Download Audio Hello world! Other Translations Hello world!

La persecución de los áhmadis – un signo de veracidad

Después de recitar el Tashahhud, Ta´uz, Tasmia y Sura Fatiha, Hazrat Ameer-ul-Mu´mineen (aba) dijo:

La oposición hacia el Mesías Prometido (as) comenzó incluso antes de que la Comunidad (la Comunidad Musulmana Ahmadía) se hubiese establecido y aún no había tomado el Bai´at (juramento de lealtad) a nadie. Tanto musulmanes como no musulmanes unieron sus fuerzas para oponerse a él, y esto es algo que continua en la actualidad. Actualmente son los musulmanes los que muestran más oposición. Sin embargo, Al-lah el Todopoderoso continúa haciendo crecer y florecer a la Comunidad del Mesías Prometido (as). Con la Gracia de Al-lah, la Comunidad (Ahmadía) está presente en 209 países del mundo. Como ya he mencionado, en los países musulmanes en particular, cuando la gente muestra gran interés en la Comunidad, existe una oposición planeada y forzada contra la misma. Entre aquellos que se unen a esta oposición, a menudo se encuentran algunos políticos, eruditos y oficiales de gobierno bajo su influencia, e incluso jueces en los tribunales.

Como ya he mencionado en mis sermones anteriores, los áhmadis de Argelia están siendo perseguidos cruelmente. Los jueces y oficiales de gobierno dicen (a los áhmadis) que serán liberados únicamente si rechazan a Hazrat Mirza Ghulam de Qadián (as) y aceptan que su alegación es falsa. Los jueces dicen que deben declarar que él no es el Mesías Prometido e Imam Mahdi, y es, por el contrario, Dios perdone, un agente apoyado por fuerzas anti-islámicas y potencias occidentales, e infiltrado por ellos, en especial por los británicos. Dicen (los jueces) que si no aceptan esto (los áhmadis), serán condenados y tendrán que afrontar pena de cárcel. Luego emiten veredictos crueles y envían a la cárcel a aquellos áhmadis que se mantienen fieles a su fe y rechazan sus exigencias. Les imponen penalizaciones enormes, que no pueden pagar puesto que la mayoría son pobres.  En cualquier caso, debemos recordar en nuestras plegarias a estos miembros oprimidos y perseguidos. Que Al-lah el Todopoderoso les otorgue paciencia y les proteja de esta opresión.

De igual manera, recuerden en sus plegarias a los áhmadis de Pakistán. Allí también, en especial en la provincia de Punyab, se está llevando a cabo una conspiración muy bien planeada en contra de los áhmadis. El estado de caos y desorden en los países musulmanes y la relación entre los mismos, debería haber sido suficiente para que cualquier persona inteligente busque a aquel al que Al-lah el Todopoderoso envió acorde con Su promesa. Aquel que el Profeta Muhammad (sa) predijo que aparecería como su verdadero servidor, para la reforma de los seguidores de Muhammad (la paz sea con él). Los signos anunciados por Al-lah el Todopoderoso y Su Mensajero se han cumplido claramente y continúan cumpliéndose en relación con la llegada del Mesías Prometido (as). Este es el único camino que puede hacer recobrar el honor perdido y grandeza de los musulmanes. El Mesías Prometido (as) afirma:

“Recordad claramente que las promesas de Dios el Todopoderoso son verdaderas. Según Su promesa, envió un Reformador al mundo. El mundo no lo aceptó. Sin embargo, será sin duda aceptado por Dios el Todopoderoso, quien manifestará su veracidad de forma poderosa. Os digo firmemente que, de acuerdo con la promesa de Dios, yo he sido enviado como el Mesías Prometido. Si queréis, me podéis aceptar, y si queréis, me podéis rechazar. Eso sí, vuestro rechazo no tendrá ningún efecto en absoluto. Será la voluntad de Dios la que reinará de forma suprema”.

El Mesías Prometido (as) también dice:

“Queda evidentemente claro que Dios el Todopoderoso me ha enviado al mundo como Su Elegido y Mesías Prometido. Aquellos que se oponen ante mí, no se oponen a mí, sino a Dios”.

Por tanto, aquellos que se oponen ante la Comunidad, están actuando en contra de la Voluntad de Dios. De hecho, se oponen a Dios, y no han sido un obstáculo en el pasado ni lo serán en el futuro, Insha’lah (si Dios quiere). La ayuda y el socorro de Dios siempre han estado con el Mesías Prometido (as). Continuamente somos testigos de cómo sus oponentes fracasan completamente en sus objetivos; y esto es un hecho hoy y lo será en el futuro Insha’lah (si Dios quiere). Cuando muestran oposición en un lugar, Al-lah el Todopoderoso abre, en otro, cientos de caminos para la propagación de nuestro mensaje. En Argelia pensaron que estaban eliminando el Ahmadíat. La prensa y los medios de comunicación dieron una amplia cobertura sobre esto y publicaron contenidos en contra de la Comunidad que se difundieron con rapidez. De hecho, el periódico ha jugado un importante papel contra nosotros. Sin embargo, ha sido precisamente esta misma oposición la que se ha convertido en un medio de propagación del mensaje de la Comunidad Ahmadía. La Comunidad en Argelia no es muy antigua, sin embargo, a la vez que Al-lah el Todopoderoso está fortaleciendo su fe mediante esta oposición, también está abriendo nuevos caminos para que prediquen su mensaje. Los áhmadis que viven allí, escriben que estaban preocupados sobre cómo predicarían en el país. Debido a su pasión y entusiasmo, Al-lah el Todopoderoso ha otorgado los medios para esta causa a través de esta oposición. Escriben que

“a pesar de que algunos tienen una impresión negativa, sobre todo aquellos que son seguidores de los llamados eruditos, también hay un gran número de personas a las que les hemos presentado la Comunidad y el proclamo del Mesías Prometido (as) y que creen que las acciones en contra de la Comunidad no son correctas.”

Estas personas luego investigan con más profundidad sobre este asunto.

El Mesías Prometido (as) también dijo que todo el material escrito en contra de nosotros, en forma de literatura y libros, anima en realidad a la gente a leer nuestros libros y atrae su atención. Además, el Mesías Prometido (as) dijo que esta era la época en la que estaba destinado a aparecer y su llegada se había producido según el deseo de Al-lah, para que él pudiera estabilizar y encauzar el tambaleante barco del islam. Dijo que el mayor signo de un verdadero Profeta, Mensajero y Reformador (Muyadid) es que éste aparece en un tiempo designado y de necesidad.

Dirigiéndose a los no áhmadis, el Mesías Prometido (as) dijo:

“¿Puede la gente jurar que este no es el momento en el que los cielos se preparan (para enviar a alguien)? Al contrario, son conscientes de que la situación actual de los musulmanes hace necesario que aparezca un Reformador”.

Hacen declaraciones que se publican en periódicos y testifican en sus discursos que alguien tiene que venir a salvar a la comunidad islámica. Sin embargo, también dicen que debería ser alguien que no fuera Mirza Ghulam Ahmad. No aceptan a aquel que afirma haber sido enviado por Dios el Todopoderoso y de hecho le deniegan. Estos autodenominados eruditos constantemente se oponen a él en cualquier sitio, especialmente en los países islámicos como he dicho antes. En contraste, vemos que Dios el Todopoderoso desea que Su mensaje sea extendido y aceptado en todo el mundo. El Decreto de Al-lah está en operación. Cada año cientos de miles de personas que se unen al Ahmadíat, pese a la oposición, lo que demuestra que la Ayuda y Apoyo de Dios está con la Comunidad (Musulmana Ahmadía) y con el Mesías Prometido (as).

Muchos escriben en sus relatos personales acerca de cómo han aceptado el Ahmadíat y cuando leo esas historias, uno no puede evitar sentirse impresionado sobre cómo Dios el Todopoderoso provee los medios de aceptación para todos aquellos que son de naturaleza pura. Presentaré algunos de esos relatos. El primer relato que mencionaré es de Argelia donde, como he mencionado, hay una intensa oposición. La persona que escribió este relato dice:

“Mucho antes de aceptar el Ahmadíat vi un sueño una noche en el cual estoy en una fila entre un gran número de personas en un techo ancho y elevado. Dos personas se encuentran de pie al final de él. Cuando es el turno de una persona en la fila, proceden a darse la mano de forma ferviente y afectuosa con la persona que se encuentra a la derecha de estas dos personas y después entran por la puerta del vestíbulo (había una larga fila formada especialmente para darle la mano a una de las dos personas). Veo todo esto ocurriendo desde cierta distancia y me pregunto por qué está todo el mundo dándose la mano con tanto entusiasmo con solo una de las dos personas y no con ambos. (¿por qué no se dan la mano con las dos personas?) A medida que me acerco veo que uno de los dos tiene una barba blanca mientras que la persona a su derecha es de mediana altura, su complexión era de un color similar al trigo y su cabello y barba eran negros. Cuando llegó mi turno extendí mi mano a la persona de la barba blanca, pero me indicó hacia la persona con la barba negra y complexión de color de trigo y me dijo que le saludase con “salaam” (saludo de paz). Le di la mano (a la persona de la barba negra) cálida y afectuosamente y surgió en mi un sentimiento de devoción hacia él. Él me vio y sonrió. Su sonrisa fue tan encantadora que incluso hoy puedo revivir su sonrisa.”

Después de conocer el Ahmadíat y cuando comenzó a ver la MTA, durante los primeros días vio una fotografía del Mesías Prometido (as). Después vio mi sermón. Mientras veía mi imagen dijo

“cuando vi ambas imágenes pensé en mi sueño”.

Escribió que la persona con la barba blanca en el sueño era yo (es decir, Hazrat Jalifatul Masih V) y la persona con la barba negra era el Mesías Prometido (as) y aquel al que todos estaban conociendo y yo (es decir, Hazrat Jalifatul Masih V) también estaba indicándole que saludase al Mesías Prometido (as). Dice:

“Después de esto contacté con algunos áhmadis a través internet. Hice algunas preguntas y después de recibir las respuestas acepté el Bai’at.” (pacto de lealtad para unirse a la Comunidad Musulmana Ahmadía).

Hay otro relato, según el cual, al parecer la persona fue especialmente escogida por Dios el Todopoderoso y, según Su Voluntad, fue guiada hacia el pacto de lealtad del Mesías Prometido (as). Debe haber realizado algún acto virtuoso o bondadoso con el cual Dios el Todopoderoso está muy satisfecho. Su nombre es Abdul Hadi y es de Egipto. Dice:

“Conocí el Ahmadíat a través de MTA Al-Arabiyya. Fue un programa realmente bueno acerca del cual yo estaba bastante entusiasmado, sin embargo, no podía comprender el concepto del profetazgo y las revelaciones del Imam y Fundador de la Comunidad Musulmana Ahmadía (tenía dudas acerca de estos conceptos relacionados con el Mesías Prometido (as)). Intenté repetidamente llamar al programa ‘Al Hiwar ul Mubashar” (al canal de televisión MTA Al-Arabiyya). Sin embargo, no tuve éxito en ninguno de mis intentos de hacerlo (no pudo establecer contacto y ¿cuál era el propósito de su llamada?) Solo tenía una pregunta y quería una respuesta que fuese sí o no. La pregunta era si el Fundador de la Comunidad Musulmana Ahmadía carecía de pecado como el resto de profetas y si él era el receptor de la revelación. Si la respuesta hubiese sido sí, habría borrado este canal de mi lista de canales de televisión en ese momento. Esto es porque hasta ese momento creía que la puerta de la revelación estaba cerrada después del Santo Profeta (sa) y su proclamación (la del Mesías Prometido (as)) era falsa. Sin embargo, a través del decreto especial de Dios, nunca tuve éxito en llamar al programa y como resultado continué viendo MTA de forma regular. Lenta pero gradualmente comencé a entender el concepto del Sello de los Profetas (Khatme-Nabuwwat). No me quedaba más opción que aceptar el Bait’at (pacto de lealtad) del Imam de la Época, el Mesías Prometido, e Imam-Mahdi (as). Consecuentemente rellené mi formulario de iniciación y lo entregué. Después de aceptar el Bai’at deseaba dar la noticia a los demás. Elegí a uno de mis amigos más cercanos para este propósito al cual tenía en gran consideración y creí que me escucharía. Le transmití el mensaje del Ahmadíat, y en contra a mis expectativas, se volvió furioso repentinamente y comenzó a insultar al Mesías Prometido (as). Tuve que volver a casa rendido, decepcionado y e intranquilo. Como era habitual encendí la televisión y en MTA se estaba recitando el siguiente versículo del Surah Al-Imran (un capítulo del Sagrado Corán).”

[ARABE]

“Y si te acusan de mentiroso, también fueron acusados de mentirosos los Mensajeros que te precedieron, quienes vinieron con Signos evidentes, libros de sabiduría y el Libro que ilumina.” [3:185]

Dice:

“Este versículo se convirtió en una fuente de paz y bendiciones para mí y estaba absolutamente convencido de que no se trataba de una coincidencia, sino que era un mensaje de Dios el Todopoderoso para mí, que decía que los mensajeros y profetas siempre habían sido rechazados y ridiculizados en el pasado. Por tanto, si el Mesías Prometido (as) había recibido el mismo tratamiento entonces (este tratamiento) no tiene ninguna importancia. Sin embargo, el hecho de que triunfen con la ayuda y socorro de Al-lah el Todopoderoso pese a estas circunstancias era una gran prueba de la existencia de Dios el Todopoderoso para el mundo y un claro testimonio de la verdad de los profetas de Dios.”

A continuación, dice:

“A la hora de pensar acerca de esto, mi estado anterior (de desesperación) desapareció y comencé a expresar mi gratitud a Al-lah el Todopoderoso por permitirme aceptar al Imam de la época y también por no incluirme entre aquellos que lo rechazan.”

Mirad como Dios el Todopoderoso salvó a un hombre de naturaleza piadosa. Posiblemente la otra persona no tenía esta naturaleza y por tanto no fue bendecido por Dios el Todopoderoso, de hecho, debido a su mala fortuna, se convirtió en blasfemo. Por otro lado, Dios el Todopoderoso proveyó los medios para confortar y reafirmar a la persona que había realizado el Bai’at (pacto de lealtad) y alivió sus penas.

Hay otro incidente que trata sobre una mujer a la que Al-lah el Todopoderoso le dio la oportunidad de realizar el Bai’at gracias a su naturaleza piadosa. Debido a la percepción general del extremismo ella tenía miedo de nosotros, pero Al-lah el Todopoderoso proveyó los medios necesarios para que esto sucediera. Esta mujer, llamada Hami Fadi es de África y pertenece a un pequeño pueblo llamado Boke, cerca de una ciudad de Guinea. Ella dice que un día un Mualim [predicador local] de la Comunidad Ahmadía la visitó y le predicó sobre la comunidad y la invitó a la convención anual (la convención anual estaba teniendo lugar durante esos días). Dice que su mensaje le pareció muy positivo y que incluso decidió llenar su coche de gasolina para participar en la convención anual. (Ella era una mujer muy rica y adinerada, pero vivía en una aldea). Dice que, debido a los actos extremistas de las organizaciones musulmanas pensaba que tal vez esta comunidad (Ahmadía) también era una de ellas y canceló sus planes de participar en la convención anual ya que no sabía que iba pasar allí. Aun así, ella rezó desde su corazón

“¡Oh Al-lah! Si estas personas son realmente veraces, permíteles venir a nuestra aldea para hacer Tabligh una vez más. La persona que relata este incidente escribe, que las obras del Señor son tales, que el equipo de Tabligh visitó la aldea a pesar de que no tenían previsto realizar ninguna visita. Al verlos en la aldea, ella empezó a alegrarse y le cayeron lágrimas de sus ojos y les dijo que Al-lah el Todopoderoso había escuchado sus oraciones. Consecuentemente toda la familia hizo el Bai’at y se unieron a la Comunidad.

Al-lah el Todopoderoso es extremadamente compasivo con algunas personas de manera que les permite sobresalir en la fe y aceptar al enviado de Al-lah el Todopoderoso incrementando sus ingresos financieros. De todas maneras, esto no es definitivamente una condición, y algunas personas me escriben y me dicen que tal persona ha dicho que aceptarán el Ahmadíat si obtienen cierto beneficio o si consiguen cierto trabajo. Uno no hace ningún favor a Al-lah el Todopoderoso ni al Mesías Prometido (as) aceptando el Ahmadíat. Al contrario, si uno escucha, comprende y acepta las palabras de Al-lah el Todopoderoso, esto servirá para que mejore en esta vida y en la siguiente. No obstante, hay un incidente que demuestra que cuando Al-lah quiere bendecir a alguien, algunas veces acepta estas condiciones y las muestra.

El Amir (presidente nacional) de Gambia escribe que una señora, Sintia Sahiba, que vivía en un pueblo en el distrito de Niabi se oponía fervientemente a la Yama’at. Cuando se le mencionaba el nombre de la Yama’at se enfadaba mucho y cuando hablaba en contra de la Yama’at utilizaba un lenguaje muy obsceno. Ella decía que los áhmadis eran Kafir (incrédulos) que estaban ligados al infierno y que incluso aquellos que mantenían lazos con ellos también estaban destinados al infierno. La señora era una campesina y era propietaria de un terreno, pero ya fuera por pestes u animales, no entendía por qué sus cosechas se habían echado a perder dos años seguidos. Una mujer áhmadi le dijo que desde que empezó a oponerse a la Yama’at sus cosechas no habían crecido, por lo que debía dejar de oponerse a la Yama’at y unirse a ella. Entonces Al-lah el Todopoderoso bendeciría su cosecha. La mujer lo entendió inmediatamente y accedió a experimentar con ello. Ella y ocho miembros de su familia aceptaron el Ahmadíat y se dieron cuenta de que, desde que se unieron a la Yama’at, Al-lah el Todopoderoso les había bendecido con abundancia. No solo crecieron plenamente sus cosechas si no que volvió a tener contacto con uno de sus hijos, con el que había perdido el contacto desde hacía unos años y estaba viviendo en Italia. Ahora esta mujer le dice a todo el mundo que se una a la Comunidad Ahmadía ya que en esta Comunidad están los medios para la salvación de uno mismo.

Un misionero de la Comunidad de Benín escribe que este año hubo lluvias torrenciales extremas durante la estación del monzón en la ciudad de Bassila y como resultado una de las paredes de la casa de la misión se derrumbó. La lluvia continuó cayendo incluso durante la noche y hubo peligro de que la segunda pared [de la casa de la misión] también se derrumbara. Él dice que estaba extremadamente preocupado debido a la pérdida sufrida en la misión de la Yama’at y, por tanto, pensó en orar lo siguiente (solo nuestros misioneros son capaces de pensar de esta manera)

“¡Oh Al-lah! Recupera esta pérdida a través de Bai’ats y bendice el progreso de la Yama’at.”

Él dice que ni siquiera había terminado la oración cuando sonó el teléfono. Eran las doce de la noche y la lluvia era extremadamente fuerte y también había relámpagos. Cogió el teléfono y un caballero con el nombre de Mohammad de la aldea de Bocha estaba en la línea y dijo que a la gente de su pueblo le gustaría realizar Bai’at. Esta aldea estaba situada a 110 kilómetros de la misión. Él [el misionero] dice que, al día siguiente, o unos días más tarde, viajó a su pueblo y 198 personas hicieron el Bai’at y entraron en la Yama’at y, a pesar de que enfrentan a una oposición extrema, están firmemente unidos en su fe.

Un misionero de Alemania escribe que ha estado en contacto con una familia siria durante el último año e incluso asistieron a la Convención Anual en Alemania y quedaron muy impresionados después de presenciar el ambiente de la Convención Anual pero no habían hecho el Bai’at. La familia siria dijo que llegaron a Alemania vía Italia, y su abogado les había advertido que, como su caso era muy débil, era posible que tuvieran que regresar a Italia. Dijeron que después de regresar de la Convención Anual estaban esperando una carta del juzgado o del gobierno diciendo que tenían que regresar a Italia, pero cuando llegaron a casa recibieron una carta en la que decía que, a pesar de que son conscientes del hecho de que entraron en Alemania vía Italia, sin embargo, el juez también había comentado que, puesto que eran sirios, no era necesario que salieran de Alemania. Él dice que esto fue un milagro e inmediatamente pensó que esto era debido a las bendiciones por haber ido a la Convención Anual. Le dijo a su esposa que este milagro era debido a que participaron en la Convención Anual. De este modo, este pensamiento se arraigó en sus corazones e inmediatamente decidieron hacer el Bai’at y se unieron a la Yama’at.

De esta manera, Al-lah el Todopoderoso guía a la gente de la manera más peculiar. Aunque he relatado muchos incidentes similares que han tenido lugar en África y también he mencionado que la predicación en esas áreas es extremadamente difícil, aun así, algunas personas piensan que la gente en África acepta fácilmente el Ahmadíat porque no tienen mucha formación. Sin embargo, esto es completamente incorrecto. Los supuestos eruditos han enredado todo tipo de rituales e innovaciones nocivas en las mentes de estas personas incultas para mantener sus medios de vida y establecer su exclusividad. Aquellos que siguen a estos eruditos tampoco quieren desprenderse de ellos y es por eso que nuestra Yama’at se enfrenta a la oposición y ya he mencionado en algunos de los incidentes que he relatado que también hay gente en África que se opone a la Yama’at. Por lo tanto, aceptar Ahmadíat no es algo fácil, sin embargo, Al-lah el Todopoderoso sigue proporcionando los medios para Su guía y también muestra a nuestros Mubilgheen [misioneros] y Mualimeen [predicadores locales] en cuanto a cómo deben predicar.

Un misionero de Costa de Marfil escribe acerca de un incidente que tuvo lugar. Uno de sus Mualim (predicadores locales) de la región de San Pedro visitó una aldea para hacer Tabligh y posteriormente quince personas, incluido el Imam de la aldea, aceptaron Ahmadíat. Más tarde, el Imam asistió a la Convención Anual de Costa de Marfil para que pudiera observar más de cerca a los miembros de la Yama’at. Él estaba muy feliz después de asistir a la Convención Anual e incluso ofreció un terreno para la construcción de una mezquita. Sin embargo, la gente de esa área estaba bajo la influencia de un Imam superior. Anteriormente, la oración del viernes no se ofrecía en la aldea, aunque había un Imam, y la razón de esto era que la oración del viernes sólo podía ser ofrecida si se invitaba al Imam superior de la ciudad y se sacrificaba una vaca u oveja, de lo contrario no estaba permitido ofrecer la oración del viernes. Estos son los tipos de innovaciones inexplicables y dañinas que han adoptado.

Este clérigo superior visitaba varias áreas comiendo la comida que le preparaban y cuando era el turno de visitar una aldea en particular sólo entonces él la visitaba y dirigía la oración del viernes y así les había privado de un mandato que es fundamental para un creyente. Se relata en un Hadiz que aparece una mancha en el corazón de aquel que falta a tres oraciones del viernes consecutivas, sin embargo, este Molvi tenía su propia Sharia [ley islámica]. Cuando se informó a este Imam junior de que tales requisitos no eran esenciales para que se ofreciera la oración del viernes, fue a su pueblo y les dijo a los habitantes que podían ofrecer la oración del viernes sin necesidad de preparar la comida para el Molvi superior. Sin embargo, los ciudadanos locales que no eran áhmadis, se opusieron a este Imam local y no le dieron permiso para que dirigiera la oración del viernes en su mezquita. El Imam local entonces construyó una pequeña marquesina temporal donde lideraba la oración del viernes con algunos áhmadis, pero los ciudadanos locales rompieron la marquesina. Dice que, él junto con el Mualim local y unos cuantos áhmadis fueron a ver al jefe del pueblo y le contaron lo sucedido. El jefe del pueblo decidió que si los habitantes no les permitían realizar su oración entonces debían realizar sus oraciones en otro lugar. Cuando la oración se ofreciera en dos lugares diferentes, los habitantes decidirían por sí mismos en qué mezquita quieren orar. A pesar de todo, el Imam dice que por la gracia y las bendiciones de Al-lah el Todopoderoso, debido al Ahmadíat, la oración del viernes ahora se ofrece regularmente en el pueblo y, a pesar de la oposición, los áhmadis están firmemente apegados a su fe y ofrecen las oraciones del viernes de forma regular.

Al-lah el Todopoderoso, guía a muchas personas a través de los sueños y muchas personas están experimentando esta forma de guía en cada parte del mundo. El Misionero a cargo en la India escribe sobre un acontecimiento de la aceptación de Ahmadíat de una persona que recientemente se convirtió [en áhmadi] en Kannur Kerala. Este nuevo converso solía estar muy angustiado antes de hacer el Bai’at y alguien le dijo que recitar Durud (enviar saludos al Santo Profeta (sa)) era la solución para aliviar sus preocupaciones y que debía recitar el Durud frecuentemente. Por tanto, comenzó a recitan el Durud. Un día, vio la tumba del Santo Profeta Muhammad (sa) y también vio una tumba vacía. Luego, vino una persona y le dijo que el Santo Profeta Muhammad (sa) ha dicho que se encontrarán muy pronto. Entonces, él contó este sueño a un Molvi no áhmadi, y éste le dijo que era un sueño muy bendito y que pronto iba a alcanzar un rango muy noble. Pocos días después de tener este sueño, se encontró con un áhmadi durante un viaje y éste le invitó a visitar la Mezquita Noor de su zona. Así pues, un día visitó la Mezquita Noor de su zona y realizó la oración del viernes. De esta manera conoció a la Comunidad Ahmadía y empezó a leer los libros de la Yama’at. Y poco después realizó el Bai’at y se unió a la comunidad. Dice que está claro que la interpretación de que iba a reunirse con el Santo Profeta (sa) muy pronto, es que se iba a unir a Comunidad Ahmadía.

Un misionero en Benín escribe que su Mualim áhmadi, Hamdi Jibrael Sahib, lleva un programa de Tabligh en la estación de radio local. Un día recibió una llamada de una mujer durante el programa en la que dijo que estaba muy asombrada de que ya había tenido lugar la segunda llegada del Mesías, y era completamente inconsciente de esto. También dijo que ella es musulmana y que el resto de su familia es cristiana y siempre la dejan sin palabras cuando dicen que los propios musulmanes afirman que sólo serán guiados a través del advenimiento del Mesías…

Pidió que fuera y predicara el mensaje en su pueblo. Así pues, tras unas cuantas sesiones de Tabligh, doscientas veintiséis personas hicieron el Bai’at y entraron en el Ahmadíat. Dondequiera que los clérigos religiosos tengan alguna influencia buscan intimidar y asustar a la gente y alejarles del Ahmadíat. Sin embargo, debido a este comportamiento de los clérigos religiosos, Dios el Todopoderoso, ha permitido a otras personas a aceptar el Ahmadíat. Hay muchos relatos de este tipo, de los cuales voy a mencionar uno. El misionero de Porokosvas, situado en la zona norte de Zambia, escribe que

“La Yama’at se estableció en esta región sólo el año pasado. Los clérigos religiosos de la zona organizaron a una reunión (ya que era un antiguo asentamiento musulmán) en la que invitaron a varias personas. Entre esas personas había un hombre llamado Muhammad Saeed Sahib, que estaba en contacto con la Yama’at, pero no era un áhmadi. En la reunión los clérigos dijeron: “debemos detener el progreso de los Qadiáni a cualquier precio. Por lo tanto, hemos tomado la decisión de seguirlos donde quiera que vayan y los ahuyentaremos amenazándolos. Si la gente no se aleja de Ahmadíat, y se unen a ella, incluso les mataremos si es necesario. Los clérigos entonces se volvieron hacia Saeed Sahib y le dijeron que no mantuviera ningún contacto con los áhmadis. Ellos sabían de su correlación con la Yama’at y le advirtieron que, si no rompe los lazos con los áhmadis, usarán cualquier fuerza necesaria.” ¿Cuál fue el resultado de todo esto? Que después de la reunión Saeed Sahib y su familia se unieron a la Comunidad Ahmadía.  Y les dijo: “Amenazadme todo lo que deseéis, yo ya he hecho el juramento de iniciación”. Después de esta reunión veinticinco residentes de esa ciudad también se unieron a la Comunidad. El resultado de esa reunión fue que mucha gente se dio cuenta de la verdad y la Comunidad aumentó considerablemente.”

Como he mencionado antes, la situación es la misma en Argelia. Están cada vez más familiarizados con la Comunidad Ahmadía y los residentes locales creen que el tiempo se acerca cuando un gran número de personas se unirán a la Comunidad Ahmadía, si Dios quiere.

Amir Sahib de Tanzania también escribió una anécdota. Dice:

“En Nyangamara ha existido la Yama’at desde hace mucho, aunque, solamente uno o dos hogares eran áhmadis. Este año (2016), con la ayuda de los miembros locales de la comunidad se hizo un importante esfuerzo para predicar el mensaje, en el que explicaron la importancia de Jilafat a todos los que asistieron. En consecuencia, muchas personas tenían el deseo de conocer al Jalifa. Solicitaron a un residente no áhmadi que tenía una antena parabólica que les enseñara la MTA. Cuando encendieron la TV la gente tuvo la oportunidad de ver a Jalifat-ul-Masih (aba). Esto abrió una nueva manera de difundir el mensaje.”

Dice:

“Este año (es decir, el año del informe, que es 2016) nuestra delegación visitó de nuevo el pueblo, pero un clérigo comenzó a causar una conmoción durante la sesión y temíamos que el programa no tuviera éxito. Sin embargo, debido únicamente a la ayuda de Dios, después de que el programa concluyera y la sesión de preguntas y respuestas terminó muchos de los residentes de la aldea que aún no habían aceptado Ahmadíat se dirigieron al clérigo y dijeron: “Si los áhmadis son infieles, entonces nosotros también somos áhmadis. Puedes salir de este pueblo, ya que los áhmadis no se irán a ninguna parte.” Por tanto, debido a las acciones del clérigo, más personas fueron atraídas hacia Ahmadíat. Como resultado, ayer, treinta y ocho personas tuvieron la suerte de aceptar Ahmadíat y de entre los que hicieron el Bai’at, una persona donó una parcela de tierra para los servicios de la Yama’at. Otro converso dijo que como su casa es la más grande de todos los miembros, se puede usar para realizar las oraciones en congregación hasta que se construya la mezquita.  Ahora, los miembros que habitan en ese pueblo se reúnen y realizan sus oraciones en su casa.”

Hay muchos hechos de esta naturaleza donde se ha intentado distanciar a la gente del Ahmadíat debido a la enemistad. Sin embargo, esta es la obra de Dios el Todopoderoso, y como el Mesías Prometido (as) dijo

“estamos progresando cada día.”

Muchas personas vienen por sí mismas para aprender acerca del Ahmadíat y presenciar tales hechos y nosotros también somos testigos del cumplimiento de esta declaración hecha por el Mesías Prometido (as).

El Mesías Prometido (as) afirmó:

“¡Prestad atención! Dios el Todopoderoso lo hace todo Él mismo”.

Luego explicó:

“La brisa fría está soplando y los planes de Dios el Todopoderoso se están cumpliendo gradualmente.”

Se cumplirán sin una sombra de duda, pero serán completados gradualmente y seguirán cumpliéndose, Dios mediante.

Por lo tanto, los musulmanes deben frenar su oposición al Mesías Prometido (as) y en lugar de ello, deben meditar sobre esta declaración suya, en la que se dirigió a ellos diciendo:

“¡Oíd! Si no hubiese argumento en apoyo de nuestra afirmación, entonces, reflexionando sobre la situación actual incumbía a los musulmanes vagar como una persona impulsada por la locura y buscar la razón por la que el Mesías aún no había descendido ¿Por qué el Mesías aún no ha aparecido para romper las cruces?” Por tanto, en lugar de oponerse al Mesías Prometido (as), deberían buscarlo ya que la situación de la época actual les exige buscarle.”

El Mesías Prometido (as) dice, además:

“Si los clérigos tuvieran presente el bienestar y el interés del pueblo, nunca hubieran seguido tratándome de la manera en que lo hicieron. Deben deliberar sobre el hecho de que, a pesar de que han emitido edictos contra mí, ¿quién puede impedir que ocurra un acontecimiento que ya ha sido decretado por Dios el Todopoderoso?”

El Mesías Prometido (as) continúa diciendo:

“Nuestros oponentes actúan como nuestros siervos porque ellos también difunden nuestro mensaje a Oriente y Occidente de una manera u otra”.

Algunos de los incidentes que he mencionado, en particular en Argelia o Pakistán, demuestran el hecho de que, debido a la oposición, la gente es cada vez más consciente del Ahmadíat. Por lo tanto, no tememos la oposición en ese asunto, ya sea en Argelia, Pakistán o cualquier otro país musulmán. Nuestro mensaje está siendo difundido por los oponentes y, como resultado, la gente se está familiarizando con el Ahmadíat.

Nuestros adversarios y los clérigos de entre ellos deben reflexionar sobre esta declaración del Mesías Prometido (as). Él dijo:

“Recuerden, si no me aceptan, entonces nunca tendrán la oportunidad de aceptar a ningún otro prometido”. Luego afirmó: “Mi consejo para ustedes sería que nunca se alejen de la justicia y reflexionen sobre estos asuntos con el anhelo de encontrar al Dios Todopoderoso. Contemplen sobre esto en aislamiento, luego oren al Dios el Todopoderoso. En última instancia es Él quien acepta las oraciones, si son realizadas con intención sincera Él escuchará y Él les guiará.”

Que Al-lah permita que estas personas sean capaces de aceptar la guía impartida por Dios el Todopoderoso y que Él abra sus corazones.

Después de las oraciones dirigiré la oración funeral in absentia del señor Haji Noh Svend Hansen Sahib, quien era un áhmadi danés y falleció hace dos días.

[árabe]

¡A Al-lah pertenecemos ya Él volveremos!

Nació el 28 de junio de 1929 en Copenhague y se afilió a la iglesia luterana. Fue influenciado fuertemente por el filósofo y el reformador danés llamado Ludwing. Pertenecía a una familia que poseía tierras. En 1951, Hansen Sahib completó su Maestría en Ingeniería Química en la Universidad Técnica de Dinamarca antes de trasladarse a Malasia para trabajar. Él abrazó el islam el 26 de enero de 1956. Inicialmente aceptó el islam debido a una mujer con la que pensaba casarse, sin embargo, más tarde estudió el islam a fondo y desde entonces aceptó las enseñanzas del islam con entusiasmo y comenzó a actuar conforme a ellas. En 1964, realizó el Hall por primera vez acompañado de su esposa. Durante las oraciones suplicó:

“¡Oh Al-lah! Perdona mis defectos y cualquier negligencia en la que he incurrido durante este Hall. ¡Oh Al-lah! Cuando mi condición espiritual mejore, concédeme la oportunidad de volver a realizar el Hall.”

Dios Todopoderoso aceptó sus oraciones permitiéndole unirse al Ahmadíat y, después de unirse, tuvo la oportunidad de realizar el Hall de nuevo, así como realizar innumerables Umrah’s (peregrinación realizada fuera del tiempo prescrito para el Hall.)

La interacción de Hansen Sahib con la Yama’at comenzó en 1965. Cuando Chaudhry Zafrullah Khan Sahib fue para Waqf-e-Arzi (dedicar su tiempo temporalmente para los servicios de la fe) a Dinamarca en 1968, Hansen Sahib pasó mucho tiempo con él. No había firmado el juramento de iniciación, pero estaba influenciado por las enseñanzas de Ahmadíat y tenía algunas preguntas en su mente. Viajó a Pakistán en 1969. Se quedó con Chaudry Zafrullah sahib y durante su estancia visitó también Rabwah. Tuvo la oportunidad de conocer a Hazrat Jalifatul Masih III (rh). En ese momento había estudiado a fondo las enseñanzas de Ahmadíat, pero aún no estaba completamente satisfecho. Durante su encuentro personal con Hazrat Jalifatul Masih III (rh), hizo algunas preguntas y más tarde explicó que fue durante esa reunión que la veracidad de la Comunidad Ahmadía despertó en mí. Cuando regresó el 7 de abril de 1969, envió a Hazrat Jalifatul Masih III (rh) una carta en la que escribió su juramento de iniciación, entrando así en el redil de Ahmadíat.

Entre 1974 y 1988 tuvo la oportunidad de visitar Qadián en varias ocasiones. Él se colocó junto a la tumba del Mesías Prometido (as) y envió los saludos de paz del Santo Profeta (sa). Desde 1974 hasta 1988 tuvo la oportunidad de servir como Secretario Nacional de Finanzas en Dinamarca y fortaleció la organización en general. En 1985 Hazrat Jalifatul Masih IV (rh) lo designó como Amir [presidente nacional] de Dinamarca. Antes de esto, fue nombrado Naib Amir [Vicepresidente Nacional] el 27 de abril de 1983.

En cuanto a Hansen Sahib, Chaudhry Zafrullah Khan Sahib afirmó:

“Su esposa es musulmana de Malasia. Tanto el marido como la esposa no son musulmanes de nombre, de hecho, son sinceros y son regulares en sus oraciones y también en el ayuno”.

Chaudhry Sahib escribe:

“He visto muy pocos musulmanes occidentales que estén tan absorbidos por las enseñanzas del islam.”

Tuvo la oportunidad de participar en la traducción del Corán y también en su publicación. En 1989 se publicó la segunda edición del Corán con traducción danesa y se compuso en ordenador. Incluso en este aspecto Hansen Sahib sirvió con un tremendo esfuerzo. Él ayudó a Medsan Sahib y trabajó de cerca con él. Desde 1986 hasta que su estado de salud lo permitió (hace aproximadamente dos años) participó en el Yalsa del Reino Unido casi todos los años. Del mismo modo, también tuvo la gran suerte de visitar a Hazrat Jalifatul Masih IV (rh) durante el Shurah Internacional que tuvo lugar en la época de Hazrat Jalifatul Masih IV (rh). También fue editor de la revista “Active Islam”, que se publicaba en los países escandinavos.

En 1981 Hansen Sahib fue elegido como el primer jefe de Ansaru’lah en Dinamarca y sirvió hasta 1986. La esposa de Hansen Sahib no era una áhmadi, de hecho, ella era una oponente firme. Sin embargo, Hansen Sahib siempre mantuvo una relación de compasión y amabilidad, pero al mismo tiempo nunca permitió que eso fuera una barrera para el servicio de la Yama’at. Él era regular en el pago del Chanda [contribución obligatoria] y siempre estaba en primer plano cuando se trataba de ofrecer contribuciones financieras. Si le sobraba algo, depositaba todo en una cuenta en particular. Antes de retirarse, donó también su coche a la Yama’at de Dinamarca. Respecto a sus sacrificios financieros, Hazrat Jalifatul Masih IV (rh) escribió una vez en una carta: “Los sacrificios financieros presentados por Hansen Sahib merecen ser imitados. Por la Gracia de Al-lah, desde el principio fue un ejemplo en ofrecer sacrificios y en la sinceridad. Hazrat Jalifatul Masih IV (rh) añadió:

“Que Al-lah permita que otros miembros de la Yama’at sean como él y, si así fuera, el papel de secretario financiero sólo se limitaría a mantener registros y nunca se necesitaría dedicar tiempo a enviar recordatorios.”

Que Al-lah permita que esto suceda.

Después de las oraciones dirigiré la oración fúnebre. Que Al-lah el Todopoderoso eleve el rango del fallecido y que su esposa e hijos tengan la oportunidad de aceptar y servir al Ahmadíat.