En el nombre de Al-lah, el Clemente, el Misericordioso
There is none worthy of worship except Allah, Muhammad is the Messenger of Allah
Musulmanes que creen en el Mesías,
Hazrat Mirza Ghulam Ahmad Qadiani (as)

¿Por qué está prohibido usar el oro como joya para los hombres en el Islam?

Misionero de la Comunidad Musulmana Ahmadía

El Islam es una religión que tal vez pueda definirse mejor como una forma o código de vida completo. Da directrices sobre cada aspecto del comportamiento humano y guía al hombre hacia el estilo de vida más productivo y satisfactorio. Dentro de estas directivas, también encontramos ciertas prohibiciones. Una de estas prohibiciones es que los hombres no pueden usar el oro como joya. A primera vista, puede parecer sorprendente para algunos. ¿Por qué el oro? A todo el mundo le encanta. Lo compramos. Lo almacenamos. Lo usamos. Incluso nos llenamos los dientes con él.

Pero hay buenas razones por las que se ha prohibido el oro a los hombres. Presentaré tres de esas razones a continuación.

En la época del Santo Profeta (sa), el oro y la plata se usaban como moneda y como metales preciosos en la joyería. Incluso hoy en día, el oro se utiliza ampliamente en joyería y es un estándar en la moneda.

En el Islam, no se permite a los hombres usar joyas de oro, aunque está permitido para las mujeres. Así que todo tipo de oro en forma de anillos, cadenas, etc. no están permitidos para ser usados por hombres.

El Profeta Muhammad (sa) declaró:

أُحِلَّ الذَّهَبُ وَالْحَرِيرُ لإِنَاثِ أُمَّتِي وَحُرِّمَ عَلَى ذُكُورِهَا

(سنن النسائی، كتاب الزينة من السنن، باب تَحْرِيمِ الذَّهَبِ عَلَى الرِّجَالِ ، حدیث ۵۱۴۸)

“El oro y la seda han sido permitidos para las hembras de mi Ummah (pueblo), y prohibidos para los machos.”

(Sunan An-Nas’i, el libro del adorno de la Sunnah, capítulo: prohibición del oro para los hombres, hadiz #5148)

Aunque el profeta Muhammad (sa) no explicó específicamente por qué el oro estaba prohibido para los hombres, hay tres razones principales que podemos atribuir a esta prohibición:

  1. El Islam enfatiza que debe haber una diferencia notable entre hombres y mujeres. Prohibir el oro para los hombres y permitirlo para las mujeres es una forma de mantener esa diferencia física.
  2. Se anima a los hombres a trabajar duro fuera del hogar para ganarse la vida. Un estilo de vida lujoso con joyas caras puede convertirse en un obstáculo para que los hombres vivan y trabajen de esta manera. Aquellos que se acostumbran al lujo encuentran dificultades en trabajar duro.
  3. El oro es un estándar común para el comercio. En lugar de usarlo como joyeria, los hombres deberían emplearlo en el comercio.

Por que a las mujeres no se les exige que trabajen como los hombres y el oro acentúa naturalmente su belleza, no se ha prohibido para las mujeres.

El Islam generalmente enseña a todas las personas, hombres y mujeres a vivir un estilo de vida simple y no permitirse lujos de tal manera que los hace descuidar los deberes para con Dios o la humanidad. El Corán establece:

اِنَّ الْمُبَذِّرٖينَ كَانُوا اِخْوَانَ الشَّيَاطٖينِ وَكَانَ الشَّيْطَانُ لِرَبِّهٖ كَفُورًا

[17:28] En verdad, los extravagantes son hermanos de los satanicos, y Satanás es desagradecido con su Señor.

Es posible que el oro fuera prohibido en parte por este principio – en un esfuerzo por frenar el gasto derrochador y extravagante. Sin embargo, otros metales preciosos (aunque no tan preciosos como el oro), como la plata, fueron y son permitidas para ser usadas por los hombres como joyas.

Share via