Imán Kaleem Ahmed: "El mes de Ramadán es un mes de bendición, misericordia y espiritualidad"
En el nombre de Al-lah, el Clemente, el Misericordioso
No hay digno de ser adorado excepto Al'lah, Muhammad es el Mensajero de Al'lah
Musulmanes que creen en el Mesías,
Hazrat Mirza Ghulam Ahmad Qadiani (as)

Imán Kaleem Ahmed: “El mes de Ramadán es un mes de bendición, misericordia y espiritualidad”

Fuente: Religión Digital; Prensa digital, España

“Este año, el mes de ramadán no será igual que en años anteriores. Pero Dios ha convertido toda la tierra en una mezquita””Para los que sólo pueden ayunar con gran dificultad hay una expiación: alimentar a un pobre”

24.04.2020 | Kaleem Ahmed, Comunidad Ahmadía del Islam en la Pobla de Vallbona

Dentro de muy poco, todos los musulmanes van a empezar el mes de Ramadán. El mes de Ramadán es muy especial para los musulmanes. Es el noveno mes del calendario lunar y es el mes en el que comenzó la revelación del Corán. Desde el amanecer hasta el atardecer, los fieles han de abstenerse de comer, beber y de fumar.

El Ramadán es el cuarto pilar del Islam, junto a la declaración de creencia, la oración, la caridad obligatoria, y la peregrinación. Este año, el mes de ramadán no será igual que en años anteriores. Todo el mundo está confinado debido a la cuarentena. Los musulmanes en el mes de ramadán suelen acudir a la mezquita con más frecuencia que en otros meses, además deben asistir a la oración de Tarawih cada noche, pero en este ramadán no podrán.

Pero gracias a Dios que pueden rezar en casa, ya que el Santo Profeta dijo que Dios ha convertido toda la tierra en una mezquita, y es posible llevaba a cabo la oración en cualquier sitio. Dios ha creado a los seres humanos para adorarle tal como lo menciona en el Corán: Pues sólo he creado a los Yinn (los genios) y a los hombres para que me adoren. (51:57) El mes de ramadán es el mes de adoración al Dios el todopoderoso. Es un mes de alegría para los siervos de Dios. Al-lah desea daros facilidades y no desea para vosotros lo que es difícil” (2: 186).

Cabe recalcar que el ayuno no es exclusivo del Islam, también está muy presente en las distintas religiones alrededor del mundo: el cristianismo, el judaísmo, el hinduismo, el budismo

Qué significa el Ramadán

La palabra Ramadán proviene de la raíz árabe Ramada, que significa quemar. Lo que representa el Ramadán es la absolución de los pecados, como si fueran quemados en un fuego purificador.

¿Cuándo empieza el ramadán?

El Ramadán se celebra el noveno mes del calendario musulmán. Este calendario es un calendario lunar por lo que no siempre coincide con las mismas fechas del calendario gregoriano. Se confirma el comienzo de ramadán cuando aparece la luna nueva, y su finalización cuando aparece la siguiente aparición de la luna nueva.

El profeta del islam, Muhammad (la paz y bendiciones de Dios sean con él) dijo: “Ayunen cuando la vean y rompan el ayuno cuando la vean, y si está nublado, completen el número (de días) de Sha’ban con treinta”. En aquellos países donde el sol no se pone o lo hace tan solo por unas pocas horas se toman como referencia otros horarios como el de la Meca o el de un país vecino.

Cerrada al culto la mezquita de Al Aqsa en Israel por el coronavirus¿Cuánto dura el ramadán?

Dios declara en el Corán: “El ayuno prescrito debe durar un número fijo de días”. Los meses lunares son de 29 o 30 días, así dependiendo del ciclo lunar, dura 29 o 30 días.

Quiénes deben realizar el Ramadán

“¡Oh creyentes! Se os prescribe el ayuno, como fue prescrito a los que os precedieron, para que seáis justos. El ayuno prescrito debe durar un número fijo de días, pero aquél de entre vosotros que esté enfermo o de viaje ayunará el mismo número de días con posterioridad; y para los que sólo pueden ayunar con gran dificultad hay una expiación: alimentar a un pobre. Y quien realiza una buena obra con obediencia voluntaria, mejor para él. Y el ayuno es bueno para vosotros, ¡si lo supierais!”

El mes de Ramadán es aquél en el que se hizo descender el Corán como guía de la humanidad, con pruebas claras de dirección y discernimiento. Por tanto, quienquiera de vosotros que se encuentre en casa durante este mes, que ayune allí. Pero quien esté enfermo o de viaje ayunará el mismo número de otros días. Al-lah desea daros facilidades y no desea para vosotros lo difícil, y que completéis el número de días y ensalcéis a Al-lah por haberos guiado y para que seáis agradecidos. Cuando mis siervos te pregunten por mí, diles: ‘Estoy cerca. Respondo a la plegaria del que suplica cuando me invoca. Por tanto, deben escucharme y creer en mí, para que puedan seguir el camino recto.’”  (Surah al-Baqarah, Ch.2: V.184-187)

“El ayuno durante el mes de Ramadán se ha declarado obligatorio para todos los musulmanes, excepto para los niños, los viajeros, las personas con enfermedades temporales o permanentes, las madres lactantes, las mujeres embarazadas y las mujeres durante la menstruación”

Los exceptuados: permiso para no ayunar

El ayuno durante el mes de Ramadán se ha declarado obligatorio para todos los musulmanes, excepto para los niños, los viajeros, las personas con enfermedades temporales o permanentes, las madres lactantes, las mujeres embarazadas y las mujeres durante la menstruación.

Expiación del incumplimiento del ayuno

El santo profeta dijo: “Quien no ayune un día de ramadán sin causa justificante, no lo puede compensar, aunque ayune el resto de su vida”. El Santo profeta Muhammad dijo: “En verdad, el paraíso se decora para el Ramadán desde el principio hasta el fin del año”. “Abu Hurairah relató que el Mensajero de Allah dijo: “Todas las obras buenas del ser humano tendrán su recompensa multiplicada de diez hasta setecientas veces. Allah dijo: Excepto el ayuno que se hace por Mí y Yo soy quien lo recompensará, pues el hombre deja sus pasiones y su alimento por Mi causa. El ayunante tiene dos momentos de alegría: uno (en esta vida) cuando desayuna y otro (en la otra vida) cuando se encuentre con su Señor. El mal aliento del ayunante es mejor para Allah que el perfume del almizcle”.

Abu Hurairah cuenta que el Profeta dijo: “Cuando llega el Ramadán, las puertas del Jardín se abren, y las del fuego se cierran, y los demonios son encadenados”. El Santo Profeta dijo: “Hay dos alegrías para un individuo que ofrece ayunos y que le brindan felicidad. En primer lugar, se regocija cuando rompe el ayuno porque Al-lah el Exaltado le dio provisiones para romper el ayuno. En segundo lugar, cuando se encuentre con su Señor, se regocijará debido a los ayunos, ya que Al-lah el Exaltado afirma que, personalmente, se convierte en la recompensa para quien ayuna.” “A quien, ayune en ramadán con fe y devotamente le serán perdonados sus pecados”. El Profeta dijo al respecto: “Ramadán es un mes que en su principio es misericordia, su medio es perdón y su fin es librar del infierno”.

El verdadero propósito del ayuno del mes del Ramadán

Ayunar no es solo evitar la comida y la bebida. Ayunar es aprender cómo evitar malas palabras y acciones. El santo profeta dijo: “Si alguien no se abstiene de la falsedad y de la conducta hipócrita. Al-lah no tiene necesidad alguna de que se abstenga de comida y bebida”.

“Ramadán es un mes que en su principio es misericordia, su medio es perdón y su fin es librar del infierno

De manera similar, el Santo Profeta también declaró que “los ayunos son un escudo y si alguno de vosotros está ofreciendo el ayuno, no debe decir nada que sea indecente y sucio”. Uno debe abstenerse de pronunciar palabras inmorales e indecentes.” Además, dijo: “Si alguien abusa verbalmente de una persona o se pelea con ella, simplemente debe responder diciendo: ‘Estoy ayunando (no me permitiré ninguna indecencia)’”.

El Mesías Prometido dijo: “El ayuno no es simplemente quedarse hambrientos y sedientos, sino que su realidad y su impacto sólo se pueden obtener a través de la experiencia. Está en la naturaleza humana que cuanto menos se come, más se purifica el espíritu y así aumenta la capacidad de las visiones [espirituales]. La voluntad de Dios es disminuir un tipo de sustento y aumentar el otro. Una persona que está ayunando debe tener siempre presente que no sólo se le exige que tenga hambre. Por el contrario, debe estar ocupado en el recuerdo de Dios para poder cortar los lazos de los deseos y diversiones mundanos y estar totalmente dedicado a Dios. Por lo tanto, el significado del ayuno es que el hombre renuncia a una clase de sustento que sólo alimenta el cuerpo y alcanza la otra clase de sustento que es fuente de consuelo y gratificación para el alma. Y aquellos que observan el ayuno sólo por el bien de Al’lah y no sólo por la costumbre, deben permanecer ocupados en la alabanza, la glorificación y la exaltación de Al’lah el Todopoderoso, a través de la cual pueden recibir el otro alimento” (Malfuzat, vol. 5, pág. 102).

Corán y el mes del ramadán

Los musulmanes creen que, durante este mes, Alá reveló los primeros versos del Corán, alrededor del año 610 d.C. El Sagrado Corán y el mes de Ramadán tienen una conexión especial. El Corán se comenzó a revelar sobre profeta Muhammad en el mes de ramadán, Dios dice en el Sagrado Corán: “El mes de Ramadán es aquél en que se hizo descender el Corán como guía de la humanidad, con pruebas claras de dirección y discernimiento” (2:186). El ángel Gabriel revisaba la revelación del Sagrado Corán cada Ramadán con el Santo Profeta. Ibn `Abbas dijo: El Profeta era el más generoso de todo el pueblo, y se volvía más generoso en el Ramadán cuando Gabriel lo visitaba. Gabriel se reunía con él todas las noches durante el Ramadán para revisar el Corán con él. El Mensajero de Al’lah solía ser más generoso que el viento rápido (Sahih Bujari).

La mayoría de los musulmanes también recitan casi todo el Corán durante el mes del ramadán. Abu Huraira relató que el Profeta dijo: “Cualquiera que ayuna durante el ramadán con imán (fe) y busca su recompensa de Allah solamente, tendrá sus pecados pasados perdonados. Cualquiera que reza de noche durante el ramadán con imán y busca la recompensa de Allah solamente, tendrá sus pecados anteriores perdonados, y alguien que pasa el Lailatul Cader (la noche del poder) en oración con imán y busca su recompensa solamente en Allah, tendrá sus pecados pasados perdonados”.

Abdulá ibn Amer reportó que el Profeta dijo: El ayuno y el Corán intercederán por un creyente en el Día del Juicio. El ayuno atestiguará: ¡Oh Señor! Yo le negué el placer de comer y de copular durante el día, así que acepta mi intercesión por él. El Corán dirá: ¡Oh, Señor! Yo le negué el descanso y el sueño de la noche así que acepta la intercesión para él. Allah aceptará la intercesión de ambos (Bujari, Muslim).

Abu Síd Judri reportó que el Profeta dijo: Cuando un siervo de Allah observa el ayuno un día por Allah, entonces repele el fuego (del Infierno) a una distancia como de un viaje de setenta años (Bujari, Muslim). El Santo Profeta dice: “Todo aquel que ayune durante el mes de Ramadán en un estado de fe y autoevaluación, verá perdonados sus pecados anteriores”. Una de las virtudes del ayuno es que la súplica del ayunante no será rechazada.

El mes del ramadán es el mes de plegarias

Los musulmanes rezan oraciones obligatorias cada día, pero el mes de ramadán después de la última oración obligatoria rezan el Tarawih, una oración adicional. Además, intentan ser frecuentes en la oración del Tahayyud, que es antes de la primera oración obligatoria, por la madrugada.

La Oración de Tahayud no es obligatoria, pero en una oración que tiene mucha importancia en el islam, Dios afirma en el sagrado Corán: Cumple la Oración al declinar el sol y hasta la oscuridad de la noche, y recita el Corán en el alba. En verdad, la recitación del Corán al alba es especialmente aceptable para Dios. Y despiértate para recitarlo (el Corán) durante la oración de Tahayyud de la noche como servicio supererogatorio tuyo. Podría ser que tu Señor te elevara a un puesto loable. (17:79,80) La hora de esta oración es de la madrugada. Hay muchos musulmanes que rezan esta oración regularmente durante el año

La oración del Tarawih es celebrada por los musulmanes a continuación de la oración de la noche o Íshá. Consisten en oraciones prolongadas, de por lo menos ocho genuflexiones, también pueden ser de doce, dieciséis, o veinte, de acuerdo con la práctica del Profeta, y se rezan antes del witr. El Profeta llevaba a cabo estas oraciones solo, o a veces en congregación, pero preferentemente solo, indicando que su práctica puede ser individual, sin imam, y que no son obligatorias. El Profeta dijo: “Quien ore devotamente en ramadán obtendrá la indulgencia de los pecados”. Este año la mayoría de los musulmanes no podrán ofrecer la Oración de Tarawih en congregación.

I’tikaf

Consiste en que el creyente se retire a la mezquita varios días, aun comiendo y durmiendo en ella, y sin salir sino para lo necesario, dedicado a la adoración y sumisión a Dios. El santo profeta hacia el I’tikaf en cada ramadán durante los últimos 10 días del mes del ramadán, pero en su último año de su vida hizo 20 días. El Itikaf comienza con la oración de Fayar el venteavo día de Ramadán y continúa hasta la oración de Maghrib del último día. Cada año miles de musulmanes realizan I’tikaf.

Lailatul Qadr (La Noche Del Decreto)

Una noche durante el ramadan que se encuentra entre las últimas 10 noches se llama Lailatul Qadr (La Noche Del Decreto). El Corán Al- la describe como una noche que posee más bendiciones y virtudes espirituales que mil mesesEl Sagrado Corán explica que la noche del decreto es mejor que un millar de meses de la vida humana: En verdad, lo revelamos en la Noche del Destino. Y ¿qué podía darte a conocer qué es la Noche del Destino? La Noche del Destino es mejor que un millar de meses. En ella descienden ángeles y el Espíritu con el decreto de su Señor en relación con todos los asuntos. Ssí será incluso cuando despunte la aurora (97-1.,6).

El Profeta Muhammad dijo: “Al que haga Qiyam (oraciones) durante Lailat-ul-Qadar (la Noche del Decreto) con fe y con la autoevaluación, se le perdonará sus pecados anteriores” (Sahih Bujari). La noche puede ser cualquiera de últimos diez noches, pero el santo profeta nos aconsejó lo buscáramos en las noches impares. El santo profeta solía adorar intensamente en los último diez días.

Al comenzar los últimos diez días del Ramadán, el Profeta solía apretarse el cinturón (es decir, esforzarse mucho) y solía rezar gran parte de la noche, y mantenía despierta a su familia para las oraciones (Sahih Bujari). El Santo Profeta enseñó una oración especial para esta noche bendecida: “Oh Al-lah, Tú eres quien perdona grandemente y ama perdonar, así que perdóname”.

Las reglas del ayuno

El santo profeta aconsejó levantarse temprano, rezar y luego desayunar, antes de empezar el ayuno. Anas ibn Malik relató que el Profeta dijo: Tomad dátiles, porque en ellos hay bendiciones (Bujari, Muslim). Abu Huraira reportó que el Profeta dijo: Cuando alguno de vosotros escucha el azán mientras tiene una taza en su mano (o sea, comiendo dátiles), no debe bajarla hasta que haya satisfecho su necesidad (de comer).

“El santo profeta aconsejó levantarse temprano, rezar y luego desayunar, antes de empezar el ayuno. Anas ibn Malik relató que el Profeta dijo: Tomad dátiles, porque en ellos hay bendiciones”

Abu Huraira reportó que el Profeta dijo: Si alguien olvida que está ayunando y come o bebe por accidente, debe completar su ayuno, porque es Allah quien le ha alimentado y ha dado la bebida (Bujari, Muslim). Hay oraciones para comenzar y romper el ayuno. “Wa bisaumi ghadin nawaito min shahri ramadhan” (“Tengo la intención de ayunar en la mañana del mes de Ramadán”).

Para romper el ayuno: “Allah-umma innee laka sumtu wa bika ‘aa-mantu wa‘ alaa rizqika aftartu” (“Oh Al’lah, observé el ayuno por tu bien. Creo en ti y termino el ayuno comiendo lo que me has proporcionado”). Sin embargo, es importante mantener una intención de ayunar antes de comenzar el ayuno. No existe una expresión verbal o práctica específica para hacer la intención, sino que simplemente puede hacerse la intención mentalmente.

Beneficios del ayuno para la salud

El ayuno ha ganado gran popularidad por su interés como método para perder peso, mejorar la salud y, según creen muchas personas, por sus propiedades curativas para sanar enfermedades. Aquí tienen algunos de los grandes beneficios del ayuno:

Pérdida de peso

Reduce los triglicéridos y mejora el perfil lipídico

Mejora de la salud cardiovascular

Aumento de la sensibilidad a la insulina

Reducción de la inflamación

Mejora de la salud cerebral (evidencia preliminar)

Limita el crecimiento de células cancerígenas y hace más tolerable la quimioterapia

Fitrana / Sadaqat-ul-Fitar

Todos los musulmanes, antes de rezar la oración del Eid, deben pagar Sadqat ul fitra (limosna). Este dinero es para que los pobres puedan participar en la fiesta del Eid.

Eid Al Fitr (la festividad tras la finalización de Ramadán)

Durante el Ramadán, los musulmanes ayunan para purificarse y acercarse a Dios. El Ramadán es como un retiro; un momento para dejar de lado todas nuestras preocupaciones mundanas y enfocarnos en la espiritualidad y mejorar nuestras conexiones con Aquel que nos dio la vida y todas las bendiciones que tenemos. Después de pasar por un largo retiro espiritual por un máximo de 30 días, es lógico que se celebre una fiesta para marcar el final del mes. De esto se trata Eid Al-Fitr. Dijo Allah Altísimo: “Engrandezcan a Allah por haberlos guiado y así serán agradecidos” (Corán 2:185).

A final del mes, los musulmanes son recompensados con la fiesta de Eid al- Fitr. Es importante tener en cuenta que está prohibido ayunar en el día de Eid.

Share via