Yalsa Salana Reino Unido 2017 – Nuestras Responsabilidades

Hazrat Mirza Masrur Ahmad

Hazrat Mirza Masrur Ahmad

Jalifatul Masih V

Su Santidad, Hazrat Mirza Masrur Ahmad (Mir‐za Mas‐ rur Ah‐mad), es el quinto Jalifa (Califa) de la Comunidad Musulmana Ahmadía. Elegido para esta posición vitalicia el 22 de abril de 2003, desempeña su cargo como jefe espiritual y administrativo mundial de una organización religiosa internacional con decenas de millones de miembros repartidos en 200 países.

Ver más sobre el autor

Después de recitar el Tashahhud, Ta’uz, Tasmia y Surah Fatiha Hazrat Ameer-ul-Momineen (aba) dijo:

El Yalsa Salana (Convención Anual) del Reino Unido va a tener lugar el próximo viernes, Insha’lah. Por la Gracia de Al-lah el Todopoderoso, los invitados ya han comenzado a llegar desde otros países para participar en el Yalsa y, a medida que los días del Yalsa se acercan, el número de invitados de los países cercanos y lejanos seguirá aumentando. Asimismo, los invitados de otras ciudades de Gran Bretaña también empezarán a llegar. Además de los áhmadis, que vienen a beneficiarse de las bendiciones del Yalsa, los invitados del Yalsa ahora consisten también en gente no áhmadi y no musulmana que vienen no solo de diferentes ciudades de Gran Bretaña sino también de diversos países. Los participantes incluyen a representantes gubernamentales o funcionarios públicos de algunos países y gente influyente del mundo académico. Igualmente, el número de personas relacionadas con la prensa y los medios de comunicación también han comenzado a aumentar. Todos estos asistentes, que no son miembros [de la Comunidad], observan todo muy atentamente y generalmente se sienten impresionados. En particular, cuando ven nuestra organización, la cual es una estructura completamente voluntaria, se abren nuevas vías para el tabligh y para introducir a [la Comunidad]. Luego, tratan de averiguar más sobre el Ahmadiyyat. Por lo tanto, durante estos días, nuestros voluntarios que consisten de hombres, mujeres, niñas, y niños están realizando un tabligh silencioso y a través de la prensa, el Ahmadiyyat se está dando a conocer al mundo en una escala muy amplia. Ahora, a veces incluso durante los días habituales, la atención de los medios de comunicación se ve dirigida hacia la Comunidad debido a diversos acontecimientos: tras ciertos incidentes de terror en Europa, por ejemplo, miembros de la Comunidad, incluyendo hombres y mujeres, se han esforzado por transmitir el verdadero mensaje del islam al mundo a raíz de estos incidentes. Nuestro equipo de prensa y los medios de comunicación también han desempeñado un papel significante respecto a este aspecto; se han realizado muchas entrevistas [por parte de] nuestros misioneros. Los medios de comunicación internacionales presentaron la Comunidad al mundo a gran escala dando a conocer las enseñanzas pacíficas del islam. Como estos incidentes son cada vez más frecuentes, la Comunidad se está dando a conocer cada vez más.

En cualquier caso, durante los días de la convención anual, Al-lah el Todopoderoso concede amplios métodos a través de ello – es decir a través del Yalsa – para presentar el islam. A través de [varios] programas y discursos en el Yalsa, a la vez que, por un lado los áhmadis se esfuerzan por progresar en su espiritualidad y vienen a aprender, por el otro lado, aquellos invitados que no pertenecen a la Comunidad, así como los medios de comunicación, a la vez que escuchan nuestras enseñanzas desde un punto de vista intelectual y doctrinal, también observan el ejemplo práctico de las hermosas enseñanzas del islam de una manera general, a través del ambiente del Yalsa y viendo el servicio voluntario de los hombres y mujeres áhmadis y viendo sus esfuerzos y hospitalidad llenos de pasión. Y como he mencionado antes; este es un gran medio para el tabligh. Por lo tanto, los trabajadores voluntarios tienen un papel fundamental dondequiera trabajen y cualquier trabajo en el que estén comprometidos tiene su propia importancia especial. Todos deben tener en cuenta esta importancia, desde un asistente regular a un empleado. Incluso si un asistente regular es un niño pequeño, encargado de distribuir agua, su carácter, su trabajo desinteresado y apasionado, por un lado, obtiene el placer de Al-lah el Todopoderoso y por el otro lado está influyendo en los [visitantes] que no pertenecen a la Comunidad.

Y esto es algo que también expresan aquellos que asisten al Yalsa. Del mismo modo, aparte de los trabajadores voluntarios, los supervisores también deben recordar que no deben simplemente pedir a sus ayudantes y asistentes que trabajen, entendiendo que son trabajadores. Más bien, deben esforzarse por trabajar con humildad como un voluntario común. Mejor dicho, deben mostrar una conducta suave y solidaria hacia sus voluntarios, así como hacia las otras personas y los invitados. Los signos de humildad y gentileza deben ser evidentes en sus rostros. Su tono debe ser suave y deben exhibir los más altos estándares morales.

Siempre debéis recordar que la hospitalidad es un departamento muy importante. Además, la hospitalidad no consiste solamente en alimentar, dar agua y como mucho, organizar el alojamiento. Más bien, cada departamento del Yalsa Salana forma parte del de hospitalidad, independientemente del nombre que se le haya dado. Quien quiera que asista al Yalsa es un invitado y, cubrir sus necesidades, según las capacidades de cada uno, es responsabilidad de cada persona, a quien se le haya confiado cualquier deber en el Yalsa Salana. Con respecto a esto, el Mesías Prometido (as) ha expresado sus sentimientos en un lugar, que son una guía para nosotros. En una ocasión el Mesías Prometido (as) dijo:

“Siempre me preocupa que ningún invitado experimente ningún tipo de problema o incomodidad. Más bien, siempre insisto en que los invitados deben recibir el mayor confort posible.”

Él dijo:

“El corazón de un invitado es como un vaso frágil, el cual puede romperse debido al golpe más leve”.

Por lo tanto, debemos recordar esto y, debemos esforzarnos, si se da tal circunstancia, y tratar de proporcionar comodidad y facilidad a los invitados. Además, dirigiéndome a los supervisores de cada departamento les digo que, si su conducta es amable, su moral es buena, son pacientes y tienen el valor de tolerar palabras desagradables, entonces, sus representantes y asistentes también demostrarán tal conducta con los invitados y establecerán excelentes ejemplos de hospitalidad. Sin embargo, si los supervisores tienen un comportamiento severo, tienen un tono áspero, son incapaces de escuchar con atención y no muestran tolerancia, sus representantes y asistentes también demostrarán tal conducta. Por lo tanto, con el fin de establecer los más altos estándares de hospitalidad, los supervisores de cada departamento deben evaluarse continuamente y tratar de elevar su modestia y humildad al nivel más alto. Como he mencionado, la hospitalidad no forma parte de un par de departamentos solo. Más bien, la hospitalidad forma parte de cada departamento en el Yalsa Salana. Ya sea el departamento de alojamiento, el departamento de preparación y de servicio de alimentos, la organización del transporte, la organización de la higiene y los baños, el departamento formado por médicos, los Judam u otras personas responsables del tráfico, o el departamento de seguridad o cualquier otro departamento, son un anfitrión en su propio campo. Aquellos que tienen la responsabilidad de organizar el alojamiento deben ser especialmente cuidadosos al organizar las camas para las mujeres y los niños tanto en áreas de dormitorios comúnmente compartidos, así como en tiendas de campaña. A pesar de que estos días son de verano, el clima por la noche cambia y bajan las temperaturas. Además, en Hadiqat-ul-Mahdi, donde se llevará a cabo el Yalsa Insha’lah, la temperatura en comparación con Londres suele ser cuatro o cinco grados más baja. Por lo tanto, aquellos que organicen su propio alojamiento y traigan sus tiendas de campaña, deben prestar atención especial a que sus camas sean adecuadas para la noche. La experiencia del año anterior es, que aquellos con niños, a veces estaban preocupados por la noche debido a que, por la noche, la temperatura bajaba. Del mismo modo, aquellos que sirven los alimentos, que están interactuando directamente con los invitados, siempre les recuerdo que en el momento de distribuir la comida y ponerla en los platos, también deben considerar la preferencia del invitado. A pesar de que esto conlleva mucho tiempo y es una tarea difícil, sin embargo, tratad de ser tan conscientes de ello como sea posible. Además, si no hay otra opción, excusaos de la mejor manera posible, en lugar de hacerlo severamente, puesto que eso perjudica los sentimientos de las demás personas. Este año, con respecto a la organización del Yalsa, los platos para la comida han sido modificados. Con respecto a los platos que se utilizaban anteriormente, dicen que aquellos alimentos que sobrepasan una cierta temperatura no se deben servir en ellos ya que, producen algunas sustancias químicas venenosas.

Además, nuestra comida está bastante caliente. Por lo tanto, el jefe de Jalsa Salana me enseño los platos que se utilizarán este año. Están hechas de un tipo específico de papel. Por lo tanto, los que sirven la comida debe tener cuidado ya que podría ser demasiado fino. En ese caso deben utilizar dos platos juntos. Aquellos que sirvan la comida, que es un departamento de Jalsa Salana, deben ser guiados adecuadamente en este sentido.

También, la gestión del transporte es también un departamento muy importante. Este año, debido a que el parquin se encuentre a cierta distancia, se ha hecho un mayor arreglo de autobuses. Incluso esto tendrá que ser más activo por la gestión de Jalsa Salana para que la gente pueda llegar a la Jalsa a tiempo. Además, los huéspedes que vienen en coche también deben tener en cuenta el hecho de que su aparcamiento puede estar muy lejos y en una distancia del sitio de Jalsa. Por lo tanto, deben comenzar su viaje, manteniendo un margen de tiempo apropiado. Del mismo modo, hay otros departamentos. Cada departamento debe adoptar una ética de trabajo y entrenar a sus trabajadores con el espíritu de proporcionar el máximo confort para los huéspedes. Los trabajadores de Khidmat-e-Khalq y la seguridad también deben estar más vigilantes que antes, considerando las condiciones del mundo de hoy. Por otro lado, deben de hacer todo esto mientras  se es conscientes de la dignidad y sentimientos de los huéspedes. La comprobación de las tarjetas y otras comprobaciones, como la detección, etc,debe de hacerse con absoluta vigilancia desde el primer hasta el último día. Deben comprobarse con total vigilancia. Cada vez que una persona sale, debe ser revisado al entrar de nuevo. Sin embargo, deben ser conscientes de no hacer que se sientan como si sólo están siendo examinados o tratados de esa manera. Sin embargo, los arreglos de Jalsa Salana son temporales y soy muy consciente de que estos arreglos temporales de Jalsa Salana, como son temporales, no pueden estar libres de errores y defectos. De hecho, incluso los arreglos permanentes pueden tener deficiencias y faltas. Sin embargo, debemos esforzarnos al máximo  nuestras capacidades, facultades y medios para hacer arreglos de comodidad para los huéspedes. Cada participante de Jalsa Salana es un invitado de los Mesías Prometido (sa) y debido a ser un invitado del Mesías Prometidos(as), debemos considerar cada invitado  especial y hacer todo lo posible en demostrar nuestra hospitalidad hacia ellos. A pesar de que existe un departamento de supervisión, etc., bajo la dirección de Jalsa Salana, cuyos trabajadores hacen observaciones y evaluaciones de diversos departamentos e informan a la dirección de Jalsa Salana, a través de sus superiores, de cualquier debilidad y deficiencia. Cada departamento debe también nombrar a un número de gente para mirar hacia fuera para cualquier debilidad referente a su departamento. Evaluarán las deficiencias de las tareas relacionadas con su departamento y presentarán un informe a sus supervisores en la noche. Esto ayudará a hacer mejoras a lo largo de la Jalsa, así como el año siguiente

Llamando la atención sobre este punto y analizándolo, el Mesías Prometido(as)  en una ocasión declaró que el supervisor del Langar debe sondear continuamente las necesidades de los invitados, pero que al tratarse de una sola persona, no siempre es capaz de supervisarlo todo. Algunas cosas  se pueden escapar de su atención, por lo que ha de asignársele otra persona para que se las recuerde, y la mejor manera de recordar consiste en que el responsable nombre a alguien que tenga la capacidad de inspeccionar dónde hay deficiencias. Tanto los ricos como los pobres deben ser considerados de la misma manera.

Para nuestra guía, el Mesías Prometido(as)  dilucidó  incluso los pequeños detalles y nos enseñó los caminos de la hospitalidad con gran atención en cada detalle. En una ocasión declaró que hay gente con poca información; invitados que llegan y que no están totalmente familiarizados (con el lugar); (Y aquí también hay nuevos invitados que vienen de otros países). Es nuestro deber tener en cuenta todos sus requerimientos. A veces ni siquiera saben dónde está el baño, por lo que sufren muchas molestias. Por eso es importante tener gran cuidado de las necesidades de los huéspedes. El Mesías Prometido(as) afirma que quienquiera que sea  o vaya a ser nombrado para dirigir estos asuntos, es su deber no permitir que exista ningún tipo de queja, ya que las personas viajan cientos de miles de kilómetros con sinceridad y devoción para encontrar la verdad.

A pesar de que mencionó estas cosas respecto a otros [fuera de la comunidad], sin embargo, también encontramos instrucciones sobre la hospitalidad hacia nuestra gente y sobre la hospitalidad a los invitados al Yalsa, haciendo hincapié sobre ello. Además, como ya he dicho, hay invitados no-áhmadis  o representantes de la prensa que participan en nuestro Yalsa, y que a menudo evaluan nuestro comportamiento. Por lo tanto, el estándar moral de los trabajadores de cada departamento debe ser muy alto.

Tambien en una ocasión el Mesías Prometido(as) afirmó: “Según mi creencia si llega un huésped y la situación le conduce a proferir insultos e injurias, tendremos que tolerarlo”. Así que debemos tolerar el temperamento  severo de los invitados,  ya sean extranjeros  o de nuestra propia gente. Una cierta persona, mientras comentaba sobre la hospitalidad del Mesías Prometido(as), escribió que tanto como el Mesías Prometido(as), como el Santo Profeta (saw), son un ejemplo extraordinario y vivo de hospitalidad. Quien tuvo la oportunidad de permanecer largo tiempo en su compañía sabía muy bien que incluso el menor inconveniente para cualquier huésped, fuera de la comunidad o no, es decir, tanto si era áhmadi como si no, causaba una gran intranquilidad al Mesías Prometido(as). Para sus amigos sinceros  mostraba aún más entusiasmo y amabilidad. Hacia aquellos que eran áhmadis y sinceros, sentía mucho más entusiasmo y bondad. Por lo tanto, debemos mostrar este entusiasmo y amabilidad tanto como sea posible a los invitados que vienen al Yalsa

¿Qué instrucciones nos dio el Santo Profeta (saw) sobre la importancia de los invitados y cómo honrarlos? En este sentido hay una narración del Santo Profeta (saw) que dijo que para creer en Dios y en el Más Allá son necesarias tres cosas: Decir una palabra buena o guardar silencio; respetar al prójimo y honrar a los invitados. Y así pues, honrar a los invitados es una de las condiciones para creer en Dios el Todopoderoso y en el Más allá. Aparte de esto hay muchas otras condiciones, o tal vez debamos decir que el honor de los invitados es una condición que el alto nivel de fe de un creyente exige.

En cuanto a la hospitalidad, también quisiera mencionar que el Santo Profeta (saw)  solía cuidar el mejoramiento del estado espiritual de los huéspedes y de sus temperamentos. En este sentido, en una narración se nos relata que, después de alimentar a sus invitados, los mandó  a dormir en la mezquita, como era su deseo. Luego los despertó a todos para la oración de la mañana. Por lo tanto, el departamento de Tarbiyyat durante Yalsa también se ha establecido con el fin de recordar a los invitados  las oraciones y para despertar a todos para las oraciones Fajr y Tahajjud, pero con suavidad y cariño. En cualquier caso, estos eran unos breves apuntes que he relatado respecto a los huéspedes. Que Al-lah el  Todopoderoso permita que todos los trabajadores sirvan a los invitados del Mesías Prometido(as) de la mejor manera.

Después de la oración dirigiré dos oraciones fúnebres en ausencia. La primera es la de Sayyed Muhammad Ahmad Sahib, hijo del Dr. Hadrat Mir Muhammad Ismail, que falleció en Lahore el 13 de julio a la edad de 92 años. Él era el hijo mayor del Dr. Mir Muhammad Ismail, de manera que Hazrat Ummul Mu’mineen Ammaan Yan [la bendita esposa del Mesías Prometido] era su tía paterna. Estaba casado con la hija menor de Hadrat Mirza Bashir Ahmad. Por ello, era su yerno más joven. Hazrat Dr Mir Muhammad Ismail se casó dos veces. La primera vez fue con Hazrat Shaukat Sultan Sahib en 1906. Con ella no tuvo hijos. El segundo matrimonio fue con Amtul Latif Beum Sahiba en 1917, hija de Hazrat Mirza Muhammad Shafi Sahib Dehlwi, el auditor de Sadr Anyuman Ahmadía. De ella, por la Gracia de Dios, tuvo 7 hijas y 3 hijos. En 1939 Mir Muhammad Ahmad Sahib pasó su examen de Metric [equivalente a bachiller] en Qadian e hizo su examen de BSC en el Government College, Lahore. Luego, en 1943, se matriculó en la Fuerza Armada de la India como cadete de vuelo. Su esposa, Amtul Latif Begum Sahiba, era la hija de Hazrat Mirza Bashir Ahmad, y tuvo 3 hijos y 1 hija. Uno de sus hijos, Hashim Akbar, es el presidente de la comunidad Hartlepool y su única hija está en América. Escribió varios incidentes que ocurrieron durante su vida y una vez relató que durante la Segunda Guerra Mundial, mientras se matriculaba como cadete de vuelo en 1943, participó en la Guerra como piloto de combate para Gran Bretaña. Durante la Guerra, su avión tuvo que hacer un aterrizaje forzoso. El avión quedó totalmente destruido pero milagrosamente Hazrat Dr Mir Muhammad Ismail se salvó. Luego en 1947, fue trasladado a la Oficina de Aviación Civil. Sirvió en la base aérea nacional en India (Indian National Airbase) y en ésa época, en 1947, la situación no era muy buena. Hazrat Dr Mir Muhammad Ismail falleció en 1947, pero por la situación de aquella época no estuvo presente en su funeral y su cuerpo llegó dos días más tarde a Qadian.

Algunos hechos históricos de la Yama’at relacionados con él fueron que durante su presencia en la Fuerza Aérea, durante la separación, Hazrat Musleh Maud (ra), compró dos pequeños aviones para la comunidad. Necesitaban un piloto. Hazrat Dr Mir Muhammad Ismail relata que una noche Hazrat Mirza Bashir Ahmad Sahib (ra) le llamó con urgencia. Así que partió de inmediato hacia Qadian y allí se concordó que Hazrat Mirza Nasir Ahmad, el tercer Jalifa, que ésa época era el presidente de Judam-ul-Ahmadía, estaba a cargo de los aviones y, por lo tanto, trabajaría bajo su supervisión. A pesar de ello, continuó enviando muchos productos necesarios a Pakistán. Escribió un hecho muy interesante e histórico. Una mañana, Hazrat Musleh Moud me llamó en la oficina de Qasre Jilafat y me dijo que hoy te voy a dar mi posesión más preciada para que lo lleves a Lahore y lo entregues a Shaikh Bashir Ahmad Sahib. Y en cuanto a su protección y cuidado, debes decírselo con éstas mismas palabras que te estoy diciendo.  Además, debes pedirle un recibo tras entregar esto y traérmelo a mí. Mir Sahib dice que yo aún era un inexperto y pensé que me iba a entregar la riqueza de la comunidad o una caja de joyas. Sin embargo, después de un corto periodo de tiempo, el segundo Jalifa (ra) me trajo una pequeña bolsa de viaje. La bolsa estaba hecha de tela con la cremallera estaba rota y llena de papeles. Hazur (ra) puso la bolsa delante mía y me dijo: algunos los Tafseers del Sagrado Corán que he escrito han sido impresos y otras partes ya están escritas pero no impresas. Sin embargo, aún hay muchas partes del Tafseer por escribir. Como puedes ver, unas de mis principales misiones de mi vida es completar este Tafseer, es mi hábito que, ya sea de día o de noche, mientras voy a dar un paseo o haga alguna otra tarea, en resumen, da igual lo que esté haciendo, si me viene a la cabeza un nuevo significado de cualquier versículo del Sagrado Corán lo apunto inmediatamente en un papel y lo guardo en esta bolsa para que pueda ser útil en cualquier momento. Puede que no haya ningún orden en los apuntes escritos en los papeles, pero para mí son de gran importancia. Mir Sahib dice que tomó la bola y lo llevó cuidadosamente en el avión a Lahore. Una vez llegué allí, llamé y me las arreglé para ver a Shaikh Bashir Ahmad Sahib, y se lo entregué y cogí el recibo.

Ésta es una anécdota muy larga e histórica relacionada con las preciadas notas que trajo de Hazrat Musleh Maud (ra), y sobre las cuales Hazur (ra) puso mucho énfasis. De todos modos, en 1950 Hazrat Musleh Maud (ra) le dijo que podía volver a la Fuerza Aérea hasta 1965 y alcanzó el título de Comandante de ala. Durante ese periodo hizo varios cursos y también hizo otros cursos en Inglaterra. Desde 1960-63 sirvió como instructor en la academia militar del personal y de la comandancia en Quetta. También fue el encargado de la planificación de la guerra. Cuando vino aquí en 1953 para hacer un curso aéreo, viendo que quedaban pocos días para su vuelo de vuelta, decidió quedarse en la misión al terminar el curso con Chaudry Zuhoor Bajwa Sahib quien era el misionero (encargado) en ese momento.

Dice, “durante ese período tuve la oportunidad de conocer al Coronel Douglas a través de Bajwa Sahib”.

Afirma además:

“Nos reunimos con el Coronel Douglas y le pregunté por el caso de homicidio que fue presentado contra el Mesías Prometido (as). El Coronel Douglas dijo, ‘en ese momento estaba desempeñando el cargo de Jefe Adjunto en Gurdaspur’. Afirma además: ‘Sin embargo, comenzaré compartiendo un hecho que tuvo lugar unos años antes de este caso de homicidio que se presentó ante mí’”.

Afirma,

“en aquellos días yo estaba sirviendo como asistente del inspector en Batala. Un día estaba viajando de Amritsar a Batala en tren (esto también es un hecho muy histórico) y estaba sentado en primera clase en la última sección del vagón. Sin embargo, antes de salir de Amritsar, recibí un mensaje del Jefe auxiliar de Gurdaspur en el que dijo que quería hablarme de algo muy importante y que me vería en la estación de Batala.”

El Coronel Douglas dice:

“Cuando el tren llegó a la estación de Batala, el Jefe auxiliar de Gurdaspur estaba esperándome en la estación. El Jefe auxiliar pensó que yo estaba sentado en la primera sección de Primera Clase del vagón y me estuvo buscando ahí, así que rápidamente salí del tren y empecé a correr a lo largo de la plataforma hacia el extremo delantero del tren.”

El coronel Douglas le dijo entonces:

“Había pasado cerca de dos tercios de la plataforma cuando vi a una persona que caminaba con los ojos agachados y su rostro brillaba con un inmenso resplandor espiritual. Había algo tan cautivador en su rostro que mi corazón y mi mente quedaron asombrados.”

Afirma además:

“Parecía que no tenía interés por el mundo y caminaba lentamente. No fue posible para mí apartar mis ojos de su rostro espiritual y fijé mis ojos en él y continué mirándole fijamente. Pasó junto a mí y seguí mirándole y poco a poco se dio la vuelta y empezó a caminar en sentido contrario.”

Ambos caminaban en dirección opuesta. Y así, para mirar al Mesías Prometido (as), se dio la vuelta en la misma dirección que el Mesías Prometido (as) y comenzó a caminar hacia atrás para poder seguir viéndole.

Afirma además:

“El asistente del Jefe de Estación, que era un indio, se acercaba a mí con sus banderas y no me vio caminando hacia atrás y chocó contra mí y como resultado cayó al suelo. A pesar de que fue mi culpa, como los británicos estaban gobernando en ese momento, el asistente comenzó a disculparse. Sin embargo, le dije que no era culpa suya sino mía. Sin embargo, le pregunté quién era esa persona que estaba caminando. El jefe de estación respondió: “¿No sabes quién es? Es Mirza Sahib de Qadian”.

A continuación, relata,

“Una extrema emoción me sobrevino en ese momento. En toda mi vida jamás había visto un rostro tan espiritual y esto tuvo un profundo efecto sobre mí que duró durante un largo periodo de tiempo, y posteriormente pasado un tiempo me olvidé gradualmente de ello.”

Después dice:

“Cuando fui asignado como juez y me enviaron el caso relacionado con el Mesías Prometido (as), me di cuenta de que la acusación era bastante fuerte, así como bien documentada, no había ningún fallo en ella y el acusado tendría que ser sometido a una sentencia”.

Sin embargo, dice:

“Me quedé impresionado cuando leí que el acusado era Mirza Ghulam Ahmad de Qadian. Recordaba el incidente (en la estación) de hacía muchos años atrás, y por tanto mi corazón no podía aceptar que la persona que vi años atrás en la estación de Batala pudiera pensar en cometer tal acto, y mucho menos en hacer algo así”.

Después dice:

“Me sentí inquieto y preocupado, y permanecí en este estado de preocupación. Releí los archivos muchas veces con el fin de encontrar un fallo o error, pero no lo conseguí. Durante este estado de inquietud, llamé al superintendente de la policía, que era inglés, a mi oficina para poder consultar con él acerca de este caso. Le pregunté al superintendente de la policía ¿Está Abdul Hameed, quien alegaba, Dios nos perdone, que el Mesías Prometido (as) le había enviado a perpetuar el asesinato, en custodia de la policía o de la iglesia? A esta pregunta el superintendente de la policía se quedó sorprendido por un momento, porque se dio cuenta que la policía había cometido un error muy serio al no mantener a Abdul Hameed bajo custodia policial y dejarle bajo la custodia de la iglesia, e inmediatamente salió corriendo y dijo que volvería pronto. Después de un rato, cuando el superintendente de la policía británico volvió, dijo: “Hemos cometido un error crítico dejando a Abdul Hameed en custodia de la iglesia. Ya le hemos traído bajo nuestra custodia y admite que el caso carece de base. Ha admitido inventarse la historia con el fin de obtener dinero de la iglesia. (El coronel Douglas afirma que) Por tanto el caso continuó y tras escuchar a todos los testigos, declaré inocente a Mirza Sahib de todos los cargos. Después de anunciar mi veredicto pregunté a Mirza Sahib si deseaba levantar un caso por compensación contra los denunciantes. Sin embargo, respondió: ‘Nuestro litigio queda en Dios, y no necesitamos una compensación’”.

Por tanto, estas fueron dos anécdotas históricas en las que se encontró envuelto; en una estaba involucrado en la obtención de provisiones durante la separación (de India y Pakistán) y la segunda es este incidente acerca del coronel Douglas. Mucha gente ha oído el incidente real, pero sin embargo muy pocas personas han oído o leído la segunda parte de esta anécdota. Como mencioné anteriormente, era el hijo mayor de Mir Muhammad Ismael Sahib y era un miembro de Intijaab-e-Jilafat (el comité electoral que elige al Califa) al ser el hijo mayor de un compañero. Era un miembro del comité electoral en la elección de Hazrat Jalifatul Masih III, IV y V. En relación a esto mencionó que, a través de los sentimientos y emociones personales durante las elecciones, me considero un testigo del hecho de que el Jalifato es otorgado por Dios el Todopoderoso porque uno puede estar pensando en otra persona, y sin embargo, Dios el Todopoderoso crea un sentimiento especial en el corazón hacia la persona que va a ser elegida como Jalifa.

Era una persona muy piadosa que era devota a sus oraciones, pese a ser una persona muy discreta, siempre estaba absorbida en oración. Sobre su amor y afecto por el Santo Profeta (sa) su hija escribe:

“Tenía un amor profundo por Dios el Todopoderoso y el Santo Profeta (sa) y siempre me decía que debería esforzarme por sentir el amor de Dios el Todopoderoso y que no hay sentido en la oración si se convierte en un formalismo”.

Ella relata a continuación;

“Siempre que él leía acerca de las virtudes puras del Santo Profeta (sa), sus ojos se llenaban de lágrimas. Solía mencionar diversos aspectos de la vida del Santo Profeta (sa) con amor y pasión.”

Después añade:

“Incluso en nuestras actividades diarias, ya fuera al nadar o yendo a pasear, nos recordaba que debíamos estar concentrados en el recuerdo de Dios el Todopoderoso. Él mismo estaba siempre concentrado en el recuerdo de Dios. Era un padre bondadoso y benevolente que cuidó a todos sus hijos y siempre nos daba consejo (sobre diversos temas). Tenía una conexión fuerte con el Jilafat-e-Ahmadía.”

E incluso conmigo mantuvo una relación muy especial después de que fuese elegido Jalifa, la cual creció en sinceridad. Que Al-lah el Todopoderoso eleve su estatus y tenga misericordia sobre él. Que Él permita a sus hijos continuar con sus buenas obras.

El segundo funeral es para la señora Mahmooda Begum Sahiba, esposa de Chaudhry Muhammad Siddique Sahib Bhatti. Ella es la madre de Ashar Ali Bhatti Sahib, quien es un misionero sirviendo en Niger. Falleció el 16 de julio a la edad de 73 años, a Al-lah pertenecemos y a Él debemos retornar. El Ahmadíat se expandió a través de su familia en 1928 cuando su abuelo paterno, el difunto Chaudhry Sarwar Khan Sahib, aceptó el Ahmadíat. Su hijo escribe:

“Vivió una vida sencilla y autodisciplinada. Era una persona autosuficiente con una personalidad asombrosa. Pasó toda su vida en rectitud y oración. Tenía un amor impresionante por el Jilafat. Estaba siempre al frente del trabajo de la Yama’at. Era una mujer muy sencilla y siempre cuidaba de los pobres. Tenía un amor profundo por la oración y el Corán. Era regular en su Tahayyud (oración voluntaria previa al amanecer) y solía levantarse a las 3 de la mañana todos los días. Solía decir: ‘Comencé a realizar las oraciones del Tahayyud antes de mi boda y no recuerdo un día en el que no realizara el Tahayyud por falta de atención.’ (Su hijo a continuación escribe) Tan pronto como acababa de servir desayuno, solía prepararse para ofrecer las oraciones de Ishraaq (oraciones voluntarias de mediodía). Su marido fue el presidente local durante 28 años. Durante este tiempo cualquier invitado que llegase era recibido por ella de forma excelente”.

Su hijo a continuación relata:

“A pesar de vivir con recursos limitados solía ayudar a los pobres. Si se encontraba preocupada o en una situación financiera difícil, solía rezar por ello y a pesar de la situación financiera se aseguraba de que sus hijos recibieran una buena educación. Por el bien de la educación de sus hijos llegó a vender sus joyas y ganado. Tuvo que sufrir la pérdida de sus hermanos y sus padres y nunca mostró ningún tipo de dolor. La fallecida era Mussia (parte de la institución de Al-Wasiyyat) y aparte de su marido, deja a dos hijas y seis hijos. Como he mencionado anteriormente, uno de sus hijos, Ashgar Ali Bhatti es un misionero sirviendo en Niger. Debido a su trabajo de predicación no ha sido capaz de atender su funeral.

Que Al-lah el Todopoderoso eleve el rango de la fallecida y acepte todas las oraciones que ofreció por sus hijos. Que Al-lah de a sus hijos la oportunidad de continuar con sus buenas obras.

Compartir

Send this to a friend