Download Audio Hello world! Other Translations Hello world!

El Mesías Prometido y Mahdi (a.s.)

Después de recitar el Tashahhud, Ta’uz, Tasmia y Sura Fatiah, Hazrat Ameer-ul-Mu’mineem (aba) dijo:

Ayer fue el 23 de marzo y en la historia del Ahmadíat este día es muy significativo porque en dicho día el Mesías Prometido (as) estableció oficialmente la Comunidad Ahmadía a través del sistema del Bai’at (pacto de iniciación). El Mesías Prometido (as) anunció que

“la profecía del Santo Profeta (sa) en relación al Mesías y Mahdi (el Guiado) esperado se ha cumplido a través de mí”.

El Mesías Prometido (as) dijo:

“He sido enviado para introducir el amor de Dios en los corazones (de la gente) mediante el establecimiento de la unidad de Dios el Todopoderoso”.

El Mesías Prometido (as) continúa diciendo:

“Dios el Todopoderoso desea atraer a todas las almas de naturaleza pura hacia Él – bien residan en Europa, Asia o en cualquier parte del mundo en ese respecto – y Él desea demostrar Su Unidad guiando a la gente hacia una fe única. Este es el objetivo de Dios el Todopoderoso por el cual yo he sido enviado a este mundo. Por tanto, debéis seguir este objetivo, pero uno siempre debe mantener la amabilidad, buena conducta y oraciones en mente”.

El Mesías Prometido (as) a continuación afirma:

“Me ha sido otorgado este rango y estatus debido a mi completa sumisión y (mi) verdadero amor por el Santo Profeta (sa). Por ello este mensaje es para todo el mundo; todos debemos amar a este profeta y seguirle. A través de él, seremos capaces de crear una conexión con Dios el Todopoderoso y convertirnos en verdaderos creyentes que se adhieran a la Unidad de Dios”.

El Mesías Prometido (as) continúa diciendo:

“Los hijos de Adán no tienen mensajero e intercesor salvo Muhammad, el Elegido, la paz y bendiciones de Dios sean con él. Esforzaros pues, en cultivar el verdadero amor por este Profeta de gloria y majestuosidad, y no deis precedencia a nadie sobre él, para que en el cielo seáis incluidos entre aquellos que han obtenido la salvación. Recordad, la salvación no es algo que se manifieste después de la muerte. Sino lo contrario, la verdadera salvación muestra su luz en este mismo mundo. ¿Quién es aquel que obtiene la salvación? Es aquella persona que cree que Dios es verdadero y que Muhammad, paz y bendiciones de Al-lah sean con él, es el Intercesor entre Dios y toda Su creación, y que bajo el cielo no hay mensajero de igual rango a él, ni ningún libro igual en estatus al Corán. Dios no deseó que nadie permaneciese vivo eternamente, pero este Profeta Elegido vive para para siempre”.

Este es el estatus y el amor que el Mesías Prometido (as) sentía por el Santo Profeta (sa), que expresó abiertamente y siempre instó a sus seguidores a que fueran conscientes de este rango y amor. Aquellos que nos acusan de considerar el rango del Santo Profeta (sa) inferior al del Mesías Prometido (as) (Dios nos perdone) son culpables de una grave injusticia. Incluso en el presente, esta misma alegación se utiliza contra áhmadis en Argelia y como resultado de ello están siendo encarcelados. Hasta el punto de que han detenido a mujeres y han empezado a procesar demandas contra ellas. Hay mujeres junto con sus pequeños bebés, con pocos meses de vida que solo beben leche (materna), que son obligados a viajar durante horas para llegar a otra ciudad, donde afrontan el juicio y la cárcel. Sin embargo, el mensaje que estoy recibiendo de dichas mujeres es el mismo, y es:

“Hemos aceptado al Mesías Prometido (as) y solo después de esto hemos entendido el verdadero significado de Tauhid (la unidad de Dios) y también el verdadero rango y estatus del Santo Profeta (sa) y qué significa tener amor por él. ¿Entonces, cómo podemos revertir nuestra fe?”

Mientras rezamos para que los áhmadis sean liberados de sus dificultades en ese país, al mismo tiempo rezamos a Dios el Todopoderoso para que conceda a los musulmanes la oportunidad de aceptar al ardiente devoto del Santo Profeta (sa); aquel que fue enviado para establecer la Unidad de Dios y también el responsable de la difusión del segundo renacer del islam. Uno puede observar el amor por Dios el Todopoderoso del Mesías Prometido (as) y su deseo de extender la Unidad de Dios a través de las siguientes palabras. Hablando acerca de Dios el Todopoderoso, el Mesías Prometido (as) dice:

“[Querido Señor] ¡Observa! Mi alma asciende hacia ti con la mayor certeza, como un pájaro planea hacia su nido. Por tanto, deseo de ti un signo de Tu existencia, no por el bien de mi honor ni por un beneficio personal, sino para que la gente te reconozca e identifique Tus virtuosos caminos, y no se desvíen de la guía declarando como falso a quien ha sido enviado. Doy testimonio que Tú ciertamente me has enviado y que has creado incontables signos de mi veracidad, hasta el punto que Tú ordenaste al sol y a la luna que se eclipsaran en el mes de Ramadán, en concordancia con las fechas mencionadas en la profecía. Te he reconocido a Ti, y Tú eres mi Señor. Por tanto, mi alma corre hacia Ti tal y como un bebé gatea hacia su madre al verla. ¡Qué desgracia! La mayoría de la gente no me ha reconocido, ni me ha aceptado.”

A través de esto, aunque podemos ver el amor del Mesías Prometido (as) por Dios y su ansia por establecer Su grandeza, al mismo tiempo uno puede claramente ver su aprensión por salvar a la humanidad, ¿y por qué no iba a estarlo? él era el enviado en los últimos días en servicio al Santo Profeta (sa) con el fin de infundir el amor a Dios el Todopoderoso en los corazones de la gente. No solo estableció esto, sino que él mismo estaba sumido en el amor de Dios el Todopoderoso. Sentía un ardiente deseo por encender la chispa del amor ardiente por Dios el Todopoderoso en los corazones de las personas. En relación a esto el Mesías Prometido (as) dice:

“Qué desafortunado es el hombre, que incluso ahora, no es consciente de que hay un Dios que tiene poder sobre todas las cosas. Nuestro paraíso reside en nuestro Dios. Nuestro mayor gozo está en nuestro Dios ya que Le hemos visto y hemos encontrado toda belleza en Él. Esta riqueza vale la pena aunque haya que sacrificar la vida para obtenerla. Este rubí merece la pena adquirirlo aunque uno tenga que perderse a sí mismo para obtenerlo. ¡Oh aquellos que han sido privados! Corred hacia esta fuente que os saciará. Esta fuente de vida es vuestra salvación. ¿Qué haré? ¿Cómo impresionaré los corazones con estas buenas nuevas? ¿Qué tipo de tambor debo tocar por las calles para anunciar que este es vuestro Dios, y la gente me oiga? ¿Qué remedio debo aplicar en los oídos de la gente para que escuchen?”

Observad cuánto dolor está envuelto en las capas de estas palabras, en realidad, es más apropiado decir que hay varios matices de agonía unidos a cada una de las palabras. Cada palabra tiene niveles y cada nivel contiene un dolor que cada persona puede entender acorde a su nivel de intelecto y entendimiento. Por tanto, en relación al entendimiento de cada individuo, sea cual sea la capa que uno es capaz de comprender, alcanzará alturas extraordinarias y conseguirá un llamativo progreso espiritual.

Al mismo tiempo que nos aconseja adorar a Dios el Todopoderoso y obtener Su amor, el Mesías Prometido (as) afirmó:

“Si os convertís en uno con Dios, tener por seguro que Dios será vuestro también. Dios el Todopoderoso permanecerá despierto mientras vosotros dormís. Dios vigilará a vuestro enemigo y frustrará sus planes, mientras vosotros permanecéis desprevenidos de él. Aún no conocéis la extensión de los poderes de Dios. Si lo supierais, no habría un día que no sufrierais por el mundo. ¿Acaso aquel que posee un tesoro llora y se lamenta hasta la muerte por la pérdida de una simple moneda? Si hubieseis estado atentos de este tesoro y supierais que en todo momento de necesidad Dios es capaz de satisfacer vuestras necesidades, ¿por qué ibais a mirar al mundo con tal desasosiego? Dios es un preciado tesoro, apreciadle pues cómo tal, ya que Él es vuestro Ayudante en cada paso. No sois nada sin Él, ni vuestros recursos y planes llevan a nada. No sigáis a otras personas ya que se han vuelto completamente dependientes de medios materiales. Tal y como una serpiente devora la tierra, ellos consumen la porquería de los medios mundanos inferiores. Se regocijan en carroña de la misma forma que los buitres y perros. Se han separado de Dios.”

El Mesías Prometido (as) además declara:

“No os prohíbo el utilizar medios materiales si es con moderación…” (No prohíbe a nadie trabajar, obtener beneficio mediante medios materiales o utilizarlos) “…simplemente no os convirtáis en sus esclavos como otras naciones y no olvidéis que Dios es el Proveedor de todos estos medios…” (Todos estos recursos y objetos materiales son provistos por Él, y uno no debería de obsesionarse con estos; por lo contrario, debería dar mayor importancia a Dios el Todopoderoso, el Proveedor de todo) “…Si tuvierais conocimiento, habríais sabido que Dios es todo y el resto no tiene valor”.

Por tanto, este es el nivel de relación que debemos establecer y mantener con Dios el Todopoderoso. Este era el deseo que el Mesías Prometido (as) tenía para sus seguidores. Como ya he mencionado anteriormente, el Mesías Prometido (as) recibió la responsabilidad de establecer la Unicidad de Dios y el resurgimiento del islam debido a su completa sumisión y ardiente devoción al Santo Profeta (sa). Hay innumerables anécdotas que expresan su amor y afecto. Una de las tantas es la siguiente:

En una ocasión, el Mesías Prometido (as) estaba paseando solo en el techo de la Mezquita Mubarik. Estaba murmurando algo mientras lágrimas rebosaban de sus ojos.

Cuando una persona le preguntó por su preocupación, el Mesías Prometido (as) le contestó:

“Estaba leyendo un pareado que Hassan bin Zabit escribió al fallecer el Santo Profeta (sa)”.

El pareado era el siguiente:

[Pareado árabe]

“Oh Muhammad, eras la pupila de mi ojo, que ha quedado cegado tras tu fallecimiento. No me importa quien muera a partir de ahora, puesto que la tuya es la única que temía.”

El Mesías Prometido (as) dijo:

“Mientras leía este pareado, desee con todas mis fuerzas haber sido yo quien lo hubiera escrito”.

Las lágrimas rebosantes de los ojos del Mesías Prometido (as) dan una imagen del estado de su corazón. Aquellos que instigan falsas acusaciones contra él, diciendo que, Dios perdone, consideró que su rango era superior al del Santo Profeta (sa), no pueden ni hacerse idea del profundo amor y afecto que el Mesías Prometido (as) sentía por el Santo Profeta (sa).

Hazrat Mirza Bashir Ahmad Sahib (ra) ha descrito el estado emocional del Mesías Prometido (as) de la siguiente manera tan desgarradora:

“El Mesías Prometido (as) sufrió todo tipo de dificultades y problemas. Hizo frente varias veces a una gran oposición, experimentó un gran sufrimiento y tormento, y fue llevado a juicios acusado falsamente de asesinato. Fue testigo del fallecimiento de sus familiares, cercanos, amigos e incluso niños; y ni aun así permitió que su expresión mostrara el estado de su corazón. Sin embargo, cuando expresaba su amor por el Santo Profeta (sa), las lágrimas brotaban de sus ojos como si de un diluvio se tratase”.

Hay innumerables ejemplos en los libros y varios dichos del Mesías Prometido (as) que muestran el profundo amor que le tenía al Santo Profeta (sa).

Al escuchar las burlas de los oponentes hacia el Santo Profeta (sa), el Mesías Prometido (as) mostró sus verdaderos sentimientos. Dijo:

“Nada ha causado mayor dolor a mi corazón que sus burlas hacia el Santo Profeta (sa). Sus hirientes insultos y calumnias hacia el Santo Profeta (sa) han causado un gran dolor en mi corazón. Juro por Dios que si todos mis descendientes y los descendientes de mis descendientes, todas mis amistades, todos aquellos que me ofrecen su ayuda fueran asesinados ante mis ojos, y se me cortaran mis manos y pies, y me arrancaran las pupilas de mis ojos, y fuera privado de todos mis deseos y perdiera mi felicidad y comodidades, no me dolería tanto como el dolor que ha causado a mi corazón los infames ataques hacia el noble carácter del Santo Profeta (sa). Por ello, ¡Oh Dios de los Cielos! ¡Muéstranos Tu gracia y ayuda y sálvanos de esta gran prueba!”.

¿Hay alguien más que pueda mostrar tales emociones? Hay muchos que declaran su amor y afecto. Hay muchos que crean disturbios e inquietud en nombre de Namus-e-Risalat (honor del Santo Profeta (sa)) y Jatm-e-Nabuwat (sello de los profetas). Sin embargo, ¿qué esfuerzos han llevado a cabo para convencer al mundo del verdadero rango del Santo Profeta (sa) y difundir el mensaje del islam y el Sagrado Corán? Las palabras del Mesías Prometido (as) no son una mera afirmación. De hecho, aquellos que lo conocían, y también desconocidos, confirmaron que su amor por el Santo Profeta (sa) era evidente por el estado de su corazón y por cada una de sus acciones. Por esto, al fallecer el Mesías Prometido (as), un periódico no-áhmadi de Amritsar, “Vakil”, dio la siguiente noticia:

“A pesar de diferencias doctrinales, el fallecimiento de Mirza Sahib ha hecho que los musulmanes –sobre todo los tolerantes- se den cuenta de que una importante figura les ha dejado. La gran defensa del islam que estaba ligada a su figura también ha finalizado con su fallecimiento”.

También dijo:

“Ahora, tras haber completado su tarea, uno debe dar crédito a la importancia y grandeza de los escritos de Mirza Sahib. En el futuro, no importa cuán exhaustivos sean nuestros esfuerzos por la defensa del islam, es imposible ignorar los escritos de Mirza Sahib. La defensa del islam no es posible sin las escrituras de Mirza Sahib”.

Todo esto lo hizo el Mesías Prometido (as) y lo hizo para confirmar que el islam es la religión eterna y perfecta de Al-lah el Todopoderoso. Lo hizo gracias al profundo amor que le profesaba al Santo Profeta (sa) y para establecer el elevado y verdadero rango del Santo Profeta (sa). Demostró al mundo y a todas las religiones del mundo que no hay religión similar a la de Muhammad (sa).

Aquellos que lanzan acusaciones contra el Mesías Prometido (as) deberían al menos leer y reflexionar acerca del profundo amor que le tenía al Santo Profeta (sa). De lo contrario, lanzar una acusación simplemente como hipótesis, es una señal de completa ignorancia. Como un discípulo leal y un siervo agradecido, el Mesías Prometido (as) dijo que todo lo que había conseguido, era gracias a su amo, el Santo Profeta (sa) y por haber seguido su noble ejemplo. Manifestando esto, el Mesías Prometido (as) afirma:

“Juro por Al-lah el Todopoderoso que de igual manera que Dios el Todopoderoso habló con Abraham y luego con Isaac, Ismael, Jacob, José, Moisés y Jesús hijo de María, y luego con el Santo Profeta (sa), al cual le otorgó la más pura de las revelaciones; de igual manera me ha hablado a mí. Sin embargo, este honor me ha sido otorgado debido a mi sumisión al Santo Profeta (sa). Si no estuviese entre los seguidores del Santo Profeta (sa) y no hubiese seguido su bendito ejemplo, entonces, aunque mis actos fueran elevados cual montaña, nunca hubiera sido bendecido con este tipo de comunicación divina”.

Tras escuchar todo esto, si alguien sigue lanzando acusaciones contra el Mesías Prometido (as), entonces lo único que se puede decir de tal persona es que es injusta, ignorante y busca crear el desorden. Aquellos que consideran ser “grandes eruditos”, sus asuntos están en manos de Al-lah el Todopoderoso. El objetivo de la llegada del Mesías Prometido (as) no era solo establecer la Tauhid (Unicidad de Dios) e informar al mundo acerca del verdadero rango del Santo Profeta (sa), para así atraerlos hacia el verdadero islam; sino también el de cumplir los derechos de la Creación de Dios el Todopoderoso y desarrollar una conciencia para mostrar afecto hacia Su creación y demostrarlo mediante la práctica. Por lo tanto, en las diez condiciones del Bai’at, hay dos condiciones que están relacionadas directamente con esto. El Mesías Prometido (as) afirma en la condición número 4:

“Que, bajo el impulso de cualquier pasión, él/ella no causará ningún daño a las criaturas de Dios en general, y a los musulmanes en particular, ya sea por medio de su lengua, manos, o cualquier otro medio.”

Y, luego, en la condición número 9:

“Que él/ella deberá dedicarse al servicio de las criaturas de Dios, sólo por Su causa, y deberá esforzarse siempre en procurar el beneficio de la humanidad en la mayor medida de sus posibilidades.”

El Mesías Prometido (as), hablando sobre las enseñanzas islámicas en relación a esto, dice:

“Hay dos aspectos de la fe. El primero es amar a Dios el Todopoderoso y, el segundo, es amar a la humanidad hasta el punto que uno considere sus problemas como si fueran suyos propios y, debido a ello, rece por ellos.”

El Mesías Prometido (as) además añade:

“En relación a las enseñanzas del islam, tiene dos aspectos, o se puede decir que las enseñanzas del islam comprenden dos objetivos principales. El primero es creer en un único Dios y creer firmemente en Su verdadera existencia. Además, debe mostrar un amor completo por Él y obedecerle con devoción.”

El Mesías Prometido (as) además dice:

“El segundo objetivo es emplear todas las facultades, fuerza, capacidades y habilidades para servir a Su creación y tratarles con compasión, y ser muy agradecido y benevolente a cambio con todos aquellos que hagan buenas obras, ya sea un rey o la persona más sencilla.”

Por lo tanto, esta es la enseñanza en relación a cómo debemos tratar a Su creación después de profesar nuestro amor por Al-lah el Todopoderoso. O, más bien, es debido al amor por Al-lah el Todopoderoso, que dirigimos nuestra atención hacia el servicio por Su creación. Sin embargo, ¿Cuál era la condición y el ejemplo que dio el Mesías Prometido (as) en relación a esto? Explicando esto, el Mesías Prometido (as) afirma:

“Me gustaría informar a todos los musulmanes, cristianos, hindúes y arias que no mantengo enemistad con nadie. (Es decir, no considera a nadie su enemigo, incluso aquellos que se le oponen).”

El Mesías Prometido (as) además dice:

“El amor que siento por toda la humanidad es como el amor que una madre tiene por sus hijos, de hecho, lo es incluso mayor.”

El Mesías Prometido (as) además añade:

“Solo soy enemigo de la falsa doctrina que aniquila la verdad. Mostrar compasión por la humanidad es mi deber, así como rechazar: la falsedad, Shirk, la crueldad, las malas prácticas, la injusticia y la inmoralidad. Estos son mis principios.”

Profundizando en esto, el Mesías Prometido (as) dice:

“Es evidente que cada especie ama a sus propios congéneres, incluso las hormigas aman a otras hormigas, suponiendo que no haya ninguna otra motivación. Por lo tanto, es responsabilidad de la persona que invita a los demás hacia Al-lah el Todopoderoso (el Mesías Prometido (as) llamaba a la gente hacia Dios el Todopoderoso) amarles más que ningún otro. Por lo tanto, soy el que más ama a la humanidad y solo soy enemigo de sus malas prácticas, injusticias, desórdenes y comportamientos rebeldes. No tengo ninguna enemistad personal con nadie. Por ello, el tesoro que se me ha concedido es la clave de adquirir las reliquias y los tesoros del paraíso y los presento ante la humanidad profesando mi intensa pasión y amor. Las riquezas que se me han concedido son como diamantes preciosos, oro, plata y no son falsas o estropeadas. Estos tesoros son fácilmente identificables ya que estos Dirhams y Dinars [monedas] llevan el sello real del Sultan. ¿Quién es este Sultán? Son los testimonios del cielo que nadie más posee. Al-lah el Todopoderoso me ayuda y testifica por mí.”

“Me ha dicho que, de todas las religiones, el islam es la verdadera. De todas las guías, solo la guía del Corán permanecer en un perfecto estado y libre de la interposición humana. Me ha explicado que, de todos los mensajeros, el que trajo las enseñanzas perfectas, superlativas e inigualables en sabiduría; enseñanzas que muestran las cualidades para el mejor ejemplo de la vida de un hombre, no es otro que el elegido, Muhammad, que la paz y bendiciones de Al-lah sean con él. Y Dios me ha informado a través de su revelación divina y pura que yo he sido enviado por Él como el Mesías Prometido (as) e Imam Mahdi y soy el mediador entre las diferencias internas y externas. Estos nombres que se me han concedido, sobretodo el ‘Mesías’ y el ‘Mahdi’ me los concedió el Santo Profeta (sa). Además, Dios el Todopoderoso me concedió estos nombres a través del discurso divino y debido a la necesidad de la época.”

El Mesías Prometido (as) no solo escribió simplemente esto [y lo dejó así] y no solo reclamó verbalmente sentir el mayor amor hacía la humanidad. Al contrario, observamos como demostraba de forma práctica este amor a lo largo de su vida. Vemos como, cuando reclamó ser el Mesías Prometido (as) y el Mahdi, Dios el Todopoderoso revelaba signos para atestiguar este reclamo. Algunos de estos signos fueron mostrados en forma de calamidades y desastres naturales y esto causó mucha ansiedad e insomnio al Mesías Prometido (as). Maulvi Abdul Kareem Sahib, que vivió en una parte de la casa del Mesías Prometido (as) relata:

“Durante los días en los que la paga se extendía sin control y cada día incontables personas fallecían víctimas por la epidemia oí al Mesías Prometido (as) rezar de una manera que me dejó perplejo. Había una agonía tan apasionada, fervorosa y ardiente en su súplica que incluso dejaba a uno que la escuchaba en un estado emocional extraordinario. El lloraba y sollozaba postrado en el umbral de Dios y su voz estaba llena de dolor y angustia que sonaba como una mujer que está de parto.”

Maulvi Sahib dice:

“Escuche atentamente y le oí rezar para que la humanidad se salvase del castigo de la plaga y rezó ‘¡Oh Dios! Si todas estas personas perecen debido al castigo de la plaga, ¿Quién quedará para adorarte?”

Observad que mientras los oponentes incurrían en el castigo divino debido a su profecía, el Mesías Prometido (as) rezaba fervientemente para que se evitara el castigo. Es muy probable que de haberse evitado la ira Divina la gente habría dudado de su profecía y los oponentes hubieran creado un conflicto debido a ello. Sin embargo, esto no le importaba debido a su compasión hacia la humanidad y eligió rezar para que sus oponentes de salvaran del castigo pidiendo a Dios que eligiera otro camino que los preservara de su fe. Ninguno de los oponentes del Mesías Prometido (as) puede decir que desaprovechó alguna oportunidad para mostrar su compasión a sus oponentes. Encontramos muchos de esos ejemplos a lo largo de su vida, uno de los cuales presentaré. Cuando el Minaratul Masih [Literalmente el “Minarete del Mesías”, que fue construido en Qadian, India] se estaba construyendo, los hindúes alzaron su voz quejándose de que esto violaría la privacidad de sus hogares. Entonces, se envió un magistrado por parte del gobierno para investigar. El Mesías Prometido (as) explicó todos los detalles en profundidad y dijo que este [minarete] es solo simbólico, y que la luz también emanaría de él. Dijo que el área estaría iluminada y, por lo tanto, nada quedaría a oscuras. Si esto suponía una infracción en los hogares hindúes, entonces la misma infracción se estaría produciendo en nuestros propios hogares, por lo tanto, esta es la impresión equivocada de creer que esto causará alguna obstrucción son solo excusas. También había un hindú, Lala Budhamaal, junto con el magistrado. El Mesías Prometido (as) dijo que, Lala también vive aquí con nosotros como nuestro vecino y además es residente de esta ciudad. Él sabe que siempre he cuidado a todas las personas y a todos los vecinos. Preguntad a Lala Budhamaal si, ¿alguna vez he mostrado negligencia o alguna deficiencia en ayudarlo cuando surgió la necesidad? ¿Alguna vez le he impedido obtener beneficios de cualquier tipo? Luego, preguntadle a él (Lala) si, ¿alguna vez ha desaprovechado la oportunidad de causarme alguna pérdida o daño, y si alguna vez le he impedido que me infligiera pérdidas? Él siempre me ha causado dolor, y yo siempre le he favorecido. Como Lala Sahib estaba con el magistrado, no se atrevió a refutar esta declaración y en su lugar mostró su vergüenza.

Así, éstos fueron los ejemplos establecidos por el Mesías Prometido (as) a aquellos que le causaron daño. Él los favorecía debido a su amor y compasión por la humanidad.

Maulvi Muhammad Hussain Batalvi fue uno de los que se extralimitó en la oposición frente al Mesías Prometido (as) y declaró que el Mesías Prometido (as) era infiel e incrédulo, Dios no lo quiera. Encendió llamas de odio por todo el país contra el Mesías Prometido (as). Sin embargo, a pesar de todo esto, cuando, en un caso judicial, el abogado del Mesías Prometido (as) quiso hacer preguntas despectivas y ridiculizar a la familia de Maulvi Muhammad Hussain Batalvi, el Mesías Prometido (as) prohibió estrictamente a su abogado hacerlo. El abogado era un no áhmadi y su nombre era Maulvi Fazal Din Sahib. Él decía que, ‘Mirza Sahib (el Mesías Prometido) es una persona con increíbles cualidades morales. Un individuo ataca el honor de Mirza Sahib e incluso a su vida, pero en cuanto se realizan ciertas preguntas para debilitar el testimonio del oponente, Mirza Sahib detiene inmediatamente esto y prohíbe absolutamente que se hagan preguntas de esta naturaleza.’ Con respecto al mismo individuo, Maulvi Muhammad Hussain, el Mesías Prometido (as) escribe en un verso de un poema:

[ÁRABE]

Cortas con tus propias manos el árbol de amor que incrusté en mi corazón durante la infancia

Aun así, mi corazón nunca deja de mostrar amor y compasión en cualquier asunto

En cualquier caso, esto es solo un ejemplo de cómo muchos de los eruditos musulmanes hicieron todo lo posible para terminar con su misión. Numerosos de los llamados clérigos musulmanes se opusieron ante él y lo declararon infiel, y ésta es una práctica que continúa hasta el día de hoy. Como resultado de esto, hay oposición hacia nosotros en varios de los países musulmanes en la actualidad. Siguiendo el impactante ejemplo de las enseñanzas del Mesías Prometido (as), nunca debemos dejar caer nuestros estándares morales al responder a esta oposición y ni siquiera debemos tomar la ley en nuestras manos.

Ay, si estas personas fueran capaces de entender que el Hakam (juez) y Adl (el justo) de esta Era, y el Mesías Prometido (as) y el Imam Mahdi, no es otro que Hazrat Mirza Ghulam Ahmad de Qadian (as). Actualmente, solo a través del Mesías Prometido (as) nos daremos cuenta de la misión de propagar el islam y establecer la Unidad de Al-lah (Tauheed) y establecer el gobierno del Santo Profeta (sa) en los corazones de la gente. Y esto se establecerá solamente en los corazones de la gente, no sobre territorios y tierras. Esto solo se logrará a través de la Comunidad del Mesías Prometido (as) y no a través de la espada, ni a través de armas, ni por medio de la fuerza, ni por el terrorismo ni por matar a inocentes en nombre del islam. Están ocurriendo atrocidades en Europa en nombre del islam por individuos o grupos. Hace unos días, en Londres, personas inocentes fueron atacadas y asesinadas de la manera más brutal y cruel. La gente que simplemente caminaba por la calle fueron atropellados por un coche y un policía también fue asesinado. Todo esto ha sucedido porque los llamados eruditos musulmanes han desviado a la gente por el mal camino. En lugar de inculcarles las hermosas enseñanzas del islam, les infunden pensamientos de crueldad y barbarie.

Como he dicho muchas veces antes, en esta situación es la tarea de todos los áhmadis mostrar la belleza del islam ante el mundo. Por lo que se refiere a la oposición al Ahmadíat, los oponentes no nos pueden causar ningún daño. Es Dios quien envió al Mesías Prometido (as), y Dios le envió para triunfar y tener éxito. Ahora, el islam está destinado a propagarse solo a través del Mesías Prometido (as). Así pues, debemos difundir este islam. Debemos condenar estas atrocidades donde mueren personas inocentes. Debemos levantar nuestra voz contra estas crueldades dondequiera que ocurran. También es nuestro deber mostrar simpatía y compasión a todos aquellos que son afectados por estas atrocidades. El Mesías Prometido (as) dice:

“¡Escuchad atentamente!, esta es una profecía de Aquel que ha creado los cielos y la tierra. Él extenderá su comunidad a todos los países y, a través del razonamiento y argumentos racionales, conferirá dominio sobre todos ellos. El día no está muy lejos, de hecho, está muy cerca, cuando ésta será la única religión en el mundo que se respetará. Al-lah el Todopoderoso, infundirá bendiciones extraordinarias en este movimiento y en esta religión, y destruirá a todo aquel individuo que alberga la idea de destruir esta comunidad. Esta victoria permanecerá hasta el día del juicio. Si ahora soy ridiculizado y burlado, ¿qué daño puede causarme? Pues no ha habido ningún Profeta que no haya sido ridiculizado. Como dice Al-lah el Todopoderoso:

[ÁRABE]

En consecuencia, es un signo de Dios que todo Profeta ha recibido burlas. Sin embargo, ¿cómo puede uno burlarse de aquel que desciende de los cielos justo ante los ojos de todos con el apoyo de los ángeles? Por lo tanto, el sabio puede entender basándose en este argumento, que es una creencia fabricada pensar que el Mesías descenderá [físicamente] de los cielos. Recordad que nadie descenderá nunca de los cielos [literalmente]. Todos nuestros oponentes que están vivos en el presente, morirán finalmente sin haber visto a Jesús, hijo de María, descender de los cielos. Su progenie también morirá sin haber visto a Jesús, hijo de María, descender de los cielos. La progenie de su progenie también perecerá y ellos tampoco habrán visto nunca al hijo de María descender de los cielos. Entonces, Dios hará que sus corazones se sientan ansiosos cuando la era del dominio de la cruz haya pasado y haya comenzado una nueva fase en el mundo, y aún Jesús, hijo de María, no ha descendido. Entonces los inteligentes y los sabios estarán en contra de este concepto. Cuando apenas comience el tercer siglo a partir de ahora, tanto los musulmanes como los cristianos, que están esperando al Mesías, estarán completamente desesperados y rechazarán esta falsa creencia. Solo quedará una religión y un líder. Solo he venido a sembrar la semilla. He plantado esta semilla con mis manos y ahora florecerá y nadie podrá detener esto.”

Con la Gracia de Al-lah, la semilla plantada por el Mesías Prometido (as) está creciendo, floreciendo y cosechando frutos. Si queremos ser las ramas verdes de este árbol, entonces tal y como está establecido en los escritos y acciones del Mesías Prometido (as), debemos mostrar amor y devoción a Al-lah y al Santo Profeta (sa) y debemos mostrar compasión y simpatía a la humanidad y demostrar todo esto de una manera que lo refleje. Que Al-lah el Todopoderoso, nos permita hacerlo así.