Inaugurada una nueva mezquita áhmadi en Augsburgo por el Jalifa del Islam

Hazrat Mirza Masrur Ahmad dice que el islam condena todas las formas de extremismo y terrorismo cuando abre la nueva Mezquita.

La Comunidad Musulmana Ahmadía se complace en anunciar que el 11 de abril de 2017 el Líder Mundial de la Comunidad Musulmana Ahmadía, el Quinto Jalifa, Su Santidad Hazrat Mirza Masrur Ahmad inauguró la Mezquita Baitul Naseer (La Casa del Ayudante) en Augsburgo, Alemania.

A su llegada, Su Santidad inauguró la Mezquita con el descubrimiento de una placa conmemorativa y el ofrecimiento de una oración silente en agradecimiento a Dios Todopoderoso. Después de eso, Su Santidad dirigió los rezos del Dhuhr y el Asr en la Mezquita.

Más tarde, más de 130 dignatarios e invitados asistieron a una recepción especial que fue celebrada con motivo de la inauguración de la Mezquita en el Centro de Convenciones Kongress am Park.

Lo más destacado del acontecimiento fue el discurso pronunciado por Hazrat Mirza Masrur Ahmad durante la cual explicó los propósitos verdaderos de las mezquitas y destacó la importancia de cumplir con los derechos de la humanidad a la luz de las enseñanzas del islam.

Hablando acerca del motivo por el que se construyen las mezquitas, Hazrat Mirza Masrur Ahmad dijo:

“El Sagrado Corán ha enseñado a los musulmanes que, por un lado, deben ofrecer sus oraciones y, por otro, también deben garantizar que su conducta sea de primer orden en el servicio a la humanidad y en la ayuda a los demás. Por lo tanto, allá donde y cuando construimos las mezquitas, nos sirven tanto para adorar a Dios como un lugar para servir a la humanidad.”

A la luz de las enseñanzas del islam para servir a los demás, Hazrat Mirza Masrur Ahmad describió algunos de los proyectos humanitarios establecidos por la Comunidad Musulmana Ahmadía en zonas remotas de África y otros lugares.

Fuera aparte de construir escuelas, hospitales y desarrollar modelos de aldeas, la Comunidad Musulmana Ahmadía está instalando bombas de agua y pozos para proveer de agua potable a personas que viven en condiciones de máxima pobreza e inhóspitas.

Hazrat Mirza Masrur Ahmad dijo:

“Aquí, en el mundo desarrollado, no entendemos el verdadero valor del agua potable. De hecho, una persona sólo puede reconocer su importancia cuando visita las zonas más remotas del mundo y observa por sí misma cómo se ven obligadas a vivir otras personas. Por ejemplo, como resultado de la pobreza que padecen, en vez de ir a la escuela, los niños tienen que caminar largas distancia para recoger el agua sucia que traen de vuelta a sus hogares para que los utilicen sus familias.”

Hazrat Mirza Masrur Ahmad continuó: 

“Nosotros, los musulmanes áhmadis, estamos instalando bombas de agua que proporcionan agua potable en aldeas remotas y la mirada de alegría en los rostros de la gente cuando ven el agua limpia corriendo por primera vez es indescriptible. Las sonrisas en las caras de los niños locales sugieren que han ganado el premio gordo de la lotería de millones y millones. Es por ello que nos esforzamos en servir en las comunidades en las que construimos nuestras Mezquitas, para llevar alivio a estas personas y ayudarlas.”

Su Santidad explicó que la base de las enseñanzas del Fundador del islam (la paz sea con él) fue el cumplimiento de las obligaciones individuales frente a Dios Todopoderoso y el servicio a la humanidad. Dijo que hoy en día, estos dos propósitos islámicos generales están siendo extendidos por el Jalifato que lidera la Comunidad Musulmana Ahmadía, mientras que, en un completo contraste, el así llamado califato del grupo terrorista Daesh está difundiendo el terror y el miedo y causando las más brutales crueldades.

Hablando sobre las acciones de Daesh y de otros grupos extremistas, Hazrat Mirza Masrur Ahmad dijo:

“Daesh ha extendido el desorden y ha cometido atrocidades no sólo en Occidente, sino especialmente en los países musulmanes. Han matado sin piedad a miles de personas inocentes sin razón. De esta forma, su liderazgo nunca puede ser considerado como el de un Califato, está violando las enseñanzas pacíficas del islam en todos los aspectos.”

Antes de la recepción oficial, Su Santidad también plantó un árbol en la Mezquita y comentando sobre esto, Hazrat Mirza Masrur Ahmad dijo:

“Allá donde plantamos árboles físicos para embellecer y limpiar el medio ambiente y que den sus frutos, también plantamos árboles espirituales que producen frutos de amor y humanidad. Por lo tanto, siempre buscamos tratar con compasión a nuestros vecinos y a los que nos rodean y nos esforzamos por cumplir con sus derechos de todas las formas posibles.”

Hazrat Mirza Masrur Ahmad continuó:

“En lugar de conflicto y división, deseamos para todo el vivir en paz y armonía unos con otros. Buscamos construir puentes de amor que unan a toda la humanidad.”

Su Santidad también explicó que el lema de la Comunidad Musulmana Ahmadía, “Amor para Todos, Odio para Nadie” no es una enseñanza nueva, sino que más bien refleja las enseñanzas básicas del islam. Por otra parte, Su Santidad dijo que

“el liderazgo injusto”

ha causado que muchos del resto de los musulmanes estén mal guiados.

Explicando el frecuentemente mal entendido concepto de Yihad, Hazrat Mirza Masrur Ahmad dijo:

“Las personas asumen falsamente que los musulmanes llegan a ser terroristas debido a que el Sagrado Corán enseña el extremismo. Sin embargo, nada podría estar más lejos de la realidad ya que el Corán repetidamente aboga por la paz, el amor y la tolerancia. Literalmente, Yihad significa “luchar” con la intención de acabar con todas las formas de crueldad y maldad, y esta es la verdadera Yihad que la Comunidad Musulmana Ahmadí está llevando a cabo en todos los rincones del mundo.”

Para concluir con su discurso, Hazrat Mirza Masrur Ahmad dijo:

“Esperamos y deseamos que después de haber construido esta Mezquita, los musulmanes áhmadis locales aumentarán ahora su adoración a Dios Todopoderoso, al tiempo que también intensificarán sus esfuerzos por cumplir con los derechos de sus vecinos y los miembros de la sociedad.”

Con anterioridad, el Presidente Nacional de la Comunidad Musulmana Ahmadía de Alemania, el Sr. D. Abdullah Wagishauser, ofreció unas palabras de bienvenida, a las que siguieron algunas disertaciones de discursantes invitados.

El Excelentísimo señor alcalde de Augsburgo, Don Stefan Kiefer dijo:

“En nombre de nuestra ciudad, me gustaría felicitar a la Comunidad Musulmana Ahmadía por este día tan especial en el que está inaugurando su nueva Mezquita. El hecho de que vuestro líder espiritual, Hazrat Mirza Masrur Ahmad, quien es un embajador para la paz, esté asistiendo es una prueba de cuán importante es el día de hoy.”

Christine Kamm, Miembro de la Asamblea Provincial, dijo:

“Hoy es un gran día para todos nosotros ya que su hermosa Mezquita nueva se está abriendo aquí en Augsburgo. Las enseñanzas de “Amor para todos, odio para nadie” de la Comunidad Musulmana Ahmadía son muy loables y una maravillosa contribución para nuestra ciudad.”

Harald Guller, Miembro de la Asamblea Provincial, dijo:

“Estoy muy agradecido a la Comunidad Musulmana Ahmadía por el hecho de que han establecido un modelo para otras comunidades en la manera en que están siempre abiertos y participan en diálogo con nosotros. Su comunidad sigue un islam pacífico y está en contra de todas las formas de crueldad y extremismo.”

Johan Hausler, Miembro de la Asamblea Provincial, dijo:

“La presencia de Su Santidad, Hazrat Mirza Masrur Ahmad, no es solo un honor para nuestra ciudad sino también para todo el Estado. También extendemos nuestras manos de amistad hacia ustedes y les ayudaremos en sus esfuerzos para extender la paz en el mundo.”

La sesión solemne concluyó con una oración silente dirigida por Su Santidad, seguida de la cena. Su Santidad también fue entrevistado por varios medios de comunicación alemanes.

Send this to a friend