhammad es el Mensajero de Al-lah
Musulmanes que creen en el Mesías,
Hazrat Mirza Ghulam Ahmad Qadiani (as)

Jalifa del Islam inaugura la Mezquita Baitur Rahim en Bélgica

– El Jalifa llega a Bélgica para dar los discursos del Yalsa Salana Bélgica 2018.

Hazrat Mirza Masrur Ahmad dice que el deber de los musulmanes áhmadis es difundir la paz y contrarrestar las ideas erróneas sobre el islam.

La Comunidad Musulmana Ahmadía se complace en anunciar que el Jefe Mundial de la Comunidad Musulmana Ahmadía, el Quinto Jalifa (Califa), Su Santidad, Hazrat Mirza Masrur Ahmad llegó a Bélgica el 12 de septiembre de 2018 donde inauguró la Mezquita Baitur Rahim (Casa del Dios misericordioso) en la ciudad de Alken.

 

A su llegada a la nueva mezquita, Su Santidad fue recibido por el alcalde de Alken, Marc Penxten, así como por cientos de hombres, mujeres y niños árabes musulmanes.

Su Santidad inauguró oficialmente la mezquita al revelar una placa conmemorativa y ofrecer una oración silenciosa en agradecimiento a Dios Todopoderoso.

Su Santidad también plantó un árbol en el sitio para conmemorar la ocasión, mientras que otro árbol fue plantado por el Alcalde de Alken.

A partir de entonces, Su Santidad dirigió las oraciones de Zuhr y Asr antes de dirigirse a los musulmanes áhmadis locales.

Durante su discurso, Su Santidad dijo que las responsabilidades de los musulmanes áhmadis locales de practicar y predicar el verdadero mensaje de paz e inclusión del islam habían aumentado ahora que tenían una mezquita para adorar y congregarse.

Hazrat Mirza Masrur Ahmad dijo:

“Con la gracia de Dios, el Todopoderoso ha bendecido a los musulmanes áhmadis locales con esta nueva mezquita y, con su apertura, su responsabilidad de seguir las verdaderas enseñanzas del islam ha aumentado aún más. La gente local (no musulmana) debe venir a ofrecer las verdaderas enseñanzas pacíficas del islam a través de su conducta y comportamiento.”

Hazrat Mirza Masrur Ahmad continuó:

El Mesías Prometido (la paz sea con él) dijo que donde sea que desees establecer la Comunidad Musulmana Ahmadía e introducir las verdaderas enseñanzas del islam a otros, debes construir una Mezquita. Por lo tanto, como dije, sus responsabilidades para ilustrar las verdaderas enseñanzas del islam se han multiplicado.”

Su Santidad también elogió a las autoridades locales por apoyar a la Comunidad Musulmana Ahmadía en sus esfuerzos por construir la nueva mezquita.

Hazrat Mirza Masrur Ahmad dijo:

“El hecho de que el Alcalde de esta ciudad asista a este evento es digno de elogio, especialmente teniendo en cuenta el hecho de que, en términos generales, hay muchos conceptos erróneos sobre el islam en el mundo occidental. A la luz de esto, el apoyo y la ayuda de las autoridades locales es extremadamente encomiable y una señal de sus altos niveles de cortesía y respeto.”

En un momento de creciente materialismo, Su Santidad dijo que les incumbía a los musulmanes áhmadis prestar especial atención a garantizar que daban prioridad a su fe sobre los intereses materiales.

Hazrat Mirza Masrur Ahmad dijo:

“Hoy día en el mundo, cada paso que se da es para promover intereses materiales y priorizar búsquedas mundanas por encima de todas las demás. La humanidad se está alejando rápidamente de la religión y ha sido consumida por las atracciones mundanas. Por lo tanto, es esencial para cada musulmán áhmadi asegurarse de que prioricen los requisitos de la adoración de Al-lah el Todopoderoso.”

Hazrat Mirza Masrur Ahmad continuó:

Al-lah el Todopoderoso ha hecho obligatorio que los musulmanes ofrezcan las cinco oraciones diarias y recuerden que este mandamiento no era para épocas pasadas. Lamentablemente, algunas personas dicen que esos comandos no son aplicables en la actualidad y que no es posible ofrecer las cinco oraciones diarias debido a nuestros compromisos y actividades mundanas. Sin embargo, este es un sacrificio que debe hacerse por Al-lah. Esto es lo que queremos decir cuando prometemos que siempre daremos prioridad a nuestra fe en asuntos mundanos.”

Hazrat Mirza Masrur Ahmad dijo además:

El Mesías Prometido (la paz sea con él) también atrajo repetidamente nuestra atención hacia el cumplimiento de los derechos de nuestros semejantes. De hecho, Al-lah el Todopoderoso dice que la adoración de aquellas personas que no se preocupan por sus semejantes nunca será aceptada y esas oraciones son meramente superficiales. Por lo tanto, los musulmanes áhmadis deben tratarse con gran amor y desarrollar una verdadera hermandad. Muestre al mundo que somos una comunidad unida que manifiesta solo amor y paz.”

Hazrat Mirza Masrur Ahmad dijo:

“Además, debes mostrar amor al resto de la sociedad y satisfacer sus necesidades y requisitos. Sin duda, debes cuidar y amar a tus vecinos, ya que hacerlo está de acuerdo con el Sagrado Corán. De hecho, el Santo Profeta (la paz y las bendiciones sean con él) dijo que Al-lah Todopoderoso le había instruido con tanta vehemencia sobre los derechos de los vecinos que se le ocurrió que los vecinos de una persona pueden ser incluidos entre sus herederos legítimos. Por lo tanto, asegúrese de cumplir con los derechos de sus vecinos y de la sociedad en general.”

Concluyendo su discurso, Hazrat Mirza Masrur Ahmad dijo:

“Espero y rezo ahora que se haya abierto esta mezquita para que la Comunidad Musulmana Ahmadía en esta área continúe creciendo y expandiéndose.”

El Jalifa viajó a Bélgica desde Frankfurt por carretera y después de llegar a Bélgica fue recibido por el presidente nacional de la Comunidad Musulmana Ahmadía de Bélgica, el Dr. Idris Ahmad y varios otros funcionarios (de la comunidad).

Su Santidad ha viajado para asistir al Yalsa Salana (Convención anual) de la Comunidad Musulmana Ahmadía de Bélgica, que tiene lugar en Bruselas. Durante el evento de 3 días (del 14 al 16 de septiembre), Su Santidad se dirigirá a los musulmanes áhmadis y a los invitados no-áhmadis sobre las enseñanzas verdaderas y pacíficas del islam. Su Santidad también presentará premios a estudiantes y alumnos musulmanes áhmadis en reconocimiento a sus altos logros académicos.