“Las nubes tormentosas que vaticinan una Tercera Guerra Mundial se hacen cada vez más espesas”

<strong>En el Simposio por la Paz de Calgary, Hazrat Mirza Masrur Ahmad dijo que el papel de los líderes mundiales es el de: “unir a la gente en lugar de amenazar con prohibir a los musulmanes acceder a sus naciones”

El 11 de noviembre de 2016, el líder mundial de la Comunidad Musulmana Ahmadía, el Quinto Khalifa (Califa), Su Santidad, Hazrat Mirza Masrur Ahmad, pronunció el discurso principal en el Simposio por la Paz de Calgary, organizado por la Comunidad Musulmana Ahmadia de Canadá.

Más de 800 personas, incluyendo a más de 650 dignatarios e invitados, asistieron al evento en el que también participó el ex Primer Ministro de Canadá, el honorable Stephen Harper, el alcalde de Calgary, Naheed Nenshi e Irfan Sabir, Ministro Provincial de Servicios Humanos. También participaron varios representantes de la comunidad de First Nations, académicos y los medios de comunicación.

Antes del evento, Su Santidad mantuvo una entrevista con el honorable Stephen Harper, durante la cual el ex primer ministro agradeció a Su Santidad el continuo compromiso de la Comunidad Musulmana Ahmadía por esparcir la paz y por sus esfuerzos humanitarios.

2016-11-11-ca-calgary-peace-symposium-002

Durante la recepción principal, Su Santidad habló acerca de la creciente incertidumbre en el mundo y advirtió de los riegos de una Tercera Guerra Mundial. Condenó a los musulmanes extremistas y terroristas en los términos más fuertes y afirmó que sus actos son completamente opuestos a las enseñanzas del Islam.

Su Santidad también hizo referencia a la literatura de académicos no islámicos en relación con las enseñanzas del Islam.

2016-11-11-ca-calgary-peace-symposium-003

Hablando sobre la necesidad de paz en el mundo, Hazrat Mirza Masrur Ahmad dijo:

“Todo el mundo reconoce que el mundo tiene una gran necesidad de paz y armonía, y a pesar de saberlo, parece que la gente no está dispuesta a adoptar los pasos necesarios para conseguirlas. Desgraciadamente, en muchas partes del mundo, se otorga mayor prioridad, directa o indirectamente, al ejercicio del predominio o supremacía sobre los demás y a satisfacer la sed de poder y autoridad”.

Hazrat Mirza Masrur Ahmad continuó:

“Es posible que muchos de vosotros os cuestionéis el papel de un líder musulmán en el establecimiento de la paz mundial, dado que el desorden mundial actual gira principalmente en torno a los países islámicos o a autodenominados grupos islámicos… Sin embargo, antes de juzgar, es importante que la gente se familiarice con las verdaderas enseñanzas del Islam. Nadie debería asumir que los actos de extremistas o terroristas se hallan en concordancia con el Islam”.

2016-11-11-ca-calgary-peace-symposium-004

Su Santidad dijo que el fracaso de los gobiernos en mantener los derechos de la gente, y el subsiguiente ascenso del terrorismo y extremismo ha desembocado en el colapso de varios países islámicos. Dijo que la raíz de la falta de paz era la falta de justicia.

2016-11-11-ca-calgary-peace-symposium-005

Hazrat Mirza Masrur Ahmad dijo:

“Países que anteriormente tuvieron éxito han sido destrozados y están inmersos en calamitosas guerras civiles. Todo este conflicto y beligerancia se debe al hecho de que la mayoría de los musulmanes han olvidado las verdaderas enseñanzas de su religión y no cumplen con los derechos de los demás. En lugar de manifestar justicia e integridad, se sienten motivados únicamente por la codicia y un deseo de poder. Trágicamente, el resultado final es que se está erosionando la paz y la inquietud se está calando entre las masas”.

Respecto a los estándares de justicia que el Islam requiere de los musulmanes, Hazrat Mirza Masrur Ahmad dijo:

“El Corán declara que una persona debe estar dispuesta a testificar en contra propia y en contra de sus seres queridos con el fin de aferrarse la verdad. Es muy fácil decir “estoy dispuesto a hablar en contra mía”. Sin embargo, practicar esta regla es increíblemente difícil. Sin embargo, este es el objetivo y el reto establecido por Al-lah Todopoderoso a todos los musulmanes, en el cual Él ha dicho que la verdadera justicia no puede surgir hasta que una persona no esté dispuesta a renunciar a todos sus intereses personales”.

2016-11-11-ca-calgary-peace-symposium-006

Hazrat Mirza Masrur Ahmad continuó:

“Si se practica, este principio especial es el medio para establecer la paz, no solo en los países musulmanes, sino en cada pueblo, en cada localidad, en cada ciudad y en cada país del mundo”.

El Jefe de la Comunidad Musulmana Ahmadía explicó la razón por la cual se permitió a los primeros musulmanes tomar parte en guerras defensivas tras años de constante persecución. Dijo que Dios Todopoderoso concedió permiso  con el fin de proteger el derecho a la libertad de credo de toda la gente, de cualquier creencia.

Hazrat Mirza Masrur Ahmad dijo:

“Es una gran manifestación de las iluminadas enseñanzas del Islam que el Corán no diera permiso a los musulmanes a combatir con la finalidad de proteger al Islam o por miedo a que todas las mezquitas fueran demolidas. Más bien, el permiso fue concedido para proteger a todas las religiones y a todos los lugares de adoración, ya fueran iglesias, templos, sinagogas, mezquitas o cualquier otro tipo”.

Hazrat Mirza Masrur Ahmad continuó:

“Los primeros musulmanes no arriesgaron su vida para defenderse a sí mismos, sino para proteger a la propia humanidad y para mantener los derechos universales de libertad de conciencia y de creencia. Aquellos musulmanes arriesgaron sus vidas con el fin de repeler la mano de la opresión que pretendía destruir la paz en el mundo”.

Hazrat Mirza Masrur Ahmad dijo que la culpa de los conflictos mundiales no puede atribuirse directamente a los musulmanes. Afirmó que ciertos países no musulmanes han fabricado y vendido armas a países islámicos, las cuales están siendo usadas para alimentar guerras.

Hazrat Mirza Masrur Ahmad dijo:

“En lugar de terminar las guerras que plagan al mundo islámico, las potencias mundiales las están avivando aún más. En lugar de priorizar la paz, han intentado continuamente influir en las guerras e incluso sacar partido de ellas”.

Hazrat Mirza Masrur Ahmad continuó:

“La realidad es que las guerras que ocurren hoy en día no se emprenden por motivos religiosos, sino que están siendo libradas por motivos geopolíticos y con el fin de obtener riquezas y poder”.

2016-11-11-ca-calgary-peace-symposium-007

El Jalifa continuó advirtiendo de los riesgos de otra guerra mundial, la cual dijo que resultaría “catastrófica”.

Hazrat Mirza Masrur Ahmad dijo:

“Las nubes tormentosas que vaticinan una Tercera Guerra Mundial se vuelven cada vez más espesas. Los efectos de tal guerra perdurarían durante décadas. Generaciones tras generaciones de niños nacerían, muy posiblemente, mutilados o con defectos genéticos debido a los persistentes efectos de la radiación”.

Hazrat Mirza Masrur Ahmad continuó:

“La necesidad de trabajar para salvaguardar el futuro es urgente. En lugar de culpar únicamente a los musulmanes por el desorden mundial, las potencias mundiales deberían dar un paso atrás y mirarse a sí mismas. En vez de políticos que buscan publicidad afirmando su intención de prohibir a los musulmanes entrar a sus países, el mundo necesita líderes que sean sinceros en sus esfuerzos por salvar las diferencias que nos dividen”.

Concluyendo, Hazrat Mirza Masrur Ahmad dijo:

“Los gobiernos y políticos deberían darse cuenta del inmenso peso de sus cargos como guardianes del mundo. Deberían luchar encarecidamente para asegurar que los que nos sucedan no nazcan discapacitados o se críen en un mundo roto, sino que nazcan saludables, felices y en un mundo de mayor paz y armonía”.

Previamente, tras el discurso de bienvenida de Mr. Lal Khan Malik, presidente nacional de la Comunidad Musulmana Ahmadía, varios dignatarios subieron al atril para dar la bienvenida a Su Santidad a Canadá.

El alcalde de Calgary, Naheed Nenshi dijo:

“La Comunidad Musulmana Ahmadía lleva 50 años en Canadá y hoy es un día para agradecer todo lo que la comunidad hace, porque esta comunidad, posiblemente más que muchas otras, entiende que luchar contra la intolerancia y las mentes cerradas es una lucha de todos. Esta comunidad entiende que construir una sociedad conexa todos los días nos enriquece a todos y cada uno de nosotros”.

2016-11-11-ca-calgary-peace-symposium-008

El honorable, Stephen Harper, ex primer ministro de Canadá dijo:

“Durante mi período como primer ministro, la Comunidad Musulmana Ahmadía fue uno de los mejores compañeros con los que jamás he trabajado. Al igual que en todo el mundo, los áhmadis musulmanes de Canadá son conocidos por su devoción por la paz, hermandad universal y el decreto de Dios, los verdaderos principios, los principios básicos del verdadero Islam. Y por servir al bien común de tantas formas, no solo en Canadá, sino allí donde los áhmadis se encuentran en el mundo. Cuando vosotros como áhmadis, proclamáis, en un lugar público de una plaza pública ‘Amor para todos y odio para nadie’, sois, de la manera más esencial, un compañero, un vecino y un amigo de todos los canadienses”.

Irfan Sabir, ministro provincial de Servicios Humanos dijo:

“Durante las pasadas semanas, en sus viajes en Canadá, Su Santidad (Hazrat Mirza Masrur Ahmad) ha difundido el mensaje de ‘Amor para todos y odio para nadie’. Ha inspirado a los canadienses con su valiente llamada a la paz y a la comprensión”.

Darshan Kang, miembro federal del Parlamento dijo:

“Aquellos de nosotros que hemos tenido el placer de conocer y trabajar con la Comunidad Musulmana Ahmadía sabemos la tremenda contribución que los áhmadis musulmanes han realizado en la sociedad canadiense. La Comunidad Musulmana Ahmadía sobresale en representar esos valores que todos nosotros apreciamos como canadienses”.

2016-11-11-ca-calgary-peace-symposium-009

Tras la conclusión del evento, Su Santidad también fue acogido por una delegación de la comunidad First Nations. Los indígenas mayores dieron a Su Santidad una bienvenida tradicional acorde a sus costumbres y posteriormente tuvieron una audiencia privada con él.

El Simposio por la Paz de Calgary fue la recepción pública final de la gira canadiense actual de Su Santidad. Durante las semanas previas, Su Santidad también pronunció discursos importantes en Parliament Hill de Ottawa, la Universidad de York y el Canada Peace Symposium, e inauguró mezquitas en Regina y Lloydmister.

2016-11-11-ca-calgary-peace-symposium-010