Islam

El Islam significa literalmente Paz, sometimiento de la voluntad propia, y estar en amistad y concordia. El significado, pues, del Islam es la consecución de una vida de paz verdadera y felicidad eterna a través de un sometimiento completo a la Voluntad de Dios. El Corán, -libro sagrado de los musulmanes- lo considera la religión cuyas enseñanzas están en consonancia con la naturaleza humana. El Islam, como afirma el Corán (5:4) es la culminación de la religión que Dios inauguró en el comienzo del mundo, al enviar el Corán a través del Santo Profeta Mohammad (la paz y bendiciones de Dios sean con él). De igual forma que se enseña el alfabeto a un niño, así enseñó Dios gradualmente la religión al mundo, poco a poco, enviando profetas en tiempos distintos y a pueblos diferentes.

Cuando el mundo llegó a la etapa de entendimiento en la que estaba preparado para la última lección, Él envió el último libro completo a través del Santo Profeta Mohammad (la paz y bendiciones de Dios sean con él). Este Libro, no sólo corrige los errores que se habían introducido en las diferentes religiones , sino que predica verdades que antes no habían sido expuestas, a causa de las especiales características de la sociedad o por temprana etapa de desarrollo. Al mismo tiempo, reúne en sí mismo las verdades contenidas en toda la revelación divina concedida a todos los pueblos para la guía humana (Corán 98:4) Finalmente, abarca todas las necesidades morales y espirituales de una humanidad en constante avance.

Este es el Islam que erróneamente se denomina Mahometanismo.

Según el Islam, el objeto de la vida humana es su desarrollo completo, el Islam no apoya la idea de que el hombre nace en el pecado. Enseña que cada uno posee dentro de si la semilla del desarrollo perfecto y depende de cada persona exclusivamente hacer su fortuna o echarla a perder. Hemos creado al hombre en la mejor forma dice el Santo Corán (95:5).

La doctrina cardinal del Islam es la Unidad de Dios. No hay nadie digno de ser adorado sino el Uno y Único Dios, y Mohammad es Su profeta. El esta libre de todo defecto, es Santo y Trascendente. Es infinitamente Bueno, Misericordioso y Todopoderoso. No tiene participe. No engendró ni fue engendrado, pues tales son atributos de la frágil y débil humanidad. Además, el Islam nos ayuda a establecer una relación permanente con Dios y a conocerle en esta nuestra vida terrena como nuestro Socorredor en todos nuestros asuntos y proyectos. Esta Unidad de Dios constituye el primero y más importante pilar del Islam, y las demás creencias derivan de ella.

El Islam exige creer en todos los profetas, incluyendo a Abraham, Moisés, Jesús, Krishna, Buda, Zoroastro, etc. Consideramos a todos ellos (y a muchos más no mencionados aquí) como maestros espirituales que nacieron para reformar y regenerar al hombre y conducirle hasta Dios. Los miembros de otras religiones pueden llegar a considerar un acto de piedad emplear palabras irrespetuosas o insultos contra los profetas de otras religiones, pero si un musulmán mostrara el más mínimo signo de irrespetuosidad hacia el fundador de otra fe, lo haría a costa de su propia fe. Ha de emplear la expresión de respeto Alai-his Salam (la paz sea con él) cuando menciona el nombre de cualquier profeta. Así el Islam establece la paz entre todas las religiones.

Al-lah (Dios)

El Sagrado Corán

El Santo Profeta Muhammad (l.p.b.D)

Muhammad (l.p.b.D) nació en el año 570 d.C. en la Meca, Arabia, y quedó huérfano a una edad muy temprana.  Alcanzó la madurez haciendo gala de tal veracidad, integridad y piedad, que fue conocido en su tierra como el honesto y el sincero (Al Amin). Cuando a la edad de cuarenta años fue nombrado Profeta de Al-lah, consagró inmediatamente su vida al servicio de Dios y a la predicación universal del Islam.

Los Artículos de Fé

Éstos son los seis principios fundamentales de fe que constituyen la base de la doctrina, práctica y conocimiento del Islam de un musulmán. El Santo Corán prescribe la creencia en Al-lah, en el Último Día, en los ángeles, Sus Libros y Sus Profetas. También indica que sólo Dios determina Su decreto. (Véase Santo Corán, 2:178; 25:3).

Los Cinco Pilares del Islam

Los cinco pilares del Islam representan los actos principales de adoración que se requieren para practicar su doctrina. La observancia y práctica de estos actos es obligatoria para todos los musulmanes. Éstos son:

  1. Declaración de fe (Kalema Shahada)
  2. La oración
  3. El ayuno durante el Ramadán (Saum)
  4. Impuesto sobre la riqueza (Zakat)
  5. Peregrinación (Hall)

Imagen: cortesía de Thamer Al-HassanLicencia Creative Commons