Download Audio Hello world! Other Translations Hello world!

Perseverad atentamente en las oraciones

Tras recitar el Tashahhud, Ta’uz, Tasmia y el Surah Fatiha, Hazrat Ameer-ul-Mu’minin (aba) dijo:

El mes de Ramadán contiene innumerables bendiciones y aquellos que son capaces de comprender su verdadera esencia se benefician de ellas. He recibido cartas de mucha gente y aún las recibo en las que las personas declaran que no solo han tenido la oportunidad de mejorar sus oraciones obligatorias durante estos días, sino que también han tenido la oportunidad de ofrecer oraciones adicionales. También han tenido la oportunidad de escuchar el Dars [discurso] sobre el Sagrado Corán y los Ahadiz y ofrecer las oraciones de Tarawih y Tahayyud. Del mismo modo, han tenido la oportunidad de realizar una lectura completa del Sagrado Corán.

Aquellos que me han escrito también han dicho que durante estos días experimentaron un estado completamente diferente y han podido disfrutar de un deleite espiritual. También han declarado que fueron capaces de reunir las bendiciones del mes de Ramadán y que sus oraciones han sido respondidas y también han sido capaces de aumentar su fe en la existencia de Dios el Todopoderoso. También declaran que, han podido ser testigos de tales maravillas y experimentar esta condición debido únicamente a la gracia de Al-lah el Todopoderoso y no debido a cualquier cualidad propia y piden oraciones para ellos mismos para permanecer siempre en este estado. Y piden orar para no despojarse de las maravillas espirituales que Al-lah el Todopoderoso les ha concedido debido a cualquier tipo de negligencia, debilidad, error, arrogancia o cualquier acción desagradable o por no cumplir los derechos de Al-lah  el Todopoderoso y los derechos hacia nuestros semejantes. Además, piden que no pierdan las bendiciones y la gracia de Al-lah que han recibido en este mes y además piden que Al-lah el Todopoderoso les permita seguir recibiendo estas bendiciones.

¡Que Al-lah el Todopoderoso cumpla los deseos de aquellos que verdaderamente han hecho un esfuerzo para adquirir las bendiciones del mes de Ramadán e incluso si hubiera alguna debilidad o deficiencia por su parte, entonces Al-lah el Todopoderoso, puramente a través de Sus bendiciones y pasando por alto sus faltas, recompense esos esfuerzos y que esta recompensa que les ha concedido de Su misericordia y perdón durante el mes de Ramadán continúe con ellos para siempre! Además, para aquellos que alcanzaron estándares altos, que Él continúe aumentándolos y para aquellos que hicieron un mínimo esfuerzo, que Él les recompense también y les permita seguir progresando siempre. Sin embargo, todos deben orar por sí mismos para que su condición no retroceda, sino que continúe avanzando. Por otra parte, uno debe hacer un esfuerzo para no permitir cualquier tipo de lapso o relajación en los estándares que ha logrado por el cumplimiento de los derechos de Dios y los derechos del prójimo. De hecho, no sólo debéis intentar permanecer en ese nivel, sino esforzaros aún más de acuerdo a vuestras habilidades y también suplicar a Al-lah el Todopoderoso para continuar progresando. ¡Que Al-lah el Todopoderoso nos permita hacerlo!

Al-lah el Todopoderoso ha atraído nuestra atención hacia la oración por varios métodos. Donde Al-lah el Todopoderoso testifica que ‘Yo estoy cerca’, esto no sólo se aplica al mes de Ramadán. De hecho, Al-lah el Todopoderoso declara que quien Le suplica mientras está en un estado de angustia, Al-lah el Todopoderoso responde a sus oraciones. Al-lah el Todopoderoso dice:

[Texto Árabe]

“O, ¿quién responde a la persona angustiada cuando Le invoca, y Le quita el mal?”

Al-lah el Todopoderoso además dice:

[Texto Árabe]

“¿Hay algún Dios además de Al-lah?”

En otras palabras, es solo Al-lah el Todopoderoso quien responde las oraciones de aquel que suplica mientras está en estado de angustia y es quien alivia su sufrimiento. Con respecto a este versículo [del Sagrado Corán] el Mesías Prometido (as) ha dicho:

“Al-lah el Todopoderoso ha mencionado en el Sagado Corán un signo por el cual uno puede reconocer a Al-lah y así saber que vuestro Dios es quien escucha las oraciones de aquellos que están en estado de angustia.”

Luego, en otro lugar, Al-lah dice:

[Texto Árabe]

“Rogadme, Yo responderé a vuestras oraciones.”

Por lo tanto, las bendiciones espirituales que derivamos, la proximidad que alcanzamos hacia Al-lah el Todopoderoso y las maravillas que presenciamos de la aceptación de nuestras oraciones pueden convertirse en una parte permanente de nuestra vida. Él nos muestra los signos maravillosos de Su aceptación de las oraciones y Su cercanía a pesar de nuestras deficiencias para hacer que nos demos cuenta de que debemos tratar de establecer esto de forma permanente. Al-lah el Todopoderoso no tiene ninguna limitación para circunscribirle  sólo al mes de Ramadán, pensando que Él se acercará sin importarle si uno realiza alguna acción, ya que es sólo en el mes de Ramadán en el cual Él se acercará. Este mes o estos días son simplemente para llamar nuestra atención ya que cuando toda la Yama’at se centra en algo colectivamente se consigue incluso que los débiles también se animen a prestar atención,  porque Su proclamación es para todos los tiempos:

[Texto Árabe]

 “Yo siempre estoy cerca, venid y obtened el placer de Mi cercanía. Puesto que estáis buscando Mi cercanía colectivamente durante el mes de Ramadán como una Yama’at e implorando por Mí, entonces, como un favor especial de Mí parte, he incrementado Mis bendiciones sustancialmente.”

Además, al centrar nuestra atención hacia las oraciones y a los caminos para aumentar la cercanía a Al-lah, el Santo Profeta (sa) relata:

 “Nuestro Señor está más cerca del hombre durante la mitad de la noche. Por lo tanto, si sois capaces de hacer lo mismo, seguramente os convertiréis en aquellos que recuerdan a Dios en esa hora.”

Muchas personas infunden el hábito de ofrecer las oraciones de Nawafil [oraciones voluntarias] durante el mes de Ramadán y si se hacen regulares en esto, también oran por ello y toman una decisión firme antes de dormir por la noche, entonces pueden beneficiarse permanentemente de esta cercanía. Cuando uno alcanza la cercanía de Al-lah el Todopoderoso, entonces están en Su protección. Esta proximidad [a Dios] se adquiere a través de las súplicas en la noche y también por el recuerdo de Dios el Todopoderoso y Su adoración durante el día. Mientras dirigimos nuestra atención hacia el recuerdo de Al-lah el Todopoderoso, el Santo Profeta (sa) dijo como advertencia:

 “La diferencia entre uno que recuerda a Dios y el que no lo hace es como el que vive y el que está muerto.” 

Por lo tanto, hemos recibido las provisiones para el sustento de nuestra vida y también para alcanzar Su cercanía durante todo el año. Los medios para la aceptación de nuestras plegarias están disponibles en todo momento. Por lo tanto, limitar esto a unos pocos días y después no prestar atención a las palabras de Al-lah el Todopoderoso hará que uno se vuelva como los muertos. Si deseamos alcanzar la verdadera esencia de la vida, entonces es necesario que recordemos a Dios durante los once meses del año restantes también.

Se menciona en una narración que el Santo Profeta Muhammad (que la paz y bendiciones de Dios sean con él) ordenó el recordatorio de Al-lah el Todopoderoso :

 “Os ordeno que recordéis abundantemente a Al-lah el Todopoderoso. La semejanza de recordar a Al-lah es como la de alguien que es perseguido incansablemente por su enemigo. El perseguido finalmente encuentra refugio en una fortaleza robusta y se salva del enemigo que está a punto de capturarlo. Del mismo modo, uno no puede protegerse de Satanás sin involucrarse en el recuerdo de Al-lah.”

Por lo tanto, Al-lah el Todopoderoso no solo da refugio y protección al hombre durante unos días específicos. Más bien, la proclamación de Dios de que [árabe] “Yo estoy cerca” es aplicable en todas partes y en todo momento. Su robusta fortaleza para el refugio está presente eternamente en todos los lugares. Las puertas de esta fortaleza están siempre abiertas para la protección de los verdaderos creyentes. Los guardianes asignados para esta misión están siempre alerta para detener a Satanás y salvar a los siervos de Dios de los ataques satánicos. Si, para escapar de un enemigo, el hombre insensatamente elige seguir un camino traicionero en lugar de correr hacia la fortaleza de Al-lah el Todopoderoso, sería una estupidez y no tendría sentido. La salvaguarda que hemos obtenido entrando en la fortaleza protegida y robusta durante el mes de Ramadán, ahora es nuestro deber tomar todas las precauciones para permanecer dentro de esta fortaleza, para evitar que, por descuido, no acabemos abandonando esta fortaleza robusta, cayendo en manos del enemigo más malvado.

En pocas palabras, cada uno de nosotros necesita prestar una atención especial y constante a las oraciones y realizar buenas obras. Esto nos permitirá permanecer de forma permanente  bajo la protección y el refugio de Al-lah el Todopoderoso. Enfatizad y dar importancia al recuerdo de Al-lah. ¿Con qué constancia se deben observar las oraciones y qué método de oración debemos emplear? El Mesías Prometido (as) explica:

 “Recordad que Al-lah el Todopoderoso, es completamente Autosuficiente y sin necesidad de nada. La oración tiene que ofrecerse una y otra vez y constantemente, así como en un estado de angustia profunda, de lo contrario será ineficaz (la condición es que tiene que ofrecerse repetidamente y en un estado de angustia). Observad el tormento que se sufre cuando vuestra esposa o hijo  enferman o tenéis que confrontaros a un juicio terrible. Una oración sin verdadera pasión y vacía de angustia es completamente inútil y redundante.”

Por lo tanto, para que la oración sea aceptada, es necesaria la existencia de una pasión intensa y un estado de angustia.

El Mesías Prometido (as) dijo:

 “Las oraciones aceptadas están condicionadas al dolor y a la angustia que se exhiben.”

Las oraciones ofrecidas no deben ser meras labialidades ni superficiales. Más bien se debe mostrar inquietud y ansiedad en las súplicas. El Mesías Prometido (as) dijo, además:

 “Debéis sentir dolor y compasión en vuestros corazones por cualquier persona por quien oréis.”

El hombre ora para su propio beneficio con intensa pasión y, como ha dicho el Mesías Prometido (as), también ora por sus seres cercanos, su esposa y sus hijos con la misma intensidad cuando sufren. Sin embargo, el deber de un verdadero creyente es ampliar este círculo personal para orar también por la Yama’at (comunidad), orar por la comunidad musulmana en general, orar por vuestro país, orar para evitar las circunstancias peligrosas que están ocurriendo el mundo. En resumen, rezar con un anhelo que emane desde las profundidades de vuestros corazones. Vuestras oraciones no deben quedarse en la superficie. En una ocasión, el Mesías Prometido (as) dijo:

 “Mi religión dice no dejar fuera a mis adversarios y enemigos de mis oraciones. Cuanto más amplio sea el alcance de las oraciones, más beneficio recibirá el suplicante. Cuanto más limitadas sean las oraciones de uno y no salgan del corazón, más se alejará de la cercanía de Al-lah, el Todopoderoso.”

Por lo tanto, una forma de acercarse a Dios es no limitar las oraciones sólo para asuntos personales e individuales, sino que vuestro círculo de oraciones debe ser muy amplio. La sociedad y el mundo de hoy están tan unidos que la oración por los demás beneficiará a la propia persona. En otras palabras, además de las bendiciones recibidas de Dios y el beneficio derivado de ello, uno también se beneficia en este mundo porque cada persona tiene un efecto aparente en el otro. Así, primero, en vuestras oraciones regulares, orad por la Yama’at. Es deber de todo áhmadi incluir a toda la Yama’at en sus oraciones. Todos están familiarizados con la situación de la Yama’at en Pakistán. Hay incidentes frecuentes de funcionarios gubernamentales y maulvies (clérigos religiosos) que causan problemas contra los áhmadis. ¡Que Al-lah el Todopoderoso proteja a todos los áhmadis paquistaníes de su maldad!  El gobierno está tratando de desviar la atención de sí mismo. Para ello, causan pérdidas o daños a las minorías o grupos más débiles bien por ciertos medios, o a través de grupos o personas o bien mediante diferentes ataques. Después de iniciar tales actos, el gobierno, con la excusa de establecer la ley y el orden, dicta leyes más estrictas para que puedan gobernar según sus caprichos y fortalecer su sede de poder. Esto es lo que está saliendo de los informes de los medios de comunicación en Pakistán en la actualidad. ¿Qué hay de verdad en todo esto? Dios lo sabe mejor. Sin embargo, tales esquemas han sido implementados por los gobiernos en el pasado y por lo tanto es muy importante orar especialmente para Pakistán. Hay que hacer oraciones especiales para los áhmadis pakistaníes, quienes viven en este país. Como he dicho muchas veces, no se observa la pasión que uno debe tener a la hora de rezar, por lo tanto debemos prestar más atención a este tema. En cuanto a lo que se refiere a las acciones o los esfuerzos aparte de las oraciones, nunca hemos tomado la ley en nuestras manos ni nos hemos vengado en el pasado y tampoco lo haremos en el futuro. La oración es el arma que siempre utilizamos. Al-lah el Todopoderoso, sigue salvando y protegiendo a la Yama’at de aquellos que planean eliminarla. Si Dios quiere, Él mismo salvaguardará a la Yama’at en el futuro también. De hecho, Insha’lah Taala [si Dios quiere], la Yama’at progresará a un ritmo aún más rápido que antes.

Igualmente se ha formado una campaña para tomar medidas contra la Yama’at en Argelia. Sin embargo, aparte de alguna rara excepción, todos los áhmadis están completamente firmes en su fe. Me escriben diciendo,

 “no se preocupe porque estamos preparados para ofrecer cualquier tipo de sacrificio.”

De hecho, una persona me escribió diciendo,

 “Usted dice que somos una nueva Yama’at. De hecho, la Yama’at aquí se ha establecido desde hace diez años. Sin embargo, nuestra historia de ofrecer sacrificios lleva mucho más tiempo. Y así como hemos hecho sacrificios antes, ¿cómo puede ser que dejemos de ofrecer sacrificios ahora habiendo aceptado la verdad?”

El gobierno de allí no entiende la naturaleza de estas personas que no toman represalias ni vacilan en su fe. Hombres, mujeres, todos están dispuestos a aceptar los castigos, pero no están dispuestos a renunciar a su fe. Todo esto se debe a que los áhmadis poseen la poderosa arma de las oraciones y creen firmemente en las bendiciones y generosidades de Al-lah, el Todopoderoso. Piensan que un día este período de pruebas terminará un día y Al-lah el Todopoderoso escuchará sin duda sus plegarias.

Nos postramos ante Dios, que es Todopoderoso. Él es un pilar indestructible y quienquiera que se aferra a Él, se aferra a este Pilar y Salvador. El honor y la majestad de nuestro Dios domina cualquier reino o gobierno. Él es el Independiente y está a cargo de todos. Estas potencias y gobiernos ni siquiera equivalen a una hormiga insignificante en comparación. Así pues, si nuestro Señor es de tal poder y gloria, entonces no tenemos razón para temer. En realidad, las pruebas son inevitables y necesitamos ofrecer sacrificios, sin embargo, finalmente sólo aquellos que están al lado de Al-lah el Todopoderoso serán los victoriosos. La historia de la Comunidad Ahmadía da testimonio del hecho de que en cada ocasión Al-lah el Todopoderoso ha protegido a la Comunidad, al mismo tiempo que ha frustrado los planes del enemigo. Por lo tanto, si hay algo que necesitamos, es sólo buscar protección bajo la formidable fortaleza de Al-lah  el Todopoderoso, no sólo continuando con nuestras oraciones y recordándole, más bien debemos aumentar más nuestros esfuerzos al respecto.

Como mencioné anteriormente, es responsabilidad de cada áhmadi que reside en Pakistán concentrarse en la oración. En cuanto a aquellos que creen que están a salvo de cualquier peligro inmediato y como resultado se han vuelto negligentes en sus oraciones al no prestarles toda la atención, ellos deben recordar también que pueden verse sometidos a cualquier prueba o dificultad en cualquier momento. A fin de salvaguardar su fe tendrán que buscar el refugio de Al-lah el Todopoderoso. Por lo tanto, ante una situación de este tipo uno debe enfocar su atención hacia las oraciones. Con respecto a la aceptación de las oraciones, como ya he mencionado anteriormente, si un individuo está gozando de las comodidades y lujos de este mundo, incluso entonces debe orar con angustia por su compañero áhmadi que está enfrentándose a penas y dificultades. ¡Que Al-lah el Todopoderoso retire los sufrimientos a los que se están enfrentando debido a su fe, así como cualquier aflicción personal!

Como ya he mencionado, orar por otras personas a su vez elimina las propias aflicciones. Las personas que viven fuera de estos países; en Europa y otros países desarrollados no deberían considerarse a salvo de esto. La ola de sentimientos anti-islámicos que está extendiéndose en occidente y en los países desarrollados también influirá sobre algunos áhmadis, no importa cuánto nos distanciemos de las acciones de otros musulmanes; afirmando que seguimos las enseñanzas pacíficas del islam, que son de amor y afecto. No todo el mundo es consciente de quiénes somos y cuál era el propósito del advenimiento del Mesías Prometido (as). Por lo tanto, debemos difundir el mensaje del Mesías Prometido(as) a cada persona, explicándoles cuál era su misión. Las personas que toman represalias lo hacen ciegamente y ha habido incidentes aquí en el pasado y están teniendo lugar ahora. Las organizaciones anti-islámicas así como las nacionalistas están tomando medidas para dañar a los musulmanes y a las personas de otras naciones. De hecho, un áhmadi me ha escrito diciendo que,

“anteriormente mi gerente estaba muy contento con mi trabajo y siempre me elogiaba. Además de esto, estaba impresionado con mis modales y ética. Sin embargo, después de algún tiempo su comportamiento cambió y comenzó a oponerse a los musulmanes, por consiguiente, también se volvió contra mí y quiere echarme del trabajo”.

Por tanto, son incidentes como estos los que lentamente aumentarán si no se tratan en el momento adecuado. Sin embargo, aparte de la oración no hay solución a esto. Sin forjar una fuerte conexión con Al-lah el Todopoderoso, nadie puede salvarse de esta situación. Si Dios el Todopoderoso ha declarado abiertamente – “si venís hacia Mí con sinceridad, Yo aceptaré vuestras oraciones y súplicas”- entonces debemos usar todas nuestras habilidades para adoptar este método. Por lo tanto, cuando uno agota todos sus esfuerzos y empeños, entonces sin la ayuda de Al-lah  el Todopoderoso – El Ser que frecuentemente regresa con compasión- será difícil sobrevivir. No podemos eliminar estas aflicciones y pruebas sin Su ayuda.

Además, no es sólo la cuestión de los musulmanes o áhmadis, sino la situación de todo el mundo está cambiando y debido a no buscar el agrado de Al-lah el Todopoderoso se dirigen hacia su propia destrucción. Actualmente, las principales potencias están instigando a los musulmanes a luchar entre si mismos. Como he mencionado desde hace varios años, debido a su propia estupidez, los musulmanes están cayendo en sus trampas y su propia falta de juicio los está llevando a la disminución de su fuerza. El progreso de los países musulmanes ha retrocedido varias décadas atrás. En este momento, las estrategias de los EE.UU. parecen extremadamente peligrosas. En Siria se están estableciendo las bases para la guerra y esto sólo aumentará. La situación en Siria está siendo creada con el propósito de que Irán intervenga directamente en Siria. En tal situación Irán podría enviar fuerzas terrestres y esto llevaría a los Estados Unidos e Israel a iniciar un conflicto directo con Irán por enemistad, lo que podría provocar una guerra.

Lamentablemente, el Gobierno de Arabia Saudita también los apoyará. Este parece ser el escenario aparente que jugaría como la estratagema para debilitar a los países musulmanes que, debido al odio y rencor hacia el islam, se está ejecutando muy astutamente. Los poderes [occidentales] están trabajando meticulosamente hacia esto y seguirán haciéndolo en el futuro. Sin embargo, esto no quedará como una guerra aislada. Rusia también entraría abiertamente en la guerra con el fin de ayudar a la parte oponente, lo cual ellos han insinuado en diversas ocasiones. Esto podría tomar la forma de una guerra mundial y eso es lo que los analistas están empezando a decir. Como he dicho anteriormente, una guerra hará retroceder el desarrollo de cualquier país musulmán que haya progresado en general por varias décadas. Algunos países ya han tenido que hacer frente a tales repercusiones y han retrocedido décadas atrás, pero otros los seguirán y en última instancia serán los musulmanes los que sufrirán la mayor pérdida.

En la actualidad, Qatar se enfrenta a una situación similar. Este es otro truco para crear conflicto y discordia entre los musulmanes. En lugar de eliminar el terrorismo, lo único aparente son las diferencias sectarias. Se ha desarrollado un resentimiento en un intento por generar mayores riquezas y recursos y mantener [a Qatar] subordinado. Inicialmente, Estados Unidos dijo a Arabia Saudita que era libre para imponer sanciones contra Qatar. Esto es más o menos lo que se ha informado en los medios de comunicación después de que el presidente de los Estados Unidos visitó el país y dio el visto bueno, estas medidas contra Qatar fueron entonces implementadas. Ahora, después de todo esto que ha sido implantado, el Gobierno de los Estados Unidos ha dicho que las condiciones de paz establecidas por Arabia Saudita son demasiado estrictas y deben ser más indulgentes; a la vez que tratan de someter a Qatar bajo su control muestran que son completamente neutrales. Los países musulmanes no comprenden que se está tramando una conspiración contra ellos, o más bien una conspiración contra el islam, de la que deben protegerse.

Sin embargo, las chispas de la guerra pueden estallar no sólo en Oriente Medio o de los países musulmanes. A diario siguen aumentando las tensiones entre los EE.UU. y Corea del Norte. Expertos y analistas que evalúan los asuntos mundiales comentan abiertamente que una guerra devastadora puede ser el resultado de una pequeña intervención con armas por los Estados Unidos, o cualquier acción severa o medidas tomadas por ellos; o si Corea (del Norte) decide usar armas, aunque sólo sea para amedrentar. Así pues, la situación del mundo es extremadamente peligrosa. Aunque China esté aliada con Corea del Norte, al evaluar la gravedad de la situación y comprendiendo las terribles repercusiones de una guerra mundial, está tratando de hacer que Corea y EE.UU. entiendan esta peligrosa situación.

Además, está el asunto de las nuevas invenciones. El ordenador ha desempeñado un papel vital en facilitar la comunicación entre las personas, el mantenimiento de registros y la asistencia en otros departamentos. Se ha hecho cargo de muchas cosas. Sin embargo, esta misma invención podría ser la causa de una guerra mundial. Actualmente, ya sea específico de un país o de todo el mundo, hay una ola de ataques cibernéticos que está teniendo lugar.

Aquí también la organización del NHS quedó en desorden, así como los sistemas aeroportuarios. Estos ataques cibernéticos pueden ser utilizados como una herramienta en la guerra y pueden desempeñar un papel devastador en proporcionar una chispa para la guerra y causar una destrucción terrible. Además, un representante de la OTAN ha declarado que,

“incluso si un solo ataque cibernético se produce contra la OTAN o en cualquier parte del mundo en este tiempo frágil, podría resultar en guerra devastadora. Por lo tanto, no podemos tolerar más ataques cibernéticos.”

Esta es la advertencia que emitieron.

Por ello, el mundo está pavimentando el camino a su propia destrucción. La gente cree que el avance del mundo y el progreso de la gente mundana es la garantía para su seguridad, sin embargo, puede ser el medio de su destrucción.

Además, las personas mundanas y los líderes de gobierno se han convertido en seres completamente ajenos a la realidad debido a sus propios intereses. Especialmente cuando el líder del supuesto país más poderoso, mientras está sentado en su propio terreno hace aclamaciones vacías y cree que el mundo irá según su dictamen, es cuando estas ideas únicamente empeoran la situación.

Una cosa es clara, y es que, debido a la fuerte arrogancia y su odio a sus enemigos y a los musulmanes, él está centrado en eliminar a los musulmanes. Está endemoniadamente cerrado en destruir a sus enemigos, sean quienes sean, y permanece ajeno al hecho de que él tampoco estará a salvo de las inquietantes consecuencias de la situación del mundo que han surgido debido a varios factores.

Es una pena para los musulmanes que los soberanos del lugar que es el centro del islam sean también deshonestos y meramente busquen el beneficio de sus intereses, y por el hecho de establecer su autoridad sobre su tierra están debilitando al islam, cayendo como víctimas en las manos de no musulmanes. Como he mencionado anteriormente, este es el estado del gobierno Saudí. Los líderes de países musulmanes también han cometido atrocidades contra su propia gente y como resultado la mayoría de sus ciudadanos se han vuelto en contra de ellos. Después, para fortalecer su poder, los gobiernos han aumentado su opresión y tiranía. Esta es la situación en Siria, Irak y otros países hasta tal punto y creencia, que es así como resolverán sus problemas. Sin embargo, fracasan a la hora de comprender que la solución reside en la directiva del Santo Profeta (sa) que es creer en el Mesías Prometido e Imam Mahdi.

Nosotros, los áhmadis, somos débiles. No tenemos ni poder ni riqueza, ni autoridad en el gobierno. Sin embargo, tenemos la suerte de que, de acuerdo con las instrucciones del Santo Profeta (sa), hemos aceptado el esperado Mesías y Mahdi, con el cual está vinculada la paz global. Y esto ocurrirá actuando según las instrucciones dadas por el Mesías Prometido (as). Si el mundo puede ser salvado de la guerra y la obliteración, es únicamente a través de una única vía; que es la oración ferviente de cada uno de los áhmadis para salvar al mundo de estas destrucciones.

En una ocasión el Santo Profeta (sa) dijo que las oraciones pueden ser efectivas a la hora de proteger a uno de las pruebas que ya han sido decretadas, así como de aquellas que están por venir. El Santo Profeta (sa) dijo:

“¡Oh sirvientes de Al-lah! Haced que la oración sea lo más importante para vosotros.”

Por tanto, de acuerdo con las enseñanzas del Santo Profeta (sa) debemos hacer la oración lo más importante para nosotros. Hoy es el deber de cada áhmadi, sentir dolor y sufrimiento por la humanidad, y rezar por ella; sintiendo las dificultades  que aún están por llegar y  que aún no les han sobrecogido , o aquellas que no tienen constancia de ellas. Los gobiernos y una parte de la sociedad están cometiendo actos por su propio interés; hay cientos de miles de personas inocentes viviendo en estos países que son completos desconocedores de lo que les va a ocurrir a ellos, y lo que les está ocurriendo en el presente. Son inofensivos e inocentes, y es nuestro deber rezar por ellos.

Las personas materialistas que, como he mencionado anteriormente, creen que estarán salvadas de estos efectos permaneciendo en sus materiales fortalezas, todavía no comprenden que estos desastres y destrucciones están acercándose de manera rápida. Hoy es el deber de los sirvientes del Mesías Prometido (as) no solo rezar por ellos mismos para que Al-lah el Todopoderoso les mantenga firmes en la fe – deben prestar más atención a su relación con Él y a sus oraciones y eliminar sus preocupaciones y problemas – sino también rezar por la Ummah islámica para que Al-lah  el Todopoderoso les otorgue el suficiente entendimiento para darse cuenta de su situación y sus responsabilidades, y no caer en las manos de los enemigos del islam. Para garantizar su paz y su progreso, han de aceptar al mensajero que Al-lah el Todopoderoso ha enviado.

Similarmente, rezad fervientemente para que la humanidad esté protegida de la destrucción, y con el fin de evitar una guerra. Las oraciones y la caridad eliminan las dificultades. Si el mundo se mueve hacia la reforma, entonces estas guerras pueden ser evitadas. No seríamos felices si una parte del mundo fuera destruida únicamente para que las personas restantes entendieran y  tornasen hacia Dios, aceptándole. Al contrario, estaremos contentos, y nos esforzamos y rezamos a Dios, para no traer la destrucción sobre nadie debido a sus malos actos y que el mundo entero entre en razón con el fin de que sea salvado de un terrible final. Es la tarea de los seguidores del Mesías Prometido (as) dar a conocer este mensaje, y es que  aferrándose con firmeza al Mesías Prometido (as), uno puede permanecer en el círculo de la protección; de hecho, es únicamente agarrándose firmemente a él la forma en la cual esto puede ser posible, pero también es nuestra tarea rezar por ellos con la certeza de que, a través de nuestras oraciones, si Dios quiere, ellos puedan obtener la guía y que Dios les salvará de caer en los fosos de la destrucción.

¡Que Al-lah Taala nos permita completar esta misión que es nuestra, la cual fue traída por el Mesías Prometido (as) y que consiste en traer al mundo bajo el estandarte del Santo Profeta (sa), y con el fin de hacer esto debemos utilizar todas nuestras facultades y aplicar todos nuestros esfuerzos en una forma práctica! Debemos prestar atención a nuestras oraciones hasta el máximo, dado que la victoria del Mesías Prometido (as) será a través de las oraciones. Al Mesías Prometido (as) le fue otorgada el arma de la oración. Por lo que, como ya he mencionado, incluso después de Ramadán debemos continuar fortaleciendo nuestra conexión con Dios y sobresalir en las oraciones y adoración. Que Al-lah nos permita conseguirlo!

El Mesías Prometido (as) dice:

“La oración es un gran tesoro y fuerza. El Sagrado Corán ha repetidamente comunicado esto, y nos ha informado de aquellos que obtuvieron la salvación de sus dificultades a través de las oraciones. El origen de las vidas de todos los profetas y la raíz de todo su éxito, fue sin duda la oración. Por tanto, mi consejo para vosotros es que continuéis rezando para que podáis mejorar en la fuerza de vuestra fe y buenas obras. A través de la oración se conseguirá dicho cambio a través del cual, con la gracia de Dios, tendréis un final próspero.”

¡Que Al-lah nos conceda a todos un final próspero y que nunca nos permita caer en las manos de Satanás; y que nos permita vivir nuestras vidas acorde a los mandamientos de Al-lah y Su mensajero!