En el nombre de Al-lah, el Clemente, el Misericordioso
No hay digno de ser adorado excepto Al-lah, Muhammad es el Mensajero de Al-lah
Musulmanes que creen en el Mesías,
Hazrat Mirza Ghulam Ahmad Qadiani (as)

Intentan quemar vivos a musulmanes áhmadis inocentes en Jehlum, Pakistán

Intentan quemar vivos a musulmanes áhmadis inocentes en Jehlum, Pakistán tras acusarles falsamente de blasfemar contra el Sagrado Corán

 “Ningún musulmán áhmadi es capaz de mostrar la más mínima falta de respeto al Libro Sagrado” afirma el portavoz de la Comunidad en Pakistán

 En el día de ayer, siguiendo un plan bárbaro, se intentó quemar vivos a un grupo de áhmadis tras haberles acusado de profanar el Sagrado Corán. De acuerdo con los informes recibidos, se prendió fuego a una fábrica de tableros de madera, propiedad de un miembro áhmadi que venía funcionando en Jehlum desde hace mucho tiempo,

La fábrica se encontraba en pleno rendimiento cuando un malhechor se dirigió a los mul-lahs (clérigos fanáticos) de la localidad para informarles que se estaban arrojando copias del Sagrado Corán al horno de la fábrica. A partir de ese momento, sin hacer ninguna averiguación sobre su veracidad, se empezó  a anunciar desde los altavoces de las mezquitas que el Santo Corán estaba siendo sido profanado en la fábrica de tableros de los áhmadis. A raíz de esta convocatoria se formó una turba violenta que rodeó la fábrica, arrojó piedras y destrozó el material a su alcance, para a continuación, prender fuego a la fábrica mediante material inflamable. Las fuerzas del orden llegaron al lugar y rescataron a los trabajadores atrapados en el interior del recinto. El fuego destruyó el 70% de la fábrica, junto con 8 vehículos estacionados en el interior.

El portavoz de la comunidad Ahmadía expresó gran inquietud por este incidente y dijo que tuvo lugar un intento deliberado de quemar vivos a los áhmadis mediante el incendio de la fábrica bajo un plan trazado de antemano. Quien denunció falsamente que se había cometido un delito de blasfemia lo hizo movido por el odio y como venganza personal. El año pasado, el 27 de julio 2014, en la localidad de Gujranwala, durante el Ramadán, tres mujeres áhmadis fueron quemadas vivas por una turba enfurecida por una acusación sin fundamento de blasfemia contra la Santa Kaaba. Investigaciones posteriores demostraron que dicha acusación era totalmente falsa y que era el resultado de una animosidad personal. El portavoz dijo: “Cada áhmadi es consciente de la Ley de Dios a la que honra más que a su vida, ya que forma parte de su fe. Se nos ha enseñado que, ‘los que honran el Corán son honrados en los cielos’. “El Plan de Acción Nacional que prohíbe los discursos de odio es poco más que papel mojado, pues vemos continuamente como los elementos extremistas se sienten libres de aplicar su agenda de odio anti-Ahmadía sin restricciones”, dijo. Exigió una investigación transparente del incidente y medidas rápidas para llevar a los responsables ante la justicia.