Fuentes del Sharía

<p align=”justify”>La Fiqah o Sharia constituye una serie de leyes religiosas que orientan a los musulmanes en su vida práctica cotidiana. La Ley islámica proviene de tres fuentes: el Santo Corán, la Sunnah y el Hadiz.

El Santo Corán

El Santo Corán es la Palabra sagrada de Al-lah transmitida al Santo Profeta Mohammad (la paz y bendiciones de Dios sean con él) por revelación divina a lo largo de un período de veintitrés años. Es la Sagrada Escritura del Islam que muestra el camino verdadero y perfecto hacia la salvación. Contiene un código completo de enseñanzas y leyes en concordancia con las necesidades de cada época y proporciona medios para el desarrollo moral y espiritual de toda la  humanidad, así como el remedio para sus males. El Santo Corán explica el verdadero objetivo de la existencia humana, que es adorar y servir a Al-lah, su Creador,  y obtener la proximidad a Él.

El Santo Corán está dividido en capítulos y versículos. Tiene ciento catorce capítulos. El capítulo se llama “sura” y cada uno de ellos posee un nombre específico y un número variable de versículos. Los versículos se llaman “ayah”. El Santo Corán se ha dividido en treinta partes para que pueda ser completado en el mes de Ramadán.

La práctica del Santo Profeta (Sunnah)

La Sunnah es el modo en que el Santo Profeta (la paz y bendiciones de Dios sean con él) practicaba las leyes y enseñanzas del Santo Corán. Al enseñar la Palabra de Dios de un modo práctico, simplificó los problemas de la vida diaria. Fue el ejemplo perfecto de creyente verdadero y un modelo perfecto para sus seguidores y para toda la humanidad.

Relatos del Santo Profeta (Hadiz)

Hadiz significa las auténticas palabras habladas por el Santo Profeta Mohammad (la paz y bendiciones de Dios sean con él), o palabras que describen un incidente observado relacionado con su vida. Los Hadices, que abarcan todos los aspectos de la filosofía y enseñanza islámica, fueron narrados por sus compañeros más cercanos y compilados para beneficio de sus seguidores y para la posteridad. Existen muchas compilaciones de Hadices. Sin embargo, sólo seis de ellos se consideran los más genuinos y auténticos, y son las compilaciones de Bujari, Muslim, Tirmidi, Abu Daud, Ibn Maya y Nisai.

Imagen: cortesía de ThemeplusLicencia Creative Commons