84o año de Tehrik-e-Yadid

Hazrat Mirza Masrur Ahmad

Hazrat Mirza Masrur Ahmad

Jalifatul Masih V

Su Santidad, Hazrat Mirza Masrur Ahmad (Mir‐za Mas‐ rur Ah‐mad), es el quinto Jalifa (Califa) de la Comunidad Musulmana Ahmadía. Elegido para esta posición vitalicia el 22 de abril de 2003, desempeña su cargo como jefe espiritual y administrativo mundial de una organización religiosa internacional con decenas de millones de miembros repartidos en 200 países.

Ver más sobre el autor

Tras recitar el Tashahhud, Tawwuuz y Surah Al-Fatiha, Hazrat Ameer-ul-Mu´mineen (aba) recitó el siguiente versículo:

[Árabe]

La traducción de este versículo es la siguiente:

“Jamás alcanzaréis la piedad a menos que gastéis de lo que amáis. Y Al-lah conoce con seguridad cualquier cosa que deis”. [3:93]

En este versículo, Al-lah el Exaltado ha hablado sobre un tema que siempre han entendido mejor aquellos creyentes que se sacrifican en el camino de Al-lah. Su mayor manifestación ocurrió a través de los compañeros del Santo Profeta (sa), quienes sacrificaron sus vidas, riquezas y tiempo para la fe. Eran aquellos que entendieron la esencia de al-birr [justicia]. En otras palabras, entendieron y se esforzaron por adquirir el mayor nivel de piedad, justicia, moralidad y sacrificio económico posible, y adquirir el agrado de Al-lah el Exaltado.

Así, según los dichos, cuando este versículo fue revelado, Hazrat Abu Talha (ra) le dijo al Santo Profeta (sa):

“¡Oh Mensajero de Al-lah! Poseo un huerto, conocido como Birr Rauha. Este huerto estaba situado cerca de la Mezquita del Profeta.” Dijo, además: “Entre mis pertenencias, este huerto en particular, me es muy querido. Hoy deseo donarlo por la causa de Al-lah el Exaltado”.

Tales eran los valores de los compañeros del Santo Profeta (sa).

Hoy, gracias a Al-lah el Exaltado, son los seguidores del más ferviente devoto del Santo Profeta (sa), quienes entienden todo tipo de sacrificios. Y son los áhmadis, quienes mayoritariamente muestran ejemplos prácticos de esto por la gracia de Dios. En la actualidad, el mundo está inmerso en una carrera para adquirir riqueza. Hay un gran número de áhmadis, quienes cuando ganan dinero, cuando obtienen riquezas y se les recuerda sobre sacrificios económicos, ofrecen sus riquezas. Todo esto es resultado de nuestra educación y entrenamiento moral, que hemos recibido Mesías Prometido (as). Nos instruyó acerca de sacrificio económico de diversas maneras, en diferentes ocasiones y con una variedad de instrucciones. Así, en una de estas ocasiones, hablando sobre sacrificios económicos, dijo:

“En el mundo, el hombre tiene gran amor por la riqueza. Esta es la razón por que la que, según la interpretación de los sueños, si una persona sueña que le da su hígado a otra persona, significa que está dando su riqueza. Es por esto que, para obtener verdadera piedad y justicia, se ha dicho:

[Árabe]

Que significa ‘Jamás alcanzaréis la piedad a menos que gastéis de lo que amáis… [3:93]’; puesto que una gran parte de la simpatía y compasión por la creación de Dios, requiere el gasto de riqueza”.

Declara que, para lograr el objetivo de cumplir con los derechos de la humanidad, una gran parte de ello, requiere [el gasto de] riqueza. Dice, además:

“La compasión por la humanidad y la creación de Dios, es la segunda parte o la mitad de la fe; sin la cual la fe no puede estar completa y firmemente establecida”. 

Los derechos de la humanidad también son parte de la fe. Sin ello, la fe de una persona no es completa, firme NI fuerte. El Mesías Prometido (as) dijo:

“¿Cómo puede una persona beneficiar al resto, hasta que no ofrezca sacrificio? Con el objetivo de beneficiar al resto y mostrar simpatía hacia ellos, los sacrificios son esenciales, y en este versículo [árabe], se ha señalado una enseñanza y guía con respecto a tal sacrificio. Por tanto, gastar riqueza por la causa de Al-lah el Exaltado es un medio para estimar y medir el nivel de fortuna y piedad de una persona”.

En otras palabras, es una balanza que mide la piedad [de una persona]. El Mesías prometido (as) dijo:

“La devoción de Abu Bakr (ra) hacia Dios el Todopoderoso en su vida era de tal nivel y tan digna, que cuando el Santo Profeta (sa) hizo una petición para la religión, se presentó con todas sus pertenencias ante el Santo Profeta (sa)”.

Por tanto, Hazrat Abu Bakr (ra) alcanzó el máximo rango, seguido de Hazrat Umar (ra), quien gastó según sus capacidades. El Mesías Prometido (as) dijo que:

“En esa ocasión, Hazrat Abu Bakr (ra) se presentó con todas sus pertenencias. Hazrat Umar (ra) trajo la mitad de sus pertenencias, y así, de manera similar, el resto de compañeros también ofrecieron sacrificios según sus capacidades”.

Además, a través de estos ejemplos, el Mesías Prometido (as) desea que se desarrolle en nosotros este espíritu y este estándar.  Tal como he mencionado, hay muchos áhmadis que se esfuerzan por alcanzar el rango más elevado ofreciendo sacrificios. Cuando leen el Corán, los hadices, así como los escritos del Mesías Prometido (as), tienen fe firme de que Al-lah el Exaltado ha mencionado las bendiciones de la riqueza y de las almas de aquellos que gastan en Su causa. Al-lah el Exaltado también ha dicho que cuando una persona sacrifica algo que le es querido por Su causa, Él le dará más en su lugar. De hecho, puede multiplicarlo setecientas veces o incluso más. Por tanto, cuando los áhmadis ofrecen tales sacrificios, también están seguros de que Al-lah el Exaltado se los devolverá y de que Él los tratará de la misma manera. Cuando los áhmadis gastan [su riqueza] acorde a esta enseñanza del Santo Profeta (sa), en la que dijo que cualquiera que ofrezca sacrificio, aunque sea un dátil, de entre sus ganancias legales en la causa de Al-lah el Exaltado (es muy importante recordar que Al-lah el Exaltado no acepta ganancias ilícitas, que se han obtenido mediante engaño; Él acepta ganancias puras), Él aceptará el dátil con Su mano derecha, e incluso continuará aumentando la riqueza comparable a un simple dátil, hasta que alcance el tamaño de una montaña. Dijo que es parecido a si alguien de entre vosotros cría a un ternero hasta que se convierte en un animal grande. Ahora, si leemos y escuchamos estas explicaciones y la enseñanza del Santo Profeta (sa) [debemos recordar] que no son historias del pasado. De hecho, incluso hoy existen experiencias personales de gente que realizan sacrificios. Además, sus sacrificios aumentan y extienden sus riquezas y también aumentan su fe. Así, voy a presentar algunas de estas experiencias.

En Camerún, que es un país africano, el Misionero encargado dice que hay un Mu´allim [profesor local religioso], Abu Bakr Sahib, que dijo que un áhmadi llamado ´Abdullah, estaba en situación de desempleo el año pasado y estaba pasando tiempos difíciles hasta el punto que le era difícil mantener y cuidar de su familia. En tal estado, acudió un día a la oración del viernes. Tras la oración del viernes, cuando el secretario hizo un anuncio en relación a Therik-e-Yadid, ´Abdullah Sahib tenía diez mil francos (francos africanos) en su bolsillo. Tan pronto como escuchó el anuncio, dio todo su dinero para el Tehrik-e-Yadid. Unos días más tarde, regresó al centro y dijo que:

“Al-lah el Exaltado ha aceptado mi Chanda [contribución monetaria]. En una semana, una empresa privada me ofreció trabajo y me ha asignado un salario de cien mil francos, que es diez veces la cantidad de mi Chanda. Además, lo recibiré cada mes. Esta es una bendición especial de Al-lah el Exaltado”. Dice que “debido a esto, daré el sueldo de mi primer mes a la Yama´at para contribuir en el Chanda”.

Estas son anécdotas de gente empobrecida. Hay otro ejemplo de cómo Al-lah el Exaltado les hace pasar por estas experiencias y finalmente, muestra Sus bendiciones sobre ellos.

Hay un nuevo converso áhmadi, Daud Sahib, en la República del Congo, que también es un país africano. Considerando su difícil situación económica, se le pidió que al menos ofreciese cada oración del viernes en la mezquita Ahmadía. Cuando comenzó a atender las oraciones del viernes con regularidad, un día, en una reunión privada tras la oración del viernes, le hablaron sobre la importancia de hacer sacrificios económicos y también que debía gastar sin duda un poco de lo que Dios el Exaltado le haya dado, en Su causa. Todo lo que gastes a la causa de Dios, Él te lo devolverá. Al-lah el Exaltado ha prometido que, si das y gastas en Su causa de tus ganancias legales, Él te lo devolverá. Por lo tanto, le dijeron que, si actuaba de acuerdo con esto, sus circunstancias financieras difíciles mejorarían enormemente. El misionero Sahib dice:

“Después de decir esto, también le di dinero para su viaje de regreso a casa. Una semana después, vino a la oración del viernes y parecía estar muy feliz después de la oración del viernes. Le pregunté por qué estaba tan feliz y me dijo que tras el énfasis que hiciste para pagar el Chanda el viernes anterior, contribuí con cien francos CFA para Chanda antes de abandonar la mezquita. Después de pagar el Chanda, tan pronto como llegué a casa, un amigo vecino, que había guardado leña en nuestro jardín durante varios meses, de repente vino a recoger la madera y me entregó cuatro mil francos CFA cuando se fue. Estaba extremadamente feliz porque nada más llegar a casa, después de haber dado el Chanda, Dios el Exaltado me devolvió la cantidad y, a la vez, lo aumentó cuarenta veces.”

De manera similar, el Amir Sahib [Presidente Nacional] de Tanzania escribió que un nuevo converso, ‘Ubaid Koi Sahib, narra:

“Soy albañil de profesión. Sin embargo, durante los últimos cinco meses, no pude encontrar ningún trabajo. Nuestra condición era bastante sombría. Mi esposa y mis hijos vivían con dificultad y era muy difícil llegar a fin de mes. Un día, el Mu’allim [maestro religioso] hizo hincapié en dar Chanda. Él dice que, en ese momento, me angustié aún más porque el dinero que tenía en ese momento era apenas suficiente para mantener a mi esposa e hijos para ese día. Por lo tanto, cuando el Mu’allim Sahib dijo, que al ofrecer sacrificios por la causa de Al-lah el Exaltado, Él derrama sus bendiciones [sobre ese individuo], decidí contribuir con esta suma para el Chanda. Por lo tanto, actué acorde con lo que dijeron. Después de esto, se me pasó por la mente que qué comerían hoy mis hijos. Pasaron unos momentos mientras estaba ocupado en estos pensamientos, cuando recibí un mensaje diciendo que se estaba realizando una construcción en un área determinada y que debía ir allí inmediatamente y tomar medidas, etc. Junto con esto, me dieron una cantidad de dinero en concepto de adelanto del salario. Me sentí sorprendido porque había estado sumido en dificultades durante cinco meses y, sin embargo, tan pronto como gasté en el camino de Al-lah el Altísimo, Él me abrió las puertas de las bendiciones. Por lo tanto, desde el día en que gasté en el camino de Al-lah el Altísimo, mis circunstancias han cambiado. Ahora, nunca seré negligente en pagar Chanda.”

Al-lah el Exaltado incluso hace que los nuevos conversos pasen por estas experiencias.

Mali es otro país africano. Una persona allí fue bendecida con la oportunidad de realizar el pacto de lealtad hace tres o cuatro años. Lacina Sahib entregó quinientos francos CFA de Chanda con un salario básico. Él dice que, antes de unirse a la Comunidad Ahmadía y dar Chanda su negocio no funcionaba bien. Sin embargo, gracias a las bendiciones del Chanda, Dios el Todopoderoso bendijo su negocio de una manera extraordinaria y ahora, por la gracia de Al-lah, es Musi [parte de la institución de Al-Wasiyyat] y en vez de quinientos que solía dar en Chanda, ahora dona treinta y cinco mil francos CFA a Tahrik-e-Yadid cada mes. Al verlo y el progreso en su negocio, sus amigos no áhmadis creen que probablemente la comunidad le otorga ayuda financiera.

Hamza Sahib, un nuevo converso de Francia, escribe que, después de prestar el juramento de lealtad cuando conocí el sistema de Chanda, mi situación financiera no era estable y tenía poco dinero. Algunos de mis amigos áhmadis me dijeron que hay grandes bendiciones en el Chanda, y que Dios el Todopoderoso devuelve el dinero multiplicando su cantidad. Tenía sesenta euros y pensé en entregarlo como Chanda en el camino de Al-lah y ver qué sucede después. Solo habían pasado unos días desde que le entregué Chanda cuando el extracto de mi cuenta bancaria llegó a mi casa. Vi que seiscientos euros habían llegado a mi cuenta desde algún lado. Después de indagar, supe que el gobierno me debía seiscientos euros que anteriormente no figuraban en sus registros. De esta forma, Dios el Todopoderoso devolvió la cantidad que di para Chanda multiplicándolo varias veces, de una manera que nunca podría haberme imaginado.

Amir Sahib de Tanzania escribe que Ahmad Sani Sahib, un Musi hizo una promesa de cincuenta mil chelines que había pagado hacía ya tiempo. El mes pasado me vio [es decir a Hazur] en un sueño. Vio que he venido a su casa y que le he preguntado si extrae oro del suelo. En el sueño, él dijo que sí, Hazur, pero este trabajo no está yendo bien. Luego dice que cuando miré en su dirección una voz resuena desde algún lugar diciendo que aumente el Chanda de Tehrik-e-Yadid. Sani Sahib dice que también trabaja como médico y es un experto en remedios caseros. Después de este sueño, Dios el Todopoderoso lo bendijo extraordinariamente y, desde hace un mes, empezaron a venir pacientes desde muy lejos y sus ingresos comenzaron a aumentar. Dice que, un mes después del sueño donó otros cuatrocientos veintisiete mil chelines a Tahrik-e-Yadid y es el contribuyente más importante de su región.

Un joven devoto de Bangalore, India, solía estar desempleado y, como resultado de no tener trabajo, no podía pagar las mensualidades de su casa. El inspector de Tehrik-e-Yadid dice que fui a su casa, pero cuando el secretario me informó de su situación, permanecí en silencio. No dije nada, pero el hombre mismo me preguntó si quería decirle algo. Respondí que no estaba al tanto de tu situación. Tenía la intención de pedirte que prometieras cien mil rupias a Tehrik-e-Yadid, pero acabo de conocer tu situación, y es por eso que permanecí en silencio. Puedes dar lo que puedas de acuerdo con tu capacidad. El hombre dijo que escribiera la promesa de cien mil rupias y que su confianza está en Dios el Todopoderoso. Si Dios quiere, pagaré esta cantidad. Dios el Todopoderoso derramó Sus bendiciones sobre él y encontró un excelente trabajo. Él pagó su promesa de dos años, es decir, el año pasado y este año también.

El misionero de la isla de Mayotte escribe que Mayotte es un país muy pobre donde la gente se gana la vida con grandes dificultades vendiendo verduras, etc. en sus hogares. Un amigo áhmadi, Rabyoon Sahib, trabaja en un taller de motocicletas y ofrece la mayor cantidad de Chanda. Él dice que es extraño que, por mucho que doy en Chanda, recibo el doble de esa cantidad a fin de mes. Un día su esposa le preguntó “¿por qué das tanto Chanda?” Él respondió: “Dios el Todopoderoso me da el doble a cambio así que es por eso que lo doy”. Luego dio una cantidad delante de su esposa y le dijo “observa cómo Dios el Todopoderoso sin duda me devolverá esta cantidad.” Por lo tanto, esto se cumplió cuando a fin de mes el dueño de la tienda les dio a todos los trabajadores una bonificación y la cantidad recibida como bonificación fue mayor que la cantidad que dio en Chanda. Por la gracia de Al-lah, este hombre continúa sobresaliendo en sacrificio financiero día a día.”

Amir Sahib de Canadá escribe que la secretaria de Tahrik-e-Yadid por parte de Lallna dijo:

“Cuando Hazrat Musleh Maud (ra) inició este plan, recomendó que pagase la mitad o la totalidad [de un mes] para Tahrik-e-Yadid.

Dice:

“Cuando le informé a mi hermana sobre esto, en ese momento solo trabajaba a tiempo parcial, pero era su ardiente deseo obtener un trabajo a tiempo completo y de esa manera poder donar un salario completo [de un mes]. Por lo tanto, cuando obtuvo un trabajo a tiempo completo, su salario fue de cinco mil dólares [por mes], que dio para el Tahrik-e-Yadid.”

Hay innumerables ejemplos similares a este.

Por la gracia de Al-lah, desde el comienzo de la comunidad hasta el día de hoy, los fieles han experimentado el trato y las promesas de Dios el Todopoderoso. He narrado incidentes de áhmadis del pasado, el presente y de muchos nuevos conversos. Los sacrificios hechos en esta época, especialmente los sacrificios financieros, son un sello distintivo de esta comunidad. La mayoría de los áhmadis se dan cuenta de que esta era, que es la era de la realización de la propagación del islam, para la cual Dios el Todopoderoso ha enviado el Mesías Prometido (as) y que está sucediendo a través de la diseminación y traducción del Sagrado Corán en diferentes idiomas, la propagación de los libros del Mesías Prometido (as), a través de la literatura de la comunidad, a través de la construcción de mezquitas, el establecimiento de casas de misión, establecimiento de Yamias; actualmente tenemos Yamias en Asia, África, Europa, América del Norte e Indonesia donde los misioneros se gradúan para difundir el mensaje del islam. Cuando los áhmadis son conscientes de todas estas cosas, saben que hay una necesidad de sacrificio financiero y de hecho hacen sacrificios financieros. Asimismo, el Mesías Prometido (as) ha declarado que la compasión hacia la creación es parte de la fe, como resultado de esa compasión, construimos hospitales y escuelas. Además de ellos, existe un sistema de asistencia dentro de la comunidad. Todo esto se está llevando a cabo a través de los sacrificios de los devotos que tienen la fe firme de que Dios el Todopoderoso los bendice por sus sacrificios en este mundo y los bendecirá en el Más Allá también, Dios mediante. Si alguna vez ha habido deficiencias, a menudo es debido a que la organización no ha llamado la atención de la gente. Si los recordatorios para esto se hacen regularmente, la gente también le prestará atención. En relación con esto, es decir los recordatorios, el Mesías Prometido (as) dijo una vez:

“También es posible que a la mayoría de las personas aún no se les haya dicho que nuestra comunidad necesita de algunos fondos. Hay muchos que han venido llorando para jurar lealtad. Si se les hubiera dicho, definitivamente darían el Chanda, pero incluso entonces es importante instarlos. Dejad que todos los hermanos [financieramente] débiles participen en dar el Chanda e instigad a otros a hacerlo.”

Como ya he dicho, esto es totalmente aplicable a la actualidad. Cuando se llama la atención, entonces la gente presta atención. Es por eso que cuando dije aumentar la cantidad en Waqf-e-yadid y Tahrik-e-Yadid los números ahora están aumentando. Después de llamar la atención sobre esto, se ha visto un interés por hacer sacrificios incluso en los niños áhmadis. Por consiguiente, el misionero de Nakuru, Kenia escribe que el actual presidente de la comunidad, Abu Bakr Kibi Sahib, que es un áhmadi muy sincero y trabaja como sargento en las Fuerzas de Defensa de Kenia, a pesar de vivir lejos de la mezquita en área de acantonamiento, él siempre hace un largo viaje para asistir a las oraciones del viernes y trae a sus tres hijas con él. Él siempre trata de traerlas. También ha colocado una antena parabólica especialmente para MTA en su casa en el área de Cant y muestra la mayoría de los programas de MTA a los soldados que trabajan con él.

Él dice que hace un tiempo se estaba resaltando la importancia de Tahrik-e-Yadid en todos los sermones del viernes. Hace unos días, después de las oraciones del viernes, él le dijo al misionero que mis hijas también escucharon este sermón y durante el mes un invitado visitó su casa. Al irse dio veinticinco chelines en la mano de mi hija menor que tenía cinco años en ese momento. Cuando el invitado se había ido, esta niña se acercó a su padre y mientras entregaba veinte chelines dijo dale esto para Tahrik-e-Yadid de parte de mí y los otros cinco chelines los gastaré en algo para comer.

El misionero en Liberia escribe:

“Durante la recolección de Tahrik-e-Yadid, visitamos una casa en la Yama’at de Naigema. Nosotros informamos a los miembros de la familia sobre lo que es Tahrik-e-Yadid y que todos puedan participar en él, niños y ancianos por igual, de acuerdo a su capacidad. Entre los miembros de la familia de esta casa había una niña pequeña, que tenía seis o siete años de edad. Su nombre era Bintu Samavira y estaba vendiendo varios pequeños artículos en su canasta. Mientras escuchó nuestra conversación, preguntó, ‘¿los niños también pueden tomar parte incluso si contribuyen una cantidad muy pequeña?’ Respondimos que sí, los niños también pueden participar. Al escuchar esto, ella corrió hacia adentro y regresó con 20 dólares liberianos y dijo, ‘esto es todo lo que tengo, pero por favor inclúyanme también [en Tahrik-e-Yadid]’. Y entonces, al observar este inocente acto de la niña, los padres también hicieron una contribución propia.”

Por lo tanto, tales ejemplos de sacrificios solo pueden ser el sello distintivo de un áhmadi, tanto jóvenes como mayores y viviendo en cualquier parte del mundo. Los sacrificios ofrecidos por los niños son de hecho una resonancia de su naturaleza piadosa. Que Dios el Todopoderoso permita que la Yama’at continúe produciendo niños y ancianos que estén inculcados con la pasión y el celo de ofrecer sacrificios por la causa de Dios el Todopoderoso y continúen cumpliendo las promesas que han hecho.

Según la tradición, el nuevo año de Tahrik-e-Yadid se anuncia en noviembre y hoy anuncio el año 84 de Tahrik-e-Yadid y también presentare algunos hechos y cifras del año anterior. El año 83 de Tahrik-e-Yadid ha llegado a su fin, y como he mencionado, el 84º ha comenzado desde el 1 de noviembre. De acuerdo con los informes que se han enviado hasta ahora, la Yama’at ha podido presentar un sacrificio total de 12,58 millones de libras esterlinas, Alhamdolillah [toda alabanza pertenece a Al-lah]. Por la gracia de Dios el Todopoderoso, este es un aumento de 1,537 millones de libras esterlinas con respecto a la recaudación total del año pasado. En términos de recaudación total, si excluimos a Pakistán, Alemania es el primer país. Los miembros de la Yama’at de Alemania también están haciendo grandes sacrificios para su proyecto de 100 mezquitas y las organizaciones auxiliares de Ansar, Judam y Lallna han prometido enormes sumas de dinero en esto. Están recaudando aproximadamente 3 millones de euros para esto y muchos de ellos no son adinerados, sin embargo, por la gracia de Dios el Todopoderoso, ellos tienen mucha pasión por el sacrificio. Que Dios el Todopoderoso aumente su riqueza y acepte sus sacrificios. El número dos es Gran Bretaña, número tres EE. UU., número cuatro es Canadá, número cinco es India, número seis es Australia, número siete es Indonesia, número ocho es una Yama’at de Oriente Medio, número nueve es también una Yama’at de Oriente Medio y Ghana es el décimo.

En términos de per cápita, las Yama’ats de Medio Oriente ocupan la primera y la segunda posición. El número tres es para Suiza seguido por el Reino Unido. Sin embargo, el número total de personas que han participado en el Reino Unido es mucho menor que el número de personas que asisten a su Yalsa [anual convención] e incluso entonces no todos asisten. Esto significa que no se está prestando suficiente atención hacia esto. En número cinco esta EE. UU., número seis es Australia, el séptimo es Alemania. El número de participantes es casi similar al número total de asistentes en su Yalsa. Esto significa que su secretario de Tahrik-e-Yadid y los respectivos secretarios han hecho un gran esfuerzo. Número ocho es Suecia, luego Noruega y Canadá.

En términos de contribución total de los países africanos, los logros más notables se dieron en el siguiente orden: Ghana, Nigeria, Mali, Camerún, Liberia y luego Benin.

En cualquier caso, a pesar de que alcanzamos el objetivo total, en los últimos años he puesto énfasis en incluir a más personas en el total de contribuyentes. El Mesías Prometido (as) afirma:

“El Chanda [contribución monetaria] debe tomarse de todos, incluso si es solo un centavo.”

Así como las gotas individuales se juntan para formar un río, de la misma manera solo un centavo contribuye un total mayor. No obstante, pedí incrementar el número total de contribuyentes y por la gracia de Dios el Todopoderoso el número total de contribuyentes de este año es más de 1.6 millones y por la gracia de Dios el Todopoderoso este año hay un aumento de doscientos mil. Entre los países africanos en términos de aumento del número total de contribuyentes, Nigeria es el primero en el que se aumentó un total de 57,000 personas en contribución monetaria. Después de esto fue Camerún en el que hubo un aumento de 23,000 personas. Luego es Benin, Costa de Marfil, Nigeria, Guinea Conakry, Mali, Guinea Bissau, Gambia, Senegal y Burkina Faso que también han realizado esfuerzos notables. En los países fuera de África en términos del aumento de sus contribuyentes totales: Indonesia es el número uno, luego Alemania, Gran Bretaña, India, Estados Unidos y Canadá. Sin embargo, todavía existe un margen de mejora en el aumento del número total de contribuyentes, las Yama’ats deben prestar atención a esto.

La estructura administrativa con respecto a sus regiones ha cambiado ligeramente en Pakistán. Por lo tanto, en lugar de los distritos, la lista presentada en relación con sus Yama’ats locales es la siguiente: Rabwah, Islamabad, Lahore Township, Azizabad Karachi, Delhi Gate Lahore, Rawalpindi, Multan, Peshawar, Quetta y Gujranwala.

A nivel de distritos en Pakistán, sigue este orden: Sargodha, Faisalabad, Umerkot, Gujrat, Narowal, Hyderabad, Mirpur Khas; Bhawalpur y Okara igualados, y luego Toba Tek Singh y Kotli Azad Kashmir.

Las primeras diez Yama’ats en Alemania son los siguientes: Neuss, Lindow Mark, Main-Garten, Nidda, Dornberg, Mehdi Abad, Heidelberg, Limburg, Kiel y Florsheim.

En cuanto a sus regiones, la posición de los diez primeros son las siguientes: Hamburgo, Frankfurt, Morfelden, Gross-Gerau, Wiesbaden, Dietzenbach, Mannheim, Riedstadt, Darmstadt y Offenbach.

Las primeras diez grandes Yama’ats en Gran Bretaña, en términos de contribución, son los siguientes: La mezquita Fazl, Worcester Park, Birmingham South, Bradford South, Putney, Glasgow, Islamabad, New Malden, Gillingham, Scunthorpe.

Respecto a las regiones en cuanto a su contribución per cápita es la siguiente: Suroeste, Nordeste, Islamabad, Midlands y Escocia.

La posición de las Yama’ats en EE. UU. es la siguiente: Silicon Valley, Oshkosh, Seattle, Detroit, York, Los Ángeles, Silver Spring, Central Jersey, Chicago South, West Atlanta, Los Angeles Inland.

La posición de las regiones locales de Canadá en términos de recolecta son las siguientes: Vaughn, Peace Village, Brampton, Vancouver y Mississauga.

La posición de las Yama’ats en la India es la siguiente: Kerala, Carnatica, Jammu Cachemira, Telangana, Tamil Nadu, Odisha, Punjab, Bengala, Delhi, Maharashtra,

La posición de las grandes Yama’ats en la India es la siguiente: Calicut Kerala, Kathaprem Kerala, Qadian, Hyderabad, Calcuta, Bangalore, Kenal Town, Pingadi, Matutum y Keroli.

Las posiciones de las Yama’ats en Australia es la siguiente: Castle Hill, Melbourne, Berwick, Canberra, Marsden Park, Brisbane, Logan, Adelaide South, Compton, Melbourne Longwarry, Pezith, Melbourne East.

Que Al-lah el Todopoderoso les otorgue abundantes bendiciones en sus ingresos y en sus descendientes.

Ahora, me gustaría hacer un nuevo llamamiento, destinado principalmente a aquellos que residen en el Reino Unido, aunque también está abierto a todas las personas pudientes del mundo. Esta [petición] se refiere a la restauración parcial del [complejo] de la Mezquita Baitul Futuh que sufrió un incendio hace aproximadamente dos años.

Desde 1984, a causa de la situación actual, y debido a la migración del Jilafat, han estado acudiendo aquí miembros de todo el mundo a los que se les proporciona alojamiento. Además, hay diversos eventos que se llevan a cabo en este lugar. Durante todo el año, las organizaciones auxiliares de la Comunidad procedentes de todo el mundo lo visitan en grandes grupos, y, en consecuencia, existen dificultades para dar alojamiento a todos. Anteriormente, había un salón y varias habitaciones adjuntas a la mezquita, donde solían acomodarse. Después del incendio, cada vez resulta más complicado hacer ajustes para el alojamiento. Los planes para la nueva construcción están finalizados y lo propuesto es sustancialmente mayor que lo que teníamos antes. Aunque el incremento en la superficie no es muy grande, los cambios son significativos.

Cuando Hazrat Jalifatul Masih IV (rh) lanzó inicialmente el llamamiento para la construcción de esta mezquita, la cantidad presupuestada fue de cinco millones de libras. Sin embargo, se gastó más dinero en otras partes del proyecto que en la estructura principal de la mezquita. Por lo tanto, Hazrat Jalifatul hizo una petición para otros cinco millones de libras. A pesar de ello, el proyecto continuó a un ritmo muy lento y la Comunidad (del Reino Unido) tuvo que gastar de sus propios fondos. El proyecto fue completado en gran medida. Sin embargo, el trágico incidente que tuvo lugar, fue parte de decreto de Dios el Todopoderoso; el edificio se incendió y una gran parte se destruyó. El nuevo plan propuesto también costará una cantidad similar, cerca de 11 millones de libras. De este total, la mitad aproximadamente de esta cantidad se ha obtenido a través del seguro y a través de contribuciones de algunas personas.

Pero todavía se necesita aproximadamente la mitad de la cantidad y para ello, la gente tendrá que sacrificarse, como siempre lo ha hecho. La mezquita de Baitul Futuh, en cuanto a su construcción, tamaño y belleza, se encuentra en la lista de los edificios más grandes de Europa. Esto era así cuando este proyecto finalizó. En ese momento, Hazrat Jalifatul Masih IV (Dios esté contento con él), expresó sus sentimientos al decir que esta era la mezquita más grande de Europa, y que no habrá ninguna mezquita más grande que esta (en Europa), en la cual siete u ocho mil personas pueden rendir culto. En aquel momento, él dijo que esto satisfará nuestras necesidades.

Incluyendo las salas, el conjunto de la mezquita puede albergar hasta diez mil fieles. Sin embargo, después de dos o tres años (de su apertura), el espacio se volvió insuficiente, y como consecuencia de ello, la administración tuvo que anunciar que las personas de otras (localidades) de la Comunidad se quedarán en sus distritos y no vinieran aquí para las oraciones de Eid. A pesar de ello y como todos sabéis, se han tenido que colocar tiendas de campaña en el parque para celebrar el Eid. En cualquier caso, se necesita una (reconstrucción) y debemos esforzarnos para hacerlo lo mejor y lo más grande que podamos. Las personas que no tuvieron la oportunidad de participar previamente en la construcción (de la Mezquita de Baitul Futuh) deberían esforzarse en colaborar en este proyecto. Dado que este es un plan de la Comunidad del Reino Unido, como ya he mencionado, contribuir en este proyecto es deber primordial de los áhmadis residentes en este país. Los miembros más prósperos que viven fuera (del Reino Unido) también deberían contribuir en este plan. Las organizaciones auxiliares deben contribuir en su capacidad como organización auxiliar. Del mismo modo, las Comunidades deben colaborar en calidad de Comunidad y las Comunidades más grandes también deben hacerlo, de acuerdo a su capacidad, porque los huéspedes visitan el Reino Unido durante todo el año y la Comunidad del Reino Unido proporciona alojamiento para ellos. De hecho, este número ha alcanzado a ser de miles de personas.

En una ocasión, el Mesías Prometido (as) dijo:

“Durante el reinado de Alamgir, la mezquita imperial se incendió. La gente vino rápidamente e informó al rey sobre el incendio. Al escuchar esto, el rey cayó en postración expresando su gratitud. Los visires se quedaron perplejos al verlo y preguntaron: ‘¡Alteza!, ¿Cómo puede expresar gratitud cuando la Casa de Dios está ardiendo, y esto está causando un grave dolor en el corazón de los musulmanes?’ El rey respondió: ‘Toda una época ha pasado en la que he estado reflexionado sobre esta gloriosa mezquita y cómo este edificio ha beneficiado a miles de personas. Ojalá hubiera existido la posibilidad de haber participado en este noble y preciado proyecto. He observado el edificio desde todos los ángulos y lo he encontrado íntegro e impecable en todos los aspectos. No sabía cómo ganar una recompensa participando en ello. Pero, hoy, Dios el Todopoderoso me ha abierto una posibilidad por medio de la cual puedo recibir bendiciones. Y Dios el Todopoderoso es Omnisciente y Omnisapiente.”

Por lo tanto, como ya he mencionado, las personas que anteriormente no pudieron ofrecer sacrificios en esta causa, deben hacer un esfuerzo para participar esta vez. Deben esforzarse por pagar sus promesas dentro de un período de tres años e intentar pagar un tercio de la promesa dentro del primer año. Los detalles de este proyecto son los siguientes: el área antes cubierta era de 4.700 metros cuadrados, pero de acuerdo con el nuevo plan, el área será de 5.800 metros cuadrados. El techo del Nasir Hall ha sido elevado levemente y, además, el techo del primer piso, que es el Noor Hall, también ha sido elevado. Las oficinas se situarán en el segundo piso. En el tercer y cuarto piso habrá más oficinas, salas de exposiciones y habitaciones para alojar a los huéspedes. De acuerdo con la planificación, el edificio se construirá ligeramente alejado de la puerta (principal) para tener espacio para aparcamiento. Esto dará facilidad al tráfico entrante y saliente, así como a los peatones, y creará un camino separado para hombres y mujeres. Que Dios el Todopoderoso bendiga este (proyecto) y permita a la Yama’at del Reino Unido completar este proyecto.

Después de las oraciones dirigiré la oración funeral in absentia del señor Adil Hamooz Nakhoozah Sahib de Yemen. Falleció el 14 de octubre debido a una parada cardíaca a la edad de 40. A Dios pertenecemos y a Él debemos retornar. Su hijo, Tariq Sahib escribe:

“Antes de hacer el Bai’at (pacto de iniciación) mi padre no era regular en el ofrecimiento de sus oraciones (obligatorias). Sin embargo, después de realizar el Bai’at, no solo ofrecía sus oraciones de forma regular, sino que siempre nos explicaba acerca de la importancia de la religión, y la necesidad de establecer una conexión fuerte con la Yama’at. Solía asegurarse de que ofreciéramos las oraciones en congregación en casa de forma regular. Solía leernos los libros del Mesías Prometido (as). Solía siempre llevar tarjetas en las que se incluía la frecuencia de la MTA, y solía distribuirlas a modo de Tabligh (predicación del mensaje). Después de aceptar el Ahmadíat su vida cambió completamente y los signos de prosperidad y alegría solían irradiar desde su rostro”.

Un señor áhmadi llamado Ali Arghami Sahib afirma:

“El fallecido solía invitar a algunos amigos a su casa, entre los que me incluía, y nos preguntaba acerca del Ahmadíat. Le explicábamos acerca de diversos temas como la aparición del Anticristo, la vida y la muerte del Mesías (Jesucristo (as)) así como la aparición del Mahdi. El fallecido estaba muy interesado en nuestros argumentos. Cualquier cosa que oyera contraria a la Yama’at la investigaba. Poco antes de realizar el Bai’at fuimos condenados a prisión debido a algunas falsas acusaciones. Sin embargo, pese a ser un no áhmadi en ese momento, el fallecido nos defendió con mucha valentía y estuvo de nuestro lado.”

El resto de sus familiares han escrito lo mismo acerca de cómo después de realizar el Bai’at, su vida cambió completamente.

“Cada vez que hablaba de temas religiosos solía usar versículos del Corán y solía presentar sus argumentos basado en el Ahadiz. Nos sorprendía a todos acerca de cómo fue capaz de adquirir tanto conocimiento religioso en tan poco tiempo. Cada vez que le preguntábamos, el fallecido solía responder que había adquirido todo aquel conocimiento del Mesías Prometido (as) puesto que él había adquirido todo su brillo del Santo Profeta (sa).”

Aparte de su esposa, el fallecido deja detrás a un hijo y una hija. Por la Gracia de Dios el Todopoderoso, la mayoría de sus familiares son áhmadis. Que Al-lah eleve el rango del fallecido, le otorgue perdón y derrame misericordia sobre él, dándole un puesto en la compañía de los amados de Dios. Que Él proteja y ayude a su esposa e hijos, y también provea para sus necesidades. Que les permita convertirse en personas piadosas y justas, y les permita seguir los pasos de su padre.