CINCO RAZONES por las que los musulmanes oran CINCO VECES al día | Comunidad Musulmana Ahmadía
En el nombre de Al-lah, el Clemente, el Misericordioso
No hay digno de ser adorado excepto Al'lah, Muhammad es el Mensajero de Al'lah
Musulmanes que creen en el Mesías,
Hazrat Mirza Ghulam Ahmad Qadiani (as)

CINCO RAZONES por las que los musulmanes oran CINCO VECES al día

Misionero de la Comunidad Musulmana Ahmadía

Si te dijera que hicieras algo cinco veces al día, probablemente empezarías a pensar en excusas para no hacerlo o en cómo no podrías hacerlo.

Pero hay más de mil millones de musulmanes en el mundo que, cinco veces al día, se paran, se inclinan y se postran ante Al’lah en sus oraciones diarias.

Parece que cada vez menos gente está dispuesta a vivir un estilo de vida disciplinado. El Islam nos enseña que la disciplina y la perseverancia son necesarias para el avance espiritual, mientras que una mentalidad de gratificación instantánea y pereza lo mantiene alejado de los grandes logros.

La oración es fundamental para la creencia islámica. A los musulmanes se les exige rezar cinco veces al día, lo que se conoce como Salat.

Ninguna otra comunidad religiosa muestra tal devoción a la oración. Entonces, la pregunta es, ¿POR QUÉ los musulmanes rezan 5 veces al día?

Hoy les daré cinco razones por las que los musulmanes rezan cinco veces al día.

Número uno: Obligación

El Salat es obligatorio. Es uno de los cinco pilares del Islam, o acciones en el Islam. El Sagado Corán, el libro religioso de los musulmanes, les dice a los musulmanes que establezcan la oración, y no hacerla es por lo tanto desobedecer a Al’lah y considerado un pecado:

أَقِمِ الصَّلَاةَ لِدُلُوكِ الشَّمْسِ إِلَىٰ غَسَقِ اللَّيْلِ وَقُرْآنَ الْفَجْرِ ۖ إِنَّ قُرْآنَ الْفَجْرِ كَانَ مَشْهُودًا

[17:79] Cumple la Oración al declinar el sol y hasta la oscuridad de la oche, y recita el Corán en el alba. En verdad, la recitación del Corán al alba es especialmente aceptable para Dios.

El Profeta Muhammad (sa) explicó que abandonar el Salat equivale a la incredulidad. Dijo:

بَيْنَ الْكُفْرِ وَالإِيمَانِ تَرْكُ الصَّلاَةِ

“Entre la incredulidad y la fe está el abandono del Salat”. (Sahih Muslim)

Número dos: Amor y agradecimiento

Las oraciones diarias son una forma para un musulmán de mostrar su agradecimiento a Al’lah, y de tener la oportunidad de estar en comunión con él.

فَاذْكُرُونٖى اَذْكُرْكُمْ وَاشْكُرُوا لٖى وَلَا تَكْفُرُونِ

[2:153] Acordaos, pues, de Mí, y yo me acordaré de vosotros; y sed agradecidos y no ingratos Conmigo.

A los musulmanes se les enseña a amar a Al’lah. Por lo tanto, los rezos no son una carga, sino algo que a los musulmanes les encanta hacer.

Número dos: Purificación

El Corán nos dice que la oración nos aleja de la indecencia y los actos ilícitos:

إِنَّ الصَّلَاةَ تَنْهَىٰ عَنِ الْفَحْشَاءِ وَالْمُنْكَرِ

[29:46] … En verdad, la Oración preserva a la persona de la obscenidad y el mal manifiesto…

El propósito de nuestras vidas como musulmanes es acercarnos más a Al’lah, y los pecados impiden ese progreso. Los rezos diarios purifican a los musulmanes y eliminan la inclinación al pecado.

El Profeta Muhammad (sa) una vez preguntó a sus compañeros, si había un río que fluyera delante de tu casa y te bañaras en él cinco veces al día, ¿habrá alguna suciedad sobre ti? Ellos respondieron que no. Dijo que ese era el caso de las cinco oraciones diarias. Las oraciones purifican a un individuo:

أَرَأَيْتُمْ لَوْ أَنَّ نَهْرًا بِبَابِ أَحَدِكُمْ يَغْتَسِلُ مِنْهُ كُلَّ يَوْمٍ خَمْسَ مَرَّاتٍ هَلْ يَبْقَى مِنْ دَرَنِهِ شَيْءٌ ‏”‏ ‏.‏ قَالُوا لاَ يَبْقَى مِنْ دَرَنِهِ شَيْءٌ ‏.‏ قَالَ ‏”‏ فَذَلِكَ مَثَلُ الصَّلَوَاتِ الْخَمْسِ يَمْحُو اللَّهُ بِهِنَّ الْخَطَايَا

El Mensajero de Al’lah (sa) dijo:”¿Creéis que si hubiera un río junto a la puerta de uno de vosotros, y se bañara en él cinco veces al día, quedaría alguna suciedad sobre él?” Ellos dijeron: “No quedaría ninguna suciedad sobre él”. Él dijo: “Este es  el caso con las cinco oraciones, Al’lah borra los pecados con ellas.” (Yam’i At-Tirmizi)

Número tres: Alimentación espiritual

Las oraciones son como alimento espiritual. No puedes vivir sin ella, ya que es a través de oración que una persona establece y luego restablece su conexión con Dios. Así como nuestros cuerpos físicos necesitan alimentarse varias veces al día para mantenerse fuertes, de la misma manera nuestras almas necesitan alimentarse varias veces al día para mantenerse fuertes. Este alimento espiritual se obtiene a través de las oraciones diarias.

Número cuatro: Es Algo Natural

El Mesías Prometido, Hazrat Mirza Ghulam Ahmad (as) explicó que las cinco oraciones diarias son una demostración de los cinco estados que se le presentan a una persona en la vida después de los cuales se vuelve naturalmente a Dios.

La primera oración se conoce como Zuhur, y se ofrece después de que el sol comienza a ponerse desde su cénit. Esto representa un momento en el que una persona llega a saber de un problema que debe enfrentar, y su felicidad comienza a declinar. Por ejemplo, cuando recibe una citación para presentarse ante un juez. Comienza a preocuparse y automáticamente comienza a buscar la tranquilidad y una manera de estar seguro de su problema.

Asimismo, las tres oraciones siguientes (Zuhur, Asar e Isha) representan otros estados de ansiedad que coinciden con la puesta del sol, que pueden compararse con el ejemplo de la misma persona que se presenta ante el tribunal, que se declare culpable y finalmente se ponga en la cárcel. La última oración es Fallar, que se ofrece al amanecer. Esto se puede comparar con el momento en que una persona es finalmente liberada de la cárcel, y su felicidad no tiene fin.

Las cinco oraciones diarias representan nuestros estados naturales de miedo y necesidad en la vida, y las oraciones nos recuerdan que en cada etapa, debemos recurrir a Dios para el consuelo y el alivio de nuestros problemas.

Eso es todo por hoy. Hasta la próxima, ¡Assalam o Alaikum wa Rahmatullahi wa Barakatuhu!

Share via