Objetivos, Propósitos y Bendiciones del Yalsa Salana (Convención Anual)

“El objetivo primordial de esta Convención es hacer posible que cada individuo sincero experimente personalmente los beneficios de la religión. Que incremente su conocimiento y –por medio de la bendición y gracia de Al-lah, el Exaltado- progrese su percepción (de Al-lah). Entre sus beneficios secundarios están los de promoción de la relación mutua entre todos los hermanos asistentes a esta reunión colectiva y el fortalecimiento de los lazos fraternales dentro de la Comunidad”

(Ishtihar 7 Dic. 1892, Majmoo`ah Ishtiharat Vol. I, Pag 340).

No se trata de una Reunión Ordinaria

“Es esencial que todos los que se lo puedan permitir, emprendan el viaje y acudan a  esta Reunión que reúne numerosos objetivos santos. Deben ignorar los pequeños inconvenientes que se presenten en el camino de Al-lah y de Su Profeta (la paz sea con ellos). Dios otorga Su recompensa a las personas sinceras en cada paso de su camino, y no hay trabajo o dureza que hayan de soportar en Su camino cuya recompensa se pierda. Quiero enfatizar de nuevo que no debéis catalogar a esta reunión con el mismo criterio que el resto de las demás asambleas humanas ordinarias. Se trata de un acontecimiento basado singularmente en la Ayuda Divina cuyo fin es la propagación del Islam

(Ishtihar 7 Dic. 1892, Majmoo`ah Ishtiharat Vol. I, Pag 341)

Oración

“Concluyo con la oración para todo aquel que viaja para asistir a esta Convención por la causa de Al-lah: Que Al-lah, el Exaltado, esté con él, le recompense abundantemente, tenga misericordia de él, alivie sus circunstancias de dureza y ansiedad y elimine su angustia y temor. Que Ël le conceda la liberación de todo tipo de dificultad, y le abra todas las puertas para conseguir sus deseos anhelados; y lo eleve, en el Día del Juicio, a la altura de aquellos de Sus siervos que reciben Su bendición y Misericordia. Que Al-lah sea su Protector en su ausencia hasta que concluya su viaje. Oh Al-lah, el Sublime y Donador de bondades, siempre Misericordioso, Quien soluciona todos  nuestros  problemas: Concédenos estas plegarias y otórganos la victoria sobre nuestros adversarios, con signos brillantes, pues sólo Tú posees todo el poder y capacidad. Amén. Amén.”