Hazrat Adam (Adán) en el Sagrado Corán
En el nombre de Al-lah, el Clemente, el Misericordioso
No hay digno de ser adorado excepto Al'lah, Muhammad es el Mensajero de Al'lah
Musulmanes que creen en el Mesías,
Hazrat Mirza Ghulam Ahmad Qadiani (as)

En contraste con la creencia popular, Adam (as) no fue el primer hombre creado, sino el primer profeta enviado por Al’lah.


El Sagrado Corán menciona a Adam (as) (Adán) 25 veces. Entre otras cosas, el Corán menciona que él era un Jalifa de Al’lah en la tierra (2:31) (un término para los profetas de Al’lah), que a los ángeles se les ordenó postrarse ante él (20:117) (obedecerlo y ayudarlo), se le enseñó todos los nombres (2:32) (atributos de Al’lah o la realidad de diferentes cosas físicas), y Al’lah le enseñó palabras de oración y arrepentimiento (2:38).

En contraste con la creencia popular, Adam (as) no fue el primer hombre creado, sino el primer profeta enviado por Al’lah.

Podemos inferir por el Corán que la humanidad ha estado pasando por varias etapas de evolución (84:20) y cuando el hombre llegó a ser capaz de recibir la revelación, Dios envió al primer profeta. El nombre de este profeta era Adam (as).

El Corán enseña que la humanidad ha estado pasando por ciclos de 7000 años, y al comienzo de cada ciclo un nuevo “Adán” es elegido como el primer profeta para el nuevo ciclo. Así, ha habido muchos “Adanes” que han pasado antes de nuestro ciclo de 7000 ciclos.

Adam (as) era un hombre que vivía en la tierra cuando fue elegido como profeta. Él no fue creado en el cielo y luego condenado a la tierra. El jardín en lo cual él estaba viviendo no era Paraíso, sino un jardín metafórico de facilidad y comodidad espiritual. También puede ser una referencia a su hogar terrenal, que algunos eruditos han identificado como en Mesopotamia, o Irak actual, cuales son lugares de abundancia de jardines y ríos.

El Corán no menciona que Satanás apareció en la forma de una serpiente a Eva. Satanás, quien fue el oponente de Adam (as) y causó que él y sus seguidores fueran removidos del jardín, se refiere a una persona o grupo de individuos malvados. Este grupo de individuos se opuso a Adam (as) y a su mensaje de establecer una sociedad basada en reglas.

El árbol del que se le prohibió comer no era un “árbol de sabiduría” literal, sino que se refería a cierta tribu o familia (“árbol genealógico”) que se le dijo que evitara. En un error de interpretación, se acercó a algunos de ellos con sus enseñanzas y así se enfrentó a varias dificultades, después de lo cual se le dijo que emigrara, tal vez temporalmente, a una tierra cercana con algunos de sus seguidores más jóvenes.

El Corán no atribuye un pecado a Adam (as). Dice que rompió el mandamiento de Al’lah sin saber y sin querer (20:116). El Corán no menciona nada del pecado original. El Corán declara que cada persona nace pura (30:31) y sobre la creencia de la unidad de Dios.

El Corán no menciona que Eva fue creada de la costilla de Adam (as), aunque hay un Hadiz (dicho del Profeta Muhammad (sa)) que lo dice. Sin embargo, basándonos en otros versículos del Sagrado Corán, podemos inferir que Eva no fue literalmente creada de la costilla de Adam (as), sino que esto es probablemente una metáfora que se refiere al hecho de que una mujer protege excelentemente las áreas sensibles del hombre. Como no fue el primer hombre en la tierra y que había mujeres viviendo durante su tiempo con las que podía casarse, no era necesario que una mujer fuera creada para él de su costilla.

Adam (as) recibió las primeras leyes divinas dadas al hombre, las cuales eran básicas en su naturaleza. Algunas de las leyes contenían enseñanzas sobre cómo vivir en civilización, garantizando alimento, refugio, ropa y agua para toda la gente (20:119-120).

También está acreditado para la construcción de la primera casa de culto, la Ka´bah, en la actual Meca.

Suscríbete y recibe contenido exclusivo

Recibirás cada semana las últimas novedades de la Comunidad Musulmana Ahmadía directamente en tu mail. ¡Prometo no spamearte!

Share via